Han Qian entonces le preguntó con una mirada sospechosa, “¿Cómo pudieron aquellos demonios enterarse sobre este asunto? El Paraíso Ilusorio está localizado dentro de nuestras fronteras, así que ellos nos deberían ser capaces investigar de cerca. E incluso el Anciano Ling solo descubrió su apertura recientemente.”

El anciano de cabello blanco dejo salir un suspiro, “Debería ser el acto del Dios Demonio Estrella. Como el Gran Profeta de los demonios, su habilidad divina es única e inigualable. Seguramente sintió los cambios que comenzaron a ocurrir aquí.”

Han Qian replicó en un flash, “Eso no sería sorprendente. Para que una semejante ofensiva militar hubiera escapado de nuestros exploradores, es seguramente una orden que vino del Emperador Dios Demonio. Desde que las cosas son de este modo, tendré que inmediatamente regresar a la Alianza e incrementar el número de refuerzos.”

El anciano de cabello blanco asintió, “El Paraíso Ilusorio es extremadamente importante. Abre irregularmente una vez cada cien años. No podemos dejar que los demonios lo consigan. Es una cosa buena que todavía tenemos a aquellos viejos Asesinos de Dioses Demonios para amenazar al Emperador Dios Demonio. Si no fuera por esto, el Emperador Dios Demonio muy posiblemente habría venido personalmente por el Paraíso Ilusorio.”

Han Qian frunció sus cejas, “La clarividencia del Dios Demonio Estrella realmente les da una ventaja y los pone un paso adelante que nosotros. Anciano Ling, ¿tienes una sugerencia?”

Después de reflexionar profundamente, el anciano de cabello blanco replicó, “Aunque el Paraíso Ilusorio nos provee con grandes oportunidades, es también un lugar extremadamente peligroso. Los demonios sol quieren entrar, y nuestras bajas ya fueron realmente demasiado serias. Si continuamos forzando su camino, temo que la Ciudad de la Montaña Sur va a ser completamente destruida. Por supuesto, será impensable para los demonios no dejar a unos pocos Dioses Demonios aquí en semejante momento.”

En este punto, la gentil mirada llevada por el anciano de cabello blanco repentinamente se volvió mucho más imponente, era como si estuviera suprimiendo todos los sonidos en toda la asamblea.

“¿Los demonios no solo tratan de tomar una mirada al Paraíso Ilusorio? Siempre han estado pensado que podemos enfrentarlos solo debido a su existencia. Desde que las cosas son así, vamos a dejarlos tener una buena mirada. El Paraíso Ilusorio es ciertamente bueno, ¿pero cómo podría ser la principal razón en la que estamos confiando para incrementar nuestra fuerza?”

Escuchando las palabras del anciano de cabello blanco, Han Qian y Ying Suifeng fueron inmediatamente enormemente alarmados, gritando simultáneamente, “¡No podemos!”

El anciano de cabello blanco reveló una sonrisa, “Escuchen a este viejo hombre hasta el final.”

“Los demonios también saben que, si fuéramos a ir con todo contra nosotros, podemos en el peor caso forzar el cierre del Paraíso Ilusorio. En ese momento, ellos no serán capaces de ganar algo. Y la Ciudad de la Montaña Sur es muy difícil de atacar desde afuera, aunque no sería en absoluto difícil a partir de nuestro lado. Incluso si logran algo ocupándola, ellos serán expulsados tan pronto como la Alianza junte una gran armada. En consecuencia, si sugerimos darles a los demonios unos pocos lugares para entrar al Paraíso Ilusorio, las posibilidades que aceptarían un trato son altas.”

Han Qian se apresuró a interrumpir, “Pero, anciano Ling, el Paraíso Ilusorio es extremadamente importante para nosotros. ¿Cómo podemos dejar a los demonios…?

El anciano de cabello blanco levantó sus brazos, dándole una respuesta, “Nadie entiende el Paraíso Ilusorio mejor que nosotros; es un lugar en el que ya he entrado dos veces. Adentro, los tesoros que pueden ser encontrados en el Paraíso Ilusorio son más inclinados a ser del elemento luz, nunca habrá más de veinte presentes cada centuria. Es decir, el Paraíso Ilusorio es de mayor importancia para nosotros. Pero incluso si los representantes que envíen sean incluso más poderosos que lo que podemos imaginar, creo que ellos no serán capaces de conseguir un cuarto de todos los tesoros. Si esto puede evitar cientos de miles de bajas, este hombre cree que no está mal. Además, ¿no sería también posible que los dirijamos a la entrada del Paraíso Ilusorio para nada? Su principal propósito es solo entrar e investigar, pero del mismo modo, los demonios tienen secretos que también quieren aprender. Con un intercambio de igual valor, nadie estaría en desventaja.”

