Después de recuperar su energía espiritual, Haoyue salió apresuradamente con Lin Xin. Haoyue no estaba en el mismo tipo de estado débil que Long Haochen, y además, con su evolución, su recuperación fue enormemente fortalecida. Al menos hasta ahora, Long Haochen todavía tenía que ver los límites de Haoyue.

Durante su fusión, sintió los límites de su propio cuerpo y, en consecuencia, no podía mantener el estado fusionado con Haoyue.

La razón por la que Haoyue y Lin Xin salieron apresuradamente fue naturalmente para recoger los cristales mágicos. La velocidad de reacción de Lin Xin fue muy rápida, pero comparado a Haoyue, todavía era carente.

Los movimientos de Haoyue eran muy simples. Moviéndose hacia adelante, había pisado los cadáveres de los Demonios Jacques para aplastarlos, antes de engullir los cristales de demonios en su boca.

Aunque Lin Xin simplemente recuperó todos los cadáveres, todavía fue a una velocidad inferior.

Sin embargo, Haoyue todavía era generoso y dejó a Lin Xin el cristal mágico del Líder Jacques del octavo paso. Estas cosas serían muy útiles para el equipo, no importa si se usaba directamente o se intercambiaba por puntos de contribución. Estos eran los artículos más grandes que habían ganado desde que entraron en el territorio demonio.

El poder mostrado de la fuerza del 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante dejó a estos Demonios Jacques dispersos inclusos más aterrados, y los varios cientos de cadáveres en el suelo fueron muy rápidamente saqueados con los esfuerzos en conjunto de Lin Xin y Haoyue.

En el otro lado del campo de batalla, el recuperado Sima Xian, Wang Yuanyuan, Han Yu y Cai’er se unieron a la batalla en curso, proveyéndoles apoyo al Escuadrón Caza Demonios de grado rey, los demonios ya no tenían espíritu de pelea y rápidamente se retiraron en derrota.

La batalla fue finalmente terminada, y el consumo del Escuadrón Caza Demonios de grado rey fue más grande que el del equipo de Long Haochen. Ellos incluso no tenían la fuerza restante para agradecer al grupo de Long Haochen, y uno después de otro cayó al suelo, incapaces de moverse incluso un paso más.

Long Haochen estaba sentado con las piernas cruzadas en el suelo, analizando el proceso de la anterior batalla. En su interior, sentía que ellos realmente ganaron fuerza.

Cuando enfrentaron a un enemigo del octavo paso en el pasado, ellos fueron dejado sin más opción que usar la Píldora de Impulso Espiritual Conjunto. Pero esta vez, ellos asesinaron al oponente grandiosamente, y se hizo incluso más fácil que en el momento que pelearon contra el Rey Zombi. Quizás incluso sin mi más poderoso estado, podríamos haber asesinado a ese demonio con nuestra propia fuerza. Realmente no esperé que el Aria de la Diosa de la Luz se volvieran tan terrorífica espada divina después de fusionarse con Yating.

            Aunque Long Haochen solo sintió el poder de una pieza de equipamiento del nivel épico por un corto momento, todavía le dejó una profunda impresión en él. Incluso una potencia del octavo paso era incapaz de resistirse contra su poder. Si no fuera por el fortalecimiento del Aria de la Diosa de la Luz, asesinar al enemigo de un golpe como ese no habría sido posible, ni siquiera en su estado más poderoso. Al mismo tiempo, sintió que cuando el Aria de la Diosa de la Luz se volviera un arma de tal nivel, sería suficientemente poderosa por sí misma, sin añadir alguna habilidad. Una intención de espada tan abrumadora sería tanta que incluso si uno la resistiera usando su resistencia física, todavía sería herido por la intención de espada.

El octavo paso, ¿solo cuando se volvería una potencia del octavo paso también?

Long Haochen tranquilamente sacó la gema medidora de energía espiritual interna desde su Melodía Eterna y vertió su energía espiritual adentro. Viendo el número que salió le dio una buena sorpresa.

9.782.

Whah, ¿ya está por encima de 9.780? Así que no es de extrañar que mi fusión con Haoyue combinado con el uso de Ignición Espiritual ya rompió a través del octavo paso. Así que mi fuerza ya ha conseguido acercarse tanto al séptimo paso.

