Rodeado por ondas verdes de luz, un pequeño pie tocó el suelo, y una pequeña chica, hermosa como una pieza de jade, apareció desde la puerta. Su cabello azul claro estaba peinado en dos colas de caballo balanceándose en los dos lados de su cabeza, y su tierna pequeña cara parecía como la de un niño. Incluso mientras ella estaba frunciendo sus cejas, ella parecía realmente linda.

“¿Tu?” Yue Ye gritó en alarma. Ella obviamente reconoció a esta chica como una de aquellas que infligió el daño más grande al grupo de los sucesores de los dioses demonios en el Paraíso Ilusorio. Luego, ella se había dado cuenta de que esta pequeña niña no era solo el objetivo de Ah’Bao, sino que era sobre todo la meta del Emperador Dios Demonio, aunque Ah’Bao no le dijo acerca del secreto más grande envolviéndola.

Ye Xiaolei[1] apretó su propia nariz, “Un molesto olor a oscuridad, ¡mantente lejos de mí! Aunque eres su aliada, todavía no me gustas.” Diciendo eso, ella no le prestó más atención a Yue Ye y se agachó cerca de Long Haochen.

Viendo a Long Haochen en tal estado, Ye Xiaolei no pudo evitar fruncir sus cejas incluso más, “Aunque los puntos buenos del Vástago de la Luz son claros en él, los malos también son obvios. Para ponerte a ti mismo en tal estado sin razón, y teniendo que venir a este lugar tan repugnante, ¡realmente eres molesto!

Aunque ella estaba diciendo esto, sus dos manos ya comenzaron a moverse.

Sus agiles manos ligeramente tocaron el pecho de Long Haochen, y un suave resplandor verde inmediatamente se extendió desde sus manos. En el momento de unas pocas respiraciones, el cuerpo entero de Long Haochen fue llenado con la luz color verde de esta aura de vida.

Las delicadas manos de Ye Xiaolei se movieron ligeramente y rítmicamente, y después de reflexionar por un corto tiempo, ella prudentemente giró el cuerpo de Long Haochen, tendiéndolo boca abajo. Cuando sus manos examinaron la espalda arruinada de Long Haochen, su cara inmediatamente tenía una mirada concentrada.

Con una densa luz verde extendiéndose, la rica y poderosa aura de vida claramente se sintió incompatible con el aura mortal adentro. Pero esa poderosa aura mortal presente en la Torre de la Eternidad claramente se dispersó en alguna medida.

Ye Xiaolei estaba arrodillada en el suelo, y actualmente, su regordete culo estaba pegado a sus talones mientras su espalda trazaba un arco, sus manos lentamente hicieron un movimiento levantándose.

Inmediatamente, uno podría claramente ver que la originalmente devastada espalda de Long Haochen recuperó firmeza, y una densa luz verde continuó corriendo en su cuerpo.

Todo el proceso fue muy lento, pero extremadamente efectivo, y la espalda de Long Haochen gradualmente recuperó su forma original.

Ye Xiaolei una vez más levantó sus dos manos y las puntas de sus dedos ondularon, hilos iban desde una parte del cuerpo de Long Haochen a otra, y vagamente, los sonidos del contacto entre todos los huesos en el cuerpo de Long Haochen sonó. Cada vez que un dedo fue empujado contra el cuerpo de Long Haochen, él se sacudía ligeramente.

Sus movimientos parecieron incrementar como alguien usando un hilo verde para hacer una ropa. Con brillos verdes, sus movimientos fueron observados por Yue Ye quien tenía una mirada confundida y asombrada.

Después de cerca de un cuarto de hora, los movimientos de Ye Xiaolei gradualmente bajaron, y finalmente sus manos cayeron en la espalda de Long Haochen. Pareciendo como si ella estuviera sobando su espalda por un momento, antes de que ella girara su cuerpo, ahora acostada en la espalda.

Yue Ye cuidadosamente miró la condición de Long Haochen todo el tiempo, y después de ir a través de la curación de Ye Xiaolei, el pecho de Long Haochen finalmente comenzó a moverse lentamente. Su vida afortunadamente no sería afectada por ese accidente. Eso la hizo secretamente aligerar su respiración.

