En el momento que Long Haochen y Sheng Lingxin estaban intercambiando palabras, los tres llamativos pilares de luz ya habían llegado en frente de ellos. Bajo cada uno de estos tres pilares de luz, la armada de demonios de unos cien claramente podía ser vista.

Aunque eran solo 300 en total, la presión que estos trescientos demonios dejaban salir en realidad no era inferior a la armada de demonios llegando desde el otro lado.

En una distancia tan cerrada, Long Haochen también podía ver claramente la apariencia de estos tres dioses demonios.

El dios demonio del pilar del medio produjo un llamativo lustre rojo junto con un deslumbrante brillo de luz dorada, pero no era la luz dorada viniendo del atributo santo. Era en su lugar una luz brillando con intensa oscuridad y llameante aura.

En este bulto de luz un dios demonios de más de tres metros de alto y elevado a una altura de diez metros en la espalda de su caballo de guerra.

Llevaba una armadura dorada, con una apariencia inigualable e imponente, su cara en realidad era algo similar a la de un león, mientras su cuerpo parecía como el de un humano. Su cara y piel eran de color rojo.

Cuando Long Xingyu anteriormente le dijo a Long Haochen sobre los setenta y dos dioses demonios, había, además, ordenado recordar todo sobre ellos.

Viendo esa enorme figura claramente, Long Haochen inmediatamente determinó su identidad. Era uno de los setenta y dos dioses demonios, clasificado en el puesto 52, llamado Allocer. Como un Ardiente León Demoniaco, era experto en usar el poder de oscuridad y fuego. Estos dioses demonios eran verdaderamente potencias militares; aunque solo era el número 52 en la clasificación, todavía era una autentica potencia del noveno paso.

El Ardiente León Demoniaco Allocer se aproximó desde el lado izquierdo. En ese instante, una incomparable majestuosa figura salió bajo el pilar de luz negro. Este demonio también tiene un cuerpo humano, sino una cabeza de toro. En su espalda extendió un par de alas negras hechas de plumas. Su cuerpo completo desprendía un brillo azul jade. Mientras que, por la parte superior desnuda de su cuerpo, solo la palabra ‘terrorífica’ podría ser usada para describir los músculos en forma de pitón en él. Y su altura estaba sobre los cinco metros.

Este era el demonio sexagésimo primero, el Alado Toro Loco Demoniaco Zagan.

En el otro lado, un lustre de color verde cubría al último demonio de forma humana; estaba montando un caballo alado de color verde y tenía la forma de un hombre guapo sobre los dos metros de alto. Pero independientemente de si es el demonio o el de su caballo, sus dos ojos liberaban un brillo rojo, y una luz verde rodeó su cuerpo, desprendiendo un sentimiento sobrenatural.

Este era el septuagésimo dios demonio, el Malvado Jinete Demonio Seere.

Los doce dioses demonios clasificados de ultimo estaban en el pico del octavo paso de cultivación, mientras que los otro sesenta estaban en el noveno paso. Mientras que por los tres antes sus ojos, estaban compuestos de una potencia del noveno paso y dos en el octavo paso; verdaderamente aterradores en comparación.

Cada uno de estos tres dioses demonios tenían unos cien demonios elite en frente de ellos. Debido a sus estatus dentro del reino demonio, poseían su propia guardia, pertenecientes de varias tribus.

El Malvado Jinete Demoniaco Seere tenía al menos unos cien Demonios Verde Oscuros de Espadas Dobles obedeciendo sus órdenes.

Mientras que por el Alado Toro Loco Demoniaco Zagan, tenía unas cien Águilas Demoniacas de Doble Cabeza como subordinados, poseyendo la capacidad de pelea no inferior en cualquier aspecto a los Demonios Voladores Beta.

Mientras que por el Ardiente León Demoniaco Allocer, dirigía unos cien Diablos Ardiente, con una altura que excedía los tres metros y sus cuerpos completos estaban brillando de rojo.

Tres grandes dioses demonios más trescientos guardianes. Con todos ellos juntos, simplemente parecía como sí un foso natural estaba separando el camino de regreso de los Caballeros Ángeles Brillantes. Para forzar un camino fuera definitivamente no sería una cosa fácil.

La voz de Sheng Lingxin fue transmitida al oído de Long Haochen, “Nosotros no pelearemos contra ellos de frente. La cosa más importante será buscar evasivas por un tiempo. El Paso de la Montaña Exorcista definitivamente ha notado la aparición de los tres dioses demonios. Diez minutos; necesitamos resistir máximo diez minutos antes de que los refuerzos lleguen.”

