Sus cuatro robustas extremidades abruptamente pisaron el suelo, el color negro en su cuerpo repentinamente se volvió verde, y en el siguiente instante, este anteriormente incomparablemente valiente Sanguinario Beta repentinamente voló de lado, tratando de escapar como un relámpago verde.

“Cai’er, ¡no!”

Un gritó sonó, mientras una alta silueta repentinamente salió del suelo. Desafortunadamente, esta advertencia fue un poco tarde.

Dorado y azul, se enrollaron alrededor del otro, formando un magnifico perno ardiente que salió disparado.

Negro y gris remplazaron todos los colores alrededor de Cai’er.

Nadia sabía qué tipo de movimiento Cai’er usó; solo sintieron que algo alrededor de ella se volvía oscuro, y en el siguiente instante, el Sanguinario Beta en la carrera repentinamente se detuvo.

Pi.

Cuando el ataque de Cai’er lo alcanzó, el Sanguinario Beta se congeló en medio del aire. Su cuerpo se volvió completamente negro y sus ojos se volvieron grises y sin vida. Inmediatamente después, incontables rayos de agua lo golpearon, rodeándolo las oleadas de luz penetrante. Esta exquisita mezcla de oro y azul silenciosamente perforó su cuerpo, expandiéndose rápidamente al alcanzarlo.

Un gritó hizo eco mientras el masivo cuerpo del Sanguinario Beta se hinchaba en el aire como un globo, antes de explotar sin hacer ruido en pedazos. Una lluvia de carne y sangre cayó desde el cielo.

Era la Lluvia Brillante del Impulso del Hibisco añadido a la Daga de Samsara, la más fuerte combinación entre Long Haochen y Cai’er.

¡Ellos solo estaban en el quinto paso! ¡Long Haochen y Cai’er solo estaban en el quinto paso! Aun así lograron masacrar a un Sanguinario Beta en el campo de batalla, un subordinado directo del trigésimo quinto dios demonio, Maxilias.

Gao Yingjie simplemente permaneció allí, sin vida mirando esta escena. Viendo ese par de jóvenes cayendo al suelo, sintió que su corazón temblaba con violencia.

Comparada a la anterior vez cuando Long Haochen usó Lluvia Brillantes del Impulso del Hibisco contra él, el poder fue completamente diferente. Poseyendo energía espiritual condensada en alas, temporalmente tenía la fuerza de un Caballero Radiante. Y el anterior golpe claramente mostró que su arma había alcanzado el Nivel Legendario.

A pesar de todo, Gao Yingjie todavía no sabía qué era este ataque de Cai’er, formado de negro y gris, pero claramente sintió que su poder era incluso más terrorífico que ese de Lluvia Brillante del Impulso del Hibisco. Esa intención asesina celestial y materializada ya había causado que sus manos se pusieran frías.

Si fuera él, ¿sería capaz de tomar un golpe emitido de la cooperación de estos dos? Gao Yingjie absolutamente no estaba confiado de responder a esta pregunta con certeza.

Pérdida de consciencia; pérdida de consciencia; pérdida de consciencia.

En el instante que Long Haochen cayó al suelo, el masivo cuerpo de Hao Yue se separó de él, dejándolo regresar a su apariencia de catorce años.

Hao Yue cayó también. Con sus tres cabezas abajó permaneció inmóvil, en posición agachada.

En el otro lado, Cai’er también perdió la consciencia mientras caía suavemente al suelo.

El uso de poder que excedía por mucho la capacidad de uno venía con un costo desastroso. Sin duda, esto aplicaba para los actuales Long Haochen y Cai’er.

“Rápidamente ir a defender a Cai’er.” Al final, Gao Yingjie fue el primero en reaccionar. Acelerando abruptamente, ya llegó al lado de Long Haochen. En este preciso momento, una luz deslumbrante brotó de él y se elevó hasta el cielo.

Esta era la señal para que los diez Caballeros de Mithril. Como su capitán, Gao Yingjie le dijo a sus compañeros para actuar personalmente para resolver esta batalla.

Justo como Long Haochen anticipó, en su capacidad como líderes, ellos no dejarían a estos jóvenes encontrar peligro. Ellos solo estaban ocultándose en la oscuridad todo este tiempo.

Pero Long Haochen no adivinó que estos diez caballeros del séptimo paso estarían ocultándose a sí mismos bajo tierra.

