Apenas así, siete días pasaron. Long Haochen que solo podía permanecer en el nido de las hormigas búho por media hora al principio, ahora podía quedarse adentro un cuarto de hora más.

Luego de bañarse en el manantial caliente, comería su cena. Long Haochen, bien educado, esperaría la guía de Xingyu. Luego de una semana de entrenamiento, no solo era respetuoso hacia Xingyu, sino que también estaba temeroso de él.

“No hay necesidad de ir por la noche, ve a casa. Pero la meditación sentada no debe de interrumpirse. Vuelve aquí mañana temprano en la mañana.” Xingyu lanzó la botella de Líquido de Formación Espiritual en las manos de Long Haochen, insinuándole que salga.

Long Haochen se sintió aliviado después de ver el saludo de Xingyu y salió corriendo de la cabaña de madera. Puedo ir finalmente a casa.

Viendo su figura salir, Xingyu reveló una sonrisa que Long Haochen no vio, “Estúpido niño, ¿has olvidado en qué clase de lugar te encuentras? Tres años, puedo estar solamente por tres meros años; durante ese tiempo, te enseñaré todo lo que pueda.”

El sentimiento ligero en su cuerpo era realmente excelente, Long Haochen bajó corriendo la montaña mientras podía sentir el cambio en su cuerpo.

Después de una simple semana, se dio cuenta de que sus sentidos estaban más nítidos que antes. Aunque en realidad había sido atormentado en la cueva de las hormigas búho, tenía diferentes sensaciones cada vez que había ido allí. Él podía finalmente, luego de una semana, sentir cada ataque de las hormigas búho viniendo desde todas direcciones. Su velocidad de reacción también había evolucionado increíblemente comparado al nivel en el momento en que llego.

Aunque aún no se había probado, Long Haochen estaba seguro de que los mayores cambios eran que su energía espiritual que sin duda se elevó. ¡Era al menos por dos niveles, y en solo una mera semana!

Aunque tenía que ir a través del doloroso entrenamiento cada día, llegando al extremo de privarse del sueño, su cuerpo originalmente débil y delgado claramente se convirtió algo más fuerte luego de una semana, su cara se veía más sonrojada. Era porque, en adición a tener una comida saludable, se bañaba cada día en el manantial caliente. Long Haochen no sabía que la combinación del manantial caliente y el material medicinal afectaban su cuerpo bastante, poco a poco; completamente era llamado ‘el baño de forja de la médula ósea’.

Mientras alegremente bajaba la montaña, inesperadamente, un olor a pescado le llamó la atención.

La semana que paso tomando multitudes de ataques de las hormigas búho no fue en vano: instantáneamente, Long Haochen detuvo sus pasos y salto a un lado, al mismo momento tomó la espada de bambú de su espalda.

Con un Wizz, una sombra negra paso por encima de la senda que estaba a punto de cruzar. En ese momento, a pesar de que estaba casi anocheciendo, Long Haochen vio fácilmente el ataque sorpresa viniendo.

Era 1.33 metros de alto (4 Chi) y tenía un cuerpo de tono negro sostenido por cuatro pequeñas extremidades robustas y en su parte posterior crecían escamas que temblaban sin cesar.

“¿Una bestia mágica?” Long Haochen no pudo evitar dejar escapar un grito, su corazón en ese instante estaba extremadamente nervioso.

Xingyu le enseñaba cada día todo tipo de materias, y entre ellas incluía la apariencia de los diferentes tipos de bestias mágicas. Por suerte, estudió la especie de bestias mágica como la que estaba actualmente frente a sus ojos pocos días antes.

Era un Lagarto Cola-escorpión, una bestia mágica de nivel bajo. Su poder era el mismo al de un humano con una vocación que usa una energía espiritual en un rango entre treinta y cincuenta.

Las bestias mágicas están todas divididas en cuatro rangos: nivel bajo, nivel medio, nivel alto, nivel cúspide. La gran diferencia de bestias mágicas y bestias salvajes son sus habilidades para usar su poder de energía espiritual para mejorarse y atacar al enemigo.

Las bestias mágicas del primer rango son bastante débiles, no pueden usar habilidades utilizando la energía espiritual para atacar a sus enemigos y pueden solo utilizarlo para fortalecerse. Este Lagarto Cola-escorpión es de este tipo, una bestia mágica carnívora. Las escamas y la coraza en su espalda tienen buenas habilidades defensivas, su cola tiene un garfio venenoso, y su punto débil estaba en el estómago. Sin embargo, porque esta bestia ataca mientras se arrastra en la tierra, su vientre era raramente expuesto.

El Lagarto Cola-escorpión veía fieramente a Long Haochen, su gran boca expuso sus gruesos diente. Mirándolo como si se estuviera preguntando cuando había sido desde la última vez que comió un humano.