Escuchándolo en este punto, Long Haochen entendió que Sheng Lingxin aprobó el hecho de tenerlo aquí.

Los tres grandes dioses demonios claramente no esperaron que Sheng Lingxin no tendría al Regimiento de los Caballeros Ángeles Brillantes para lanzar un asalto para apoderarse de la oportunidad de correr de regreso al Paso de la Montaña Exorcista, en su lugar mantuvo sus tripas en una formación cerrada, defendiendo su posición a muerte. Como resultado, su reacción ligeramente se ralentizó en conjunto.

justo como Sheng Lingxin no esperaba que los tres dioses demonios hubieran arreglado tropas especializadas para enfrentarse con el Regimiento de los Caballeros Ángeles Brillante, estos tres dioses demonios no esperaron que Sheng Lingxin hiciera decisiones tan pronto. Ligeramente reflexionando, ellos se dieron cuenta que Sheng Lingxin estaba esperando por los refuerzos desde el Paso de la Montaña Exorcista. En consecuencia, estos tres lanzaron su ataque inmediatamente sin la más mínima vacilación. Mientras que pudieran derrotar al Regimiento de los Caballeros Ángeles Brillantes y los Asesinos de la Noche Oscura, infligirían serios daños a la Alianza del Templo. Con este objetivo, ellos ordenaron a su guardia privada correr al frente.

Mientras que por Sheng Lingxin y Long Haochen, ¿por qué los tres dioses demonios le dieron especial atención? Además, nunca esperarían que Sheng Lingxin, el jefe militar de la Cordillera Exorcista, saldría personalmente a ordenar al Regimiento de los Caballeros Ángeles Brillantes personalmente.

Viendo que los enemigos actualmente estaban al menos a cien metros, Sheng Lingxin repentinamente volteó su cabeza para darle una sonrisa a Long Haochen, “¿Sabes la razón por la que incluso aunque el reino demonio tiene setenta y dos dioses demonios, ellos nunca han sido capaz de extinguir genuinamente a la humanidad? De hecho, los humanos en el noveno paso son menos de veinte.”

Long Haochen negó con su cabeza perdidamente.

“Es debido a que nosotros, los humanos, hemos preservado una gran herencia desde la era gloriosa. También, poseemos muchos equipos que los demonios no tienen. Sin movernos de este lugar; claramente ven nuestras existencias. Voy a encontrármelos de frente. Has tus preparaciones para correr. Cuando regrese, vamos inmediatamente a correr para el lado izquierdo. Hoy, veremos el tiempo que podemos durar, por el bien del regimiento de caballeros.”

“Espera, esto es para ti. Liberará tu potencial por un breve periodo de tiempo, antes de hacerte más débil por un corto momento después de usarlo” Mientras dijo eso, Long Haochen le dio a Sheng Lingxin dos píldoras; una Píldora de Protección de Jade y una Píldora de Explosión Espiritual. Mientras que, por las Píldoras de Restauración Espiritual, alguien con 30.000 unidades de energía espiritual como Sheng Lingxin claramente no las usaría.

Sheng Lingxin tomó las dos píldoras, directamente lanzó ambas en su boca, antes de mirarlo con algo de asombro, “No espere que en realidad seas rico. Has tus preparaciones para correr a toda velocidad. Usa todo lo que puedas para ocultarte.”

Habiendo dicho eso, las puntillas de Sheng Lingxin golpearon ligeramente el suelo, este último salió flotando en el aire.

Esta vez, Long Haochen no fue junto a él. Tenía el valor de tomar su vida en batalla, pero absolutamente no actuaria impetuoso. Incluso si tenía un solo camino de salida para sobrevivir, lucharía por él.

En tales circunstancias, donde ningún enemigo era más débil que él, y con existencias tiránicas tales como los tres grandes dioses demonios, llevar a cabo las tácticas de Sheng Lingxin sería lo más importante. Levemente, entendió cuál era la meta principal de Sheng Lingxin.

En un corto segundo, la figura de Sheng Lingxin salió volando como una bala, volviéndose algo borroso. A pesar de su asombroso nivel de velocidad de percepción, Long Haochen no podría decir su localización en absoluto.

Entre los trescientos vasallos de los tres dioses demonios, los únicos que tomaron posición en el frente eran los Demonios Verde Oscuros de Espadas Dobles. En ese momento, el más cercano todavía estaba a más de cincuenta metros de distancia de Long Haochen.

