Los soldados de este grupo estaban vestidos con cuero, y fueron dirigidos por un oficial de bajo grado con una cota de malla. Viéndolos mantener sus cabezas en alto, podía ser visto que ellos no venían por broma.

“¿Dónde está su jefe? ¡Llámalo afuera!” El oficial dirigiéndolos sacó un cuchillo que llevaba en su cintura, mientras gritaba esto.

Los diez soldados que trajo rápidamente se alinearon en una fila, las lanzas en sus manos apuntaron al interior de la caravana, bloqueando la entrada.

Viendo a estos soldados, algunos trabajadores vinieron a darles la bienvenida inmediatamente, “Señor soldado, ¿puedo saber por que vinieron?” El trabajador preguntó con especial servidumbre.

Ese oficial fríamente resopló, “Tu Caravana Yue Ye es sospechosa de enmarañarse con los demonios. Este oficial vino a arrestar a su jefe y preguntarle acerca de estas circunstancias.”

El trabajador estaba asombrado acerca de eso. Era la primera vez que esto ocurría, “Señor soldados, somos mercantes independientes, ¡protegidos por la Alianza!”

¡Bang! Con una bofetada, el oficial replicó a eso, “Que sin sentido de mercantes independientes. Te diré que este grupo acaba de hacer una patrulla, dirigida a esta calle. Se informó que tu Grupo Mercante Yue Ye era el más rico en esta calle. ¿Por qué es así? ¿No es eso simplemente debido a la colaboración con los demonios?”

Escuchando estas palabras, Long Haochen jaló a Cai’er a su lado, creyendo que el Grupo Mercante Yue Ye iba a manejar el asunto. Como un empleado de la Alianza del Templo, no podía controlar los asuntos de otras personas. Mientras esto no influenciara en el hecho de que el Grupo Mercante Yue Ye los llevaría adentro del territorio demonio, no le preocupaba.

Sin embargo, desde el comienzo, este asunto claramente sonó bastante asqueroso. ¿Qué pasa con el Grupo Mercante Yue Ye siendo el más rico? Incluso Long Haochen que no entendía demasiado acerca de estos asuntos podía suponer aproximadamente que estos soldados no vinieron para algo bueno.

Esta vez, un manager del Grupo Mercante Yue Ye se apresuró a llegar desde la retaguardia. Viendo a los soldados que vinieron esta vez, también pareció asombrado, y le dio un mensaje al trabajador, apuntando al pequeño grupo de Long Haochen, y susurrando algunas palabras en sus oídos.

Haciendo sus saludos a Long Haochen de antemano, el manager le dio la bienvenida antes de girarse hacia ese oficial, diciéndole con una sonrisa, “Señor oficial, soy el manager del Grupo Mercante Yue Ye. Quiero saber que está pasando, bloqueando entrada de nuestra caravana. Somos mercantes legalmente protegidos por la Alianza.”

Con una borla ese oficial replicó, “¿Qué mercantes legales? ¿Podría ser que no haces algunos negocios con los demonios? Enredarse con los demonios, ¿qué tipo de crimen es ese? Síguenos ahora.” Diciendo eso, colocó su mano en el hombro de ese manager.

La sonrisa en la cara del manager permaneció inmóvil. Negando con la cabeza ligeramente, pero suavemente esquivando su mano, y le dio la réplica, “Señor oficial, por favor compórtese con dignidad. Si este asunto es escuchado, no sería beneficioso para usted. Pienso que tengo los medios para probar nuestra inocencia.” Diciendo eso, sacó un bolso y se lo entregó al oficial.

Al principio, el oficial fue molestado cuando vio a la contraparte evitar su mano, y estaba a punto de explotar, pero viendo el bolso entregado por ese manager, la expresión fría en su cara inmediatamente se aligeró.

Tomando una mirada a los contenidos del bolso, inmediatamente pareció satisfecho, “Parece que entiendes las cosas. Los mercantes libres no están teniendo un tiempo fácil haciendo negocio con los demonios, ¡por favor manténgase seguro! Todo bien, nos vamos ahora.”

Diciendo esto, ondeó su mano, y estaba a punto de llevar a los soldados hacia la salida.

“Esperen.” Una clara y brillante voz repentinamente sonó desde atrás.

