“¿Qué? ¡¿200.000 puntos de contribución?! ¿No es un error?” Cuando el grupo de trece escucho al miembro del personal, incluso el de buen temperamento de Long Haochen inmediatamente gritó de sorpresa. Sus expresiones eran comparablemente antiestéticas, mientras que Long Haochen fríamente estaba de pie ahí, mirando al miembro del personal enfrentándolo, y declaró en un tono extremadamente serio, “Esperó que la Torre de Misión pueda darnos una explicación. No me digas que no esperabas que semejante irresponsable manejo de misiones nos costaría nuestras vidas.”

La expresión de Luc Xi era incluso más fea. Golpeando la parte superior del mostrador, declaró ruidosamente, “Oh cielos. ¡Bastardos! ¡Puñado de bastardos! Que misión sin sentido. ¿Así es cómo están manejando la distribución de nuestras misiones? ¡¿Qué sucede si moríamos a manos de los demonios?! Si no tienes una buena justificación, no te dejaré escapar de esta.”

El miembro del personal enfrentándolos era el mismo que asignó al grupo de Long Haochen la misión de explorar la Caverna Desolado Silbar en semejante estado frenético, inmediatamente había tenido una reacción nerviosa.

“Todos por favor cálmense. La clasificación de esta misión fue un error de nosotros, y aunque es nuestra falla, no hay algo que podamos hacer sobre esto más. La Torre de Misión ya los está compensado por esto, y entregará una recompensa de 20.000 puntos de contribución incluso si han fallado.”

Desafortunadamente, este miembro del personal todavía miró hacia abajo a estos jóvenes en el área de apoyo.

Chen Ying’er replicó con una sonrisa fría, “¿Piensas que 20.000 puntos de contribución serían suficientes para que nos marchemos? Ustedes banda de desvergonzados.  Capitán, no deberíamos entregar el reporte de nuestra misión ahora. Vamos a dirigirnos a la Oficina de Gobierno. Buscaré a mi abuela. Lin Xin, también deberías buscar a tu abuelo ahí.”

Long Haochen silenciosamente lideró al grupo a la salida, y el 4to Escuadrón de Caza Demonios de grado soldado los siguió por habito. Bajo el liderazgo de Luc Xi, los siguieron detrás y dejaron la Torre de Misión.

La cara del miembro del personal estaba bastante pálida, “¿Qué deberíamos hacer? Las cosas se irán de nuestras manos…” Aunque no era el responsable directo por el etiquetado incorrecto de la misión, era el único que asignó la misión, y además, después de descubrir los problemas con ella, evadió la responsabilidad y no reportó apropiadamente sobre su error. En ese momento, creía que eran meramente un recién formado Escuadrón Caza Demonios, que no respondería excesivamente al descubrir un error en el etiquetado de la misión. ¿Cómo podría saber que este nuevo Escuadrón Caza Demonios podría ser llamado una banda de pequeños príncipes y princesas? Que inmediatamente reaccionaron a esta afrenta.

Sin atreverse a aflojar algo más de tiempo, el miembro del personal se apresuró a reportarse a sus altos mandos.

Después de salir de la Torre de Misiones de los Escuadrones Caza Demonio, el viento frio los serenó. Long Haochen miró a Cai’er quién estaba apoyada en sus brazos y una oleada de rabia brotó en él. Si no fuera por el error con el etiquetado de la misión, ¿cómo podría Cai’er estar en tal estado? Esto era definitivamente algo que no dejaría pasar.

Que tuviera un buen corazón no significaba que era manso. Por lo contrario, el carácter de Long Haochen no era tan de posición vertical y abierta ya que su apariencia era buena. Como un capitán, si se frustraba en estos asuntos, ¿cómo podría comandar a su equipo en el futuro?

Luc Xi fue al lado de Long Haochen, “Capitán Long, ¿qué deberíamos hacer ahora? ¿Estás realmente planeando dirigirte a la Oficina de Gobierno? ¿Somos solo dos nuevos Escuadrones Caza Demonios, mientras que la Torre de Misión es el componente más importante de la Alianza? Temó que la Alianza no se inclinará a escucharnos.”

Long Haochen tomó un profundo respiro, “La Alianza no nos tratará fríamente.

Pueden regresar, Capitán Luc. Déjanos este asunto a nosotros y te notificáremos cuando conseguíamos nuevas noticias, ¿qué te parece?”

