Pero la presión de Long Haochen realmente era difícil de soportar. No importaba lo qué uno dijera, Haoyue y él eran la razón de la Guerra Santa por los demonios esta vez. Las fuerzas de más de diez millones en el lado de los demonios estaba oponiéndose a la resistencia de una armada de un millón de humanos. La terrible situación que las personas iban a estar era obvia.

El cuarto Caballero oculto directamente les trajo al salón de encuentros del Templo del Asesino, antes de hacer su reporte apresuradamente.

Sin algún exterior presente, todos inconscientemente enfocaron sus ojos en Long Haochen. Cada uno de ellos estaba lleno con sentimientos complejos, con solo Cai’er estando perdida.

En el momento en que ella entró al Templo del Asesino, su expresión pareció tener un cambió. Tenuemente, Cai’er sintió un sentido de familiaridad con el lugar.

“Jefe, ¿hay algo pesando en tu mente?” Lin Xin miró a Long Haochen con algo de preocupación.

Una invasión de gran escala, la Guerra Santa lanzada por el Emperador Dios Demonio. Estas noticias golpearon al 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante muy duro. Además, Long Haochen era el centro de esta tormento. ¿Cómo podrían sus compañeros estar libres de preocupaciones?

Long Haochen negó con su cabeza sin vacilación, “Es nada. Solo tenemos que escuchar los arreglos que la Alianza está planeando. Todo escucharon lo que el cuarto Caballero Oculto dijo. Estoy solo pensando en pelear por el bien de la Alianza justo ahora.”

“Si, hemos peleado por el bien de la Alianza.” Los ojos de Sima Xian parpadearon con un brillo ominoso, sintiendo las ganas de ir al campo de batalla.

Los otros asintieron en turno, habiendo estabilizado sus mentes. Long Haochen era el alma de este equipo, y aunque no podía decirse que no había tenido fallas en las pasadas misiones, al menos era muy confiable. Mientras su mente sea estable, no habría problema, y todos naturalmente estaría mucho mejor.

En realidad, el actual marco de pensamiento de Long Haochen estaba destinado a ser complejo. Solo él entendía que la verdadera razón por la que el Emperador Dios Demonio comenzó esta Guerra Santa era conseguir en sus manos a Haoyue y a él. Si él se entregara, quizás toda esta guerra podría terminar, ¿pero podría hacer eso? La respuesta era incierta. Esta era una guerra entre dos razas, e incluso sin esta provocación, junto con el continuo crecimiento de los humanos, esta Guerra Santa tarde o temprano surgiría. Y Long Haochen puede ser el Vástago de la Luz, ¡pero eso no evita que él disfrute su vida también! Más importante, el único quien habría pagado al costo de su vida para detener esta guerra no sería él, sino su buen compañero y buen hermano Haoyue.

Todos tenían su propio egoísmo. Incluso con el más limpio y sagrado corazón podía posiblemente tener, Long Haochen seguía siendo al final un humano. También tenía deseos propios: ¿cómo podría solo mirar a Haoyue morir de ese modo? Esto era absolutamente imposible, pero también no estaba dispuesto a ver a las personas en una terrible situación debido a la Guerra Santa.

Por tanto, su mente estaba en total desorden. Ya tenía la resolución de que no importa cuál fuera el veredicto final de la Alianza sea, incluso si fuera a entregarse, apoyaría esta decisión hasta el final. Y ya definió que reportaría la amenaza presente por Haoyue a la raza demonio a la Alianza, dejando que ellos decidan.

Hacer semejante decisión fue muy dolorosa para Long Haochen, pero al mismo tiempo, se sintió mucho más relajado después de hacerla. Al menos ahora podría perdonarse él mismo. Lo peor que podía pasar sería que se sacrificara por la Alianza del Templo, y si las cosas realmente terminaran de este modo, escogería solo morir en la batalla al lado de Haoyue.

