Estando cerca de él, Cai’er inmediatamente sintió los cambios en el cuerpo de Long Haochen. Ella también tuvo una reacción similar, pero era de ningún modo tan intensa como la de Long Haochen.

Después de todo, era el Vástago de la Luz, y desde que el crecimiento de la vegetación estaba intrincadamente conectada a la luz, el llamado de la naturaleza no se manifestó solo a través de la sensación para él, sino a través de verdaderos efectos mágicos. Era una de las formas más gentiles de existencia mágica, y capaz de proveer una enorme amplificación a su afinidad elemental, mientras también lo debilitaba en alguna medida.

El actual Long Haochen estaba justo como Cai’er la primera vez que había entrado a la Torre de la Eternidad. Justo en este momento, su alma no estaba llena solo llena con comprensión de conocimientos, sino solo inundado con calidez. Esto era una sumersión total. Era como si su cuerpo e incluso su energía espiritual fueran purificados por el llamado de la naturaleza. Y todas las impurezas fueron limpiadas desde adentro, completamente desapareciendo.

En comparación, la condición de los demonios no fue buena. Todas sus cejas fueron fruncidas, y sus cuerpos estaban emitiendo un gas negro desde el momento que estaban tratando de resistir la energía natural de sus alrededores. Si no fuera por las instrucciones de Huang Shuo, ellos ya habrían arremetido, tratando de destruir la vegetación alrededor.

La naturaleza estaba llena de la vitalidad del mundo, mientras la oscuridad estaba llena de sombras y frialdad, así que una incompatibilidad entre estas dos entidades era inevitable.

Huang Shuo le dijo a Ling Xiao, “Caminen un poco más rápido si pueden. Los hombres de mi clan y a mí no nos gusta este lugar. Si toma demasiado tiempo, no seré capaz de garantizar que pueda controlarlos el tiempo suficiente.”

Ling Xiao le dio una respuesta calmada, “Solo inténtalo entonces. Aunque nuestra cooperación es solo temporal, no vamos a recurrir a ningún truco desde que cumplieron su promesa. Solo repetiré una vez más que esta es la residencia de la diosa de la naturaleza. No será un incumplimiento de nuestro acuerdo si dañan el ambiente aquí, y el Santuario Ilusorio les prohibirá la entrada.”

Huang Shuo frunció sus cejas, pero rápidamente regresó a la normalidad. Asintiendo calmadamente, no dijo algo más.

En el bosque, el camino era áspero y duro para pasar, pero esto no afecto el progreso de estas potencias. Antes de partir, Ling Xiao había repetidamente advertido a las fuerzas de la Alianza que no debían dañas las plantas aquí no importa qué, o se consideraría como hostilidad contra el Bosque Ilusorio.

Mientras avanzaban hacia el corazón del bosque, el aura de la naturaleza creció más fuerte. Si estos fueran ordinarios demonios, quizás no habrían sido capaz de resistir de actuar contra la vegetación, pero desde que había potencias del noveno paso entre ellos, naturalmente tenían su propio modo de tratar con la situación. Al menos por el momento, ningún problema emergió en este aspecto.

Ling Xiao no planeaba tramas algo adentro del Bosque Ilusorio, honrando el trato entre las dos partes. Aunque demonios y humanos eran enemigos jurados, durante su larga historia, habían estado algunas circunstancias particulares cuando ellos fueron a hacer tratos o transacciones, y al menos hasta ahora, no ha habido todavía un día cuando una de las partes no cumpliera sus compromisos, o de otro modo este tipo de tratos probablemente se detendrían de ser aceptados. En consecuencia, los humanos y el lado de los demonios tenían un conjunto mínimo de reglas a las que tenían que adherirse.

Más importante, la situación en el Paraíso Ilusorio no era tan pacifica, y Ling Xiao no creyó que ellos pudieran manejar a los demonios asignados para esta operación. Por lo tanto, ¿no había problema sobre dejarlos entrar?

Más de una hora después de que entraran al bosque, el paisaje repentinamente se volvió abierto y claro, y la parte densa del bosque cambió en una gran área de arbustos. En el instante que su línea de visión se volvió tan amplia, incluso los demonios no pudieron evitar dejar salir repentinos jadeos.

Eso es cierto, este lugar era solo demasiado hermoso.

