El poder de la Santa Estufa Espiritual se volvió indudablemente visible en ese momento. Junto con el Demonio Volador Beta, esta hoja negra de luz fue empujada por la Santa Estufa Espiritual, forzosamente girando, apuntando directamente a Long Haochen. En este momento, la distancia separándola de Zhang Hairong ya era al menos de cinco metros.

Usando su Escudo Espíritu Santo, la bloqueó con un ruidoso bang. Como resultado, el cuerpo de Long Haochen fue forzosamente enviado a volar.

Habiéndose empujado él mismo en semejante situación tan repentinamente, fue incapaz de usar Obstrucción Divina. Afortunadamente, solo era un ordinario Demonio Volador Beta, así que Long Haochen no sostuvo alguna herida mayor mientras caía en el suelo.

Habiendo sufrido la influencia de la Santas Estufa Espiritual, el Demonio Volador Beta se lanzó en picada en una centella, una docena de espadas negras verdosas de viento bombardearon a Long Haochen.

El punto más fuerte del Demonio Volador Beta está en su velocidad de ataque, el atributo viento lo provee con la habilidad de volar en adición de incomparables ataques rápidos y velocidad. Además, lo que usó podía ser considerado una habilidad innata, ambas, fuerza e increíble velocidad, y más, todos sus ataques fueron de elemento doble. Ellos frecuentarían cantidades de ataques furtivos desde el aire.

Un fiero resplandor rojo brilló en el cuerpo de Long Haochen, símbolos del escudo elemental de Lin Xin. Su magia defensiva no solo tenía gran poder de defensa, sino que, además, debido a que estaba confiando en su cristal nube de fuego, su velocidad de lanzamiento también era extremadamente rápida.

Con un sonido estridente continuamente sonando en el aire, la hoja de viento del Demonio Volador Beta fue bloqueada por el escudo elemental de fuego.

Este Demonio Volador Beta, sin embargo, no era estúpido, poseyendo tales capacidades innatas significaba que su inteligencia no era baja. Viendo que la situación no parecía buena, el Demonio Volador Beta desplegó sus alas, planeando elevarse en el cielo para escapar.

Desafortunadamente, no fue capaz de hacerlo.

Cuando cayó en picada rápidamente hacia Long Haochen para desatar su ataque, ya había entrado dentro de una distancia de 25 metros de Long Haochen. Y en consecuencia, la habilidad de Atracción de la Santa Estufa Espiritual fue lanzada.

Habiendo similarmente alcanzado el quinto paso, la Santa Estufa Espiritual de Long Haochen fue incapaz de atraer al Demonio Volador Beta completamente, pero el retraso que produjo fue suficiente.

Un brillante resplandor cubrió el enorme escudo acercándose, mientras un martillo explosionó desde el otro lado.

El cuerpo del Demonio Volador Beta explotó adelante con un halo de luz verde oscuro.

Sin embargo, Wang Yuanyuan y Sima Xian usaron en el siguiente instante su fuerza completa para atacar.

Con un fuerte ruido, el Demonio Volador Beta dejó salir un grito lastimero, su ala izquierda ya se rompió por la mitad.

El Martillo Sagrado de Luz originalmente llevaba gran daño a los demonios, y esta vez, directamente anuló la defensa del Demonio Volador Beta. Además de añadir el golpe del Gigantesco Escudo Divino del Alma de Wang Yuanyuan, ¿cómo podrían sus ataques ser bloqueados ligeramente? Ya fue afortunado que, debido a su peculiar cuerpo resistente, este Demonio Volador Beta solo tuvo media ala rota. Pero este hecho implicaba que ya era incapaz de mantener su balance más. Su cuerpo inmediatamente sintió caerse en el suelo.

Un oscuro resplandor dorado se liberó repentinamente. Zhang Hairong, que justamente regresó a sus sentidos, simplemente vio la delicada chica detrás de Long Haochen golpear su caña en el suelo, y un corto segundo más tarde, ya estaba a 20 metros de alto en el aire. Inmediatamente seguido, siete u ocho fantasmagóricas de imágenes remanentes de color dorado oscuro parpadearon en el aire antes de caer sobre el Demonio Volador Beta.

Sin dejar este Demonio Volador Beta caer, Lin Xin ondeó su cristal nube de fuego, y un anillo de flamas brillante inmediatamente envolvieron el cuerpo de este Demonio Beta. Mientras lo arrastraba de regreso, desapareció en el siguiente instante, entró en su anillo de almacenamiento.

Haciendo este gran movimiento desde atrás, atrajo las simultaneas miradas de estos soldados de élite vestidos de armaduras de cuerpo completo que había justamente llegado. Mirando a este Demonio Volador Beta caer de este modo, ellos estaban muy sorprendidos.

