Mirándola, Long Haochen se sintió sacudido. Después de todo todavía tenía un lado joven e ingenuo: después de que Cai’er dejara una restricción en el cuerpo de Yue Ye, sentía remordimiento en lo profundo. Para él, el hecho de que Yue Ye ya sacará muchas cosas después de semejante corto lapso de tiempo era una amplia prueba de su sinceridad, mostrando que no estaba llena con malas intenciones.

“Estoy escuchando.” La voz de Long Haochen claramente sonó mucho más gentil.

Yue Ye dijo, “Por favor noqueen a mis subordinados: tengo un hechizo para borrar su memoria. Deben tener estas memorias limpias, esta será la opción más segura para ustedes.”

“Todo bien.” Long Haochen dio su acuerdo sin la más mínima vacilación, apuntando su dedo en la dirección del carruaje. Inmediatamente, repetidos sonidos de golpes fueron escuchados desde el interior del carruaje.

Los subordinados restantes de Yue Ye eran todos magos. Enfrentando a semejantes despiadados guerreros de corto alcance, ¿cómo podrían tener la habilidad de contenerlos?

Los miembros de los dos Escuadrones Caza Demonios caminaron en línea, viniendo al lado de Long Haochen.

Long Haochen le dio a Yue Ye una mirada de disculpa, “Todavía tener un largo camino, necesitaremos pedir prestados algunos de tus Manes Inquebrantables. Diez deberían ser suficientes, el resto te los dejaré. Por favor vete de este lugar tan pronto como sea posible también, esta área todavía está adentro del alcance de la Provincia Nareiks. No es un lugar seguro.”

“Lo tengo.” Yue Ye había completamente cambiado de su anterior exhibición extremadamente inteligente, respondiendo obedientemente, justo como un sirviente viendo a su maestro.

Cai’er frunció sus cejas, y por alguna razón, descubrió que encontraba a esta chica más y más desagradable mientras el tiempo pasaba.

Con un brillo tenue, los ojos de Long Haochen se iluminaron con la muestra de una expresión fría, “Suban, es el momento de ponerse en camino.”

Todos recibieron Manes Inquebrantables, y otros aparte de Long Haochen, Li Xin y Cai’er quienes no lo necesitaron, cada uno escogió uno, y se subieron en él. Bajo el liderazgo de Long Haochen, galoparon a toda velocidad.

Siguiendo sus figuras partiendo con sus ojos, la mirada de Yue Ye gradualmente se volvió más fría. Inconscientemente colocando su mano derecha en su pecho izquierdo, ella tocó un punto débil.

“No importa cuán terrible eres, todavía tienes un gran punto débil. Mientras Long Haochen lo pida, seguramente disiparas esta restricción en mí. Long Haochen, lograré mis metas no importa qué.”

En este punto, Yue Ye reveló una noble y orgullosa expresión. No le había mentido a Long Haochen, y era realmente la princesa del Clan Luna Demonio, y no le importaba apoyar a los dos Escuadrones Caza Demonios de Long Haochen. La única razón era debido a Long Haochen.

Excepto por regresarle el favor de salvarla, tenía otra razón para hacer esto.

Aunque Yue Ye poseía sangre humana, haciéndola incapaz de suceder al Dios Luna Demonio, como poseedora del título de ‘luna nueva’ dentro del Clan Luna Demonio, su talento innato era extremadamente alto, y su sabiduría sobrepasaba a la de los hombres de su clan por mucho. Incluso el Dios Luna Demonio confiaba en gran medida en su lado, y podía decirse que es el más grande genio del Clan Luna Demonio.

En consecuencia, Yue Ye siempre había estado llena con extremo orgullo desde muy joven. Debido a su excelencia, muchos de los dioses demonios de alto rango expresaron el deseo de conectar sus sucesores al Dios Luna Demonio por matrimonio, pero Yue Ye rechazó todas estas proposiciones sin alguna vacilación. Cuando los rechazó, solo tenía una sola explicación para esto: que, entre sus pares, ella solo consideraría uno cuya fuerza e inteligencia sobrepasara al suyo como alguien calificado a tomarla como su esposa.

Con seguridad, nadie fuera del sucesor del Emperador Dios Demonio había logrado cumplir esta condición. Pero el Emperador Dios Demonio nunca lo dejaría conectarse a un exterior por matrimonio: para preservar la pureza de su línea de sangre, los hombres de su clan solo podrían casarse con chicas de su propio clan.

