Long Haochen sintió un dolor agudo en su corazón, no pudo evitar tomarla en sus brazos. Alarmada, Cai’er fieramente lo empujó. Ella protectoramente colocó sus manos en su pecho, “¿Qué… qué estás haciendo?”

Long Haochen se apresuró a replicar, “No temas, Cai’er. No te haré algo más que mantenerte acompañada, ¿está bien? Cálmate por ahora. Mientras más ansiosa te sientes, más duro será para ti con respecto a tus memorias. ¿Estás dispuesta a escucharme decirte todo acerca de ti?”

Repetidamente confortada por Long Haochen, Cai’er gradualmente se calmó de su estado de miedo, pero todavía le dio a Long Haochen una mirada cautelosa, “No te acerques, ¡habla desde ahí!”

“Bien.” Long Haochen acordó, usando una cálida voz para hablar, “Eres llamada Cai’er, y eres una asesina del Templo del Asesino de la Alianza del Templo.”

“¿Alianza del Templo? ¿Qué es eso? ¿Y qué es el Templo del Asesino?” Cai’er le dio a Long Haochen una mirada en blanco.

Long Haochen fue asombrado. No pensó que las memorias perdidas de Cai’er serían tan extensas.

“Cai’er, entonces siéntate. Lentamente te diré todo acerca de ti.”

“Si.”

La resistencia de Cai’er pareció débil, mientras cumplía con su recomendación, lentamente sentándose. Sin embargo, justo después de sentarse, frunció sus cejas, “¡Realmente estoy hambrienta!”

Verdaderamente, los tres de ellos no comieron algo por un día y una noche.

Long Haochen se apresuró a sacar la comida y el agua dándosela a las dos chicas. Long Haochen cuidadosamente proveyó comida para Cai’er, e incluso intencionalmente usó Fuego Santo para cocinar su porción, tomando cuidado meticuloso de ella.

Manteniéndose cerca, Yue Ye miró a Long Haochen cocinar comida para Cai’er mientras comenzó a decirle acerca de la condición de Shengmo Dalu, sonando sentimental. Por alguna razón, sintió dolor en su corazón y en su nariz, mientras lagrimas brillaban en sus ojos.

Si un día, un hombre hiciera todo esto por mí, estaría dispuesta a ir tan lejos como para morir por él.

El miedo y rechazo de Cai’er gradualmente desapareció, fundiéndose bajo el cuidado de Long Haochen y su recuento de su historia. Escuchando todo lo dicho por Long Haochen, su mente gradualmente se estabilizó. Ella parecía justo como una viajera sedienta que repentinamente encontró un oasis en un interminable desierto. Cuidadosamente escuchó todo lo dicho por Long Haochen, al menos su mente no se sintió en blanco algo más.

Cerca de cada media hora de charla, Long Haochen le daría a Cai’er algo de tiempo de descanso para digerir todo lo que le decía, antes de continuar. Solo diciéndole acerca de la historia del continente y la presente condición de él le tomó cerca de dos horas.

“… La primera vez que nos encontramos, era muy pequeño. En ese momento, eras mucho más fuerte que yo. Solo tenía nueve años en ese momento, y recogía vegetales para llevarlos a casa. Entonces repentinamente, la tu quien estaba de regreso a entonces era una delgada chica de siete u ocho años de edad cayendo al suelo.

Todavía recuerdo nuestro siguiente encuentro. En ese momento, incluso no te reconocí, sino que me reconociste a través del anillo No-me-olvides, todavía no me lo dijiste. ¡Eso fue tan significativo para ti! Pero el periodo pasó tan rápido, como si la Competencia de Selección de Escuadrones Caza Demonios no fuera de mucha importancia.

… En el Paso de la Montaña Exorcista, estábamos viviendo en un dormitorio. Como si nadie más estuviera presente, tu construiste un pequeño hogar para nosotros, y eso me tocó enormemente. Secretamente prometiendo para mí mismo que en el futuro, definitivamente te daría un cálido hogar. Tu sufrimiento es toda mi falla. Debido a que no tomé buen cuidado de ti, tú fuiste herida tan mal ahora.

Long Haochen continuó hablando lentamente, su voz sonaba cálida, como si bañara el corazón de Cai’er en un claro manantial. Eso fue hasta que ella cayó dormida, su cabeza hundiéndose en su propio hombro.

