Sin embargo, los cambios alrededor fueron muy visibles. Ellos claramente sintieron que la atmosfera se volvió gradualmente más solemne, y al mismo tiempo, la energía de vida parecía tan suave como antes.

“Houu.”

Un profundo y bajo sonó haciendo eco en frente de ellos, y repentinamente, una inmensa figura corrió directamente hacia Long Haochen.

La figura saltó desde un árbol arriba, y apareció tan repentinamente que incluso con sus sentidos superiores, Long Haochen no notó su presencia de antemano.

“No se muevan, ¡todos!” Dando un paso hacia adelante, Long Haochen sacó el Glorioso Escudo Santo, sosteniéndolo verticalmente.

Con un golpe, el cuerpo de Long Haochen fue propulsado hacia atrás, y sus dos pies dejaron marcas profundas en el suelo. Sin embargo, esa masiva silueta negra se estabilizó también aterrizando cerca.

La intensa luz liberada de la técnica Brillo de la Venganza deslumbró en la figura de Long Haochen, mientras él, sin alguna intención de atacar, recuperó a Lluvia Azul, Hibisco de Luz desde su otra mano.

“No te preocupes, mi amigo.” Long Haochen hizo lo mejor para dejar que su propia voz sonara lo más gentil posible, mientras miraba a esa figura de tres metros de alto.

Esta era en realidad la primera bestia mágica que se habían encontrado antes, el masivo gorila.

El gorila claramente tenía una mirada llena con mala intención, pero mirando a Long Haochen, dejo salir un rugido aplacado.

La Hada Elemental de Luz Yating voló hasta él, susurrándole algo a los oídos del gorila.

Long Haochen no entendía el lenguaje de las bestias, per Yating entendía sus palabras. En consecuencia, inmediatamente le dijo a ella, “Yating, dile a este amigo que no tenemos algún malvado propósito. Solo sentimos los cambios en el Paraíso Ilusorio, y creemos que nuestros compañeros podrían estar en peligro, en consecuencia, vinimos aquí para ayudar.”

Yating rápidamente tradujo las palabras de Long Haochen para el gorila, quien lentamente caminó en frente de Long Haochen, levantando el pulgar como la última vez.

Long Haochen no tuvo alguna vacilación al empujar su propia mano contra su dedo, mostrando una expresión honesta.

Vagamente entendía que el gorila era capaz de sentir las intenciones en los corazones ‘enemigos’ a través de algún método.

Long Haochen verdaderamente no tenía alguna mala intención, y siendo innatamente el Vástago de la Luz con corazón amable, puramente estaba lleno con pensamientos limpios, al punto que probablemente nadie entre todos los humanos podría compararse a él en este aspecto. Un corto tiempo más tarde, el odio y la mirada enfadada en los ojos del gorila se desvanecieron gradualmente, mientras asentía en la dirección de Long Haochen antes de regresar a las profundidades del bosque.

Yating inmediatamente le transmitió a Long Haochen el mensaje para seguirlo.

Bajo el liderazgo de Long Haochen, todos rápidamente siguieron al gorila, dirigiéndose adentro del denso bosque.

Después de caminar por menos de unos cien metros, ellos vieron algunas formidables bestias mágicas con visibles miradas irascibles, que inmediatamente mostraron reacciones agresivas al ver el grupo extranjero de Long Haochen.

Fue una oportunidad que ellos tuvieran a ese gorila para liderar el camino. Con un bajo bramido suyo, toda la hostilidad hacia Long Haochen se desvaneció.

Mirando a las bestias mágicas rodeándolo, Long Haochen notó para su asombro que estas bestias mágicas estaban todas alrededor del séptimo o el octavo paso en fuerza. No había alguna existencia especialmente poderosa entre ellos, pero su fuerza residía en su cantidad, ya que ellos eran cerca de veinte en número. En la cima de eso, estas bestias mágicas estaban avanzando en la misma dirección que ellos, hacia la brillante nube multicolor.

