Ese brillo plateado sacudió a Haoyue con fuerza, usando la parte superior de su cuerno, lleno de intención asesina. Y en la anterior localización del grupo de Long Haochen, incontables brillos plateados aparecieron, frenéticamente se enredaron en el aire.

La silueta plateada desapareció en el aire en el siguiente instante, antes de reaparecer tres segundos más tarde. Su objetivo era seguir al grupo de Long Haochen usando sus poderes espaciales para asesinarlos, pero desafortunadamente falló en su intento.

Cierto, el único perseguidor era precisamente el Rey Raya Sierra.

Siendo una bestia mágica del décimo paso, su percepción era incluso más aterradora que lo que el grupo de Long Haochen podría imaginar. Después de que el aire alrededor fuera llenado con esencia espacial, todo en su radio estaba bajo su control.

Habiendo atacado a su hábitat, el Rey Raya Sierra verdaderamente evitó tomar riesgos, pero después de asegurarse de que toda su especie estuviera segura, el Rey Raya Sierra hizo una búsqueda estrecha. Después de asegurar que ninguna otra amenaza estuviera presente, el Rey Raya Sierra los persiguió, lleno de rencor. Cuando llegó a ellos, incluso confió en repetidas teletransportaciones espaciales.

Si la sugerencia de Han Yu hubiera venido un poco más tarde, quizás ellos habrían sido infligidos por el terrorífico ataque del Rey Raya Sierra. Y lo mismo habría ocurrido si la reacción de Long Haochen hubiera sido solo un poco más lenta. Y otra importante cosa era que Haoyue tenía la Esencia del Desorden penta-elemental, la cual estalló instantáneamente en ese momento, agarrando algo de precioso tiempo para el grupo.

En el momento que Long Haochen trajo a todos de regreso a la Torre de la Eternidad, se encontró con que las ropas adentro de su armadura estaban completamente empapadas de sudor.

El instante justo antes fue verdaderamente peligroso. Sintiendo la muerte estando incluso más cerca de ellos en esta aventura que la vez que ellos fueron contra a Ah’Bao.

Incluso si Ah’Bao era incluso más fuerte, todavía tenía que romper a través del noveno paso, y aquellos Removedores de Cazadores de Demonios eran lo mismo. Sin embargo, este Rey Raya Sierra no solo era equivalente a una potencia humana del noveno paso, también era un experto en ofensiva. En caso de que su ataque realmente fuera exitoso, ninguno de ellos habría escapado. En frente de la fuerza absoluta, incluso herramientas divinas estarían impotentes.

Las expresiones en sus caras eran particularmente feas, especialmente para Long Haochen cuyo error fatal podría haber sido la razón por la muerte de su equipo entero.

Todos estuvieran en silencio, y cada uno pareció bañado en sudor. Nadie estaría sin miedo en frente de la muerte, especialmente cuando se ponía a una distancia tan cercana de ella.

Long Haochen aprestó sus dientes con fuerza, permaneciendo en silencio por un largo tiempo.

Parecía desanimado, Haoyue estaba arrastrándose en el piso. Fue afortunado que en el momento que lanzó la Esencia del Desorden, han Yu hubiera liberado el formidable poder de la Estufa Espiritual Bendición de Luz, asegurándole una rápida recuperación. De otro modo, su carga de la liberación de un hechizo tan poderoso se habría vuelto incluso más grande.

La Esencia del Desorden originalmente era una magia innata de Haoyue, con un indudable poder, pero su punto débil seguía siendo que no importara lo fuerte que sería Haoyue, liberar este hechizo todavía agotaría casi toda su energía espiritual.

Aun así, ese anterior golpe revelaría la fuerza real de Haoyue alcanzada después de evolucionar. Cuando atacaba con la Esencia del Desorden penta-elemental, incluso una potencia del noveno paso sería retrasada por más de cinco segundos. Un usuario de atributo espacial tal como el Rey Raya Sierra era incapaz de liberarse de los efectos del hechizo, solo manteniéndose él mismo sin heridas a lo máximo.

“Lo siento, todos. Necesité revisar mi decisión, mi plan no era suficientemente minucioso, poniendo a nuestro grupo en gran peligro. Como capitán, la responsabilidad cae en mí.”