El oficial estaba asombrado, girando su cabeza para mirar al único que dijo estas palabras, solo para ver que era una de las dos personas estando a un lado de la habitación, llevando sombreros de bambú en sus cabezas, ahora, la persona se sacó su sombrero convenientemente.

“¿Qué sucede?” La voz del oficial repentinamente se volvió fría, y miró al guapo y joven Long Haochen, inmediatamente tratando de hacer una muestra de poder.

Long Haochen dijo indiferentemente, “Todos permanecerán aquí. Envía alguien a la Administración para llamar por el oficial comandante o el líder militar de la Ciudad Starseeker.

            La expresión del oficial cambió inmediatamente, “Joven hombre, ¿estás enfermo?” Diciendo eso, levantó el cuchillo en su mano izquierda. Sacándolo de su vaina apuntó a la cabeza de Long Haochen.

Los ojos de Long Haochen destellaron, y dejó salir una mordaz intención asesina explosiva, “¿Te atreves?”

Con este furioso grito, toda la Cámara de Comercio Yue Ye fue llenada con asombro. Ese oficial era solo un pequeño pececillo, ¿cómo podría ser capaz de soportar todo el poder mental contenido en el grito de Long Haochen? Quedándose en blanco, inmediatamente cayó al suelo, y uno de sus soldados después de otro también cayeron en trayectorias oblicuas.

Long Haochen levantó su mano derecha, y una luz dorada destelló, envolviendo a uno de los solados ordinarios, antes de que una luz plateada tocara el pecho de ese soldado, “Ve, haz lo que te digo, o si no, no dejaran nunca este lugar otra vez.”

Viendo que un mero grito de furia hizo que este oficial y todos estos soldados perdieran su fuerza de pelea, ellos se veían asombrados. ¿Cómo podrían atreverse a resistirse ahora? Y cuando el oficial vio la apariencia de un emblema en Long Haochen, su cara pareció volverse polvo. Estaba completamente asombrado.

Calmando el asombro con una técnica de curación de Long Haochen, el soldado agarró la ficha de Escuadrón Caza Demonios de grado comandante lanzada por Long Haochen y se fue apresuradamente.

Long Haochen fríamente miró a los otros soldados, “Piérdanse. Vayan a arrodillarse al lado de la entrada.”

Estas personas solo habían caído al suelo debido al miedo, pero ninguno de ellos perdió la habilidad de actuar. Viendo a Long Haochen mostrar su poder, ¿quién se atrevería a resistirse? En particular, ese oficial se veía como una inofensiva gallina. Absolutamente no se atrevió a pronunciar una palabra, simplemente tomando la iniciativa para arrodillarse.

Hasta ahora, la cara furiosa de Long Haochen no se aflojó en lo más mínimo, apretando sus puños. Si estos soldados se hubieran resistido justo antes, quizás realmente habría levantado su mano contra ellos.

Desde que Long Haochen se volvió un caballero, todos los enemigos que enfrentó habían sido demonios. Todos los humanos con los que interactuó eran personas heroicas. Galopando en el campo de batalla y avanzando contra las tropas enemigas. ¿Por qué hizo eso? Era para dejar a los humanos vivir pacíficamente y felizmente.

Pero mientras oficiales y soldados estaban arriesgando su vida en el campo de batalla contra los demonios, este tipo de actos desvergonzados ocurrirían en la retaguardia. Buenos y honesto en el fondo, viendo semejante acto injusto, ¿cómo podría Long Haochen no ponerse furioso? Realmente estaba controlándose para no asesinar al oficial directamente. De otro modo, si levantaba su mano contra él, estaría destinado a tomar la vida de este oficial.

Viendo su vista aterrorizada antes de pensar acerca de las vidas perdidas de todos los soldados de la Alianza que murieron en el campo de batalla bañados en sangre caliente, Long Haochen sintió que su corazón dolía, queriendo más que todo asesinar a estos gusanos.

Las obligaciones de los Escuadrones Caza Demonios no estaban solo directamente en contra de los demonios, sino que también tenían algunos deberes en la Alianza del Templo. Los Escuadrones Caza Demonios de cualquier grado tenían una cierta autoridad sobre las personas de cualquier posición en la Alianza. Mientras más alto el grado del Escuadrón Caza Demonios, más grande sería su poder de comando.