¿Son realmente de un batallón ordinario? ¿Desde cuándo podría un batallón contener magos y asesinos?

El grupo de Long Haochen siguió a Zhang Hairong junto con el 1er Batallón en su retirada. En ese momento, las miradas que estos soldados les dieron ya había cambiado completamente, claramente llevando algo de reverencia.

Por la precisa razón de que ellos tenían al grupo de Long Haochen a su lado, las bajas del 1er Batallón esta vez fueron excesivamente bajas; las muertes fueron menos de una docena, y los heridos menos de cincuenta. Esto era algo que ellos nunca lograron en cualquier otra batalla en el pasado. De hecho, en realidad fueron los únicos que generalmente estaban pereciendo más rápido en el campo de batalla.

“¡Gracias hermano!” Zhang Hairong palmeó el hombro de Long Haochen, revelando una sonrisa sencilla.

Long Haochen dijo, “Nosotros somos tus soldados, protegerte es nuestro deber.”

Zhang Hairong le dio una mirada antes de levantar el pulgar hacia arriba, liderando una vez más al batallón completo para retirarse a la ciudad. Al mismo tiempo que estaban retirándose, una masa dorada podía ser vista en el aire. Al menos unos cien caballeros estaban volando en sus monturas, listo para unirse al campo de batalla. El objetivo que estaban apuntando eran precisamente los Demonio Voladores Beta del Clan Maxilias que el grupo de Long Haochen justamente había asesinado.

Pero el grupo de Long Haochen no notó que en el momento que ellos estaban retirándose, un par de hermosos ojos conteniendo una expresión compleja estaban viendo en su dirección, hasta el momento en que ellos finalmente desaparecieron de su campo de visión.

En la torre de la puerta de la ciudad, Sheng Lingxin estaba completamente llevando su armadura marcial y tenía un aspecto imponente. Toda la Cordillera Exorcista ahora se veía como un tipo de máquina, operando a un paso muy rápido, actuando contra la serie de despliegue ininterrumpido de las fuerzas principales de los demonios.

Un total de no menos de unos mil magos, divididos en diez grupos de unos cien, ahora estaban tomando turnos en liberar hechizos bajo las direcciones de Lan Yanyu. Tan pronto como se hecho, ellos inmediatamente dieron pasos atrás para almacenar poder mágico. Y veinte Caballeros Guardianes especializados estaba parados ahí, usando el mismo Halo de Reunión Espiritual que Long Haochen para asistirlos.

Asaltados por estos magos y cañones mágicos de bombardeo pesado, las perdidas en el lado de los demonios fueron simplemente desastrosas.

Mientras que por los soldados elites que llegaron al Paso de la Montaña Exorcista, había un total de 3.000 soldados listos para proveerlos con apoyo en cualquier momento. Ellos estaban vestidos en simples armaduras de cuero, y cada uno de ellos llevaba un par de dagas, dirigiéndose hacia la retaguardia de su grupo. En caso de que un formidable demonio ganara la ventaja, ellos inmediatamente lanzarían un ataque para asistir a los guerreros elite.

Este era el poder real del Templo del Asesino. En realidad, manejaron la transferencia de una cantidad tan masiva de Asesinos de rango medio y alto. Estos asesinos eran todos al menos del cuarto paso, y formaban la piedra angular de la Ciudad Exorcista.

Regresando del campo de batalla, Zhang Hairong rápidamente dirigió a los soldados de regreso a sus viviendas, mientras los heridos fueron enviados a la enfermería y los muertos fueron registrados a los especialistas a cargo antes de ser incinerados.

“Regresemos y agarremos algo de descanso. Los cielos saben cuándo estos demonios volverán a atacar. Nosotros podemos tener que dirigirnos al campo de batalla una vez más pronto más tarde. Disolvámonos.”

Los soldados se dispersaron de forma clara y ordenada, regresando respectivamente a sus propias viviendas. La gran mayoría de estos soldados no pudieron evitar tomar una última mirada al pequeño equipo de siete al lado de Zhang Hairong, muchos de ellos levantaron su pulgar. Estaban particularmente agradecidos hacia Han Yu y Lin Xin que ayudaron mucho en proteger a estos soldados.

Long Haochen enderezó su espalda; en ese momento, parecía como si una llama estuviera siendo encendida en su corazón. ¡Eso es cierto! Solo a través del de la experiencia real de guerra uno puede verdaderamente experimentar la crueldad de la guerra y entender los sentimientos de aquellos soldados. Los soldados no usaban palabras para expresar sus sentimientos, sino gestos y expresiones ya expresando mucho. Long Haochen sabía que, en esta batalla, su 1er Escuadrón Caza Demonios de grado soldado consiguió el reconocimiento de los soldados del 1er Batallón.

