Si no fuera por el hecho que veinte rayos de luz instantáneamente se dispersaron en todas direcciones, Long Haochen habría creído que estaría en el Bosque Ilusorio.

La luz verde alrededor lentamente desapareció, transformándose en una bola verde claro de luz flotando sobre su hombro. Ling Xiao le había dicho antes que, si quería regresar desde el Santuario Ilusorio, necesitaría verter al menos 5.000 unidades de energía espiritual en esta bola de luz. Solo después de esto sería capaz de ir a través de la última prueba del Paraíso Ilusorio, y después de pasarla, sería capaz de regresar fácilmente. Pero si en su lugar, usaba la Gema Ilusoria, sin embargo, sería capaz de regresar inmediatamente.

Alto en el cielo, vente luces se esparcieron inmediatamente atrayendo la atención de Long Haochen. Por supuesto, él sabía que eran. Ling Xiao les había advertido cuidadosamente que estas luces eran estufas espirituales que habrían de aparecer en el cielo tan pronto ellos entraran al Paraíso Ilusorio, antes de dispersarse todas sobre el Paraíso Ilusorio.

Sin embargo, Long Haochen inmediatamente no se movió, sino que solo miró atentamente. Después de memorizar la localización aproximada de estas luces, agitó la energía espiritual interna en su pecho.

Honestamente hablando, Long Haochen estaba enormemente nervioso en ese momento. Estaba inseguro de si sería capaz de conectarse con la Torre de la Eternidad. Después de todo, este era un lugar controlado por la diosa de la naturaleza, y la Torre de la Eternidad fue hecha por un nigromante. Incluso si fuera como esperó, la Torre de la Eternidad en sí misma era un arma, y como tal era ciertamente incompatible con el poder de la diosa de la naturaleza. Bajo estas circunstancias, era difícil predecir si sería capaz de conectarse con la Torre de la Eternidad. En caso de que fallara, todos sus anteriores planes habrían sido para nada.

Esta también era la razón por la que Long Haochen y Cai’er entraron juntos, y la importante razón por la que Long Haochen no le dijo a Cai’er que se rinda en la competencia. Cai’er entró al Paraíso Ilusorio junto con él, así que incluso si no lograba conectarse con la Torre de la Eternidad, habría al menos dos personas de su equipo capaces de pelear por unas pocas estufas espirituales. Si, por el contrario, fuera solo él, estaría seguro de no ser capaz de agarrar más de una. Después de todo, Ling Xiao les había informado ya sobre la severidad de la última prueba.

Con un ligero centelleo de luz brillante, los ojos de Long Haochen llevaron una expresión fría, y un resplandor dorado comenzó a liberarse desde el área alrededor de su pecho, precisamente desde la Melodía Eterna.

Este Paraíso Ilusorio era rico de los cuatro elementos principales, luz, agua, tierra y el raro y poco visto elemento madera, ¡exclusivo de la naturaleza! Esto hacia una gran variedad de elementos.

El elemento madera era especialmente poderoso en lugares con una gran cantidad de vegetación, pero se volvería extremadamente débil en lugares sin ella. Debido a su estrecha conexión con la naturaleza, también podía ser llamada la energía de vida.

Las estufas espirituales que justo se habían esparcido en el aire estaban la gran parte relacionadas a estos cuatro elementos.

Mientras estaba actualmente inmerso en conectarse con la Melodía Eterna, una densa esencia de luz surgió del pecho de Long Haochen, causando que el sentimiento ardiente viniendo desde adentro se volviera muy intenso, y todos los alrededores se difuminaron.

Long Haochen sintió un muy pequeño cambio en su cuerpo a pesar o más bien debido a que estaba adentro del Paraíso Ilusorio. Esta vez, contra todas las expectativas, se sintió en contra del proceso destructivo de las leyes espaciales del universo. Desde la Melodía Eterna una densa esencia de luz fue liberada, de la cual una puerta emergió sin un sonido. En el proceso de apertura de la puerta, todo estuvo bajo el control de la esencia de luz fluctuando dentro del Paraíso Ilusorio, dando la impresión de que esta puerta era parte del Paraíso Ilusorio mismo.

La puerta espacial se abrió lentamente, pero la energía espiritual de Long Haochen también fue consumida a una velocidad monstruosa. De hecho, no necesitó consumir algo de energía espiritual para abrir la Torre de la Eternidad en el pasado, pero esta vez, en solo un instante, la mitad de su energía espiritual fue extenuada, y el consumo todavía continuó.