Para dar un simple ejemplo, si un Escuadrón Caza Demonios de grado titulado llamara al líder de la Alianza en interrogación, procedimiento para investigar su mala conducta inmediatamente comenzarían desde la Alianza, con el inigualable grado de emergencia. Dado sus innumerables servicios militares, ellos quizás no tienen el poder de comandar la armada, pero en términos de autoridad, ellos tenían el más grande poder en la Alianza.

Como el líder de un Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, Long Haochen tenía la autoridad para pedir por la presencia del oficial jefe o el líder militar de la Ciudad Starseeker. Incluso tenía el derecho de llamar directamente a los dos poderes superiores de la ciudad en cuestión, y en caso de que una falta fuera encontrada, ellos muy probablemente perderían todos los prospectos de un próspero futuro después de atravesar una investigación.

Ese manager del Grupo Mercante Yue Ye estaba parado calmadamente en el mismo lugar mientras Long Haochen estaba manejando los asuntos. Cuando el grito de Long Haochen llegó, fue aterrado desde lo más profundo. Esa intención asesina no era algo que cualquiera pudiera proyectar, sino solo uno que realmente fue al campo de batalla y asesinado a incontables potencias enemigas podría posiblemente ganar una presencia tan aguda. No es de extrañar que el Presidente le dio la instrucción de ayudarlo en cualquier situación, realmente no eran personas ordinarias.

Long Haochen se giró par mirar a este manager, “Hola, mi nombre es Long Haochen. ¿Situaciones como esta ocurren a menudo aquí?”

Este manager del Grupo Mercante Yue Ye negó con su cabeza, y replicó, “Generalmente, ocurre muy raramente. Este oficial debería haber alcanzado este rango muy recientemente, pero sus acciones no significan algo para el ejército.”

Escuchando su respuesta, la expresión de Long Haochen se relajó ligeramente, “Entonces, ¿por qué no reportaste sus acciones justo antes de estas cuestiones?”

El manager dio una sonrisa calmada, “Señor Long, por favor sepa que somos mercantes, no podemos pelear con oficiales.”

Long Haochen le asintió calmadamente. Sabía que, en este aspecto, su edad de solo dieciséis años lo hacía inexperimentado. Sin embargo, desde que ellos se encontraron esta situación hoy, alertaría a los oficiales de la Ciudad Starseeker. Los soldados estaban resguardando su hogar en la frontera, mientras que, en la retaguardia, algunos gusanos estaban cometiendo semejantes actos. Realmente encontraría eso insoportable.

“¿Está la Señorita Yue Ye bien?” Long Haochen preguntó en voz baja.

El manager le dio la respetuosa replica, “La dama está muy bien. Sin embargo, ella no está aquí justo ahora. Antes de irse, explicó que, si el Señor Long tenía alguna necesidad de nosotros, cooperáramos tanto como podamos. La siguiente caravana se irá en tres días, y bastantes de sus bienes ya están asignados.”

Long Haochen asintió, “Bien, seguiremos a su caravana para entrar al territorio demonio.”

El manager asintió, y no dijo algo más. Claramente, era muy prudente y calmado. Verdaderamente, para haber obtenido la confianza de Yue Ye, seguramente no era una persona ordinaria.

Un corto tiempo más tarde, ruidos de pasos de caballos fueron escuchados, y continuando incrementando hasta alcanzar la entrada de la caravana. Dos hombres de mediana edad se apresurado a salir con grandes pasos, entre los que uno, era un hombre llevando una túnica y el otro una armadura de plata.

Estos dos parecían como un guerrero y un intelectual.

Alcanzando la entrada, estos dos miraron a los soldados arrodillados en el suelo, sus expresiones claramente se volvieron feas. Ese soldado llevando la armadura de plata dio un paso hacia adelante, y pateó a ese oficial contra la cabeza, “Sinvergüenza, estás haciendo que toda la Ciudad Starseeker pierda cara.”

Estos dos eran el cónsul y el líder militar de la Ciudad Starseeker. Por casualidad, ocurrió que cuando el mensajero fue enviado, los dos estaban presentes. Cuando recibieron esta ficha de Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, estos dos casi tuvieron un ataque del corazón.

La Ciudad Starseeker era una gran ciudad, y en la frontera del territorio, haciendo que estos dos más influénciales que el cónsul y el líder militar de una pequeña ciudad tal como la Ciudad Hao Yue. Pero aun así, ofender a Escuadrones Caza Demonios era algo que no podían permitirse.