En realidad, el actual Sima Xian se veía similar a un berserker usando el atributo luz. En las etapas más tempranas, se suponía que los sacerdotes tenían capacidades ofensivas muy limitadas. Por supuesto, su fuerza física era extremadamente alta, ¿pero ¿cómo podía luchar contra una ultra-genio del tipo que incluso no aparece una vez cada 1.000 años, la Santa Hija de Samsara?

Lin Xin estaba mirando en blanco a Cai’er, que estaba regresando a su sala, con sus ojos enfocados en ella. Su actual opinión de Cai’er fue completamente diferente. En poco, ella había convertido simplemente a un gran favorito que tuvo que aferrarse a… Naturalmente, no era absolutamente ‘ese’ significado, solo estaba anhelando tratar de conseguir sus buenas gracias, no tenía algún otro tipo de ideas. Esta chica estaba previamente junto con Long Hao Chen, una joven dama de aspecto delicado que había en adición perdido su vista era en realidad tenía un nivel de pelea tan aterrador. Sima Xian había aprendido y experimentado su fuerza de pelea hoy con su propio cuerpo.

Demasiado fuerte, era simplemente demasiado fuerte. ¿Quién podría pelear contra una semejante potencia durante esta Selección de la Cacería del Demonio?

El choque de Li Xin no fue menos que el de Lin Xin. Lo que Lin Xin no esperaba, ella tampoco lo esperaba. Además, durante su partido contra ella en el previo día, Cai’er se había voluntariamente rendido. Incluso si tenía a Rose, ¿podría realmente ganar contra ella? ¡Pequeño Hermano! ¡¿Dónde conseguiste una damita tan anormal como tú?!

En el pasado, Li Xin estaba siempre pensando que Long Hao Chen era el más grande genio que podría existir en este mundo, ¡pero esta damita ante sus ojos no parecía mayor que él! También ya estaba en el quinto paso de cultivación. Habiendo visto cuán fácilmente y hábilmente haciendo frente a Sima Xian con un comportamiento tan tranquilo, ella claramente estaba lejos de haber ido con todo. Si podía realmente volverse la novia de su pequeño hermano, cuán grandioso sería eso.

“Hermana mayor, me voy primero.” Cai’er se aproximó a Li Xin por un lado, y dijo esto en voz baja.

Li Xin reveló una ligera sonrisa y preguntó, “¿Vas a esperarlo?”

“Si.”

Li Xin dijo con una sonrisa, “Ve rápido. Viendo que eres tan fuerte, parece que no necesito preocuparme de tu seguridad.”

Du, du, du.” Bajo la mirada de todos los competidores, Cai’er tranquilamente se fue.

Por los siguientes días, podría decirse que los otros partidos de Long Hao Chen habían ido tan suavemente como una brisa de viento que no se encontró con ningún tipo de complicaciones. Fue en la medida que incluso no necesitó aparecer Hao Yue en el escenario. Además, había obtenido cinco victorias de personas que se rindieron desde el comienzo del partido. Cuando lo sortearon como su oponente, los dos sacerdotes directamente se rindieron; ellos claramente habían visto cómo Long Hao Chen destruyó al Gigante de Tierra; ¿cómo podían posiblemente frenar este nivel de poder de ataque? Y las última tres de estas victorias fueron contribución de estos otros asesinos.

Durante esta competición en grupos, cada uno tenía nueve partidos. En lo que iba Long Hao Chen solo necesitaba siete victorias para estar seguro de ser calificado. En los últimos dos días, se enfrentó a las dos extrañas señoritas de este grupo, Wang Yuanyuan y Chen Ying’er.

En este grupo, Long Hao Chen y Huang Yi eran los únicos que exhibieron la más asombrosa fuerza, pero los únicos que atrajeron la mayor atención no fueron ellos, fue esta joven dama invocadora, Chen Ying’er.

Después de haber sido derrotada tres veces en fila, ella emergió victoriosa tres veces seguidas. Su método de pelea era simple, estaba confiado en la Puerta Invocadora de Criatura. Cuando peleó contra Long Hao Chen, esta joven dama invocó una montura por sí misma que básicamente no podía ser reconocida en absoluto. Y cuando ella terminó pelando contra Huang Yi, lo que exageradamente salió de la Puerta Invocadora de Criatura fue un enorme dragón verde en el octavo paso que intimidó a Huang Yi en una medida tal que directamente se rindió. Desde entonces, esta dama se volvió el elemento más impredecible del tercer grupo. Trate de preguntar, ¿quién de estos jóvenes posiblemente podría querer medirse con una bestia mágica del octavo paso?

La aparición de Wang Yuanyuan también atrajo miradas; justo como Long Hao Chen, ella había conseguido diete victorias. Sin embargo, hasta este día, los únicos que no había ahuyentado fueron los oponentes más duros, Long Hao Chen y Huang Yi. Al final, ella había competido contra los dos.