La expresión de Luc Xi cambió, “Capitán Long, ¿qué dices? ¿Realmente piensas que planeamos encogernos frente a las autoridades después de arriesgar nuestras vidas en el territorio demonio? Desde que estamos buscando justicia, deberíamos hacerlo como un equipo.”

Después de escuchar esto, el 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado inmediatamente se emocionó. Temían ver a Luc Xi encogerse después de la batalla, ¡lo que sería solo una pérdida de cara para ellos! Sin estos compañeros del 21er Escuadrón Caza Demonios de grado general, no habrían regresado vivos.

“Vamos entonces.” Long Haochen ondeó su mano, liderando al grupo de trece a la Oficina de Gobierno de la Alianza.

De hecho, en la Ciudad Santa, la Oficina de Gobierno era el elemento central de toda la administración de la Alianza. Llegar aquí para clamar justicia era lo mismo que dar un buen golpe a la Torre de Misión. Requiriendo coraje que no todos tendrían.

Aunque Long Haochen estaba furioso, todavía estaba controlando su cabeza, y le dio un buen pensamiento antes de directamente ir a la Oficina de Gobierno. A parte de la Oficina de Gobierno, ¿quién más podría ser un partido para la Torre de Misión de los Caza Demonios? La majestuosa posición de la torre no era algo que pudiera ser fácilmente sacudido por este pequeño grupo.

La Oficina de Gobierno de la Alianza no estaba lejos de la Torre de Misión de los Caza Demonios, y rápidamente llegaron a su entrada.

A pesar de su corta edad, Chen Ying’er tenía el peor temperamento en estos momentos, “Capitán, ¿qué deberíamos hacer?”

Long Haochen replicó en una voz grave, “Esperaremos en la entrada de la Oficina de Gobierno, hasta que la Alianza haga la compensación.”

“¿Qué? ¡¿Solo eso?!” Chen Ying’er parecía insatisfecha. ¿No era este comportamiento demasiado pasivo?

Sin embargo, el siguiente movimiento de Long Haochen asombró a todos los demás. Este capitán del 21er Escuadrón Caza Demonios de grado general inmediatamente se sentó con las piernas cruzadas en el frente de la entrada de la Oficina de Gobierno de la Alianza. Cai’er se sentó en su regazo, seguramente sostenida en su abrazo. La localización que escogieron era solo a tres metros de distancia de la puerta de la oficina, y aunque no bloquearon la entrada, esta posición podía solo ser descrita como agresiva.

En la entrada de la Oficina de Gobierno de la Alianza estaban parados dos guardias, que parecían estupefactos de esta escena. Viendo a este grupo de jóvenes sentados, no creían en sus ojos.

¿Así que en realidad existen personas que se atreven a protestar en la puerta de la Oficina de Gobierno de la Alianza? ¿Han tomado la medicina equivocada?

Bajo la asombrada mirada de los guardias, el grupo de trece se sentó en una fila, casi bloqueando la entrada de la puerta.

“¿Qué están haciendo?” Los dos guardias preguntaron después de acercarse.

“El 21er Escuadrón Caza Demonios de grado general viene con sinceridad, pidiendo por un estado de cuenta de la Alianza.”

Luc Xi sacó la insignia del 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado, y los dos guardias que estaban originalmente preparados para actuar inmediatamente se detuvieron en su camino. Por supuesto, ellos entendían la importancia que los Escuadrones Caza Demonios poseían. ¡Casi todos los altos mandos de la Alianza pertenecieron a los Escuadrones Caza Demonios después de todo! Por un momento, ellos realmente no se atrevieron a actuar en contra de estos jóvenes.

Los dos miraron la cara del otro, y un guardia corrió a confrontarlos, frunciendo el ceño y hablándoles, “Si tienen algo que decir, entonces díganlo. ¿Qué pasa con la protesta?”

Aunque era solo un guardia, este era de más de cuarenta años de edad, y cuando hablaba, tenía una actitud fuerte.

Desafortunadamente, su amenaza era casi inexistente, y el grupo de trece de Long Haochen no le prestó alguna atención a él, sin moverse una pulgada de ahí.

La Oficina de Gobierno de la Alianza estando precisamente en el medio de la Ciudad Santa, Long Haochen y los otros atrajeron todas las miradas alrededor por realizar tal truco, pero debido al prestigio de la Alianza, nadie se atrevió a acercarse.

