Estos monstruos eran verdaderamente ordinarios. Cada uno de ellos no era grande en constitución, solo alcanzando un largo de alrededor de dos metros. Parecían una especie de pescado, enteramente plano y no realmente amplio, alrededor de alcanzar un tercio de metro anchura. Su cuerpo era flaco y delgado, pero su apariencia era demasiado fiera. En la punta de su cabeza estaba un afilado diente de sierra extendiéndose más de un metro. En la oscuridad de los Pantanos de Melancolía, el brillo de su sierra dejaba salir una luz brillante.

De hecho, esta cosa alcanzaba un largo de dos metros, pero el diente de sierra de su cabeza ocupaba un metro de largo de eso, ¡haciendo a su cuerpo la mitad de su largo! ¡¿Qué tipo de físico aterrador era ese?! En su espalda, una gran aleta empujaba enérgicamente su cuerpo. Y además, cada uno de estos peces monstruos producían terribles fluctuaciones de energía espiritual. Esta energía espiritual era de un tipo que Long Haochen nunca había visto antes,m absolutamente incomparable con el elemento agua de una bestia mágica acuática ordinaria, ya que había algún tipo de elementos de viento y espacio mezclado en ella. O quizás era una mezcla de las dos.

En el momento que estos peces monstruos aparecieron, ellos claramente tuvieron un ímpetu del elemento viento, mientras sus monstruosas sierras en su cuerpo emitieron fluctuaciones de atributo espacial. Debido a esto, su ataque fue enorme. ¡Lo que ellos usaron era Corte Espacial!

Justo ahora, docenas de estos peces monstruos aparecieron ante la vista de todos. Bajo el bombardeo de cinco elementos de Haoyue, los peces monstruos llenaron el aire con un líquido blanco, y la abrumadora mayoría de ellos permanecieron sin heridas. De su piel extremadamente lustrosa, algo de un tenue resplandor plateado podía ser vista extendiéndose. Las secuelas del bombardeo era la regeneración de sus cuerpo, y realmente ningún daño fue infligido a ellos.

Siendo bestias mágicas de atributo doble, espacial y de viento, su más aterrador aspecto era su poder ofensivo, pero ni sus defensas ni su velocidad era nada para reírse. ¡así que este tipo de bestias mágicas todavía existía en los Pantanos de Melancolía! Y más aterrador, ellos estaban viviendo en un grupo. De hecho, debería haber más de cien de estas viviendo en este lago.

Long Haochen soltó un jadeo, inmediatamente invocando a los dos guardias santos de la Melodía Eterna, teniéndolos para identificar a estos monstruos.

Los dos guardias santos parecieron ilusionados, mientras ellos simultáneamente mencionaron un nombre desconocido para todos.

“¡Rayas[1] Sierra! ¡Que sorprendente! ¿No esta está especie supuestamente extinta hace largo tiempo atrás? ¿Cómo podría haber alguna aquí?” Estas dos potencias ordinariamente no mostraban alguna emoción, pero ahora, estaban claramente muy asombrados.

Long Haochen preguntó, “¿Qué es una Raya Sierra?”

El Undécimo Guardia Santo replicó con una voz llena con algo de miedo, “Ellas son terroríficas bestias mágicas. Su fuerza individual realmente es alta, equivalente a una bestia mágica del octavo paso, y encima de eso, ellas generalmente se encuentran en grupos. Su poder destructivo es masivo, su característica más peculiar es el cuerno en su cabeza. Aunque es una parte de su cuerpo, todavía es su más aterradora arma. Estas bestias mágicas son aterradoras en la tierra y océano. Su más gran debilidad es su incapacidad de volar, pero sus capacidades de camuflaje son también extraordinarias. Incluso bestias mágicas y humanos con la habilidad de volar pueden muy fácilmente ser asesinados sin incluso darles el tiempo de escapar volando.

En tiempos ancestrales, estas bestias mágicas tenían una tiránica presencia, pero luego, ellas encontraron su destrucción al encontrarse a su depredador, los dragones gigantes. No esperé en realidad encontrar algunas, en esta vida. ¡Su existencia es conocida solo de los libros ancestrales!”