Mientras Long Haochen estaba siendo regresado a la vida por Ye Xiaolei, Yue Ye también comenzó a pensar sobre todo esto. Para que Long Haochen haya recibido semejantes heridas, la única posibilidad era que Ah’Bao actuara contra él. Pero con ella en las manos de Long Haochen, ¿cómo podría Ah’Bao tener la seguridad de ser capaz de salvarla entonces?

Siendo extremadamente inteligente, Yue Ye parecía haberse dado cuenta de algo, y un gran dolor y agonía apareció a continuación en su corazón, Ella parecía reacia a continuar pensando acerca de esto, pero la respuesta ya era clara en su corazón.

Ye Xiaolei continuó con su curación, y después de manejar las lesiones fatales en la espalda de Long Haochen, operó en su hombre a continuación. Esta vez, debido a que era una herida externa, Yue Ye podía claramente ver las manos de Ye Xiaolei moverse rítmicamente, dejando salir un rastro verde después de llegar en contacto con los huesos, músculos y canales de energías rotos de Long Haochen. Justo como la creación de una pieza de arte, sus huesos fueron puestos de regreso juntos, y los mismo fue para sus músculos y canales. La suave luz verde produjo la mejor adherencia, y después de solo un corto tiempo, todas las heridas fueron curadas a su estado de antes. Ni siquiera una sola cicatriz podría ser vista.

Después de su hombro vino su pierna. Y después que la pierna derecha de Long Haochen fue curada, ye Xiaolei siguió con un masaje en todo su cuerpo. Desde el comienzo al final, el sentimiento más claro que Yue Ye tuvo era que una intensa energía de vida continuaba entrando en el cuerpo de Long Haochen, elevando su potencial latente mientras reponía su energía vital consumida.

Aunque Yue Ye no tenía comprensión de los sacerdotes humanos, ella estaba completamente segura que incluso el mejor sacerdote humano no podría posiblemente haber curado las heridas de Long Haochen en tan corto tiempo. Y además, parecía que ninguna secuela iba a permanecer. Esta fuerza de curación se originó directamente del poder vital de la gran naturaleza, haciéndolo ir completamente contra la lógica.

¿Solo qué ocurrió en el Paraíso Ilusorio? ¿Cómo podría ella romper el espacio para llegar al lado de Long Haochen?

Justo mientras Yue Ye estaba secretamente alarmada, Ye Xiaolei levantó su mano derecha, apuntando un dedo entre las cejas de Long Haochen, “Hey, deberías despertar ahora. Realmente estoy cansada.”

Regresando a sus sentidos, Long Haochen sintió que su cuerpo entero fue llenado con calidez, pero todavía no podía usar el más mínimo poco de su fuerza.

Con una mirada cansada, ella lo enfrentó, y con su pequeña regordeta mano la ondeó en frente de sus ojos, “Hey, que idiota eres. Solo gastaste la energía todo un medio día de energía de mí. Es afortunado que uno no consigue ser infectado de la idiotez de otro.”

“¿Eres tu? ¿Cómo llegaste aquí? ¿Me acabas de salvar?” Long Haochen miró en blanco a Ye Xiaolei, gradualmente recuperando sus sentidos, y luchando para sentarse, pero ni la más mínima gota de fuerza fue dejada en él.

“Por supuesto, fui la única que te salvó. ¿Quién más que yo podría curarte a un estado tan bueno? Hey, alto de hablar, tus heridas fueron graves. Necesitar acostarte por doce horas si no quieres que secuelas queden en ti. Realmente eres tonto para todos los limites, para preferir enfrentar la muerte que inmediatamente regresar a este molesto lugar. Aun así, realmente encuentro tu lado idiota bastante lindo.”

“¿Y Cai’er?” Long Haochen impacientemente preguntó.

Ye Xiaolei reveló una cara estupefacta, “Y realmente no estás inmediatamente agradeciendo al benefactor que salvó tu vida. ¿Realmente eres tonto?”

“Gracias, y Cai’er…”

Como si admitiera la derrota contra él, Ye Xiaolei dio un paso a un lado y apuntó hacia atrás, “Ella está bien ahí, no te preocupes.”

