Justo en este momento, en las pequeñas colinas cercanas, tres diferentes bestias aparecieron. Dos estaban en el quinto paso y una en el séptimo paso, y estas tres bestias mágicas llegaron en una carrera loca al mismo tiempo. Cerrando en este lado del campo de batalla, Chen Ying’er estaba sentada en la espalda de una de las bestias mágicas del quinto paso.

Antes, era por el bien de crear una distracción que Long Haochen la urgió a usar la Puerta Invocadora de la Criatura. En caso de que lograran el rescate, las invocaciones de Chen Ying’er crearían una distracción para Long Haochen y los otros para escapar, confiando en McDull que se transformó en un Poseedor Demonio para restringirlos de volar lejos.

Sin embargo, ninguno espero que el campo de batalla se volviera de este modo. La armada de unos mil Demonios Jacques se desmenuzó bajo sus ataques, causando cambios rápidos en el campo de batalla. Desde que Chen Ying’er claramente vio la situación del campo de batalla, ella naturalmente no cayó detrás y llevó a sus bestias invocadas a reagruparse con los otros, uniéndose a la batalla.

El octavo paso era todavía el octavo paso, y aunque el Líder Jacques fue afectado por el moco del Poseedor Demonio, su respuesta permaneció muy rápida. Galopando con sus cuatro pezuñas, directamente corrió hacia el grupo de seis de Long Haochen.

Mientras avanzó, un halo negro se extendió debajo de sus pies. Un halo negro después de otro se esparció, y sus escamas ganaron una capa negra azabache de oscuridad. Minúsculas flamas negras comenzaron a arder en su cuerpo, encendiendo a ese moco molesto, mientras incrementaba el vigor del Líder Jacques.

En su mano llevaba una lanza negra azabache. Una vez que su distancia del grupo de Long Haochen fue cerca de cincuenta metros, el Líder Jacques dejó salir un gruñido hacia el cielo. Una tenue forma negra se extendió desde su espalda ampliándose justo como un agujero negro que engullía todo.

Girando a medio camino, abalanzó su brazo derecho con la lanza hacia atrás, antes de lanzarla al grupo de Long Haochen fieramente.

Extrañamente, esta lanza negra claramente voló hacia ellos, pero todavía ese Líder Jacques mantenía el cuerpo principal de lanza en su mano.

“Sean cuidadosos, esa es Exterminación Tiránica.”

Desde lejos, el caballero del Escuadrón Caza Demonios de grado rey gritó, pero no tenía el tiempo de cuidar a alguien más y era incapaz de proveerle ayuda al lado de Long Haochen.

Para evitar ser heridos, los dos Líderes Jacques en realidad no fueron con todo antes, pero la situación cambio cuando sus subordinados fueron aplastado tan fácilmente. Estas dos potencias del octavo paso fueron encendidos ambos por esa vista. Aunque su posición entre los demonios no era tan majestuosa como la de los dioses demonios, como el primer líder y el segundo líder del Clan Jacques, ellos casi gobernaban toda la Provincia Jacques.

Aunque la Provincia Jacques era la provincia más pequeña en el territorio demonio, todavía era una de las veinticuatro provincias. Para ser reducidos a un estado lamentable por una docena de humanos, y con la gran cantidad de damnificados entre sus subordinados, sería más bien extraño ver a estos líderes mantenerse calmados.

En el instante que la lanza negra oscura fue lanzada, el cielo repentinamente se oscureció, e incluso la tormenta de arena fue dispersada. Sintiéndose como si tuviera el poder del Golpe Asura mientras que afectó un área incluso más grande.

La terrorífica intensa presión le dio a todos un escalofrío, y creó el sentimiento amenazante que esta Exterminación Tiránica dirigió a ellos. Esta técnica, lanzada por una potencia del octavo paso, era tan terrorífica como se esperaba. Lo que siguió fue el lanzamiento de la lanza negra torcida y su indistinguible trayectoria de vuelo.

Sin embargo, justo en este momento, Long Haochen orgullosamente corrió hacia adelante, con una luz blanca emergiendo desde su espalda. Era la habilidad Atracción de la Santa Estufa Espiritual, apuntando precisamente al Líder Jacques del octavo paso.