Todo este tiempo Gao Yingjie estaba prestando atención en secreto a la situación del campo de batalla. Cuando el grupo de Long Haochen enfrentó a estos Demonios Verde Oscuros de Espadas Dobles y los Soldados Ojo Demoniaco de ocho ojos, Gao Yingjie había estado secretamente alarmado, haciendo sus preparativos para intervenir.

Pero bajo el comando de Long Haochen, su grupo exhibió una formidable fuerza de pelea que dejó a Gao Yingjie asombrado; solo habían empezado un entendimiento mutuo, pero su ataque fue más brutal que cualquiera pudiera haber esperado. Este era especialmente el caso para Long Haochen y Cai’er, que se deshicieron de los dos Demonios Verde Oscuros de Espadas Dobles casi al instante.

Pero lo que causó a Gao Yingjie estar incluso más asombrado fue la exhibición de fuerza de Hao Yue, cuando casi obliga a los demonios a huir en el campo de batalla con su Esencia del Desorden.

El grupo de Long Haochen posiblemente no sabía sobre magia hibrida, pero como una potencia del séptimo paso, ¿cómo podría él no saber sobre ella? ¡Y esta era magia combinando tres elementos! Incluso el Templo del Mago no tenía muchos registros sobre este tipo de hazaña. Uniendo a magos de los tres distintos elementos no era difícil, pero encontrar a tres que alcanzara el mismo estándar era muy difícil.

Viendo que el grupo de Long Haochen era tan fuerte, Gao Yingjie no consideró necesario salir, preguntando en qué nivel de fuerza este grupo de jóvenes podría alcanzar.

La aparición del Sanguinario Beta seria indudablemente la última prueba para estos jóvenes.

El Sanguinario Beta era un demonio del séptimo paso, con una gran brecha a Gao Yingjie que alcanzó el pico del séptimo paso, y adicionalmente poseía un arma asesina semejante como su Armadura de Mithril. En el momento que el 1er Escuadrón Caza Demonios enfrentó a Gao Yingjie, solo quería probar su fuerza, y no los atacó realmente… Pero el Sanguinario Beta estaba en un estado de ira y tenía la intención de asesinarlos a todos.

En consecuencia, la presión del grupo de Long Haochen fue sometido durante un gran tiempo. El asombrado Gao Yingjie ya estaba preparado para hacer su movimiento cuando estas sucesiones de eventos ocurrieron en una centella.

Viendo que Long Haochen posiblemente no podría bloquear el ataque del Sanguinario Beta, Gao Yingjie ya había preparado su habilidad de poder almacenada, pero antes de que pudiera actuar personalmente, el Sanguinario Beta había sido sacudido por la luz purpura liberada con el rugido de Hao Yue. Inmediatamente, Gao Yingjie miró fijamente la escena ocurriendo inactivamente, viendo al Sanguinario Beta en su intento de escapar.

Lo que esperó Gao Yingjie fue que Long Haochen y Cai’er cesen su ataque viendo la intención de escapar de este Sanguinario Beta. Pero no anticipó que en este momento Long Haochen, que supuestamente estaba en un estado de debilidad, repentinamente estallara con un formidable poder. Long Haochen ya estaba a punto de perder la consciencia, y solo su instinto de batalla permaneció. ¡Le había quedado alguna capacidad de juicio! E influido por la decisión de Long Haochen de no cesar el fuego, Cai’er naturalmente no se detuvo.

Por tanto, en el momento que Gao Yingjie llamó a Cai’er para que detuviera su carga, su ataque voló hacia el oponente como una flecha dejando la cuerda del arco.

Wang Yuanyuan, Sima Xian y Han Yu se apresuraron a ir al lado de Cai’er para proveerle protección mientras Lin Xin y Chen Ying’er se agrupaban, preparándose para usar magia defensiva.

Pero como un asunto importante, ningún otro demonio se atrevió a atacar a su grupo.

Incluso los Demonios Espadas Dobles con su nivel bajo de inteligencia sintieron terror después de sentir el aura liberada por Long Haochen y Cai0er.

Mientras que por los pocos Solados Ojo Demoniaco que permanecieron, quienes originalmente ya fueron heridos gravemente, bajo la influencia del agudo ataque de Cai’er, las heridas en sus cabezas repentinamente empeoraron, asesinándolos instantáneamente. Mientras ellos exhalaban su respiro final, sus puntos de contribución fueron a Hao Yue, que naturalmente significaba que pertenecían a Long Haochen.