Las tres cabezas de Hao Yue estaban atentamente mirando hacia adelante, pero debido a que Long Haochen estaba sentado en su espalda, no podía ver sus ojos.

Pequeña Flama, Pequeña Luz, Pequeño Verde; estas tres cabezas y seis ojos tenían exactamente la misma expresión. Era una que parecía contener ilimitada frialdad y rudeza, justo como un soberano controlando el mundo entero y mirando hacia abajo a sus propios esclavos. Incluso cuando su mirada se levantó a los tres enormes dioses demonios, todavía era la misma.

Sentado encima de su espalda, Long Haochen inmediatamente tragó una Píldora de Protección de Jade, una Píldora de Explosión Espiritual y una Píldora de Recuperación Espiritual. En un instante, sintió que su cuerpo entero ardía. En la Santa Estufa Espiritual localizada dentro de su propio pecho, la energía espiritual en estado líquido parecía bullir frenéticamente, oleada tras oleada.

La piel de Long Haochen estaba rociado de rojo, y en sus ojos dorados, parecía como sí dos llamas habían sido encendidas.

Esta era la primera vez que tomaba la Píldora de Explosión Espiritual, pero no esperó que esta cosa tuviera unos efectos tan violentos; este sentimiento hirviendo incluso comenzó a afectar su propia percepción.

Peng. Cargando al frente, un Demonio Verde Oscuro de Espadas Dobles repentinamente saltó, directamente apuntando a Long Haochen. Levantando su enorme extremidad, estaba claramente tratando de desgarrar a Long Haochen en fragmentos.

“MUERE.” Long Haochen gritó ruidosamente. El actual él había obtenido un nivel sin precedentes, rico y poderoso de espíritu de pelea e intención asesina. Sus piernas ejercieron fuerza, saltando fuera de la espalda de Hao Yue y dándole la bienvenida al choque con estos Demonios Verde Oscuros de Espadas Dobles.

Hao Yue no confió en habilidades de caballero para correr hacia adelante; era experto en soporte y proveer asistencia en el ataque.

El cuerpo de Long Haochen salió disparado, y Pequeña Luz escupió una luz dorada en él, aplicando poder suplementario a su cuerpo. Era una bola de crecimiento de fuego, o más precisamente, era contra todas expectativas el fuego de luz solar que Long Haochen usó anteriormente.

Esta bola de fuego de luz solar iluminó su cuerpo, incendiándose mientras daba una impresión inusual. En una centella, un par de espadas fueron movidas sobre su cabeza, lanzado un ataque inmediatamente después de recibir este impulso de poder.

La Espada Espíritu Santo y Lluvia Azul, Hibisco de Luz solo fueron como dos soles, iluminando toda la Tierra. Bajo los efectos de la Píldora de Explosión Espiritual, la actual energía interna de Long Haochen parecía salir con furia.

Brillante Golpe Doble de Luz Solar, ¡golpeó firmemente!

El Fuego de Luz Solar sacado por Pequeña Luz tenía las mismas propiedades que las flamas de luz saliendo del Brillante Golpe de Luz Solar. Estas dos apoyaban a la otra, y por la combinación con el estado surgiendo de Long Haochen, este golpe estaba lleno con increíble agresividad.

“Bang-“

La intersección de espadas en las manos de Long Haochen golpeó las extremidades espadas del Demonio Verde Oscuro de Espadas Dobles. Con un sonido de división, la terrible energía santa surgió.

Esas dos extremidades del Demonio Verde Oscuro de Espadas Dobles fueron inesperadamente aplastadas por el golpe de Long Haochen, mientras que el último cayo en el suelo debido al retroceso.

Estos soldados directamente comandados por los dioses demonios solo podían decirse que son incluso más valientes que los demonios normales. Incluso si su arma más orgullosa y potente había sido partida en pedazos, estos Demonios Verde Oscuros de Espada Dobles inesperadamente no se alteraron en lo más mínimo, en su lugar directamente corrieron hacia Long Haochen, intentando usar sus firmes cuerpo para aplastarlo hasta morir.

Un resonante grito de dragón resonó en ese momento, las espadas de Long Haochen se enredaron entre sí. En ese momento, escamas doradas salieron a la vista, rodeando su cuerpo. La luz dorada se balanceó alrededor, un ensordecedor chirrido sonó, mientras el firme caparazón del Demonio Verde Oscuro de Espadas Dobles fue apastado en pedazo. La filosa Lluvia Azul, Hibisco de Luz tomó su vida en un golpe.