Como resultado, después de que Long Hao Chen hubiera conseguido uno de los lugares, el segundo lugar iba a ser resuelto en el partido entre Huang Yi y Wang Yuanyuan. Al tiempo de este partido, Huang Yi ya había perdido dos partidos, pero tenía una gran ocasión para ponerse a día con Wang Yuanyuan y posiblemente apuntar por una séptima victoria. De este modo, siempre y cuando Long Hao Chen pudiera derrotarla, el número igual concerniente a ambos lados de victorias y derrotas, podría posiblemente sobrepasar a su oponente en rango y mantenerse en la competición, junto con Long Hao Chen.

La maravilla de este tercer grupo fue, sin duda, esta invocadora al azar. Y había incluso in tipo más maravilloso en el segundo grupo, era Lin Xin.

Entre los siete partidos en él que estuvo, Lin Xin acabó seis de ellos en fila. Exacto, a excepción de uno que perdió contra el sacerdote calvo Sima Xian debido al asunto del tiempo, los seis partidos siguientes de la competencia todos terminaron en un empate. Era incluso porque, aunque no podía atacar, ninguno había podido romper a través de su defensa. Era lo mismo incluso para Li Xin quién poseía su Unicornio Rose. Desafortunadamente para él, su partido del octavo día estaba a punto de comenzar, y en este día, su oponente era precisamente Cai’er.

Dentro del segundo grupo, Cai’er era sin igual. Sus siete partidos habían terminado con seis victorias y una derrota contra Li Xin, quién por confiar en su Unicornio Rose también terminó con buenos resultados con cinco victorias, un empate y una derrota. Su derrota fue contra un invocador del Templo del Espíritu. Sin embargo, en el siguiente día, cuando este invocador corrió contra Cai’er como su oponente, fue directamente herido gravemente por ella, dando un montón de complicaciones detrás del escenario. Por esta razón, el Templo del Espíritu levantó una queja contra el Templo del Asesino. Sin embargo, ¿fue realmente de uso?

El sacerdote calvo Sima Xian fue el tercer clasificado de su grupo. Sus siete partidos habían terminado con cinco victorias y dos derrotas, la segunda derrota ocurrió cuando peleó contra Li Xin. El dominio del Unicornio Roe fue realmente demasiado grande, además de añadir el hecho de que Li Xin era por sí misma un Caballero de la Venganza. Además, después de evolucionar, el Unicornio Rose había conseguido mucha más experiencia de combate, haciendo su coordinación mejor y mejor.

Los dos últimos partidos de Cai’er dentro de este grupo fue con Lin Xin, el mago que no podía atacar, y un guerrero. Básicamente, hasta ahora, Li Xin y su montura abrumaron a los otros en la competencia.

Li Xin claramente sabía que, si no fuera por Cai’er, nunca hubiera tenido éxito en este grupo, y para esta joven dama, que estaba ayudando por afecto y no por otra razón, tomó más y más gusto.

En los pasados cinco días, Long Hao Chen realmente no hizo algo fuera de lo ordinario. Con Cai’er, no hizo nada más que acompañarla a su regreso cada día. Después de todo, ellos todavía eran demasiado jóvenes, y sosteniendo sus manos una con otra ya era, para ellos, una gran fuente de felicidad. Ellos no hablaban mucho, pero ya sentían extrema familiaridad uno con otro.

Li Xin ya le dijo a Long Hao Chen el hecho de que ella era lejos de ser tan fuerte como Cai’er y dejó que esta pareja se manejara entre ellos; sería genial si él podía desarrollar su relación.

Long Hao Chen nunca le preguntó a Cai’er la razón por la que ella se rindió, debido a que, en el primer día de la competencia, cuando caer se rindió fuera de la consideración por Li Xin, reforzó la primera impresión de Long Hao Chen de Cai’er como una chica ciega, lo que implicaba en su mente, que sus capacidades de pelea no podían ser demasiado buena. En ese momento, su sentimiento de compasión había sido reforzado aún más.

El grupo entró en el octavo día de la competencia.

Una mañana brillante.

Mientras ella tomaba su desayuno, Li Xin se burlaba de Long Hao Chen, “Hermano menor, antes de que envías a Cai’er de regreso a casa cada día, ¿dónde la llevas a divertirse?

Ye Hua que estaba comiendo junto con ellos también miró a Long Hao Chen. Naturalmente, Li Xin no podía haber guardado el hecho de que Long Hao Chen era cercano a la oculta Cai’er, y también le dijo acerca de las proezas de lucha de Cai’er. Naturalmente, Ye Hua no estaría en contra de la relación entre su atesorado discípulo y esta futura estrella del Templo del Asesino. Una chica ciega, pero además y contra toda expectativa, ¡una extremada fuerte asesina! Esto era por sí mismo una vista extremadamente rara. Aunque en el comienzo, creía que era una cosa extremadamente para Long Hao Chen haber conseguido una novia tan temprano, la revelación que le había sido dada en el día previo completamente cambió su mente.

