Buscando alrededor del área donde estos Demonios Desalmado aparecieron, Long Haochen y sus compañeros de equipo finalmente encontraron su destino, la Caverna Desolado Silbar.

Más bien en lugar de decir que esto era una caverna, uno debería decir que era una hendidura.

La hendidura era de tres metros de ancho, seis o siete metros de alto y el interior negro oscuro. Con una profundidad desconocida, incontables grietas cubrieron la pared de la cueva, claramente haciendo las terroríficas ondas de sonido.

Usando su energía espiritual en un intento de inspeccionar la dureza de la roca, figuró que era incluso más dura que el granito.

Después de observar el lugar, todos miraron a Long Haochen y Lin Xin descontento se quejó, “Esta misión de la Alianza nos otorgó es realmente bastante. No hicieron claro para nosotros que la Caverna Desolado Silbar era un lugar tan terrorífico. No hemos venido preparados en absoluto.”

Después de reflexionar por un momento, Long Haochen dijo en respuesta, “De mi estimación, el ejercito de los demonios no despacharan refuerzos durante los siguientes tres días. ¿Qué tal esto?: todos se dirigirán al lado de la montaña y tendrán un descanso ahí mientras trato de averiguar la intensidad del sonido silbante viniendo adentro de la caverna y estimar cuánto tiempo seriamos capaces de durar usando nuestra propia habilidad.”

“Capitán, eres el líder de todo el equipo, ¿cómo podemos dejarte enfrentar semejantes peligros tú mismo? Debería ser el único que haga esto: si puedo soportarlo, no debería ser un problema para cualquiera de nosotros.”

Long Haochen negó con su cabeza, reaccionando inmediatamente, “No lo haré: nadie sabe qué o quién está adentro de esta cueva, y tú no tienes algún poder defensivo. Si te encuentras a otro Gran Desalmado, ¿qué harás? Seré el único que vaya a la cueva, es la mejor opción. No penetrare demasiado profundo; en caso de que sienta algún peligro, inmediatamente me retirare y eso haré. Lin Xin, prepara algunas contramedidas contra estas ráfagas de sonido. Hemos de encontrar un modo para aislarnos nosotros mismos de este sonido, si no, seremos obstaculizados por él.”

“Bien.”

¿Qué era un verdadero líder? Un verdadero líder era el único que asumiría los más peligrosos roles durante una misión. Esta era la principal razón por la que Long Haochen había conseguido la aprobación de todos.

Long Haochen apretó la mano de Cai’er, indicándole que estaría todo bien, dirigiéndose a la caverna con grandes pasos.

 La caverna era muy oscura, pero no fue algún problema para Long Haochen. La Hada Elemental Yating voló en frente de él, y la delgada luz dorada liberada desde su delicado cuerpo inmediatamente iluminó los alrededores.

Después entró solo una docena o tantos metros de profundidad en la caverna, los dos cadáveres de los dos Pequeños Desalmados aparecieron ante los ojos de Long Haochen. Haciendo caso omiso de ellos, Long Haochen procedió con su aventura en la caverna.

Por supuesto, no planearía penetrar demasiado profundo en la caverna, donde el sonido silbante que tendría soportar sería mucho más ruidoso, y los mismo va para su intensidad.

Una densa corriente de aire fluyó dentro de la caverna: este lugar era mucho más frio que el mundo exterior, y el aire también era claramente más turbio. Long Haochen avanzó lentamente, cuidadosamente observando los muros de roca alrededor mientras lo hacía.

Notó que no había rastro de los muros de rocas habían sido manipulados, que parecía haber sido formadas naturalmente y que estas rocas había algo en común con el resto de la caverna: había muchas grietas en él, viniendo de las intensas vibraciones de los sonidos silbantes.

No había camino ante él, solo un fuerte piso, incrementando más duro para avanzar No había iluminación de algún tipo en la caverna, localizada en una grieta irregular en el montaña y solo iluminado por la esencia natural liberada del cuerpo de Yating. Long Haochen podría solo así ver sus alrededores en un rango de diez metros de distancia.

Mientras Long Haochen avanzó, silenciosamente contó la distancia total separándolo de la entrada.

Repentinamente, un inmenso hueco apareció ante él, después de haber caminado por una distancia próxima de doscientos metros. Este hueco parecía extremadamente profundo, a la medida que uno no podía ver el fondo.