Este era un océano de vegetación, que incluso podía ser llamado un océano de flores. Tan lejos como el ojo podría ver, solo arbustos, alrededor de un metro de alto, parecían ocupar el área en un radio de cien kilómetros cuadrados. En el tope de estos arbustos crecían varios tipos de flores, cada una más hermosa que la siguiente, mientras cada una de ellas era excepcionalmente encantadora.

Cada paso que tomaban, un tipo diferente de olor podía ser percibido. En adición, algo de niebla se había formado en el aire, haciendo que la luz solar de este día pareciera mucho menos deslumbrante. Lustres brumosos y suaves ondularon el mundo de las flores. Era verdaderamente merecedor de ser descrito como Ilusorio.

Dentro de este océano de flores se extendía un pequeño lago. No era grande, sin embargo, era de más de aproximadamente doscientos metros de diámetro, la esencia de agua era incluso más rica y el aura de vida gentilmente se extendía alrededor.

Ling Xiao paró de caminar, mirando al lago cercano, “Hemos llegado, este es precisamente el lugar.”

Huang Shuo lo miró con algo de vacilación, “¿Dónde está el Paraíso Ilusorio?”

Ling Xiao replicó, “Esta justamente dentro del lago.”

“¿Qué?” Huang Shuo replicó, “¿No me digas que tendremos que bucear?” Contrario a lo que uno podía esperar, su raza Dragón Negro no tenía ninguna renuencia hacia el agua, y podría incluso en forma dragón meterse.

Ling Xiao replicó con algo de desdén, “Bucear es verdaderamente un modo de acceder al Santuario Ilusorio. Puedes intentar si quieres, ¿pero piensas que sería tan simple acceder a un lugar que solo abre cada cien años? Si esto fuera solo bucear, ¿por qué incluso tendríamos que esperar cien años?”

Huang Shuo preguntó con algo de duda, “¿Qué hay en esta agua? ¿Es un sello?”

Ling Xiao respondió, “¿Por qué debería decírtelo sin compensación?” Mientras decía esto, extendió su mano derecha hacia Huang Shuo.

Algunos cambios aparecieron en la cara sin restricciones de Huang Shuo, pero, aun así, sacó algo de un almacenamiento y lo colocó en la mano de Ling Xiao.

Mirando al objeto, la cara ordinariamente estricta de Ling Xiao inmediatamente reveló una rara sonrisa, seguida con las palabras calmadas, “Todo bien, déjame decirte. En el agua de este lago existe una poderosa y ancestral entidad. De los registros que tenemos, este fue el guardián de la diosa de la naturaleza regresando en el pasado. Vive aquí por lo menos varios miles de años. Si no tienes miedo a morir, puedes bucear y ver tú mismo la fuerza de esta poderosa entidad todopoderosa aquí.”

Huang Shuo reveló sorpresa, “¿Una bestia mágica de tiempos ancestrales? ¿Sabes a qué raza pertenece?”

Ling Xiao extendió su mano una vez más, y aunque el cercano Han Qian levantó su cabeza, el primero no logró ocultar su sonrisa en su cara.

Huang Shuo declaró furioso, “No seas excesivo.”

Ling Xiao reveló una inesperada e inocente mirada, “También puedes parar de preguntar, ¿sabes?”

Resistiendo la urgencia de mostrar su furia, Huang Shuo sacó otra pieza de la misma cosa como antes, colocándola en la mano de Ling Xiao, “Habla.”

La expresión facial de Ling Xiao cambió lentamente, murmurando silenciosamente, pero con resolución, “Te diré que no es mucho; en este lago reside un Hada Dragón.”

Huang Shuo dejó salir una respiración irregular, su originalmente furiosa cara regresó a la normalidad. Asintiendo dijo, “Gracias.”

Justo en ese momento Ling Xiao sintió algo anormal, ¿Cómo podría este compañero tan fácilmente entregar dos piezas de Ungüento de Dragón, solo para intercambiar estas dos piezas de información? De su apariencia, para como si no sufrió alguna perdida. ¿Podría haber un problema sobre el hecho que le di esa información? No pudo evitar sentir algo de remordimiento profundamente, pero desde que todo ya fue dicho y hecho, ya es demasiado tarde para arrepentirse.

