Yue Ye levantó sus manos, agitando la uña de su mano derecha e instantáneamente rasgando contra su muñeca izquierda. Inmediatamente, una gota de sangre roja oscura chorreó, goteando desde la piel de su pura muñeca blanca.

Viendo la sangre fluir desde su muñeca, Long Haochen y Cai’er ambos tuvieron una gran sorpresa.

Demonios de alto rango eran capaces de tomar formas muy similares a la de los humanos, pero unas pocas de sus características se mantenían diferente de los humanos. Y la única diferencia externa realmente importante entre demonios y humanos estaba en su sangre.

Ningún demonio, independientemente de que raza pertenecía, tendría sangre roja. Algunos tendrían sangre de color purpura, azul, verde o negro, pero ninguno tenía sangre roja.

Yue Ye usó está acción para probar su identidad. Desde que su sangre era roja, no podía ser un verdadero demonio.

Después de que limpiara la herida en su mano derecha, la sangre detuvo de fluir, y Yue Ye declaró a Long Haochen, “Más precisamente, soy de sangre mezclada de humano y demonio. Mi madre era humana, y fuera de la herencia que obtuvo de mi padre, heredé la sangre humana de mi madre. En consecuencia, puedo ser considerada como humano en una mayor parte, y no temó de decirles que mi padre es precisamente el actual Dios Demonio Luna. Solo, debido a mi herencia de sangre, no gané la calificación para sucederle como el siguiente Dios Demonio Luna, que es el por qué me volví en el presidente de la cámara de comercio Yue Ye.

En este punto, repentinamente reveló una gentil sonrisa, pero esta sonrisa coqueta llevaba un toque de tristeza.

“Soy un comerciante independiente calificado, y muy adentro, no siento un sentido de pertenecer a demonios ni humano. Así, no ayudaré a humanos para tratar con demonios, ni ayudaré a demonios a tratar con humanos. Pero son diferentes: si no fuera por su pronta aparición, no solo sería un cadáver ahora. Independientemente de la meta que tenía cuando intervinieron, no cambia el hecho que son mis salvadores. Por esta razón, quiero decirles que me dejarme vivir será de más uso que asesinarme.”

Llegando a este punto, Yue Ye se detuvo y contempló a Long Haochen con una profunda mirada, “Capitán Long, eres una persona muy inteligente. Como la hija del Dios Demonio Luna, princesa del Clan Luna Demonio, incluso aunque no tengo el derecho de herencia de la posición de dios demonio, mi posición dentro de los demonios todavía es importante. Asesinarme no te conseguirá algunos puntos de contribución, sino perdonarme será de gran ayuda para la ejecución de tus futuras misiones contra demonios. Son mis salvadores, y recordaré este hecho siempre.

Por supuesto, sé que es difícil para ti creer promesas vacías. Son un Escuadrón Caza Demonios, y con toda probabilidad, tendrán algunos métodos de restricción. Vaya por delante y úselos contra mí antes de salir corriendo. Independientemente de si es por el bien de preservar mi propia vida o para pagar la deuda de gratitud que les debo, solo puedo dejarte hacer esto. Sin embargo, quiero pedir que no dañes a Leng Xiao. Ella es mi amiga, y no sabe algo de ustedes. Solo vino a tener algo de diversión conmigo y eso es todo. La razón por la que la noqueé fue que esperé que no se enteré de todo esto, para ser capaz de continuar viviendo.”

Mirando a Yue Ye, Long Haochen sintió un gran terror. Independientemente de si lo que dijo era verdad, esta chica era solo demasiado inteligente. Podía decirse que había perfectamente descifrado todos los pensamientos de Long Haochen, ya que sus opciones de palabras solo formaron la respuesta perfecta para disipar sus vacilaciones.

Cerrando sus dos ojos, Long Haochen preguntó en un tono serio, “Si te mantengo viva, ¿de qué ayuda serás para nosotros?”