Bajo una sensación de haber perdido todo el control, la frente de Long Haochen ya estaba goteando con sudor. La situación era la que él estaba más indispuesto a ver de hecho, tener su energía espiritual completa agotada sin incluso lograr conectarse con la Torre de la Eternidad.

Pero por casualidad, se había considerado afortunado en este momento. Justo cuando solo tenía más de mil unidades de energía espiritual restantes, su figura repentinamente comenzó a distorsionarse, y desapareció con un flash de luz dorada.

A continuación, una familiar energía de muerte llenó el aire, amontonándose alrededor de su cuerpo, y la Melodía Eterna comenzó a absorber el elemento de luz exclusivamente para que la Torre de la Eternidad lo ayudara a regenerar su energía espiritual.

¡Éxito!

Enormemente alegrado, Long Haochen corrió en la Torre de la Eternidad. Sus compañeros habían entrado a la torre en su condición pico, pero después de esperarlo por un largo tiempo en este lugar lleno con energía mortal, cada uno de ellos estaban con ganas de salir. Viendo a Long Haochen aparecer ahí, estuvieron inmediatamente emocionados.

“Jefe, ¿funcionó?” Sima Xian pregunto apresuradamente.

Long Haochen asintió en respuesta, “No debería haber ningún problema. Es solo que en el proceso de teletransportarme aquí, gaste una bastante cantidad de energía espiritual. Traerlos de regreso aquí conmigo muy posiblemente incrementará este consumo, así que primero cultivaré para recuperarme, y entonces, inmediatamente nos iremos.”

El tiempo no se detuvo por ellos, por lo tanto, con toda probabilidad, aquellos en el Palacio Ilusorio seguramente ya comenzaron a moverse. Si no se apresuraban a regresar, los beneficios probablemente caerían en las manos de otros. Después de todo, había solo esa cantidad de estufas espirituales, y nadie estaría satisfecho solo con una.

Sentándose con las piernas cruzadas, Long Haochen dejó que su fuerza mental se aflojará, rápidamente recuperando su energía espiritual. Sin embargo, incluso dada su radio de cultivación, necesitaría no menos de media hora para regenerar su anterior consumo de energía espiritual sin la ayuda de Yating.

“Ling Xin, dame algunas Píldoras de Gran Recuperación. Todavía no sé cuánta energía espiritual será necesaria para transportarte de regreso.”

Después de recibir las Píldoras de Gran Recuperación de Lin Xin, Long Haochen lideró a sus compañeros afuera de la Torre de la Eternidad, inmediatamente lanzando la teletransportación.

Justo como esperó, transportarlos de regreso era muy desafiante y venía con un inmenso consumo. Solo después de tomar seis Píldoras de Gran Recuperación consecutivamente y con casi nada quedando de energía espiritual en su cuerpo, ellos finalmente se transportaron rodeados por una luz dorada.

Con un radiante destello, un rico y fresco aire inmediatamente asaltó sus caras, dándole a todos un gran asombro.

“¿Esté es el Paraíso Ilusorio? ¡Es realmente hermoso!” Chen Ying’er dijo en un gran elogio.

Long Haochen replicó, “Síganme de cerca. Tenemos que buscar inmediatamente las estufas espirituales. Ya estamos bastante tarde, así que vamos a esperar que tengamos buena vista. ¡Vamos!” Diciendo eso, incluso no tomó el tiempo para recuperar su energía espiritual, inmediatamente liderando a sus compañeros dándoles ordenes sobre las direcciones. Mientras tanto, también sacó a la Hada Elemental de Luz Yating para ayudarlo a recuperar su energía espiritual.

En un ambiente semejante como el Paraíso Ilusorio, su recuperación de energía espiritual era mucho más rápida que en la Torre de la Eternidad. Con la hiperactividad de la Melodía Eterna y Yating, y la adición más de sus cavidades espirituales, no tuvo descanso. Después de todo, solo había consumido energía espiritual, y estaba mentalmente completamente estresado.