Mirando a Long Haochen, Zhang Fangfang no pudo evitar llenarse con respeto. La experiencia que ellos tuvieron justo antes reivindicó la opción de Long Haochen. Lo que lo había asombrado más era que Long Haochen en realidad había establecido una relación pacifica con aquellas extremadamente fieras bestias mágicas, y claramente obtuvo su reconocimiento. No importa qué, esto era algo que no podría incluso haber pensado.

La verdad, esta era la primera vez que alguien obtenía el verdadero reconocimiento de las bestias mágicas del Paraíso Ilusorio como Long Haochen lo hizo. El proceso cómo logró esto fue, sin embargo, en realidad muy simple; primero, hizo la opción correcta al tratar a las bestias mágicas al igual que al ambiente del Paraíso Ilusorio con respeto, nunca cometiendo algún acto de destrucción. De este modo, al menos no elevaría alguna mala voluntad de las bestias mágicas. Mientras que por el segundo punto por el que había ganado su reconocimiento, era simplemente debido al físico de Long Haochen que tenía como el Vástago de la Luz.

Lo que fue reconocido por el Paraíso Ilusorio no fue simplemente el estatus del Vástago de la Luz poseído por Long Haochen, sino el estatus como el Vástago de la Naturaleza que era extremadamente visto, y le permitió al propietario alcanzar el nivel más alto de armonía con la naturaleza.

Indudablemente, la existencia del Vástago de la Naturaleza era incluso menos probable que la de Vástago de la Luz, pero no significaba que no hubiera aparecido antes. El anterior Vástago de la Naturaleza que apareció fue la fundadora del Paraíso Ilusorio, la diosa de la naturaleza. En consecuencia, ella debería ser llamada la Hija de la Naturaleza.

Los siguientes poseedores de un físico semejante como el Vástago de la Naturaleza, que continuaron en la clasificación estarían en la mayoría relacionados a la energía de vida, agua y luz. Aquellos que incluso estaban sobre el elemento madera y tierra en importancia. Como el Vástago de la Luz, Long Haochen naturalmente mostró preocupación hacia el Paraíso Ilusorio, y la prueba que le dio el gorila fue una prueba del Paraíso Ilusorio que él mismo le entregó. Después de pasarla confiando en su sincera naturaleza, había ganado el reconocimiento del Paraíso Ilusorio y de todos sus habitantes. Desde que logró mezclarse con los habitantes del Paraíso Ilusorio, esto implicó que el grupo más bien débil de Long Haochen ganó el apoyo del Paraíso Ilusorio.

Este pensamiento no causó que Long Haochen se relajara. En su lugar incrementó sus preocupaciones había las reglas del Paraíso Ilusorio incluso más.

Después de un día en contacto, descubrió que, aunque el Paraíso Ilusorio restringió la fuerza de sus visitantes, también restringió la fuerza de los residentes en el mismo modo. De otro modo, dada la masiva energía espiritual de vida en el Paraíso Ilusorio, ¿cómo podría ser que ninguna bestia mágica había alcanzado el noveno o el décimo paso?

Aunque estas bestias mágicas no eran pocas en cantidad, ¿podrían realmente resistir a un grupo tan fuerte como el de Ah’Bao?

Long Haochen personalmente había experimentado la formidable fuerza de Ah’Bao, y claramente entendía que solo había logrado herir a Ah’Bao debido al elemento de sorpresa. Pero en una pelea abierta uno a uno, Long Haochen en realidad no mantendría alguna oportunidad contra Ah’Bao.

Podría decirse que, debido a sus propios secretos, la fuerza de Ah’Bao de hecho no estaba fuertemente restringida por las reglas del Paraíso Ilusorio. Con la adición del escuadrón de Long Haochen, quizás ellos podrían resistirlos como un grupo, pero si los demonios estuvieran determinados a atacar a las filas de las bestias mágicas para conseguir las estufas espirituales multicolores, sería una tarea difícil defenderse ellos mismos.

Bajo el liderazgo del gorila, gradualmente penetraron en una jungla más densa, y en menos de media hora después de su entrada, fuertes fluctuaciones de energía espiritual ya afectaron los sentidos de Long Haochen. La batalla había comenzado, y se sentía extremadamente intensa. Sin embargo, la parte más crucial era que sintió ninguna otra existencia de aquellas de oscuridad y energía espiritual de vida.