En esta batalla, Gao Yingjie claramente vio que los otros Escuadrones Caza Demonios no eran tan buenos como ellos. Estaban simplemente mirando esta escena desconcertante.

Long Haochen levitando alrededor por un aura purpura y la intención asesina de Cai’er atrajeron su atención. Y en el siguiente instante, solo vieron al masivo demonio siendo bombardeado con ataques por Long Haochen y Cai’er, antes de que su cuerpo desapareciera.

Aunque ellos no sabían en qué nivel Long Haochen y Cai’er alcanzaron, podían claramente sentir las fluctuaciones de energía.

La misión fue completada perfectamente. El oponente más difícil había sido dispuesto por el 1er Escuadrón Caza Demonios de grado soldado, mientras que los otros nueve Escuadrones Caza Demonios solo había estado llevando una masacre despreocupada.

Siguiendo la orden de Gao Yingjie, les tomó a los emergentes Caballero de Mithril solo cinco minutos para masacrar a todos los demonios que quedaban.

Llevando a Long Haochen con una mano y Cai’er con la otra, Gao Yingjie ordenó en voz alta, “Vamos a evacuar primero.”

Su ataque fue tan lejos de ser discreto y desde que los demonios también tenían exploradores, estaba convencido de que tarde o temprano, parte de las fuerzas principales de los demonios saldrían. Por lo tanto, después de incendiar a todas sus provisiones, todos rápidamente se retiraron. Antes de irse, Lin Xin recolectó el cuerpo del Sanguinario Beta al igual que recobró la caja en su cuello.

Pequeños grupos tenían sus propios beneficios; al menos, ellos se retiraron a una rápida velocidad. La constitución de Hao Yue era masiva, pero no era la más grande ahí. El Mamut Cuerno Dorado de Duan Yi ya lo superaba en peso. Todos salieron a la mayor velocidad posible después de incendiar todos los carruajes.

Ellos no siguieron la misma ruta de regreso, sino que tomaron un largo desvió, saliendo corriendo a otra parte de la Montaña Exorcista.

La Montaña Exorcista era una parte del área controlada por la Alianza del Templo, y había solo un camino para entrar al Paso de la Montaña Exorcista. Las otras direcciones eran todos caminos directos, con el terreno siendo extremadamente complejos y la Alianza del Templo también lo resguardaba con una gran fuerza militar. Para el reino de los demonios, esta era una fortaleza natural extremadamente difícil de asaltar, pero para los recién formados Escuadrones Caza Demonios, era el único paso de regreso.

Gao Yingjie había examinado la condición de Long Haochen y Cai’er; ambos estaban ilesos, pero en un estado extremadamente débil.

Tan pronto como ellos entraron al Paso de la Montaña Exorcista, se encontraron con el equipo de apoyo que los acompañó de regreso. En este punto, si la reacción del lado de los demonios a su asalto llegará, ellos no serían capaces de hacerlo a tiempo.

Esta batalla fue una victoria abrumadora. Aunque entre los diez Escuadrones Caza Demonios, muchos recibieron algunas heridas, ninguna fue seria: todos fueron inmediatamente curados con Curación de los sacerdotes. Ellos no solo incendiaron productos comestibles de los demonios, sino también borraron a los demonios a un lado. Fueron a la medida que algunos miembros de los Escuadrones Caza Demonios se quejaron de que los lideres no deberían haber actuado personalmente, arrebatando un buen número de puntos de contribución.

Bajo los efectos de la curación de Gao Yingjie, Cai’er pronto regresó a sus sentidos. Mirándola, parecía que ella estaba bien, solo bastante débil. Pero todavía insistió en permanecer al lado de Long Haochen.

Yang Wenzhao llamó a su Unicornio Starlight para llevar al inconsciente Long Haochen y la despertada Cai’er. Dos horas más tarde, finalmente regresaron al Paso de la Montaña Exorcista.

Incluso si los lideres no actuaban personalmente, la misión de esta vez todavía habría sido completada satisfactoriamente, por lo tanto, en el momento de su informe, Gao Yingjie mantendría el hecho que actuaron ocultos personalmente, evaluando su mérito como bueno. Cada Escuadrón Caza Demonios obtuvo la cantidad de doscientos puntos de contribución, conferido a los diez capitanes.

Anuncios