La dirección en la que Long Haochen decidió ir fue escogida meticulosamente, debido a que había sido capaz de instantáneamente memorizar los atributos de tantas estufas espirituales en tan corto tiempo. Sin embargo, recordó las direcciones generales en las que las estufas espirituales habían estado volando, y, en consecuencia, escoger la dirección con la más alta densidad de estufas espirituales. En adición, no estaba tan lejos de su localización, que les dio la más óptima organización para encontrar a las estufas espirituales posible.

Long Haochen descubrió que después de que sus compañeros lo siguieran ahí, cada uno de ellos tenía una gran bola de luz flotando detrás de ellos. Muy claramente, sería imposible usar a la Torre de la Eternidad para irse después de conseguir estufas espirituales aquí.

Ling Xiao les había dicho que podría, en momentos de peligro, confiar en la Gema Ilusorio, pero después de conseguir algunas estufas espirituales aquí, la gema perdería todo efecto. Esto era debido a que conseguir una estufa espiritual sería equivalente a lograr una conexión con el Santuario Ilusorio, que haría la prueba del Santuario Ilusorio necesaria para irse del lugar.

Esto era un asunto que Long Haochen había pensado profundamente antes: si al final, todos obtenían una estufa espiritual y pasaban a través de la prueba, serían teletransportados de regreso a la Torre de la Eternidad justo antes de irse del Santuario Ilusorio. Dado que los demonios estarían bajo la mirada de las potencias de la Alianza, no se atreverían a aproximarse descuidadamente. De acuerdo a todo lo que Ling Xiao había dicho, este Santuario Ilusorio era muy estricto con respecto a la limitación de energía espiritual fijada en diez mil unidades. Tiempo atrás, una potencia del noveno paso casi había muerto aquí, pero afortunadamente se había retirado a tiempo.

Aunque Cai’er no estuviera presente, los seis de ellos todavía mantuvieron su habitual formación de batalla. En el frente estaba Long Haochen, Sima Xian y Wang Yuanyuan cubriendo los dos flancos y Lin Xin al igual que Chen Ying’er estaban en el medio, con Han Yu protegiendo la retaguardia.

El Paraíso Ilusorio podía realmente ser llamado un paraíso celestial. Cualquier lugar donde pasaran, varias raras y preciosas plantas podían ser vista, y Lin Xin frecuentemente les dijo a todos que se detuvieran para recoger algo de las preciosas plantas que reconoció. Viendo a sus ojos llevando sonrisas, todos pudieron decir que tenían un considerable valor.

Long Haochen no lo presionó. Con respecto a sus compañeros, la cosa más importante durante este viaje para él sería su retorno seguro. Bajo estas circunstancias, la mayor premisa era encontrar un modo de lograr que consiguieran algunos beneficios en el camino. Estos tesoros herbales podían directamente ser directamente cosechados y, en consecuencia, naturalmente se les daría prioridad. Mientras que, por las estufas espirituales, requeriría que ellos probaran su suerte.

Todos caminaron y se detuvieron sucesivamente de este modo. Desde que ellos estaban siguiendo una dirección precisa de cualquier modo, solo continuaron avanzando hacia adelante.

Era verdaderamente imposible volar en el Paraíso Ilusorio. Incluso Yating que se adaptó en este ambiente perfectamente, podía volar máximo alrededor de cinco metros de altos ante de caer al suelo.

Sin embargo, teniéndola alrededor era una gran ayuda para Long Haochen. Después de llegar aquí, la habilidad de Yating pareció haberse fortalecido en una gran medida que su Halo de Condensación Espiritual era de cerca dos veces tan efectivo como en el pasado. En no más de un cuarto de hora, el consumo de energía espiritual de Long Haochen fue completamente repuesto.

Y a través de Yating, los sentidos de Long Haochen parecieron haberse vuelto más agudos. Ahora podría percibir la ondulación de energía espiritual dentro del rango de unos mil metros.

Alrededor de ellos estaban muchas fantásticas y preciosas plantas, y cada corriente clara fluyendo a través del bosque, de la que ocasionalmente una tenue niebla se elevaba, daría un sentimiento de brumosa belleza a todos. Pero esta niebla no era una mezcla de tierra y agua condensada, sino formada de puros elementos líquidos. El elemento luz con su ligero color dorado, el tenue verde del elemento madera, el elemento agua de un suave color azul, y el claro color amarillo en el elemento tierra. Ocasionalmente, los colores correspondían a los otros elementos que también podían ser vistos. Esta escena era excepcionalmente hermosa, justo como en un sueño.

Anuncios