Long Haochen jadeó por esta información. No es de extrañar que estos monstruos sean tan poderosos, ¡así que en realidad eran bestias mágicas del octavo paso! ¡Eso era más de cien bestias mágicas del octavo paso! Si ellas fueron regaladas con la habilidad de volar, su única opción sería liderar a sus compañeros de regreso a la Torre de la Eternidad, desde que ellos no eran lo suficientemente fuertes para resistir esa amenaza.

En este momento, las Rayas Sierra debajo estaban rugiendo una después de otra. Sus rugidos no eran increíblemente ruidosos, pero tenían una profunda resonancia. Las Rayas Sierra que Haoyue asesinó justo antes con su poderosa explosión eran alrededor de tres, y algunas fueron heridas. Todas ellas estando en el octavo paso, si fuera en uno versus uno, Haoyue sería mucho más fuerte que ellas. Pero cuando se encontraba con esta cantidad de Rayas Sierra, Haoyue solo podía quedarse estancado.

Sin embargo, Haoyue no era tan fácil de molestar. De ser heridos por su ataque sorpresa, además de añadir el peligro de muerte de Long Haochen fue expuesto, estaba completamente enojado.

Incesantemente, escupió una y otra vez hacia el pequeño lago debajo, especialmente por el recién nacido Pequeño Purpura, aquella bruma venenosa era altamente tóxica, causando que incluso los miembros del 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante se hubieran alarmado de mirar esta visión.

Sin embargo, las Rayas Sierra realmente merecían ser llamadas duras criaturas antiguas. Ellas tenían técnicas especiales de resistencias, formando un torbellino con sus sierras. Uno podía claramente ver círculos blanco purpura extendiéndose hacia afuera, llenando el aire y tomando la forma de un domo blanco plateado protector cubriendo un gran área. Mientras tanto, la cosa incluso más bizarra era que el lago se volvió pantanoso debido al bombardeo de Haoyue, pero de la luz plateada extendiéndose, rápidamente recuperó una coloración limpia, como si todo el veneno estuviera volando hacia el cielo.

¡Cierto! Si ellos no tenían la habilidad para resistir el veneno, estas Rayas Sierra posiblemente no habrían sobrevivido a este tierra de muerte.

Aunque los proyectiles de Haoyue eran poderosos, no fueron efectivos contra tantas Rayas Sierra actuando como una unidad. Solo podía enviarlas a volar una por una, y no resultaba como un ataque eficiente.

Por casualidad, Haoyue tenía esta quinta cabeza del elemento venenoso. Actualmente, la densa niebla venenosa rodeándolos fue disipada por el aura viniendo del cuerpo de Haoyue. Como uno podía bien imaginar, si el grupo de Long Haochen fuera al aire por el medio de sus alas, incluso si ellos eran capaces de resistir el veneno, su energía espiritual rápidamente se gastaría. Entonces sería difícil decir si ellos serían capaz de correr fuera de la niebla venenosa. Además, ¿quién aseguraba que no habría otros poderosos enemigos más allá de la bruma venenosa?

Las cinco grandes cabezas de Haoyue estaban continuamente dejando salir gritos de furia, obviamente molesto por el ataque sorpresa de estas Rayas Sierra. Las masivas alas en su espalda estaban continuamente aleteando, y las fluctuaciones de energía espiritual alrededor de su cuerpo continuó fortaleciéndose.

Long Haochen palmeó la espalda de Haoyue, confortándolo, “Déjalos ser. Este es su hogar. Solo volaremos a través y eso será.”

Aunque Haoyue estaba reacio, no iría en contra de la voluntad de Long Haochen. Con un sentimiento de disgusto, aleteó sus dos alas en su espalda hacia adelante, planeando cruzar sobre este lago desde el cielo, antes de encontrar un punto para aterrizar y entonces proceder hacia adelante. Después de todo, el vuelo en el cielo, mientras llevara siete personas en su espalda y tuviera resistencia al veneno venía con un gran consumo para él.

Sin embargo, la complexión en las caras del grupo de Long Haochen cambió rápidamente, debido a que aquellas Rayas Sierra que originalmente vivían en el lago inesperadamente fueron tras Haoyue.

Ellas no mostraron signos de querer dejarlos ir.

