Long Haochen se giró, y miró a sus compañeros con una expresión muy preocupada. La expresión en sus ojos y en su cara era muy abundante, y entre todos, sus ojos descansaron en Cai’er por un largo tiempo.

“Un paso atrás también, todos ustedes.”

“Espera un momento.” Tian Qing repentinamente gritó, antes de llegar al lado de Long Haochen con grandes pasos, estampando vigorosamente el suelo con su pie derecho, mientras daba un golpe a su propio pecho con su mano derecha, ejecutando un saludo de caballero en frente de él, “Honorable caballero Long Haochen, te piso que temporalmente intercambies mi armadura conmigo.”

Long Haochen pareció ligeramente distraído, “Hermano mayor Tian Qing.” No importa si fuera una Armadura Fundida de Mithril, una Armadura Fundida Pura de Oro o un Trono Divino, todas estas entidades eran consideradas por los caballeros como un signo de honor. En el corazón de los caballeros, ellos mantenían incluso más significado que su propia vida.

“Por favor, permítelo.” Tian Qing le pidió con determinación.

“Gracias.” Long Haochen no declinó. Solo colocó su mano derecha en su pecho y le dio a Tian Qing un saludo estándar de caballero.

Una tenue luz dorada rodeó el cuerpo de Tian Qing, y la Armadura Fundida de Mithril, que originalmente se adecuaba a él perfectamente, hizo un tintineó, antes de que un cambio inmediatamente ocurriera en el casco. Se giró, y entonces, toda la armadura comenzó a separarse rápidamente de su cuerpo. En un destello, regresó a su estado original, exponiendo el cuerpo de Tian Qing.

El actual Tian Qing todavía estaba manchado con sangre, y su cara parecía algo pálida, pero sus ojos estaban llenos con determinación.

Tomando un paso lejos de la Armadura Fundida de Mithril, Tian Qing no dijo algo. Dando un paso a un lado, miró a Long Haochen con una mirada ardiente.

Long Haochen se sacó su propia Gloriosa Santa Armadura, inconscientemente apretando sus puños. Las Armaduras Fundidas de Mithril simbolizaban la legenda de la gloria de los caballeros humanos, y estaba finalmente a punto de llevar su primera. Incluso él mismo no creía que estaba calificado para llevar una armadura de batalla de este tipo tan rápido.

Controlar una Armadura Fundida de Mithril requería que uno alcanzara el séptimo paso de cultivación. Aunque Long Haochen no rompió a través de este nivel todavía, aún alcanzó el pico del sexto paso, y su energía espiritual interna había roto a través de las 10.000 unidades dos días atrás. Ahora estaba en un cuello de botella entre el sexto y el séptimo paso. Confiando en su propia energía espiritual de puro elemento de luz, tenía confianza en ser capaz de amaestrar esta armadura, y Tian Qing similarmente estaba confiando en él. Por tanto, estaba dispuesto a dejar que su propia gloria sea pasada a Long Haochen, esperando incrementar sus oportunidades de victoria.

Todos sabían que las oportunidades de Long Haochen, cuya fuerza no alcanzaba el séptimo paso todavía, para prevalecer sobre una potencia en el pico del octavo, eran cerca de cero, pero Long Haochen todavía prefirió permanecer hacia adelante y aceptar el desafío. Siendo un caballero, esta era una cuestión de honor, así que nadie lo podía detener.

Tan pronto como alcanzó la caja de la Armadura Fundida de Mithril, Long Haochen sintió que la sangre en su cuerpo hervía. Cuando realmente se detuvo en frente de ella, una intención de batalla orgullosa y difícil de describir se elevó en él.

Engullido por la luz plateada, la caja plateada se transformó en un par de protectores de piernas. Con una luz plateada extendiéndose por debajo, ellos se sujetaron alrededor de sus piernas. Entonces, la armadura se elevó hasta su abdomen y rodeó sus muslos y su cintura, envolviéndolo lentamente.

Durante este proceso, Long Haochen inconscientemente enderezó su postura, mientras la luz plateada rodeaba su cuerpo.