Yue Ye reveló una humilde sonrisa. Sabía que ya había persuadido a Long Haochen, “Nadie es más competente que los comerciantes independientes para ayudar a los humanos a penetrar en el territorio demonio. Sé que ninguno de ustedes está dispuesto a esperar a que los refuerzos de mi Clan Luna Demonio lleguen, pero tengo artículos especiales para ayudarlos a cambiar su apariencia, les permitirá adquirir la apariencia de demonios aristócratas, en adición a muchos otros artículos indispensables contenidos en este carruaje. La única cosa que necesitaran hacer es buscar la ciudad más cercana, y entonces, conseguirán penetrar en el territorio demonio y buscar su destino sin esfuerzo…”

Long Haochen sintió vacilación. En semejante situación, la mejor solución para infiltrarse al territorio demonio encubiertos sería sin duda silenciar a Yue Ye y su grupo. Pero no podía evitar preocuparse sobre la habilidad de Yue Ye. ¿Quién sabía qué tipo de pergaminos mágicos o armas todavía le habían quedado? Incluso Cai’er y él mismo no tenían la seguridad de ser capaces de tratar con ella y retirarse indemnes.

Más importante, Yue Ye no era un mero demonio bárbaro. Perdonarla sería extremadamente ventajoso para el desarrollo futuro de su Escuadrón Caza Demonios. Esto beneficios hacían a Long Haochen extremadamente vacilante.

“Haochen, quiero hablarle por mi cuenta.” Cai’er, que había estado sentada al lado de Long Haochen todo el tiempo, repentinamente habló.

Aunque Long Haochen estaba sorprendido, todavía asintió en respuesta, “Bien.”

Cai’er ondeó su mano a Yue Ye, “Sígueme.”

Viendo los ojos límpidos y sin sentimientos de Cai’er, Yue Ye repentinamente sintió una grieta en su originalmente extrema auto-confianza. Repentinamente sintió que esta chica permaneciendo al lado de Long Haochen y llevando un velo era mucho más peligrosa que él.

Aunque Long Haochen era poderoso y extremadamente inteligente, todavía podía convencerlo, pero Cai’er solo estando ahí era justo como una hoja fría e inexpresiva, que podía apuñalarla en cualquier momento.

Yue Ye le echó un vistazo a Long Haochen, y viendo ninguna reacción de él, se sintió abatida por dentro, pero todavía siguió a Cai’er.

Cai’er la llevó a un lugar cercano, más o menos veinte pasos de distancia, antes de detenerse y girarse, mirando a Yue Ye cara a cara.

“Viendo que posees algo de sangre humana heredada, fuimos indulgentes hacia ti, pero tratando de sacar algunos trucos no será de utilidad, aparte de llevar tú vida a un final.”

Mientras decía eso, la mano izquierda de Cai’er repentinamente se movió, directamente disparada hacia el pecho de Yue Ye.

Yue Ye estaba asombrada e inconscientemente esquivo este ‘ataque’, pero Cai’er repentinamente se volvió ilusoria, e inmediatamente, Yue Ye sintió si todo lo que rodeaba su cuerpo desapareciera, solo dejando lugar para una desolación inagotable.

¿Qué es ese poder? Yue Ye se sintió enormemente alarmada, a la medida que la integridad de sus huesos se sentía tan fríos como el hielo, mientras el entorno se volvía gris. A continuación, una pequeña mano fría dejó una marca en su pecho.

Sintiendo una aguda presencia contra su pecho, Yue Ye tembló miserablemente, y en una centella, su cuerpo entero se cayó hacia atrás.

Después de llegar rápidamente, la intención asesina también se desapareció rápidamente. Justo después de que esta escena gris se desvaneciera, Cai’er apareció una vez más en frente de ella, como si nada hubiera pasado en absoluto.

Yue Ye se sintió embotada mientras miraba a esa chica vestida de negro, solo preguntándose si hubiera sido capaz de esquivar ese golpe justo ahora en su estado pico.