Yue Ye, que tuvo 22 este año, finalmente encontró a alguien que la complacía, un hombre que la convenció absolutamente, y aunque la contraparte era un humano, le dio un sentimiento que nunca había experimentado antes.

No era como hubiera caído por Long Haochen, sino más bien que le hizo elevar un espíritu competitivo en ella. Al mismo tiempo, sentía que este hombre sería capaz de merecerla.

Las anteriores palabras de Yue Ye venían de la parte más profunda de su corazón. Nunca se consideró a sí misma como un demonio, ni se consideraba como un humano. Para cualquiera de los dos lados, no sentía un gran apegó ni una extrema repulsión. Lo que ella seguía era el ideal que solo el fuerte merece respeto.

Con una centella de luz, un pergamino apareció en la mano de Yue Ye. Sin apuro paseó al frente del carruaje, abriendo el pergamino, t de él, una intensa flama fue inmediatamente encendida. De paso, tiró el rollo en el carruaje, antes de cerrar la puerta de atrás.

Unos pocos segundos más tarde, una ruidosa explosión sonó y estos carruajes pesados se dispararon juntos con eso.

Pero estos carruajes eran verdaderamente duraderos, ya que no explotaron incluso en semejantes circunstancias.

En el asiento del conductor, Leng Xiao fue enviada a volar, y los Manes Inquebrantables pensaron en correr lejos en total pánico, pero el carruaje era demasiado pesado, y sin las Técnicas de Flotación siendo lanzadas, incluso si querían, no podían comenzar a correr.

 “Solo una persona muerta sería capaz de mantener un secreto con la mejor seguridad.” La expresión de Yue Ye era calmada, como si estuviera tomando cuidado de asuntos importantes.

Después de ser lanzada, Leng Xiao regresó a sus sentidos.

“¿Qué está ocurriendo? ¿Qué sucedió?” Arrastrándose desde el suelo, Leng Xiao miró a Yue Ye, y su última mirada fue extremadamente sincera.

El par de ojos purpuras de Yue Ye parecían estar llenos con intenso remordimiento, solo mirándola en su silencio, y los ojos de Leng Xiao gradualmente se cerraron, entrando en un profundo sueño.

Es cierto, Yue Ye tenía una habilidad para borrar la memoria, pero desafortunadamente, esta habilidad venía con un gran consumo, así que no podía usarla en muchas personas. Podía asesinar a estos subordinados suyos para silenciarlos, pero no podría hacer lo mismo con Leng Xiao.

Después de dejar el carruaje, Long Haochen y su grupo no sabían lo que ocurrió. Habían estado corriendo en su camino, y en la madrugada, ya había cubierto cerca de 100 km, y elegido un lugar remoto para descansar.

Si fuera antes, sus compañeros habrían definitivamente tenido cuestionada la opción de Long Haochen de perdonar a Yue Ye y su grupo. Sin embargo, esta vez, estaban extremadamente calmados, en particular por a seis personas del 4to Escuadrón Caza Demonio, que no tenían alguna pregunta en absoluto.

No era por miedo, sino por la confianza, debido a que tenían una confiaba absoluta hacia Long Haochen, y ya estaban casi dispuestos a seguirlo ciegamente. Desde que dejó la Alianza del Templo, Long Haochen nunca había hecho algún error en sus decisiones, usando su propia habilidad para probar su extraordinaria capacidad como un comandante para todos.

Esta vez, todos llevaban suplementos de agua y comido para tres meses de viaje, así que habría ningún problema para comer y beber para saciarse. Después de reponerse ellos mismos, Long Haochen no les ordenó partir a ellos urgentemente, sino que extendió su mapa mientras sacaba las cosas que recibió de Yue Ye.

“Por favor cambien sus ropas, todos, y usen estas.”

Estos eran cristales delgados, ondeando con fluctuaciones mágicas, de las que Long Haochen demostró el uso.

Un corto tiempo más tarde, los trece de ellos habían completamente cambiado apariencias, debido a estas ropas.

Todos llevaban una toga purpura, sobe el mismo. Estas togas eran excesivamente largas, y dobladas hacia arriba. Con las correcciones hechas de las pocas chicas en el grupo, finalmente les encajo perfectamente.