Long Haochen siguió la dirección de su dedo, verdaderamente encontrándose a Cai’er manteniéndose aquí. Pero justo en este momento, el cuerpo de Cai’er mostró ligeros movimiento pareciendo recuperar el espíritu.

“¡Cai’er!” Long Haochen gritó ligeramente.

Ye Xiaolei naturalmente también notó el cambio en Cai’er, “Oh, ella está despertando también.”

El cuerpo rígido de Cai’er gradualmente se aligeró, pero sus ojos parecieron una vez más perdidos. Viendo a Long Haochen acostado en el suelo, antes de ver a Ye Xiaolei y Yue Ye, ella repentinamente abruptamente liberó un aura fría en los alrededores.

“¡Sean cuidadosos!” Ye Xiaolei gritó, abruptamente lanzándose ella misma hacia Long Haochen, sosteniendo e inmediatamente girando junto con su cuerpo. En el siguiente instante, con un destello de luz gris, con un ligero sonido de pop, su gigantesca hoz cortó el suelo como tofu.

Ye Xiaolei era realmente delicada, y la visión de ella sosteniendo a Long Haochen realmente era gracioso. Sin embargo, en el tiempo actual nadie estaba riéndose.

“Alto, ¿estás loca?” Con un movimiento de su mano Ye Xiaolei creó una barrera color verde en frente de Cai’er, empujando su cuerpo varios metros hacia atrás.

Sin embargo, la terrible masiva hoz de Cai’er solamente centelleó, antes de que la pantalla protectora verde despareciera, cortada en pedazos.

La fría voz sonó llena con intención asesina, “¿Quiénes son todos ustedes?”

El repentino acto de Cai’er también le dio a Yue Ye un gran terror. Rápidamente corriendo a un lado, Ye Xiaolei gritó con furia, “Así realmente estás loca, ¿hasta el punto que incluso no lo reconoces?”

Cai’er se quedó en blanco, mirando a Long Haochen, antes de ligeramente sacudir su cabeza, “Por supuesto no lo reconozco. Solo quién… ¿Quién soy?” Ella parecía perdida, pero afortunadamente el espíritu asesino emanando de ella se debilitó enormemente.

Ye Xiaolei gritó en furia, “¡Él es tu hombre! Después de que pagó tanto por tu bien, a punto de perder su vida, ¿no me digas que no lo reconoces? ¿Incluso tienes corazón?”

La cara de Cai’er se arrugó. Bajando su cabeza para mirarse a ella misma y a la masiva hoz en su mano, ella entonces puso su visión en los tres ante sus ojos, “Pero, realmente no sé quién soy. Estás tratando de engañarme, ¿no? ¡Aquellos que me engañan tienen que morir!” Diciendo eso, ella levantó una vez más la guadaña en su mano.

“¿Cai’er? ¿Cai’er? ¿Qué pasa contigo?” Long Haochen la llamó alarmado. Su cara estaba llena de ansiedad, y cuando Cai’er lo miró, la guadaña en su mano finalmente se detuvo.

“Yo… Parece que realmente te conozco. No deberías ser una mala persona.” La voz fría de Cai’er pareció inmediatamente algo más suave, y desde el comienzo al final, miró a los dos ojos de Long Haochen, como si tratara de decir algo, pero muy rápidamente, ella enterró sus dos manos en su cara, dejando salir un grito de dolor. La masiva guadaña en sus manos desapareció solo entonces.

“Cai’er, ¿cómo estás?” Long Haochen absolutamente no esperó que este cambio ocurriera después del despertar de Cai’er. Ella en realidad no lo reconoció, y parecía incluso haber olvidado todo sobre ella misma.

Ye Xiaolei también tenía una mirada en blanco, murmurando entonces, “Alto de jugar a la amnésica. ¿Solo que está mal contigo?”

Después de no menos de un cuarto de hora, Cai’er finalmente recuperó su calma. Cuando ella miró nuevamente a Long Haochen, ella tuvo otro alarmante dolor de cabeza.

“¿Quién… quién soy? ¿Y quién eres? ¿Por qué… por qué es que pienso de nada?”

[1] Para los que no se acuerdan es la Estufa Espiritual con forma humana que el Emperador Dios Demonio quería y estaba en el Paraíso Ilusorio.