Cuando se enfrentaba a una poderosa potencia, sería el primero en enfrentarla. Este era el valiente compromiso de un Caballero Guardián, sin importar que tan fuerte era el enemigo. El Caballero guardián del equipo necesitaba siempre ser el primero en enfrentar el peligro. Long Haochen entregó Luz Ondulante a Yating, y tomó el Aria de la Diosa de la Luz con ambas manos, abruptamente deteniendo su carrera en medio del aire. Inmediatamente, todo su cuerpo entró en un estado bizarro, levantando su mano a una engañosa baja velocidad.

Esta era una pelea uno contra uno, donde Long Haochen quería confiar en su propia fuerza para enfrentar los poderosos ataques del Demonio Jacques del octavo paso.

Justo ahora, los cambios en él se reflejaron claramente en el Aria de la Diosa de la Luz. El originalmente fuerte resplandor de su espada se desvaneció, y otra vez más se volvió dorado oscuro. Junto con ese misterioso movimiento hacia arriba, Long Haochen dio el sentimiento de tratar a esta espada divina del mismo modo que una nueva esposa a su velo.

Si un verdadero espero de la espada hubiera estado presente, definitivamente reconocería esa escena mientras se asombraba con una mirada. Lo que Long Haochen mostró no era tan simple como fusionarse con su espada, sino más bien fusionarse con la naturaleza. Acumulando la intención de espada, sin dejar salir algo, agarró la verdadera esencia del uso de una espada. Quizás, no era capaz de mostrar algún magnifico manejo de espada, pero desde que consiguió al Aria de la Diosa de la Luz, su entendimiento con respecto a las espadas ya había incrementado enormemente.

“Pop.”

La oscuridad y el dorado oscuro chocaron entre ellos, y el cuerpo de Long Haochen fue sacudido, antes de ser enviado a volar varios metros hacia atrás. Él fue detenido por chocar contra el cuerpo masivo de Haoyue. Sin embargo, esa lanza de sombra fue forzosamente repelida hacia el cielo.

Cierto, este no era un golpe apuntando a enfrentar fuerza con fuerza, sino apuntaba a enviar al enemigo a volar alto.

Long Haochen estaba después de todo solo en el sexto paso, y aunque su energía espiritual interna ya no estaba lejos de las 10.000 unidades, todavía era después de todo un Caballero Radiante del sexto paso. Incluso con el más asombroso equipamiento legendario, derrotar a una potencia del octavo paso con fuerza pura era imposible. Sin embargo, logró repeler al enemigo usando una habilidad tal como Exterminación Tiránica con su propia fuerza.

Mirándolo, este ataque parecía muy simple. Long Haochen simplemente había cambiado la trayectoria del ataque del enemigo, y cortó la conexión entre sus intenciones y la técnica. ¿Pero era realmente tan fácil ponerlo en práctica? Su movimiento fue ejercido con la perfecta coordinación entre su fuerza y su intención de espada. Este ataque que parecía simple era sin embargo el resultado de la fusión de su propia intención de espada con las habilidades de batallas de los tiempos ancestrales de Long Haochen.

El Líder Jacques también fue asombrado cuando vio a su propio ataque ser repelido por Long Haochen de tal modo. Absolutamente no esperó que este caballero con fluctuaciones de energía espiritual más allá de igual al otro caballero en realidad lo empujara hacia atrás. Y esto era mientras usaba una técnica tan astuta como Exterminación Tiránica.

Llenando el aire con intensa intención asesina, el Líder Jacques rugió una vez más, extendiendo las alas en su espalda. Dando un paso en el suelo, lanzó una embestida con todas sus fuerzas. Desde que ataques de larga distancia no iban a funcionar, ir por una batalla de corto alcance era mejor. Y bajo los efectos de la Santa Estufa Espiritual, su único objetivo disponible era Long Haochen.

Tomando un profundo respiro, Long Haochen calmó su sangre hirviendo. El gran incremento de su energía espiritual externa verdaderamente tuvo algunos buenos beneficios. La resistencia de su cuerpo ahora era mucho mejor que en el pasado. Además, incluso si rechazaba el ataque del enemigo, probablemente también habría terminado herido.