En el otro lado, Yue Ye se había vuelto tonta de escucharlo todo el tiempo, enfocándose incluso más que Cai’er en escuchar.

Esta situación duró por un total de tres días. Cada día, Long Haochen continuaría diciéndole a Cai’er acerca de todo, proveyéndole comida y bebida a ella, pero como por los asuntos privados propios de una chica, ella naturalmente dejó a Yue Ye enseñarle acerca de él.

El relato de Long Haochen fue muy detallado, y fue muy paciente, repitiéndolo cuando era necesario, y a través de tres días de contacto, Cai’er finalmente dejó de ser indiferente para él y en su lugar lo vio como alguien cercano a ella. Aun así, ella no podía como antes recordar algo, y solo podía meramente aceptar todo lo dicho por Long Haochen.

La fuerza de Cai’er no fue perdida, sino que, al contrario, enormemente incrementó. Las únicas buenas noticias eran que ella todavía preservó sus instintos de batalla. Las únicas memorias que había quedado fueron sus habilidades como una asesina. Y además, basado en todo lo que Cai’er dijo, ella parecía capaz de controlar un nuevo poder, que ella no conocía mucho en detalle, pero de acuerdo al juicio de Long Haochen, sería adecuado para batallas de corto alcance. Haciendo uso de su nuevo conocimiento, los nuevos poderes que consiguió estaban por supuesto relacionado a su identidad como la escogida del Dios de la Muerte.

A través de varios días de contacto, la amnésica Cai’er gradualmente aceptó a Long Haochen. Pero justo ahora, ella era como una pieza de papel blanco, inconsciente de los asuntos del mundo exterior, quien solo podía tratarlo como un amigo, sin sus pasados sentimiento hacia él. Yue Ye vio muchas veces como Long Haochen la miró, triste y deprimido, cuando Cai’er estaba durmiendo o cultivando.

“Deberíamos regresar. Cai’er, ¿estás lista?” Long Haochen finalmente le preguntó.

“Si.” Cai’er ligeramente asintió, parpadeando con su par de grandes ojos. Contrario a las expectaciones, ella estaba mucho más vivida que antes.

Secretamente dejando salir un suspiro, Long Haochen llamó a Yue Ye y activó la Melodía Eterna.

Un brillo de luz dorada envolvió a los tres de ellos, y Cai’er inconscientemente se presionó cerca de Long Haochen, agarrando su manga y fuertemente cerrando sus ojos, mirándose muy nerviosa. Yue Ye también tranquilamente se presionó cerca de Long Haochen, tomando una mirada furtiva de él, pero todo lo que ella vio fue toda su atención estando en Cai’er.

Con un brillo de luz dorada, los tres de ellos regresaron al desierto. En la superficie, era de noche, pero ni la luna ni las estrellas podían ser vistas, debido a que todo alrededor era negro azabache.

“Cai’er, terminó, estamos de regreso al continente.” Long Haochen ligeramente la tocó para llamar su atención.

Cai’er abrió sus ojos, dándole una curiosa mirada a los alrededores, “¿Es este nuestro mundo original?”

Long Haochen le mostró una sonrisa, “¡Eso es cierto! En un momento te encontrarás con nuestros compañeros.”

“Oh. Pero siempre te mantendrás a mi lado, ¿cierto?” Cai’er preguntó con una mirada expectante.

Long Haochen asintió, “Lo haré, siempre.”

Cai’er se rió de él, “Entonces eso es bueno. Eres una buena persona. Dime acerca de aquello que me olvide. Eres mi novio, ¿cierto?”

Long Haochen se rió, “¡Si! Estaré a tu lado y te defenderé siempre.”

“¡Hm!” Cai’er asintió.

“Haochen, tengo que irme.” La voz de Yue Ye resonó del otro lado.

Girando su cabeza para mirarla, Long Haochen vio una mirada solitaria en su cara, “Deberías regresar. No pienses mucho en esto. Si necesitas algo de nosotros, puedes decirles a las personas de la Caravana Yue Ye que me busquen en la Ciudad Santa. Ya hemos completado la gran mayoría de las misiones que hemos aceptado. Quizás no continuaremos aceptando misiones por algún tiempo. Estoy pensando acerca de llevar a Cai’er de regreso con sus padres, y ver si esto le ayudará a recordar algo.”