La misma armadura llevada por Tian Qing y por Long Haochen tenían una apariencia totalmente diferente. Cuando la armadura plateada completamente cubrió a Long Haochen, en su pecho, una rica luz dorada abruptamente destelló, y se extendió hacia los alrededores. Meramente en el tiempo de unos pocos respiros, la armadura originalmente de color plateada se volvió completamente de color dorado, mientras los elegantes trazos mágicos dorados en la armadura brillaban.

Long Haochen sintió como si un gran agujero negro locamente absorbía toda la esencia de luz en el aire. Sus cavidades espirituales parecieron perfectamente armonizadas con la Armadura Fundida de Mithril. Era un sentimiento realmente maravilloso, y totalmente diferente de cualquiera de las otras armaduras que había llevado antes.

Después de ser vestido en la Armadura Fundida de Mithril, Long Haochen sintió como si estuviera llevando meras ropas, y no una armadura entera. Su cuerpo se sentía incomparablemente ágil, y no parecía impedido en lo más mínimo. Solo por ponerse esta armadura, sintió como si su cuerpo hubiera alcanzado el estado de Cuerpo Brillante.

¡Esta era una legenda, una legenda del Templo del Caballero! Fue gracias a los esfuerzos e investigaciones gastadas por el Templo del Caballero por varios cientos de años que ellos habían sido capaces de hacer 365 Armaduras Fundidas de Mithril, y 36 Armaduras Fundidas Puras de Oro, que los ayudaron a ganar una posición tan estable como líder de los Seis Grandes Templos.

Solo por llevarla, Long Haochen sintió su fuerza al menos ser doblada e incluso triplicada, y esto fue sin tomar la defensa de la Armadura Fundida de Mithril, y su impulso de agilidad en consideración.

Todo su cuerpo comenzó a brillar dorado, y Long Haochen a la Armadura Fundida de Mithril establecerse con un quejido casi audible. En este momento, Tian Qing entendió la razón por la que el joven demonio vestido de negro escogió a Long Haochen y no a él como su oponente.

Lentamente, levantó el Escudo Legendario en su mano, ofreciéndoselo a Long Haochen.

Pero para sorpresa de Tian Qing, Long Haochen sacudió su cabeza, “Hermano Tian Qing, ¿olvidaste que también soy un Caballero Vengador?” Después de decir eso, agarró la Luz Ondulante con su mano izquierda, y avanzó hacia Ah’Bao con grandes pasos.

¿Un Caballero Vengador? La mirada de Tian Qing repentinamente se volvió lenta. Era verdad que en una batalla uno contra uno, los Caballeros Vengadores eran sin duda mucho más poderosos que los Caballeros Guardianes. ¡Y es cierto! La primera que él se cruzó con ellos, Long Haochen pareció haber estado usando espadas duales.

“¿Estás preparado?”, Ah’Bao preguntó cuando Long Haochen se detuvo a diez metros de distancia de él. Él no detuvo a Long Haochen de intercambiar armaduras, desde que quería derrotar a Long Haochen en su estado más poderoso, para realmente aplacar su odio.

Long Haochen lo miró, “Ven.”

“Eres un caballero, ¿qué hay acerca de tu montura?” Ah’Bao preguntó en total seriedad.

Long Haochen negó con su cabeza, “Aunque eres mi enemigo, todavía me darás la oportunidad de tener una justa batalla decisiva. Como un caballero, aunque mi fuerza está más allá de la tuya, no puedo tener una ventaja tan injusta en un duelo. No sería más una batalla una versus uno entre los dos de nosotros.”

Con una sonrisa, Ah’Bao reveló una admiración poco oculta en sus ojos, “Muy bien, eres realmente merecedor de ser el rival que escogí.”

Un rico resplandor negro se elevó en el aire, y las escamas en él ganaron un tinte purpura. En su mano derecha, un resplandor negro purpura apareció de la nada, y el masivo brillo se volvió en un pilar de luz, extendiéndose con una incomparable presión de su mano.

Todas las potencias demonios intercambiaron miradas alarmadas, como si este resplandor negro los llenara con miedo.

El resplandor negro purpura se condensó en la mano de Ah’Bao, volviéndose una espada pesada negro purpura.