La presencia del cuarto Caballero Oculto fue muy efectiva. El espacio alrededor ligeramente tembló repentinamente. Los agudos ojos de Long Haochen fueron bloqueados en un solo lugar, su mano derecha hizo un movimiento repentino, antes de inmediatamente regresar a su anterior posición. En el siguiente instante, una figura gris dio un paso en el piso, caminando hacia adelante. Ese era el líder del Templo del Asesino, Sheng Yue.

La mirada de Sheng Yue fue atraída hacia Long Haochen viéndolo retirar su mano. Y sus ojos parecieron tener una mirada diferente. Su segundo objetivo de vista fue naturalmente Cai’er.

Cuando Cai’er llegó en contacto con la mirada de Sheng Yue por primera vez, su cuerpo tembló ligeramente, y su mirada perdida pareció crepitar ligeramente. Mirándolo en blando, ella pareció haberse quedado completamente inmóvil.

Sheng Yue creyó que su bisnieta estaba en un estado de emoción de verlo, pero no le prestó algo más de atención, mirando de regreso hacia Long Haochen. Pero todavía no dijo una sola palabra, levantando su mano, estiró su mano para agarrar la cabeza de Long Haochen.

Con la fuerza de Sheng Yue, el mero parpadeó de sus cinco dedos causó que una asombrosa intención asesina fría se extendiera inmediatamente, causando que la temperatura en toda la habitación cayera. Una terrible fuerza opresiva instantáneamente rodeó el cuerpo de Long Haochen.

¿Quién habría pensado que este senior actuaría agresivamente inmediatamente al llegar? Y la velocidad de Sheng Yue alcanzó talgrado que en el momento en que su mano fue levantada, inmediatamente apareció en frente de los ojos de Long Haochen, agarrándolo sin darle a alguien una mera oportunidad para reaccionar.

La velocidad de reacción de Long Haochen siendo incomparablemente rápida, en el momento que la mirada de Sheng Yue cayó una vez más sobre él, sintió un sentido de crisis. Originalmente sentado en la silla, no se levantó inmediatamente, debido a que no tenía el tiempo para hacerlo. Su pie derecho se estampó en la silla cercana, haciendo uso de ella para desplazarse hacia atrás. Mientras tanto, su mano derecha avanzó, apuntando hacia el vacío tan rápido como el relámpago.

Uno podía ver que en este mero instante, la mano derecha de Long Haochen brilló como un cristal dorado. Con un agudo sonido de siseo, un relámpago de qi de espada fue disparado en el vacío, y un brillo naranja de luz protegió a Long Haochen bajo su radio.

Pop. El aura dorada de espada directamente golpeó la palma de Sheng Yue, encontrándose ninguna obstrucción y retrasando su mano como garra. En el momento en que esta garra derecha descendió por segunda vez, lo que golpeó fue el Muro de Escudo erigido por el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna.

La habilidad Muro de Escudo fue liberada casi instantáneamente. Con la adición del poder completo del golpe de su intención de espada, la mano derecha de Sheng Yue solo logró rayar la superficie del Muro de Escudo. El Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna dejó salir otro brillo naranja de luz, empujándolo hacia atrás sin alguna herida infligida en Long Haochen.

La coordinación de todo el equipo fue exhibida justo entonces. Aunque nadie entendía por qué Sheng Yue actuaría contra Long Haochen, su experiencia peleando lado a lado era realmente plena. Hasta el punto en que justo después de que Long Haochen apenas empezó a actuar, los otros inmediatamente le siguieron.

La mano derecha de Sima Xian fue balanceada, dejando a la Bola Energética de Luz liberar sonidos estridentes mientras fue para aplastar a Sheng Yue. Y simplemente obstruyó su camino, dejándolo ningún modo para continuar atacando a Long Haochen.

Un grito resonante de fénix le siguió instantáneamente, Lin Xin no tuvo vacilación en activar su Fénix de Corazón de Fuego. Enfrentando una potencia del noveno paso, ¿no había otra opción sino ir con todo desde el comienzo?