Yue Ye repentinamente se quedó en silencio, bajando su cabeza, pensando de algo que nadie más sabia.

Long Haochen le dio una mirada confundida, y a su lado, Cai’er también levantó su cabeza. Solo, ella visiblemente no tenía esa buena impresión de Yue Ye, su mirada hacia ella todavía contenía algo de hostilidad.

Yue Ye repentinamente levantó su cabeza, mirando directamente a Long Haochen, “El Dios Serpiente Diablo Andromalius está en la parte este de la Provincia Andro. Se informa que estaba buscando algo en los Pantanos de Melancolía la última vez. Andromalius está naturalmente como una persona desconfiada y poderosa quien siempre lleva a su pilar dios demonio con él. Aunque está meramente en el último rango de los setenta y dos dioses demonios, su Clan Serpiente Diablo subordinado es muy fuerte, de otro modo, ellos no estarían protegiendo la provincia ellos mismos. Para manejarlo, deberás asesinar a las cuatro Medusas manteniéndose a su lado primero. Sin embargo, nunca mires los ojos de las Medusas. Si ves sus ojos, tendrás que deshacerte de ellas antes de que la petrificación termine. De otro modo, nunca serás capaz de recuperarte. Las Medusas son demonios del sexto paso, y las Serpientes Diablo regulares están en la mayoría entre el tercer y el quinto paso.”

Long Haochen le dio una mirada asombrada, “Tu…”

Yue Ye sonrió como si se riera de ella misma, “No es nada. Esa es tu recompensa por confortarme. En el futuro, si quieres conseguir información de mí, el costo será alto. Me iré ahora.”

Diciendo esto, ella se giró y miró a lo lejos, pero sin tomar muchos pasos, ella una vez más se detuvo en su camino. Abruptamente girando, ella le dio una mirada provocativa a Cai’er, y declaró hacia Long Haochen, “¡Si tú me hubieras encontrado primero, definitivamente te habría hecho caer por mí!”

Con un brillo de luz purpura, Yue Ye una vez más se giró y se movió rápidamente. Sus ojos fueron llenados con lágrimas, como si estuvieran listas para desbordar en cualquier momento.

Long Haochen fue asombrado, viendo su desaparición, y por un momento fue incapaz de decir algo. En realidad, no era alguien que no podía entender señales, pero fue solo que durante estos pasados pocos días, toda su atención enfocada en Cai’er, así que no le prestó mucha atención a Yue Ye.

Las palabras de Yue Ye resonaron en sus oídos, y por un momento no pudo evitar sentirse incapaz de pensar.

“Humpf, ¿qué es lo tan asombroso con ella?” Enfrentando la dirección de partida de Yue Ye, Cai’er sacó su lengua, “He visto a través de las intenciones maliciosas que ella abrigaba mucho antes. Long Haochen, dime, ¿te gusta ella o yo?”

Viendo esa obstinada cara de Cai’er, Long Haochen no pudo evitar sentirse entorno a risas y llanto. Todavía, se sintió algo diferente. En el pasado, Cai’er nunca le habría preguntado este tipo de cosas.

Cai’er originalmente era una persona reservada, pero después de perder sus memorias, su personalidad se volvió más extrovertida. ¡¿No era esto un ejemplo perfecto?! Que chica más susceptible se volvió ahora.

“¡Por supuesto me gustas! En mi vida, eres la única persona que me gustará.” Long Haochen suavemente jaló su mano, seriamente diciendo estás palabras.

En algo de pánico, Cai’er evadió su mirada y tomó su mano de regreso, “Tu… No me gusta esto. Me siento un poco extraña. ¿No dijiste que tú me llevarías a buscar por nuestros compañeros? Vamos entonces.”

……

Ciudad Mayor Jacques, sección de equipo.

Sobre los pasados días, la atmosfera en toda la sección de equipo había estado manteniéndose muy oscura. Sea el 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey o el 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, todos ellos estaban de un humor lúgubre, especialmente los cinco del 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, quienes estaban extremadamente depresivos. Si no fuera por el hecho que ellos podían sentir que Long Haochen y Cai’er todavía estaban vivos a través de las Cadenas Vinculantes del Alma, ellos ya habrían estallado emocionalmente.