Long Haochen claramente entendió lo que esto implicaba. Más probablemente significaba que del originalmente grupo de la Alianza, solo Cai’er, Zhang Fangfang y él mismo todavía estaban vivos.

La energía oscura inconfundiblemente pertenecía a los demonios, y no importa que elemento de bestias mágicas del Paraíso Ilusorio había, ellos todos poseerían una fuerte cantidad de energía de vida. Con el apoyo del Paraíso Ilusorio, el juicio de Long Haochen no podría estar equivocado.

Después de pasar a través de un gran bosque de arbustos, el campo de batalla apareció en frente de ellos.

Estaba situado en una pequeña colina, rodeada por cientos de bestias mágicas. La cosa más sorprendente era que estas bestias mágicas absolutamente no fueron frenéticas, sino en su lugar parecieron muy organizadas. Ellos incluso no produjeron el más mínimo sonido o ruido superfluo de rabia.

En el otro lado estaba naturalmente el grupo de demonios. Ah’Bao apareció una vez más en la línea de visión de Long Haochen, su herida ya estaba curada. Incluso el demonio que el 21er Escuadrón Caza Demonios de grado general había herido gravemente, se recuperó también. Después de una simple cuenta, el número total de demonios presentes era nueve.

Eso era decir que, con la excepción del desalmado, que había usado las flamas azules y había sido asesinado por el grupo de Long Haochen, los demonios no sufrieron alguna perdida incluso después del pasado día de prueba. Y, entonces todos habían asimilado estufas espirituales.

“¿Así que todos están muertos sin excepción?” Detrás de él, Zhang Fangfang reveló una amarga sonrisa. De hecho, esta vez, habían estado muchos capitanes de los Escuadrones Caza Demonios de grado comandante entre el grupo de la Alianza. La muerte de siete de ellos sería un severo golpe para los Escuadrones Caza Demonios.

La presente situación era muy clara. El objetivo del grupo de Ah’Bao era alcanzar la colina de cien metros de alto, y las bestias mágicas ferozmente bloqueaban su camino hacia adelante. La batalla fue extremadamente fiera, y aunque las bestias mágicas no podían compararse a los demonios en fuerza individual, su coordinación era extremadamente buena. Estaba pulcramente organizados y rodearon a los demonios desde todos lados. Su cooperación fue el factor decisivo para bloquear el camino de los demonios.

El gorila dejó salir un rugido furioso, mirando al grupo de Long Haochen antes de correr hacia la colina.

Long Haochen y sus compañeros le siguieron apresurados. Debido a que el gorila estaba abriendo el camino, rugiendo suavemente, las bestias mágicas peleando contra los demonios no bloquearon su camino.

Ya que aparecieron, el grupo de Long Haochen naturalmente atrajo la atención de Ah’Bao. Viéndolos, en realidad fue directo hacia la montaña. Determinación llenó los ojos de Ah’Bao. Transformando sus manos en un par de garras de dragón, rasgando a una bestia mágica, liderando a los otro ocho para cargar a gran velocidad.

Justo en ese momento, un sonido resonante claramente fue escuchado en estas colinas, y los ataques de las bestias mágicas instantáneamente se volvió mucho más fiero. Con una fuerza unitaria ellos forzosamente manejaron a los demonios regresando a su lugar original.

En la cima de la colina, una chica que parecía de seis o siete años de edad emergió. Ella tenía una aparecía linda como el jade. Su piel se veía limpia, y su más notable característica era su cara de bebe. Su largo cabello azul suave estaba peinado en dos coletas, y con un movimiento ligero de su mano, apuntó su tierno dedo hacia abajo. Mientras hablaba, su voz sonó bastante frágil.

¿Ella es la comandante de las bestias mágicas? Long Haochen miró a esta joven chica con asombro, siguiendo al gorila al pico de la montaña.

El olor de la energía de vida era incluso más vigoroso aquí, y vino con un sentimiento exuberante. La cara de esa hermosa señorita estaba sin embargo llena con ira, y sus grandes ojos verde oscuros fueron llenados con gran determinación.