Huang Shuo dijo, “Desde que un Dragón Hada reside en el lago, ¿cómo deberíamos entrar?”

Ling Xiao replicó, “Como máximo en un día, el Santuario Ilusorio abrirá nuevamente. En ese momento, un pasaje hacia la orilla será formado. Solo tendremos que pasar a través de él para entrar al Paraíso Ilusorio.”

Con una mirada pensativa, Huang Shuo respondió, “Vamos solo a esperar y ver.” Diciendo eso, lideró al grupo de potencias demonios a un sitio cercano. Cuando llegaron juntos a este lago que albergaba al Santuario Ilusorio, el aura de la naturaleza había comenzado a corroerlos gradualmente. Cientos de construcciones comenzaron a rodear el lugar, dando una escena muy pacífica.

Las fuerzas de la Alianza del Templo hicieron lo mismo: todos se sentaron en sucesión, esperando por la apertura del Santuario Ilusorio.

Long Haochen inadvertidamente miró en la dirección de los demonios, casualmente encontrándose con los ojos de la carismática Yue Ye. También se encontró con la mirada de Leng Xiao. Sin embargo, las dos chicas le dieron miradas completamente diferentes.

Yue Ye estaba llevando una sonrisa, llena con gentileza y calidez, justo como si estuviera mirando a su amado. Pero Leng Xiao tenía una mirada muy fiera, como si sus ojos estuviesen perforando a Long Haochen.

La expresión de Yue Ye repentinamente cambió. Ella giró su cabeza instantáneamente, debido a que sintió la mirada de Cai’er en ella. Leng Xiao, sin embargo, estaba mirando a Long Haochen y Cai’er sin algo de miedo, incluso mostrando sus propios puños apretándose.

Sentados en frente de Yue Ye estaba un joven, que parecía ser el líder del grupo demonio que se dirigiría al Paraíso Ilusorio. Con una constitución alta, se veía cercano a los vente años en apariencia, y la cosa más peculiar sobre él era que no solo tenía cabello negro sino también lo eran sus ojos. Calmadamente se sentó ahí, con las piernas cruzadas y muy sereno, como si el aura rodeando su cuerpo no existiera.

La mirada de Long Haochen fue naturalmente atraída por este joven de cabello y ojos negros, sintiendo una intensa amenaza del estado tranquilo de la contraparte.

Ese joven parecía haber sentido la atenta mirada de Long Haochen, debido a que lentamente giró su cabeza. En el corto segundo que sus miradas se encontraron, todo lo que Long Haochen vio fue nada, mientras el joven de cabello negro solo vio pureza. Sin embargo, la primera vez que se miraron uno al otro, ellos inesperadamente no tuvieron alguna hostilidad hacia el otro, como si no fueran enemigos naturales.

Este joven de cabello y ojos negros parecía extremadamente guapo, y viéndolo, Long Haochen pareció tener un sentimiento familiar de déjà vu, justo como si lo hubiera visto antes en algún lugar.

La mirada de ese joven repentinamente se volvió fría, y emitió una aguda intensión asesina. Sin embargo, Long Haochen podía sentir que esta intención asesina fue forzada a liberarse, y no contenía actualmente algún deseo asesino.

¿Cuál es el asunto con él? ¿Podría ser que lo he visto antes? Sin embargo, Long Haochen sentía mucha confianza hacia su propia memoria, y no recordó haber visto a este joven antes.

Girando su cabeza, y sin mirar a su contraparte más, Long Haochen lentamente cerró sus ojos, y se dejó sumergir en este lugar lleno con naturaleza. Mientras los otros sentían que el aura de la naturaleza era débil aquí, era exactamente lo opuesto para Long Haochen. Descubrió que, aunque el aura de la naturaleza parecía más débil cerca del lago, era extremadamente pura. En consecuencia, le daba a uno el sentimiento de ser debilitado por ella. Como si temiera ser ensuciado por su impureza, estaba indispuesta a aproximarse a ellos.

El aura más puro de la naturaleza fluyó a través del cuerpo de Long Haochen, purificándolo mientras proveía humedad. Una fantástica escena comenzó a emerger de esto, e indistinguiblemente, Long Haochen sintió agarrar algo. Gradualmente, su corazón se volvió más y más tranquilo.