¿Qué están haciendo estas Rayas Sierra? Long Haochen estaba asombrado. No tenía más opción que admitir que si ellos aterrizaran en el suelo, ellos en realidad no serían un partido para estas Rayas Sierra. Sea físicamente, en energía espiritual o poder de ataque, ellos realmente no eran partido para tantas Rayas Sierra.

El Undécimo Guardia Santo explicó, “Las Rayas Sierra viven en grupo, y tienen una muy buena solidaridad. Este es el por qué ellos guardan resentimiento particularmente profundo. Antes, asesinaste a uno de sus compañeros, así que ellos no dejarán ir el asunto en esto.”

Long Haochen mostró una sonrisa calmada, “Ellos quizás pueden tomar cuidado de otro así, ¿pero nosotros? Temo que ellos escogieron el objetivo equivocado. Después de haber avanzado por tanto tiempo, deberíamos descansar. Vamos a irnos, y regresemos a la Torre de la Eternidad.”

Para seguir una pista se necesitaba un objetivo, así que cuando estas Rayas Sierra perdieron su objetivo, ¿qué más podían hacer? Nada más sino regresar a su propia hábitat.

Un destello de luz apareció, lentamente extendiéndose alrededor, envolviendo la masiva figura de Haoyue. Desvaneciéndose, y en el siguiente instante, el grupo de Long Haochen fue transportado al primer piso de la Torre de la Eternidad.

Regresando a la Torre de la Eternidad, todos finalmente dejaron salir sus respiraciones. Al menos aquí, ellos se sentían en paz, y no tenían que preocuparse acerca de algunas terribles criaturas repentinamente persiguiéndolos desde esa tierra de muerte.

Sin embargo, Long Haochen permaneció bastante curioso acerca de las Rayas Sierra. Preguntándoles a los dos guardias santos, obtuvo algunos detallas con respecto a esta especie.

Las Rayas Sierra eran verdaderamente criaturas formidables. Si no fuera por su debilidad de ser incapaces de volar, ellos habrían permanecido como los tiranos del continente por incluso más tiempo regresando a entonces.

La razón por la que tenían elementos duales era debido a su cuerpo. Su cuerno estaba conteniendo atributo espacial, mientras su cuerpo contenía atributo viento. Estos dos atributos se complementaban uno al otro, haciendo su velocidad de ataque abrumadora.

Haoyue ya fue bastante afortunado de ser capaz de asesinar algunas Rayas Sierra, debido a que su ataque fue repentino, y de su inadecuada defensa.

Basado en estos dos guardias santos, en estos pantanos, incluso si hubiera algunas Boas del Bosque del décimo paso, no se atreverían a invadir imprudentemente el territorio de este grupo de Rayas Sierra. De hecho, en términos de poder de ataque, ¡su cuerno no era inferior a una ordinaria arma legendaria!

Del mismo modo, debido al gran poder de las Rayas Sierra, el cuerpo de cada una de estas Rayas Sierra podía ser llamada un valioso tesoro.

Primero que todo, dado que el cuerpo de una Raya Sierra tenía la habilidad para recibir las constante oleadas de los dos elementos adentro, era mucho más fuerte que bestias mágicas ordinarias en resistencia. Por supuesto, esto permanecía más allá de compararse con un monstruo controlando tanto elementos como Haoyue.

La parte más resistente de una Rayas Sierra no era su cuerno, sino el centro de su espalda, con tres capaz blanco plateadas de piel, haciéndola extremadamente dura. A continuación estaba su cuerno, que sin ser refinado, en su forma simple, ya era una pieza de equipamiento del elemento espacial al menos en el nivel glorioso. Y tendría un poder de ataque similar al del nivel legendario, pero, en las manos humanas, el poder de este cuerno sería un poco menor.

Sin embargo, ¿qué si este cuerno fuera procesado? El Undécimo Guardia Santo le dijo a Long Haochen que todas las armas de los tiempos ancestrales que fueron hechas con el Cuerno de Raya Sierra, eran artículos del nivel legendario.

[1] Manta, o similar a la mantarraya, lo único que a diferencia de la última debería tener un aguijón venenoso en la cola, pero como es ficción no importa mucho, pero su aspecto debería ser similar. https://es.wikipedia.org/wiki/Manta_birostris

Anuncios