Frente a una bestia mágica por primera vez, Long Haochen sintió escalofríos en su espalda, sus manos estaban ambas agarrando estrechamente las espadas de bambú, pero no podía actuar temerariamente, mucho menos volver por su ruta anterior. Para guardar la calma en una situación ya era bastante difícil para un niño de nueve años, pero se comportaba así porque aún recordaba que Xingyu le dijo que la carrera de los Lagartos Cola-escorpión era bastante rápida. En ese momento, le enseñó nunca mostrar su espalda al enemigo.

Wizz—, el Lagarto Cola-escorpión no le dio demasiada importancia y sus grandes y robustas extremidades corrieron directamente hacia Long Haochen, sus dientes se dirigieron hacia los muslos de Long Haochen.

En ese instante, el entrenamiento infernal de los pasados siete días mostraron sus efectos. Casi reaccionando instintivamente, Long Haochen tomó un paso hacia la izquierda, y al mismo momento, usó el par de espadas de bambú para golpear y cortar la cabeza del Lagarto Cola-escorpión.

La razón detrás de este paso a un lado para esquivar no era retirarse, debido a que Xingyu le enseñó que no podía escapar a menos que fuera seguro que moriría sino lo hiciera, o podría fácilmente ser atacado por la espalda y perder sin posibilidades de luchar. Esquivarlo era diferente, porque podía evitarlo, y al mismo tiempo guardar la vista de su enemigo.

Dos Pu sonaron ruidosamente. Aunque las espadas de bambú eran duras, también eran ligeras y su poder destructivo no era mucho, y por lo tanto cayeron sobre el Lagarto Cola-escorpión como un cuero podrido. Sin embargo, el actual Long Haochen no era un nuevo Caballero Escudero recién evaluado: su nivel de energía espiritual era cercano a los treinta, bastaba un golpe para devolver al Lagarto Cola-escorpión al suelo.

Aun así, el ataque del Lagarto Cola-escorpión no paró sin más: mientras su cuerpo caía al suelo, el garfio venenoso en su cola fue hacia él.

Confiando casi completamente en su velocidad de reacción, Long Haochen saltó verticalmente, aumentando su altura 1 metro (3 Chi) y la espada de su mano derecha bloqueó el ataque viniendo desde abajo con un movimiento.

Después de un simple intercambio de golpes que resultó con Long Haochen parando los dos ataques del Lagarto Cola-escorpión, descubrió que esta bestia mágica no era sorprendentemente temible. En ese momento, los sentimientos opresivos de resentimiento viniendo desde lo profundo de su corazón desde los atroces siete días fueron dispersados en mayoría. Comparado a los siete días anteriores, su fuerza y velocidad de reacción actual eran mayores. Sin ninguna duda, le debía esto a el Maestro Xingyu, nunca había hecho tan rápido progreso antes de conocerlo. Aunque la experiencia en la guarida de las hormigas búho era una pesadilla para él, no había elección que admitir que tenían verdaderamente un gran efecto.

El Lagarto Cola-escorpión no se dio por vencido tan fácilmente, sin embargo. Después de su ataque fallido, corrió hacia Long Haochen una vez más y en ese momento, parecía como si su cuerpo se hubiera expandido.

Porque Long Haochen estaba un poco distraído por este repentino ataque justo después de la primera ronda, su reacción fue ligeramente más lenta, pero se las arregló para usar las espadas de bambú para cortar su cuerpo y bloquearlo. Sin embargo, el Lagarto Cola-escorpión no cayó en el suelo en esta ocasión.

No es bueno, esta es su habilidad corporal de fortalecimiento. Long Haochen estaba sobresaltado, sus espadas de bambú habían sido repelidas y al mismo momento su cuerpo perdía algo de equilibrio y estaba cayendo hacia atrás.

La gran boca del Lagarto Cola-escorpión estaba justo frente a sus ojos. Long Haochen sintió el peligro en el que estaba y sus pupilas se contrajeron rápidamente. Parecía como si algo explotara adentro de su cabeza.

En ese instante, repentinamente sintió como si los movimientos del Lagarto Cola-escorpión se hicieran más lentos: mientras caía hacía atrás, podía ver claramente cada uno de sus movimientos.

Si alguien actualmente viera las pupilas de Long Haochen, descubriría que las piezas centrales de sus ojos azules estaban contraídos al tamaño de una aguja y que estaba, asombrosamente, en un extremo estado de calma; la callosidad[1] que aparecía en los ojos ordinarios de las personas no se mostraban en él.

<Anterior          Siguiente>

[1] Engrosamiento de la epidermis en el ojo.
Anuncios

Un comentario sobre “¿Un maestro que vino desde el infierno? II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s