Ondeando la Espada Espíritu Santo hacia adelante y apuntando un Espina de Luz en la grieta, Long Haochen observó la situación unas pocas docenas de metros en el hueco, con la ayuda de la luz emitida de ella.

Dejando salir un respiro, sorpresa inmediatamente apareció en la hermosa cara de Long Haochen.

Dentro del hueco estaban múltiples mordiscos dentados y, de hecho, había varias localizaciones que podría usar para adentrarse, pero más importante, era incapaz de determinar lo profundo que era. Además, podía sentir claramente esas apagadas fluctuaciones de energía espiritual palpitando alrededor de este hueco.

Estos rastros de energía espiritual eran leves, pero llevaban una fiera aura, como si pertenecieran a un monstruo come-hombres. Aparte de los dos Pequeños Desalmados de la entrada, Long Haochen no había visto algún otro cuerpo de demonio. Era bastante probable que el Clan Desalmado ya haya penetrado profundo en esta caverna, así que no avanzó algo más. ¿Qué paso con este hueco al final?

Este hueco era amplio, pero cada lugar adentro estaba cubierto en rocas afiladas. Pensando que, si fuera a encontrarse con un poderoso enemigo en este tipo de terreno, incluso no tendría la oportunidad de exhibir la más mínima parte de su fuerza, no podía evitar fruncir sus cejas.

La ruta hacia adelante no contenía alguna bifurcación, que era decir que el único camino para ir adelante era penetrar profundamente en el hueco ante sus ojos. Era también precisamente desde esta dirección que el terrible sonido silbando estalló desde la caverna.

Sin tomar el riesgo de entras más profundo, Long Haochen tomó unos pocos pasos atrás, mirando en una sección del muro que podía usar para apoyarse en él y encontrar un lugar relativamente suave para sentarse, tomando una postura calmada mientras juntaba sus pensamientos.

Desde que la Cavernas Desolado Silbar fue un lugar lleno de peligro desconocido, el método más seguro seria evitar tan lejos como posible mantenerse en el rango de lugares peligrosos.

Este momento de pausa no duro por mucho, y en el momento que la tercera seria de sonidos silbantes comenzaron, la primera reacción de Long Haochen fue aflojar su respiración. La razón por la que aflojó su respiración no fue una reducción de su nivel de peligro, sino debido al asunto del tiempo.

Cada una de las tres series de sonidos silbantes parecían haber ocurrido con exactamente el mismo intervalo de tiempo del anterior. Bajo tales circunstancias, necesitaban tener al menos un tiempo amplio de preparación. Si no estuvieran seguros de ellos mismos en el momento que los sonidos silbantes empezaran, el nivel de problema sería mucho más grande.

Sin embargo, era solo por un momento muy corto de tiempo que Long Haochen aflojó su respiración. Como lo esperó, el nivel de peligro era mucho más grande después de entrar dentro de la caverna.

Agudos sonidos atronadores hicieron que toda la caverna temblara violentamente, y Yating inmediatamente hizo su camino de regreso en el cuerpo de Long Haochen.

Manto Santo era la habilidad que Long Haochen inmediatamente liberó, haciendo su mayor esfuerzo para bloquear el sonido lúgubre. Mientras se defendía con particular atención, dispersó la energía espiritual líquida en su cuerpo entero, resistiendo la sonora invasión con todas sus fuerzas.

Aparte del hecho que estos sonidos resonaron incluso más triste que cuando estaban afuera, Long Haochen sentía algunas claras diferencias dentro de la caverna.

Independientemente de estos sonidos lúgubres, la razón para estas importantes diferencias comparadas al exterior era que, en la caverna, los sonidos silbantes serian incluso más concentrados. El poder de su movimiento produjo fue enorme, y estas violentas vibraciones parecían estar rasgando a Long Haochen en pedazos. Las terribles ondas sísmicas que fueron producidas fueron tan lejos como para causar grietas que aparecieron rápidamente en el Manto Santo, conduciéndolo a su colapso.

La velocidad de expansión de las ondas de sonido era verdaderamente extremadamente rápida. Cuando Long Haochen sintió la formación de las brechas a través de su conexión mental con el Manto Santo, inmediatamente libero un Manto Divino de Luz para reforzarlo.

Quedándose completamente inmóvil y haciendo su mejor esfuerzo para operar su energía espiritual para mantenerse en el estado más estable posible, liberó un segundo Manto Santo alrededor de él.