“Jefe, no es así. ¿Quién habría esperado que el Rey Raya Sierra sería tan poderoso?” Mientras soportaba el efecto posterior de su estufa espiritual, Sima Xian dijo apresuradamente.

Han Yu también asintió, ¡Eso es cierto! Todo esto fue más allá de nuestras expectativas. Es toda nuestra responsabilidad, no te culpes a ti mismo.”

Dejando salir una amarga sonrisa, Long Haochen negó con su cabeza, “¡No! Como el capitán, todavía los lleve a ahí a pesar de darme cuenta que podíamos posiblemente encontrar un poderoso Rey Raya Sierra. Este fue ya un error. Si hubiera alguien que hubiera sido perdido hoy, siempre sería incapaz de perdonarme. Soy el único equivocado. Mientras que por el castigo, renunciaré al beneficio de las Píldoras Boa del Bosque que habremos obtenidos del viaje aquí.”

“Capitán, el único equivocado debería ser yo. Todo fue debido a mi egoísmo, así que yo…” Aunque siendo firme, Wang Yuanyuan no pudo evitar dejar salir rastros rojos en sus ojos. La única quien se beneficiaría de asesinar a las Rayas Sierra más era ella, y fue precisamente debido a que ella carecía en equipamiento de atributo espacial que Long Haochen emprendió esta aventura.

Revelando una ligera sonrisa, Long Haochen levantó su mano para detener a Wang Yuanyuan de decir algo más, “Bien, podemos al menos considerar estar seguros. Ahora definitivamente seré incluso más cuidadoso cuando planee nuestro siguiente curso de acción.

Todos deberían ir a tener un buen descanso. Después de estas dos teletransportaciones, necesitaremos mantenernos aquí por un largo tiempo antes de salir. Esto debería evitar encontrarnos con el Rey Raya Sierra esperando una emboscada para nosotros al salir.”

En particular, Lin Xin y Sima Xian quienes sufrieron los efectos posteriores de sus estufas espirituales y Haoyue quien necesitaba tiempo para recuperarse después de liberar la Esencia del Desorden e incluso Long Haochen necesitaba tiempo para descansar. De hecho, cuando usaba Tormenta de Espadas, también había estado usando Almacenamiento de Poder en combinación y aunque no usó su intención de espada, el consumo de su energía espiritual fue masiva. La Estufa Espiritual Bendición de Luz de Han Yu fue detenida antes de terminar debido a la teletransportación, así que todos claramente estaban algo abatidos.

Aunque ellos habían fallados en encontrar rastros del Clan Serpiente Diablo, sus ganancias fueron todavía abundantes, sea de las Boas del Bosque o las Rayas Sierra, todas eran raros tesoros. Long Haochen estaba seguro que desde que el Dios Serpiente Diablo Andromalius estaba dispuesto a gastar tanto tiempo en estos Pantanos de Melancolía, debería ser que algo lo atrajo aquí. No podría posiblemente ser inconsciente de la existencia del hábitat de las Rayas Sierra aquí, o acerca de estas criaturas que apuntaron al grupo de Long Haochen. Aunque esta empresa era peligrosa, el resultado fue indudablemente fabuloso. Habiendo juntado a once Rayas Sierra en total, hacer una pieza de equipamiento legendario por persona debería ser posible confiando en ellas.

En consecuencia, Long Haochen actualmente no estaba un poco menos preocupado. Su recompensa ya era plena, y las ganancias que ellos podían asesinar por asesinar a las Serpientes Diablo sería incluso más grande. En caso de que el enemigo fuera invencible, terminarían su viaje de masacre aquí, ya era muy bueno.

Desde su partida de la Alianza del Templo esta vez, la más grande perdida fue con respecto a las memorias de Cai’er, de otro modo, sus objetivos como un todo ya fueron alcanzados, ya que el despertar de Cai’er como una escogida de dios ya fue completado.

La Torre de la Eternidad rápidamente se calló, y todos comenzaron a cultivar.

Long Haochen aprendió una lección de su encuentro con el Rey Raya Sierra. Tenía que ser incluso más prudente desde ahora. Este tiempo de descanso y reorganización tomó no menos de tres días. Solo cuando Sima Xian y Lin Xin se recuperaron de los efectos posteriores de sus respectivas estufas espirituales, ellos finalmente regresaron a los Pantanos de Melancolía.