Long Haochen por supuesto sabía que era esta espada pesada negro purpura. Esa era el arma personal de Ah’Bao, el arma que destruyó en el pasado. Estaba hecha del cuerno de un Dragón Diablo.

Al mismo tiempo, Ah’Bao elevó su mano derecha, y Long Haochen lo reflejó con su propia mano derecha, de la cual un suave resplandor dorado se condenso, lentamente ascendiendo a su mano derecha, brillando con un intenso color dorado.

Al principio parecía como si la luz dorada fuera más allá de inferior al resplandor negro en poder, pero en el instante que apareció, la luz alrededor de Long Haochen engulló toda la oscuridad en un modo difícil de describir.

Cuando estaba llevando la Armadura Fundida de Mithril, esta armadura originalmente de color dorado produjo algo de luz dorada, pero cuando el Aria de la Diosa de la Luz apareció en su mano derecha, la Armadura Fundida de Mithril en realidad se volvió completamente dorada.

Yating estaba flotando sobre el hombro de Long Haochen, solo murmurando algunos cantos, pero repentinamente tocó el cuello de Long Haochen y desapareció en el siguiente instante.

Inmediatamente, la Armadura Fundida de Mithril floreció de luz dorada, produciendo zumbidos, y repentinamente emitió fuertes fluctuaciones de energía espiritual. Su fuerza abruptamente alcanzó un terrorífico nivel. En la espalda de Long Haochen sus dos pares de alas espirituales instantáneamente se extendieron. Y cada parte de él irradió un sentimiento etéreo.

Es cierto, Yating se volvió un alma de arma y se fusionó con la Armadura Fundida de Mithril para darle a Long Haochen un masivo impulso.

El Aria de la Diosa de la Luz estalló con intensas llamas las cuales naturalmente se originaron de la liberación del Fuego Santo. Con respecto a su presencia, Long Haochen inesperadamente no era en lo más mínimo inferior a Ah’Bao. Las auras de los dos de ellos colisionaron, tratando de suprimirse una a la otra, pero para sorpresa de todos, nadie logró la mano superior.

Long Haochen no solo se sentía poderoso para Ah’Bao, sino también puro. Excepcionalmente puro. Era debido a esta pureza que no perdió contra su presencia.

En este punto, la batalla comenzó sin alguna indicación anterior. Long Haochen lanzó el primer ataque. Sin usar alguna habilidad, simplemente moviendo hacia adelante el Aria de la Diosa de la Luz trazando una curva en el aire, creando una fantástica escena.

Para los ojos de todos, parecía como si Long Haochen desapareciera y todo lo que permaneció fue su espada.

Del lanzamiento de su golpe, el cielo cambió de color, como si fuera golpeada por él. Y debido a eso, Ah’Bao en realidad dejó salir un grito cargado y se retiró unos pocos pasos hacia atrás.

Deslizándose más lejos y girando alrededor, Long Haochen ondeó el Aria de la Diosa de la Luz horizontalmente otra vez. Los movimientos de Long Haochen no parecieron lentos en lo más mínimo justo entonces, pero dio un tipo de anormal sentimiento de firmeza.

Como su oponente, Ah’Bao tenía la más profunda impresión de este ataque. El primer golpe de Long Haochen verdaderamente perforó a través del cielo, pero también selló todas las posibles rutas de ataque de Ah’Bao. Además, apuntó justo en el momento que Ah’Bao estaba en medio de su propio movimiento. Si Ah’Bao hubiera completado su ataque, el primer ataque de Long Haochen habría indudablemente aterrizado en él primero.

Si este hubiera sido alguien más, incluso si este ataque hubiera sido ejecutado con una pieza de equipamiento legendario, Ah’Bao no habría permanecido tan pasivo. ¿Así que había tomado un golpe? Dada su terrorífica energía espiritual externa, los Dragones Diablo no sentirían miedo de cualquier ataque. Sin embargo, Long Haochen no era lo mismo: su espada sin dejar un rastro como un respiro del viento, todavía desprendiendo la poderosa intención de espada de un hombre siendo uno con la naturaleza. Enfrentando a tal espada, Ah’Bao tenía un intenso sentimiento de crisis, como si mientras aterrizara, indudablemente sería herido seriamente.