“¿Ha divertirse? Solo la llevó de regreso a casa y eso es todo.” fue la réplica de Long Hao Chen.

Li Xin inmediatamente abrió ampliamente sus ojos, “No puede ser, hermano menor. ¿Así que a eso es lo que tu llamas una cita con una chica? ¡Es demasiado poco romántico! Incluso si estas nervioso debido a la competición en curso, no es una razón para que tu no la lleves divertirse o invitarla a comer, ¿verdad? Debatir, discutir, familiarizarse con las circunstancias de su familia y ese tipo de cosas.”

“¿Invitarla a comer?” Long Hao Chen se quedó en blanco, “¡Pero no tengo algo de dinero!”

Verdaderamente no tenía dinero, todo el dinero que conseguía sin excepción era usado en el estómago de Hao Yue. Después de que Hao Yue evolucionó, incluso comía más. Este compañero era realmente un vaciador de billetera.

Li Xin le dio unas palmaditas en la frente y dijo en voz calmada, “Tu, tonto hermano menor, si no tienes dinero, ¿no puedes preguntarle a tu hermana por algo? Tan bobo. Aquí.” Mientras hablaba, un saco de monedas de oro fue sacado de su pecho y arrojado a Long Hao Chen.

“Hermana, no puedo recibir tu dinero.” Long Hao Chen se apresuró a tirar este saco de dinero de regreso a ella.

Li Xin abrió mucho sus ojos, “¿Qué en la tierra estás haciendo? ¿Estás buscando una paliza? Rápidamente tómalo de regreso, ¿no es natural para un hermano menor gastar el dinero de su hermana menor? Y desde el comienzo, he estado pensando en ti como un hermano menor, ¿puede ser que no piensas de mi como una querida hermana mayor? Si te atreves a regresarme esto, hermana mayor estará extremadamente furiosa y te ignorará en el futuro.”

“Yo…” En ese momento, Long Hao Chen no sabía lo que debería responderle.

Ye Hua dijo, “Acéptalo, Xin’er también está haciendo esto por tu bien. Esa señorita Cai’er, deberías tratarla mejor. Si tienes la ocasión, durante el grupo de selección para los escuadrones de la Cacería del Demonio, deberías hacer todo lo posible para estar junto a ella.” Ayer, un viejo muy misterioso vino a encontrarse con Ye Hua, para hablarle en privado por una hora entera. Después de que este viejo se fuera, Ye Hua estaba inmerso en sus pensamientos por un largo tiempo, llevando un sentimiento de estar en torno entre risas y lágrimas. Era debido a que era el de los más altos del Templo del Caballero que vino a buscarlo, y sus objetivos eran inexplicablemente decirle que hiciera todo lo posible para jugar de casamentero entre Long Hao Chen y Cai’er. Aunque no era realmente claro, este fue el mensaje que le fue transportado. Solo podía significar que Cai’er era de una importancia extremadamente inusual para el Templo del Asesino y de este modo, ambos podían avanzar juntos. Sin embargo, considerando el temperamento de Ye Hua, naturalmente no actuar como un casamentero para su discípulo de verdad. Hoy, está sola oración también fue una expresión insinuadora de la aprobación de que Long Hao Chen y Cai’er estén juntos.

Después de tomar las monedas de oro, Long Hao Chen se sintió muy avergonzado. ¡Es cierto! Ya he conocido a Cai’er por mucho tiempo, pero nunca la he invitado a salir a comer.

Estadio del Mago, campo del segundo grupo.

De acuerdo al sorteo, hoy, el primer partido opondría a Cai’er a Lin Xin, su sorprendido oponente.

“Cai’er contra Lin Xi, ambas partes deben aparecer en el escenario.” El réferi gritó en voz alta desde el estadio.

Cai’er lentamente se mantuvo firme, y justo cuando está a punto de ir, Lin Xin que ya se había parado, dijo en voz alta, “¡Me rindo, me rindo!”

Dentro de este segundo grupo, este era la primera vez que un partido fue terminado antes de que ambos participantes entraran al escenario Lin Xin reveló una débil sonrisa en dirección a Cai’er. Sabía que Cai’er no podía ver, pero aún ondeó su mano. Para él, independientemente de lo que hiciera, no había modo de que pudiera entrar en el top 16. Desde que ese era el caso, podría también actuar como una buena persona y darle un favor a Cai’er. Más importante, no creía que posiblemente pudiera bloquear los ataques de Cai’er.