Long Haochen tomó la iniciativa de teletransportarse el mismo de regreso a los pantanos. Podía ser considerado como la piedra angular de teletransportación de su grupo. Su localización sería la única donde sus compañeros serían teletransportados.

Cuando regresó a los Pantanos de Melancolía, Long Haochen trató de ocultar su propia aura tanto como fuera posible mientras bloqueaba el veneno, manteniendo distancia del hábitat de las Rayas Sierra en la medida más posible.

Con Haoyue permaneciendo en la Torre de la Eternidad, Long Haochen era capaz de activar su contrato de sangre para invocarse él mismo a su lado en cualquier momento, lo cual era mucho más rápido que una teletransportación a través de la Melodía Eterna. Incluso si el Rey Raya Sierra fuera a reaparecer, tendría el tiempo para escapar.

El Rey Raya Sierra no resultó ser suficientemente paciente para permanecer esperando en este lugar, así que Long Haochen tranquilamente voló lejos.

El gas venenoso en el aire fue desviado con su armadura de energía espiritual, dejando salir sonidos de Puff repetidamente. Sin embargo, el actual de Long Haochen tenía tres cavidades espirituales, aunque la esencia de luz de los pantanos no era grande, su recuperación todavía contrarrestaba el consumo debido a resistir la niebla venenosa.

Moverse como una persona estaba destinado a ser siempre mucho más fácil que en grupo, y con la lección del Rey Raya Sierra, Long Haochen logró irse tranquilamente por él mismo. Después de no menos de media hora de vuelo, cuando alcanzó una gran distancia del territorio de las Rayas Sierra, invocó a sus compañeros de regreso aquí.

En el momento que la masiva estatura de Haoyue apareciera en los Pantanos de Melancolía, la línea de visión de Long Haochen finalmente se aclaró. La gran absorción de veneno de Pequeño Purpura limpió la mayoría del gas venenosa ya que lo succionaba. Todo este veneno en consecuencia rápidamente se dispersó de su vista.

“Recuperen la energía espiritual, todos.” Invocando Luz Ondulante, Long Haochen protegió el lugar. La Torre de la Eternidad era después de todo un lugar donde la mayoría del grupo era incapaz de recuperar energía espiritual, incluso si este lugar era carente, varios elementos todavía estaban presentes.

Sentándose en la espalda de Haoyue, todos trataron de recuperar su energía espiritual. Pequeño Luz y Pequeño Flama respectivamente liberaron habilidades cerca, como Halo de Reunión Espiritual. Al lado de Wang Yuanyuan, todo el grupo recuperó velocidad considerablemente. Mientras que por Chen Ying’er, ella no participó desde el comienzo al final, y naturalmente no tenía necesidad de recuperarse.

“¡Ah!” Con un grito de alarma, Chen Ying’er atrajo a la atención de Long Haochen.

“¿Cuál es el problema, Ying’er?”

Chen Ying’er estaba sosteniendo al cerdo atesorado en sus manos, “Jefe, mira.” Esta chica era muy orgullosa en el fondo, y todavía llamaba a Long Haochen por su nombre o título de capitán en el momento que ellos justo se volvieron Cazadores de Demonios. Pero mientras el equipo continuó madurando, cuando vio todo lo que Long Haochen hizo por el bien del equipo, ella comenzó a sinceramente llamarlo ‘Capitán’, incluso aunque Long Haochen era en realidad un poco más joven que ella.

Long Haochen entonces descubrió que en sus manos, el Cerdo Atesorado de la Imagen del Espejo estaba dejando salir un discreto resplandor dorado, solo discernible muy ligeramente.

“Esto es…” Long Haochen miró a Chen Ying’er con algo de vacilación.

La mano izquierda de Chen Ying’er estaba en contacto con la parte inferior de su frente, y una pequeña ondulación apareció en el cerdo. Inmediatamente, los ojos de McDull se iluminaron, dejando salir un tipo similar de resplandor.

“Me dijo que encontró una cosa buena. Justo ahí.” Ahí, Chen Ying’er apuntó su mano a una cierta dirección.

Solo entonces Long Haochen recordó que este Cerdo Atesorado de la Imagen del Espejo también tenía una habilidad de cazar tesoros. Sin embargo, no pudo evitar sentirse algo escéptico, después de todo, en su anterior baje al Paraíso Ilusorio, no vio alguna exhibición de esta capacidad de este pequeño chico.

Anuncios