            Ya fue en un largo tiempo en que Long Haochen no revisó el valor de su propia energía espiritual interna. De esto, inmediatamente se regocijó enormemente. Su radio de cultivación como un escogido de dios era uno de los beneficios que sintió que eran más abundantes.

Esta vez, era por una simple meta que todo lo que escogió fue las Misiones de Masacre. Quería ayudar a Cai’er a encontrar la oportunidad para completar su despertar como un escogido de dios también. Sin duda, para ella quien era la Santa Hija de Samsara, solo a través de Misiones de Masacre tendría una posibilidad de despertar.

……

En una habitación privada de tamaño moderado, de alrededor de diez metros cuadrados, si uno tomaba particularmente atención, vería que todas las partes de la habitación, sea el techo, las paredes o el piso, eran negro azabache, como un cristal oscuro. Más precisamente hablando, esta habitación era como un inmenso cristal negro cortado en una forma adecuada.

En el medio de esta habitación privada, una profunda luz purpura era ligeramente visible. Si uno prestaba una mirada atenta, encontraría que era liberada por un hombre.

Un suave brillo purpura continuó extendiéndose, en el medio de la extinción.

Repentinamente, ese brillo purpura parecía más real, y con dos brillos que parecían sustanciales, toda la oscuridad adentro del espacio fue controlada.

¡Y la mirada que salía de estos ojos parecía capaz de perforar la tierra y los cielos!

La apariencia sustancial de la luz que salía de los ojos fue reflejada en el cristal negro en frente de él, en realidad dejando salir una sería de zumbidos.

Una figura larguirucha flotó, estaba sentada firme, y oculta de la vista por la luz purpura. Uno podía ligeramente ver que esta cara guapa tenía claramente una apariencia pálida. Era meramente debido a una fuerte sorpresa que esta cara mostró tal expresión.

“¿Es su aura?” Feng Xiu murmuró, hablando con él mismo, y una severa mirada destellando pasó por sus ojos.

“¡Huang Shuo!”

“Este subordinado escucha.” Desde afuera, esta respuesta podría ser escuchada haciendo eco.

El Emperador Demonio Feng Xiu fríamente instruyó, “Da mi orden de despachar a diez grupos de Removedores de Cazadores de Demonios de la Provincia Central para que se junten principalmente en la Provincia Jacques. Ahí, cualquier bestia mágica con tres o más cabezas que encuentren tiene que ser asesinada, y su cadáver traído de regreso a mí.”

“Si, Su Alteza. ¿Tiene alguna otra instrucción?”

Después de reflexionar por un corto momento, Feng Xiu replicó, “Por favor dile al Dios Demonio Estrella que me encuentre.”

“Si.”

Poco más tarde, pasos rápidos resonaron, y una figura anaranjada se aproximó rápidamente, acercándose a Feng Xiu antes de detener ejemplarmente a diez metros de él, inclinándose ligeramente, “Jefe.”

Su voz era muy suave, encantadora y dejando un especial encanto cuando se escuchaba, al igual que un sentimiento irreal.

Este hombre estaba completamente vestido de naranja, y su constitución parecía más cercana al Emperador Dios Demonio Feng Xiu. Sin embargo, era más delgado, y su cara guapa lo hacía parecer más cercano al Dios Demonio Luna Agares. Solo que tenía un aspecto un tanto relajado, que le daba un sentimiento de extrema delicadeza, y su cabello anaranjado que parecía flexible estaba cayendo sobre su espalda, justo como una cascada anaranjada extendiéndose hasta alcanzar el nivel de sus rodillas. Lo más peculiar era que en su frente apareció un símbolo de un hexágono naranja.

Si Lin Xin viera su cabello, absolutamente saltaría con envidia.

“Vassago, ¿tu cuerpo ya se ha recuperado?” Feng Xiu preguntó. Visiblemente teniendo una muy buena amistad con este hombre naranja.

Si alguien fuera a sobrestimar a este hombre naranja en base a su apariencia externa, definitivamente tendría mala suerte. Eso es debido a que, a pesar de tener una débil, hermosa y más bien lamentable apariencia, era el único alabado como un demonio profeta, su Gran Profeta, el Dios Demonio Estrella Vassago, cuya existencia se clasificaba tercera entre todos los dioses demonios.