La respuesta no era segura. Quizás podía tener una oportunidad en una batalla de larga distancia, pero en semejante distancia, incluso si su fuerza incluso fuera más grande, todavía habría sido incapaz de esquivar ese ataque. ¡Qué fuerte asesino! ¡Realmente no es de extrañar que lograra herir a ese Pájaro Demonio Dorado! ¡En realidad no es más débil que este Long Haochen! Mirando con gran atención y sintiendo los cambios en su propio cuerpo, Yue Ye se volvió pálida de miedo, debido a que descubrió con asombro que un tipo de aguja realmente había sido dejada cerca de su corazón. Era una pequeña, enteramente de color gris, y una brillante penetrante aguja. Una pequeña división fue dejada en frente de su corazón; esto era claramente una pequeña aguja formada de energía espiritual condensada. Fuera de la frialdad que ocasionalmente venia mediante, no parecía causar algún daño a su cuerpo.

Pero este sentimiento solo existió en la superficie. ¿Cómo podía una semejante cosa colocada en su corazón ser realmente totalmente inofensiva?

La expresión de Yue Ye se volvió más fea. Solo podía decir que es extremadamente inteligente: habiendo visto a través del carácter benevolente de Long Haochen, había sugerido a Long Haochen que restrinja su propio cuerpo, y se sintió bastante afortunada de confrontarlo. Pero ahora, este sentimiento de suerte claramente no existía más.

Cai’er indiferentemente declaró, “Déjame darte una advertencia: no trates de remover la restricción que deje en tu cuerpo. Soy la única capaz de removerla en este mundo. Incluso el Emperador Dios Demonio posiblemente no puede deshacerse de eso, y haciendo que él trate de probar su suerte solo dejará detrás un cadáver.”

De cómo Yue Ye lo escuchó, esta no era una amenaza, ya que la voz de Cai’er era muy calmada, sino una mera descripción de los hechos reales. En adición, estaba bastante informada y experimentada, y este tipo de restricción no era algo que hubiera nunca visto antes.

Cai’er se volteó y avanzó, regresando al lado de Long Haochen. Yue Ye se levantó del suelo, colocando su mano derecha en su pecho izquierdo, jadeando mientras su mirada dirigida a Cai’er fue llenada con terror.

Cai’er asintió a Long Haochen, diciéndole unas pocas palabras, y Long Haochen asintió en respuesta antes de mirar a Yue Ye. “Aceptamos tu propuesta. Por favor danos estas cosas que podrían ser de ayuda para nosotros ahora. Perdonaré tu vida y la de Leng Xiao.”

La cara de Yue Ye estaba pálida, “Entonces, ¿cómo puede esta restricción ser removida?”

Cai’er le dio una respuesta calmada, “Mientras puedas encontrarme una vez al año, y me mantenga sano y salvo, esta restricción nunca se desatará. Si quieres que esta restricción sea completamente removida, solo será posible después de la aniquilación total del reino demonio.”

“Tu…” Yue Ye finalmente estalló en furia.

Cai’er fríamente barrió un vistazo, “¿Estás calificada para tener alguna objeción?”

Yue Ye tomó un profundo respiro, calmado su rabia. No quería morir, y era solo natural. En este mundo, todos atesoraría su propia vida.

“Entiendo.” Mientras decía esto, el anillo color rubí en el dedo de Yue Ye brilló, y una coa después de otra fue liberada de él, y explicó sus usos a Long Hachen y Cai’er.

Un minuto más tarde, Long Haochen recuperó estos bienes que Yue Ye les dio.

“Muchas gracias por tu asistencia. Si un día te sientes inclinada a unirte al lado de la humanidad, creo que será una cosa muy buena para nosotros. No te preocupes sobre esta restricción colocada en tu cuerpo; si un día, nos dejas ver tu lealtad hacia la humanidad, la removeremos. Este no es un lugar seguro, deberíamos irnos tan pronto como sea posible.”

Yue Ye asintió en silencio, mirando a Long Haochen antes de mirar a Cai’er. El brillo en sus ojos se elevó y cayó, como una expresión angustiada fue formada por sus cejas, dándole un aspecto lamentable todavía encantador.

“Pueden ayudarme en algún asunto antes de irse, ¿por favor?” Yue Ye declaro en voz baja.

Anuncios