Zhang Hairong se giró, mirando al grupo de Long Haochen, y rió ruidosamente, “Ustedes son muy bravos. Apresúrense en regresar, tomen una ducha y consigan descansar algo. Los negocios del campo de batalla son difíciles de predecir; es difícil decir lo largo que conseguirán descansar antes de ir ahí otra vez. La batalla más feroz que puedo pensar había durado siete diez y siete noches, reduciendo nuestras tropas por unas diez mil, pero al final, nosotros repelimos las fuerzas principales las armadas de demonios. Y esa vez, las perdidas en el lado de los demonios también fueron desastrosas, a la medida que ellos nos vinieron a atacarnos por tres meses completos. Según informaron, un total de veinte potencias del octavo paso de ambos lados murieron esa vez.”

“Si, ¡comandante del batallón!” El saludo militar que Long Haochen realizó fue bastante más estándar que antes.

Zhang Hairong dejó salir un ligero suspiro, “Sería tan grandioso si pudieran permanecer en mi 1er batallón por siempre. Sin embargo, temó que no seremos asociados uno con el otro por largo tiempo.” Habiéndolo dicho así, se dio la vuelta, con sus ojos llenándose con un profundo malestar. Incluso sabía que las elites de los Escuadrones Caza Demonios no podrían permanecer ahí.

Cada vivienda tenía un pequeño baño. En realidad, los únicos que realmente necesitaban lavarse eran solo los tres que fueron al frente de la batalla: Long Haochen, Sima Xian y Wang Yuanyuan. Mientras que por los otros cuatro, no estaban sucios en lo más mínimo.

Ya que como dice el dicho, ‘Las damas primero’; quien fue de primero fue naturalmente Wang Yuanyuan, seguido de Sima Xian. En su capacidad de capitán, Long Haochen fue el último en ir al baño. Les dijo a todos que no se fueran a descansar primero, debido a que tenía algo que decirles primero.

Rápidamente, los tres terminaron de limpiarse. Después de cerrar la puerta, Long Haochen declaró, “En la batalla que nosotros hemos tenido hoy cerca de las paredes de la ciudad, el entendimiento tácito de todos ya estuvo bastante mejor. Tengo dos asuntos que discutir con ustedes ahora. La primera cosa es sobre obedecer órdenes. Al final, ahora pertenecemos a la armada, y como soldados, obedecer órdenes es nuestro deber más importante. En caso de que violemos esta regla, incluso si logramos asesinar a más enemigos, temí que el otro lado estará descontento con nosotros. Así que tengo que pedirles a todos que se muestren más restringidos en el futuro.”

Después de que fue todo dicho y hecho, Long Haochen todavía no había sido capitán por tan largo tiempo, y aunque sus capacidades solo convencían a todos más y más mientras pasaba el tiempo, realmente no tenía mucha autoridad. Así, estaba siendo cuidadoso con sus palabras, tratando de actuar con tanto tacto como le fuera posible.

Sima Xian acarició su cabeza calva, y replicó, “Justo ahora, he conseguido llevarme un poco fuera del camino. Reflexionaré sobre mis acciones.”

Wang Yuanyuan le lanzó una mirada, “Realmente no me importan las cosas sobre el ejército, pero te escucharé, Haochen.”

Todos habían visto los logros de Long Haochen en el campo de batalla con sus propios ojos. Por el bien del equipo, se contuvo de usar sus habilidades de Caballero Vengador para enfocarse en mantener su Halo de Reunión Espiritual desde el comienzo al final, así como para ayudar a los otros en recuperar sus energías espirituales. Mostró particular consideración a la situación general, teniendo solo un mayor impacto como el corazón del equipo. La atmosfera dentro del equipo era muy buena, y aunque el carácter de Wang Yuanyuan era naturalmente obstinado, todavía reconoció a este chico mucho más joven que ella.

Chen Ying’er sacó su lengua y comentó, “Hey, con mis propias capacidades, está fuera de cuestión para mi desobedecer ordenes, ¡lo sabes!”

Estos tres declararon su posición en sucesión, y mientras que por Cai’er, Han Yu y Lin Xin, ellos naturalmente no presionaron sobre el tema más allá.

Long Haochen sonrió, “Gracias a todos. En realidad, he estado poniendo pensamientos serios en este asunto: esta vez, estaremos entrenando en el Paso de la Montaña Exorcista por una duración total de tres meses. Y nuestro recién formado Escuadrón Caza Demonios gradualmente irá afilándose. Entonces, cuando sea tiempo para que nos vayamos, los militares deberán darnos una evaluación.

No importa que tan buenos sean nuestros logros, en caso de que no escuchemos ordenes, la evaluación militar de nosotros muy posiblemente será bajada, lo que solo puede ser desfavorable para nuestra clasificación en esta contienda de equipo.