Cualquier idea a menudo aparecería por un corto tiempo. La razón por la que Long Haochen trató mucho mantener el estado de su cuerpo era para no dejar que las ráfagas de ideas repentinamente se deslizaran lejos.

Un corto tiempo más tarde, el segundo Manto Santo se fracturó también.

Aunque los sonidos de silbidos dentro de la caverna eran terribles, Long Haochen todavía era después de todo una potencia del quinto paso. Desde que el Gran Desalmado podría meramente resistir estos sonidos silbantes, ¿cómo no podría él hacer lo mismo? Con la ayuda de esta misteriosa oleada de ideas, Long Haochen no tenía la más mínima sensación nerviosa. En su lugar, el resplandor en sus ojos dorados brilló incrementando y volviéndose más y más brillante.

Manto Santo era nada que una habilidad de Caballero Guardián del tercer paso. Con la actual energía espiritual de la cultivación de Long Haochen, no era difícil esparcirla en unos cien metros de diámetro, para no hablar del hecho que tenía la ayuda de la Hada Elemental de Luz Yating.

Hasta este Manto Santo se destrozó otra vez más, Long Haochen permaneció totalmente inmóvil, y no intento algo, solo trato de conseguir controlar esta ráfaga de idea, sin dejarla ir lejos, y sintiendo que atravesaba sus sentidos en silencios.

En la profundidad de su parte interior, sentía una intensa alegría: ya que esta sensación se volvía más y más clara, el sentimiento de alegría también se fortaleció sin límite.

Su energía espiritual interna innata había alcanzado el nivel 99, Long Haochen podía ser llamado el más talentoso caballero que había nunca existido en todo el continente. Tomando este hecho en consideración junto con su excepcional capacidad mental innata, podría decirse que fuera de Cai’er, nadie podría posiblemente igualar en los aspectos de percepción y entendimiento.

Personas preparadas siempre serán las únicas que agarrarían las oportunidades. Con esta ráfaga de entendimiento, Long Haochen gradualmente reveló una sonrisa en su cara.

En el momento que los sonidos silbantes desaparecieron, Long Haochen se sintió disgustado en lugar de lo opuesto, pero esta ráfaga de idea nunca sería capaz de no ejecutarla más, debido a que ya se volvió una parte entera del entendimiento de Long Haochen.

Un resplandor de luz purpuras aparecieron en la frente de Long Haochen, y en el siguiente instante, desapareció sin base desde la profundidad de la caverna.

Con una centella de luz purpura, Long Haochen apareció al lado de Hao Yue. En este momento, los dos Escuadrones Caza Demonios estaban trabajando junto en construir una simple caverna de roca para cortar el sonido.

La aparición repentina de Long Haochen causó que todos tuviera un susto, casi sacando sus armas agresivamente.

“Soy yo.” Long Haochen se apresuró a decir.

Viéndolo, todos nos pudieron evitar sino abrir grande sus ojos, e incluso Cai’er no era una excepción. Era debido a que el método que usó para aparecer tan repentinamente era demasiado inusual. Era después de todo un caballero, y no un experto en camuflaje como un asesino.

Long Haochen reveló una sonrisa, “Desde que todos pertenecemos al mismo lado, no necesito ocultarlo de ustedes, pero comparto un contrato de sangre con Hao Yue y, en consecuencia, a través de la conexión entre nuestros vasos sanguíneos, somos capaces de teletranspórtanos al lado del otro. Por esta razón, puedo decir que no importa qué tipo de peligro estoy confrontando, mientras Hao Yue este afuera, tengo la seguridad de ser capaz de salir.”

Los miembros del 21er Escuadrón Caza Demonios de grado general todavía estaban mejor, pero aparte de Li Xin, todos en el 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado se sentía como si estuvieran confrontando con un total monstruo.

Incluso se sentía disgustados que no eran parte del mismo Escuadrón Caza Demonios que Long Haochen.

Long Haochen declaró, “Como lo anticipamos, los sonidos silbantes incluso serán más poderosos dentro de la caverna, y llevan violentas ondas de sonido y vibraciones, eficientemente aplastando contra la energía espiritual.

Sin embargo, hice una prueba regresando a entonces: cuando confrontaba la última ronda de sonidos silbantes, aproximadamente agote 20% de mi energía espiritual. Desde que hay diferencias en la fuerza de todos, estimo que será un máximo consumo de 40% de sus energías espirituales.”