Los ojos del viejo parpadearon, dando una impresión amplia y sabia. Todos los presentes reflexionaron profundamente sobre sus palabras, pero ninguno vio que ellos ocultaban una onza de vergüenza.

Su sugerencia era por supuestos factibles, pero también estaba basado en algunos motivos egoístas. Si los demonios realmente decidieran ir con todo y no tener en cuenta todo en un fiero ataque contra la Puerta de la Montaña Sur, no solo causaría la destrucción de este influencial paso de la montaña, sino también la destrucción del Templo del Sacerdote.

¡Situado dentro de la Ciudad de la Montaña Sur estaba el Templo del Sacerdote! Podía decirse que ocho décimas de la fuerza del Templo del Sacerdote estaba concentrada ahí. Si la Ciudad de la Montaña Sur realmente fuera destruida, el Templo del Sacerdote sería incapaz de recuperarse de esto. Como el líder del Templo del Sacerdote y un líder auxiliar de la Alianza, el anciano Ling naturalmente estaba indispuesto a ver que esto ocurra. Por supuesto, esto no era solo para el Templo del Sacerdote, sino también para toda la Alianza.

Con un ligero suspiro, el anciano continuó, “¿Qué les parece dejar que este anciano se encargue de este asunto? Personalmente explicaré mis actos a la Alianza. También, ninguno de los beneficios ganados del intercambio con los demonios será mantenido por nuestro Templo del Sacerdote: todo será dado a la Alianza.”

Incluso dado lo eficiente y escrupuloso que Han Qian podía ser, después de escuchar esta sugerencia del anciano Ling, él entendía que el asunta ya fue decidido, y que era incapaz de objetar más. Para bloquear el camino de los demonios, la Ciudad de la Montaña Sur y el Templo del Sacerdote tenía que pagar un costo demasiado excesivo. Si la Ciudad de la Montaña Sur fuera realmente destruida, la Alianza inevitablemente estaría en una gran conmoción.

Después de murmurarse él mismo sin resolución por un momento, Han Qian asintió con algo de dificultad, “Bien, Desde que el anciano Ling está determinado, lo apoyaré incondicionalmente. Pero por favor discúlpeme, tendré que reportar esto a los altos mandos de la Alianza.”

El anciano Ling sonrió, “Este es un asunto del hecho. Ling Xiao, envía emisarios para hacer contacto con los demonios, pídeles negociaciones desde ellos.”

“Si, Abuelo.”

Long Haochen mantuvo un punto de vista separado desde el comienzo hasta el final. Con su estatus, ser capaz de atender a una reunión ya era un enorme honor.

Esta era la primera vez que escuchó del Paraíso Ilusorio, pero viendo la importancia que todos les daban aquí, parecía que contenía algunos extremadamente grandes tesoros. Al mismo tiempo, tomó nota de la sincera intención del anciano Ling de tomar responsabilidades por sus actos. Aunque su cara fue la primera mostrando benevolencia, este viejo Santo realmente tenía una autoridad absoluta aquí. Cualquiera de sus decisiones no podía posiblemente ser impugnadas por Han Qian y Ying Suifeng que estaba por el lado de la Alianza. Y desde que se dirigió a los Asesinos de Dioses Demonios como viejos chicos, solo podía significar que era de la misma generación que aquellas legendarias potencias.

La reunión continuó avanzando y el resto de sus serias discusiones estaban relacionadas a la restauración de la Ciudad de la Montaña Sur en la cantidad más corta de tiempo posible. Ya que estaba poco claro si las negociaciones resultarían exitosas o no, ellos se habían preparado para ambos casos.

Y una hora más tarde, Ling Xiao proclamó la reunión terminada.

El anciano Ling fue el primero en levantarse, y Long Haochen y Cai’er, que estaban sentados en la parte de atrás, fueron las primeras personas que él miró. Con una cálida sonrisa dijo, “El Paraíso Ilusorio es una gran oportunidad que ocurre solo una vez cada centenario. Desde que estos dos jóvenes son los futuros sucesores del Templo del Caballero y el Templo del Asesino, este viejo les presentará con estos regalos, esperando que puedan conseguir alguna recompensa en el Paraíso Ilusorio.”

Mientras decía esto, sin algún movimiento visible de él, dos rayos de luz volaron ante Long Haochen y Cai’er.

Long Haochen inconscientemente levantó sus manos, solo para ves dos rosarios blancos apareciendo desde esos rayos. Pero lo que le causó más asombro fue que aquellos dos rosarios emitieron rastros del atributo espacial y parecían estar llenos con un tipo de ondulación lechosa, aunque cada una de estas solo era del tamaño de un pulgar. Era muy extraña a simple vista.