Al mismo tiempo, los colores de sus ojos cambiaron, y todos parecían tener pupilas purpuras.

En la espalda de las togas apareció el diseño de una luna doblada.

La delgada y elaborada parte transparente era exactamente del mismo tipo de ojos mágicos de Leng Xiao y Yue Ye llevaban anteriormente, la única diferencia siendo que Yue Ye le dio unas purpuras al grupo de Long Haochen.

Con este cambia completo de vestimenta más el cambio de color de sus ojos, el grupo de Long Haochen completamente tomó la apariencia de los miembros Clan Luna. Por supuesto, no sería suficiente si fuera solo sobre sus apariencias externas, así que todos también tenían una insignia justificando su linaje al Clan Luna Demonio. Aunque estas insignias no eran equipamiento mágico, llevaban el aura perteneciente a la línea de sangre Clan Luna, y no eran tan fáciles de hacer. Cuando las llevaban, el grupo de Long Haochen naturalmente liberó la especifica aura fría, encantadora y digna de los demonios de alto rango.

“Capitán, que deberíamos hacer a continuación? Deberíamos realmente entrar descaradamente en una ciudad demonio, ¿justo como Yue Ye dijo?” Sima Xian preguntó.

Long Haochen negó con su cabeza, replicando, “No, no somos después de todos demonios. Aunque esto es suficiente para ocultar nuestras verdaderas identidades, somos después de todo completamente diferentes de los demonios, siendo en términos de costumbres de vida o aspectos físicos. En caso de que entremos a un poblado demonio, un número tan grande de demonios de alto rango están obligados a traer la atención, y posiblemente ser expuestos. En adición, desde que suponemos ser demonios de alto rango, no se supone que no estaremos montando bestias mágicas tan bajas como estos Manes Inquebrantables. Tendríamos que abandonar nuestras bestias mágicas antes de entrar en una ciudad. Por esta razón, anteriormente busqué nuestra ruta, y desde que nuestros suplementos son suficientes, determiné que deberíamos apegarnos a nuestro plan original y apurarnos a la Caverna Desolado Silbar para completar nuestra misión en el tiempo más rápido posible.”

Long Haochen indudablemente era extremadamente prudente, y no confiaba completamente en Yue Ye en absoluto.

Todos asintieron en sucesión, expresando su aprobación.

Long Haochen declaró al lado de sus compañeros del 21er Escuadrón Caza Demonios, “Vamos a consultar uno con el otro más tarde antes de distribuir los puntos de contribución.” Aunque eran equitativos, no sería inflexible y no propuso compartir equitativamente los puntos de contribución del 4to Escuadrón Caza Demonios. Después de todo, una diferencia en fuerza existía entre los dos Escuadrones Caza Demonios y sus contribuciones a todo el grupo no eran iguales. Long Haochen también quería considerar las opiniones de sus propios compañeros.

Sus compañeros naturalmente no tenían alguna objeción a esta sugerencia.

Verdaderamente, después de entrar en el territorio demonio, inmediatamente encontraron algunos grandes problemas, pero su abundancia de puntos de contribución fue igualmente abundante.

En el lado del 4to Escuadrón Caza Demonios, una importante cantidad de puntos de contribución ya había sido juntada, ya que cada Demonio Berserker daba cuatro puntos de contribución y el Pájaro Demonio daba seis. Los otros tipos de demonios también daban mucho más que los Demonios Espadas Dobles.

Las ganancias en el lado de Long Haochen eran incluso más grandes. El Demonio Berserker Escarlata de Pura Sangre murió a manos de Long Haochen, mientras que el Pájaro Demonio Dorado murió a manos de Cai’er, y el valor de estos demonios evolucionados ya excedía unos mil. Ya era suficiente para el grupo de Long Haochen tener abundantes puntos. Más importante, Long Haochen había simplemente matado una gran cantidad de Grandes Pájaros Demonios, cuyos cadáveres habían sido enteramente recuperador por Lin Xin. El valor de estos cadáveres en adición a los cristales mágicos era considerable, a la medida que el más feliz de todo el equipo era Lin Xin.

Con semejante cantidad de material, ¡conseguiré hacer muchas más píldoras! Las píldoras de Lin Xin no podían solo ser vendidas en cualquier parte; incluso en el Centro de Transacción de Escuadrones Caza Demonios, muchos estarían dispuestas a comprarlas.

 

Anuncios