Extendiendo las alas en su espalda, y dando un repentino aleteo, Long Haochen estableció su propio cuerpo en movimiento, precipitándose hacia adelante. En su espalda, Yating convenientemente se giró, transformándose en una bola de luz siguiendo después a Long Haochen. En algún sentido, ella era una parte del cuerpo de Long Haochen, y, en consecuencia, se mantuvo con su velocidad con facilidad. Los otros del 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante también lo siguieron a máxima velocidad.

Cai’er una vez más se volvió invisible, y la Bola Energética de Luz de Sima Xian estaba girando sobre su cabeza. Su pecho estaba brillando de purpura, y exudó algo de olor quemado. Este era el efecto secundario de la Estufa Espiritual Trueno Purpura.

Wang Yuanyuan tranquilamente incrustó cuatro cristales espaciales en su Escudo Divino del Alma, y Han Yu guardó su escudo, tomando a la Salvaje Sangre Escarlata con sus dos manos.

Ellos ya estaban preparados para esta desafiante batalla, que era la primera vez que confrontaban a una potencia del octavo paso mientras confiaban en su propia fuerza.

Si ellos estuvieran en la Ciudad Mayor Jacques, Long Haochen posiblemente no podría hacer esta opción. Pero este lugar era en el desierto, y si ellos realmente no era un partido, ellos tenían la posibilidad de escapar. Desde que las cosas eran así, ¿por qué no tratarían de ir con toda contra un demonio del octavo paso? Solo este tipo de potencia les permitiría medir el nivel de fuerza que alcanzaron ahora.

Ree Con un salvaje rugido, el Líder Jacques levantó sus dos pezuñas frontales antes de aterrizar de regreso en el suelo. Con un ruidoso golpe, fuertes corrientes de aire negro fueron urgidos hacia Long Haochen, mientras tanto, la lanza en la mano derecha del demonio se volvió en una miríada de rayos negros, yendo directamente por Long Haochen.,

Con una distancia de diez metros entre el Líder Jacques y él, Long Haochen inmediatamente sintió que el aire se volvió pegajoso, y el fuerte elemento oscuridad completamente repelió al elemento luz. Además, ese Líder Jacques liberó una fuerte fuerza de atracción, jalando a su contraparte hacia él. Su comportamiento y ataque poderoso tenían tanta presión como una gran montaña.

¡Ese era el octavo paso! La última vez cuando ellos enfrentaron a un Demonio Luna en el octavo paso, Long Haochen había usado la Píldora de Impulso Espiritual Conjunto, y en consecuencia, había tenido un sentimiento enteramente diferente. Pero esta vez no era lo mismo, y ahora estaba enfrentando al Líder Jacques del octavo paso por sí mismo. Esa inmensa presión afectó su voluntad enormemente, y esto era debido a la brecha en fuerza, y la supresión absoluta de su energía espiritual. Si no fuera por el hecho que la energía espiritual de Long Haochen era del tipo más puro del elemento luz, habría difícilmente tenido incluso la idea de pelear contra una potencia del octavo paso.

Sus dos alas inferiores aletearon, mientras las superiores permanecieron inmóviles. El cuerpo de Long Haochen repentinamente se elevó varios metros en el cielo, afortunadamente evitando el respiro de oscuridad liberado por el Líder Jacques abajo. Mientras tanto, todo el cuerpo de Long Haochen brilló una vez más en esa misteriosa luz dorada, formando una entidad con su espada. Cuando la lanza de sombra de ese Líder Jacques fue lanzada hacia él desde todas las direcciones, el Aria de la Diosa de la Luz en su mano continuó resistiendo un ataque después de otro, como si fuera un bote en medio de violentas olas.

El Líder Jacques, teniendo una extremadamente profunda percepción, sintió que este humano debería haber muerto en el momento que su ataque aterrizó en él. Sin embargo, cada vez que sentía que estaba a punto de asesinar al enemigo, la espada pesada del enemigo brevemente tocaría la lanza en una localización crucial, y pediría prestada la fuerza de sus alas espirituales, habiendo escapado del peligro por un pelo.

Actualmente, Long Haochen era justo como una sombra. Resistiendo contra la lanza de sombra, todavía no peleo duro contra el Líder Jacques, completamente confiando en técnica y agilidad. Esto dejó a la potencia del octavo paso incapaz de lanzar su irresistible poder ofensivo a él.

Anuncios