“Muchas gracias, señor.” Long Haochen rápidamente se paró junto con Cai’er, respetuosamente inclinándose ante el anciano Ling.

Han Qian y Ying Suifeng inmediatamente parecieron placenteramente sorprendidos.

El anciano Ling ondeó sus manos, y se giró, mientras tanto, todos los altos mandos de la Ciudad de la Montaña Sur y los refuerzos del ejercito tenían caras llenas de envidia.

Mientras los otros iban en sucesión de la Asamblea General, Han Qian le dio una señal a él y a Cai’er para que se quedaran.

Long Haochen sostuvo a Cai’er alrededor de la cintura, dirigiéndose hacia Han Qian, Han Qian, Ying Suifeng y el maestro auxiliar del Templo del Sacerdote Ling Xiao se levantaron juntos, mirándolo.

Recordándose sobre las palabras previas de Han Qian, Long Haochen se inclinó ante Ling Xiao primero que todo, diciéndole, “Muchas gracias por su amable tratamiento, abuelo Ling.”

Escuchando la apelación de abuelo Ling, la expresión severa de Ling Xiao inmediatamente se volvió en una sonrisa, y asintiendo, replicó, “¿De qué me agradeces? Más bien de agradecerme por tratar tus heridas, debería ser el único en agradecerte por salvar las vidas de miles de mis soldados. Pero de hecho, ¿no somos todos dando nuestro mejor esfuerzo en nuestros deberes?”

De al lado, Han Qian descontento dijo, “Viejo Ling, parece que los defectos que tu olorosa boca nunca cambiaran en toda tu vida. Parece que mientras más suave tu corazón es, más terrible se vuelve tu discurso.”

Ling Xiao resopló fríamente, dando la réplica, “En cualquier caso, rompí a través del noveno paso, a diferencia de una persona impaciente que todavía está en el octavo paso de cultivación.”

Sin darle a Han Qian el tiempo para replicar, el cercano Ying Suifeng inmediatamente reaccionó, “Hey, viejo Ling, para de restregar sal en la herida de uno, realmente no nos estás dando cara en absoluto.”

Ling Xiao finalmente le sonrió, “Heh, olvide que el tipo deshonesto también todavía tiene que romper hasta el noveno paso.”
Han Qian comentó a su compañero de largo tiempo Ying Suifeng, “Está haciendo esto apropósito.”

Ying Suifeng no cayó en esta provocación y se encogió sus hombros en reacción, “No podemos hacer nada sobre eso, él está en el noveno paso y no soy partido para él. Mejor soportarlo.”

Ling Xiao curvo una sonrisa, “Suficiente, ustedes viejos sin restricciones. ¿Quieren que estos chicos se diviertan de ustedes o qué? ¿Así que qué si rompí a través del noveno paso? Mi situación es mucho peor que la de ustedes dos.”

En este punto, su ligeramente sonriente cara inmediatamente se volvió en una cara triste.

Han Qian palmeó su hombro, “Después de tantos años, ¡todavía eres incapaz de dejar este asunto! Solo dime que está bien contigo. ¿Estás planeando dejar el linaje del viejo Ling extinguirse?”

Ling Xiao reveló una sonrisa amarga, “Entonces, ¿qué puedo hacer sobre eso? En mi corazón, ¿piensas que podría aceptar a alguien más que ella? Déjenme solo, incluso los dos son incapaces de olvidarla.”

Han Qian inmediatamente se molestó, “Desde que eres incapaz de dejar este asunto ir, ¿por qué no has estado buscándola? ¿Es ella o esta posición del líder del Templo del Sacerdote que estás indispuesto a dejar?”

Ling Xiao negó con su cabeza, “¡No tengo cara para buscarla! En este mundo, la primera persona que odio más es Ye Weiyang夜未央, y la segunda soy yo mismo. Incluso no estoy tratando de obtener su perdón. En mi vida, mi último sueño sería tomar a ese bastardo de Ye Weiyang yo mismo.”

Long Haochen estaba de pie ahí, desconcertado de la escena que se desarrollaba. Claramente sentía que esto se refería al pasado afligido de este señor. Mientras que por ese nombre de Ye Weiyang que salió de la boca de Ling Xiao, era la primera vez que lo escuchaba.

Han Qian y Ying Suifeng fruncieron sus cejas, pero en realidad no continuaron con el asunto más.

Ling Xiao declaró, “Todo está bien, vamos a terminar con esto e ir con las cosas serias. Viejo Han, ¿qué piensas de qué mi viejo les dio a estos dos? ¡Esta es una oportunidad que podría aparecer una vez en una centuria!”