Desde el punto de vista humano, el Dios Demonio Estrella Vassago era visto como el demonio mago superior, siendo un raro tipo de dios demonios puramente enfocado en magia entre todos los setenta y dos, y no había espacio para dudar acerca de su poder. En algún sentido, su posición entre los demonios lo hacía incluso más importante que el Dios Demonio Luna Agares. Su Técnica de la Gran Profecía haría que incluso el Emperador Dios Demonio tenga precaución hacia él.

Pero el Dios Demonio Estrella Vassago aparecería muy raramente en el campo de batalla. Estaba principalmente actuando como el cerebro de los demonios, o quizás el cerebro del Emperador Dios Demonio. Entre todos ellos, pocas personas podrían llamar al Emperador Dios Demonio hermano, y los únicos a los cuales el Emperador Dios Demonio Feng Xiu reconoció como sus hermanos menores eran Agares y Vassago.

“Hermano Feng parece que ha recuperado el ochenta por ciento de su fuerza.” La voz del Dios Demonios Estrella Vassago todavía era tan gentil y placentera de escuchar.

La cara del Emperador Dios Demonio parecía estancada, “Deberías haber sentido eso justo antes, ¿cierto? Tu percepción no está más allá de la mía, pero debería ser incluso más detallada. ¿Era ese realmente él?”

Los dos ojos de Feng Xiu se contrajeron, y parecía como si un relámpago purpura destelló en sus ojos, “En realidad vino. ¿Pero no debería ser incapaz de irse de ahí debido a las regulaciones colocadas en ese espacio?”

El Dios Demonio Estrella dejó salir un ligero suspiro, sacudiendo su cabeza, con el cabello anaranjado en su espalda moviéndose hacia atrás y adelante como ondas, “No entiendo claramente como esto pudo ocurrir, pero estoy seguro que, en su actual estado, todavía está más allá de compararse a ese entonces. De otro modo, temo que habría venido a encontrarnos largo tiempo atrás. También, estoy seguro que sabe que estamos ahora en este mundo. Jefe, destruirlo es nuestra absoluta prioridad.”

Justo entonces, el Emperador Dios Demonio en realidad se quedó vacilante justo debido a que escuchó las palabras del Dios Demonio Estrella. Inconscientemente apretó sus dos puños, murmurando en alto, “No puedo posiblemente dudar de las profecías que estás haciendo con el costo de tu propio tiempo de vida, pero es solo que parece ser capaz de bloquearnos de localizarlo precisamente, así que solo podemos accidentalmente ubicarlo algunas veces. De este modo, ¿cómo podríamos buscarlo?”

El Dios Demonio Estrella replicó con una mirada indiferente, “Un meteoro como el sol ha descendido en el mundo humano, llevando un tenue indicio de purpura. Este meteoro como el sol debería estar relacionado al Dios de la Luz, dispersando gradualmente la oscuridad. Al amanecer, su presencia brilla en el noreste, gobernando con el resplandor de ese indicio purpura. Entonces, si las setenta y dos jaulas pueden resistir la luz del sol, y destruir los indicios de purpura en sus etapas tempranas o si las jaulas están destinadas a caer es cosa del destino.”

Esta era la profecía que el Dios Demonio Estrella hizo al costo de su tiempo de vida.

El Dios Demonio Estrella continuó, “De acuerdo a mis predicciones, entre los dos que van a traer catástrofe sobre nosotros, naturalmente sería él, pero todavía no puedo suponer la identidad de ese meteoro como el sol. Es muy posiblemente un humano que va a emerger repentinamente; tenemos que prestar más atención a las circunstancias humanas. Ese joven humano con el que Ah’Bao se encontró en el Paraíso Ilusorio es muy sospechoso. Si conseguimos la oportunidad, tenemos que asesinarlo a cualquier costo. Y de acuerdo a mis predicciones, ese humano está muy posiblemente relacionado a él, y extremadamente cercano. Si las cosas son así, nuestro objetivo ahora es mucho más fácil de encontrar.”

Escuchando sus palabras, el Emperador Dios Demonio fue sacudido, “¿Él? ¿Puede realmente ser él?”

“Jefe, ¿estabas pensando en algo?” El Dios Demonio Estrella le dio al Emperador Dios Demonio una mirada sorprendida.

El Emperador Dios Demonio negó con su cabeza ligeramente, llevando una mirada reflexiva en su cara.

Anuncios