La Espada Salvaje Escarlata de Han Yu llevaba un aura frenética, mientras cortó hacia adelante, en frente del camino de Sheng Yue, apuntando a sus rodillas.

El Escudo Divino del Alma de Wang Yuanyuan sobrevoló, apuntando directamente al cuello de Sheng Yue. Han Yu y el resto estaban cubriendo la parte superior e inferior, y con la adición de Sima Xian, podía decirse que ellos habían detenido todas las posibles rutas de Sheng Yue.

Lo que asombró a Sheng Yue más fue que al mismo tiempo que estos pequeños chicos reaccionaron, llamas desbordante estallaron. El poder aterrador del Dragón Diablo llenó toda la habitación casi instantáneamente. Por no hablar nada acerca de la mera habitación, todo el Templo del Asesino debería haber sentido la presencia de este poder de dragón.

Cai’er fue la único quien no hizo algún movimiento. Ella todavía estaba en un completo estado apagado, manteniéndose inmóvil tontamente, y pensando en algo que nadie sabía.

Sheng Yue estaba verdaderamente preocupado de su reputación como el Líder del Templo del Asesino. Enfrentando el cerco de estos jóvenes, a pesar de su asombro interno, su reacción no fue lenta en absoluto.

Sus pies ligeramente se movieron, y en un destello después de evitar la Bola Energética de Luz embistiendo desde un lado y empujándola con su mano derecha, su cuerpo flotó horizontalmente, pateando con sus dos pies a Wang Yuanyuan y el ataque de Han Yu.

Estos jóvenes todavía estaban en el sexto paso de cultivación. Sheng Yue habiendo alcanzado el noveno paso, aunque no los subestimo, ¡posiblemente no usaría su fuerza completa contra oponentes de este nivel! Así que usó la más básica operación con energía espiritual, reaccionando por los medios de su instinto.

Pero contra las expectativas de Sheng Yue, fue demasiado descuidado. Verdaderamente había subestimado al 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante demasiado, especialmente el formidable poder de la Bola Energética de Luz de Sima Xian.

Cuando Sheng Yue trató de cortar a través de ella, en su imaginación, esta arma tenía que ser muy pesada, pero la energía espiritual de Sima Xian estaba ligada a ella, así que seguramente sería enviado a volar. Sacando la fuerza del poder propulsor siguiendo su ataque, patearía los dos ataques desde los flancos, luego de eso tratar con el fénix siseando liberando llamas azules no sería problema.

Pero en el instante que su mano derecha entró en contacto con la Bola Energética de Luz, Sheng Yue se dio cuenta de su error. La armada de apariencia estúpida en realidad era mucho más aterradora de lo que imaginó.

Con estridentes sonidos de explosiones, Sheng Yue sintió una poderosa fuerza sacudiendo su mano. Esta eran las habilidades Aplastar, Absorción y Triple Explosión de la Bola Energética de Luz.

Si fuera solo eso, Sheng Yue no recibiría alguna herida con su energía espiritual de más de cien mil unidades. Más crucial, en el momento de usar la Bola Energética de Luz, Sima Xian utilizó su Estufa Espiritual del Trueno Purpura. Por tanto, en el instante que la mano derecha de Sheng Yue la tocó, relámpagos purpura repentinamente estallaron, embistiendo directamente en su palma para extenderse ampliamente en todo el cuerpo de Sheng Yue.

Con semejante fuerza de energía espiritual, herir a Sheng Yue era impensable para la Estufa Espiritual del Divino Trueno Purpura. Sin embargo, la parálisis por el trueno tomó efecto.

Para una potencia del nivel de Sheng Yue ningún detalle podría ser considerado insignificante en tiempos de batalla. Incluso si hizo contacto por menos de un segundo, esto sacudió todo su plan.

Los dos pies que disparó en el aire se entumecieron, antes de colisionar con la Espada Salvaje Escarlata y el Escudo Divino del Alma.

Anuncios