Un corto tiempo más tarde, una silueta negra rápidamente corrió fuera de la Oficina de Gobierno, y el único que salió no era otro que el Maestro Auxiliar del Templo del Asesino, Ying Suifeng.

Ocurrió que estaba ahí en el momento adecuado, habiendo acabado de encontrarse con los guardias, que se apresuraron a decirle sobre los que ocurría en la entrada.

¡Ying Suifeng se preguntó solo quién podría ser tan atrevido! Para tener suficientes agallas para bloquear la puerta, incluso si los Escuadrones Caza Demonios tenían una posición prestigiosa, ¡no significaba que podían dañarle la cara a la Alianza! Imaginándose esto elevó su preocupación, ¿qué tipo de imagen tendrían si cada Escuadrón Caza Demonios hiciera un boicot en a entrada de la Oficina de Gobierno de la Alianza del Templo después del más mínimo agravio? ¿Qué tipo de escándalo sería ese? En consecuencia, estaba en una rabia absoluta cuando salió.

Pero fue inmediatamente asombrado al ver que aquellos que estaban sentados en la puerta eran precisamente Long Haochen y Cai’er.

“Long Haochen, ¿qué estás haciendo aquí ¿Solo qué demonios? ¡Levántate inmediatamente!” Ying Suifeng inmediatamente le gritó.

Long Haochen con resolución negó con su cabeza y replicó, “Si la Alianza no hace las compensaciones, no me moveré una pulgada.”

“Mierda, ¿qué compensaciones quieres de hagamos? Levántate y dime claramente sobre eso.” Ying Suifeng parecía furioso, especialmente viendo que este joven vino a causar problemas. ¡Era un recién formado Escuadrón Caza Demonios! Era claro que estaban intencionalmente hiriendo la cara de la Alianza del Templo. Ying Suifeng no sabía la historia de aquellos niños, así que inmediatamente se sintió furioso.

Sin embargo, todavía no inmediatamente empujó afuera a Long Haochen, desde que Cai’er estaba después de todo muy cerca.

Long Haochen dijo en un tono muy serio, “Maestro del Salón Ying, deseamos que entiendas completamente nuestra situación antes de arremeternos.  Has sido el guardián de Cai’er desde hacer bastante tiempo, pero no sabes que, si no fuera por la extremadamente buena fortuna que tuvimos, ¿incluso no habría regresado viva para sentarse aquí?”

Escuchando que dijo eso, la furia de Ying Suifeng inmediatamente se rebajó, tensamente arrugando sus cejas, “¿Qué ocurrió?”

El grupo de Luc Xi también vio a Ying Suifeng, y viendo como este Maestro del Salón cambió su discurso al escuchar las palabras de Long Haochen, todos no pudieron evitar aflojar sus respiros.

Long Haochen compuso él mismo con gran dificultad, y le dijo calmadamente sobre todo lo que ocurrió antes.

Esta vez, la expresión de Ying Suifeng cambió enormemente, “Bastardos, estos bastardos de la Torre de Misión. Después de haber hecho semejante cosa. Descasa tranquilo, este asunto definitivamente será tenido en cuenta. Te prometo esto en mi nombre como el Maestro Auxiliar del Salón del Templo del Asesino. Niños, deberían levantarse primero. Esto es después de todo la entrada de la Oficina de Gobierno. Síganme.”

Escuchando las palabras de Long Haochen, ¡la espalda de Ying Suifeng estaba empapada de sudor! Los otros no sabían algo, pero ¿cómo podría ser lo mismo para él? Aunque el Escuadrón Caza Demonios de Long Haochen estaba saltando lejos de ser llamado poderoso, ¿qué combinación formaban? La grandeza del Vástago de la Luz y la Santa Hija de Samsara era suficiente para hacer este asunto un gran escándalo para sus dos Templos. Además, los otros de su equipo no eran fácil de tratar también.

Long Haochen silenciosamente asintió, sosteniendo a Cai’er para ayudarla a levantarse, “Entonces, voy a estar rogando por su ayuda, Maestro del Salón Ying.” Su protesta en la entrada era solo para que la Oficina de Gobierno de la Alianza les prestara atención, y no debido a que querían buscar problemas ahí. Desde que Ying Suifeng ya sabía sobre ellos, naturalmente mostraría consideración ellos.

Anuncios