Long Haochen, que debería tener dentro de poco doce años, era diferente de hace un año y medio atrás: su linda cara y sus delicadas mejillas parecían más duras. De su antiguo, débil y hermoso aspecto, ahora parecía bastante robusto. Su cuerpo aún era delgado y bien proporcionado, y sus hombros también crecieron a lo largo. Su apariencia era básicamente perfecta.

Li Xin, ¿qué pasa contigo? ¡Él es tu hermano menor y es ocho años más joven! ¿No diga que quieres llegar a ser como una vieja vaca que come hierba suave?[1] Ella se reprendió en su mente; se suponía que debía ser una persona muy decidida, pero, al mismo tiempo, era bastante cariñosa hacia Long Haochen. En efecto, era la más joven en la casa y siempre había anhelado un hermano menor, así que incluso si no hubiera estado con Long Haochen por un largo tiempo, en su corazón, se sentía inusualmente cercano a él.

“Wow, hermano menor, de lo que yo puedo recordar, ¡tus ojos no tenían ese color! Deberían ser azul oscuro, ¿así que por qué los tienes dorados?”

Long Haochen volvió a sus sentidos y rascándose la cabeza: “Padre me ayudó a someterme al Despertar Divino y después se volvieron así.”

Li Xin se volvió estupefacta, “¿El Divino Despertar puede resultar en un cambio de color de ojos? ¿Cómo es que nunca he oído escuchar sobre eso? ¡Ah! ¿Dices que ya has experimentado el Despertar Divino? ¡Entonces tu energía espiritual ya ha roto a través del nivel 200! Dile rápidamente a hermana mayor, ¿cuán alto es tu nivel de energía espiritual interna innata?”

Long Haochen asintió y dijo: “Hermana mayor, no quiero engañarte; la verdad es que mi padre me prohibió revelarlo.”

Repentinamente, Li Xin parecía como si se diera cuenta de algo y se cubrió su propia boca antes de murmurar en voz baja: “¡Cielos! Un tercer paso de caballero por debajo de los 12 años. Vamos, te voy a llevar a ver al tío Nalan Shu; estará absolutamente asustado por tu progreso.”

“¿Qué es lo que va a asustarme?” Escuchando una voz que parecía un poco juguetona, Long Haochen y Li Xin giraron sus cabezas, solo para ver que Nalan Shu justo había acabado de bajar las escaleras.

Al ver a Long Haochen, Nalan Shu estaba bastante sorprendido, pero rápidamente tomó una expresión seria. Rápidamente poniéndose en frente de Long Haochen, viéndolo de abajo a arriba, antes de preguntar sin refrenarse: “Ese día… ese día, no era tu maestro ese…”

Long Haochen estaba un poco sorprendido, pero rápidamente entendió que quería decir y con orgullo asintió con la cabeza.

Nalan Shu tomó un profundo suspiró, sus ojos revelaron un abrasador sentimiento de adoración, “¡Lo sabía! ¡Lo sabía!”

Li Xin preguntó, sin estar convencida: “Tío Nalan, ¿sobre qué están hablando ambos en secreto?”

Nalan Shu tomó una expresión seria antes de contestarle: “¿Por qué no te has ido ya para la práctica? Ya eres un caballero del séptimo rango, así que si puedes participar en la Competencia de Selección de Cazadores de Demonios lo más importante es romper en el nivel de un Gran Caballero, se relacionará con lo bien que vas a ser capaz de hacerlo en esa selección de Cazadores de Demonios.”

A Li Xin sacó su lengua y miró a Long Haochen: “Hermano menor, voy a practicar primero. En la noche, la cena será mi regalo, te invitaré a comer una gran comida. Jiji.” Mientras terminaba, se dio la vuelta y salió corriendo.

Nalan Shu dijo con una sonrisa indefensa y, al mismo tiempo, con un tono chocho: “Esta chica, pronto tendrá 20 pero aún es tan traviesa. Aquellos que vienen de familias normales se supone que se casan a esa edad.”

Volviendo en sí, Nalan Shu tomó una mirada a Long Haochen antes de asentir y decir: “Haochen, ven conmigo.”

Long Haochen fue junto a él para su oficina en el segundo piso, donde Nalan Shu no pudo mantener controlado su ansiedad nunca más: “¡El Trono Divino de la Perdición y la Masacre! Haochen, ¿sabes lo grande que fue ese ataque sorpresa de la raza demonio? Pero un simple movimiento de tu maestro y sus cinco ejércitos simplemente huyeron del borde de la Alianza. Es tu maestro, ¿cierto? ¿Podría ser posible dejarme conocer al Señor Xingyu?”

Long Haochen sacudió su cabeza: “Maestro del Salón Nalan Shu, él se fue. Esto es para usted.” Mientras hablaba, tomó la carta que su padre dejó, pasándosela a Nalan Shu.

Nalan Shu no podía aguantarse y tomó una parte de la carta antes de tomar un vistazo, y una mirada de sorpresa apareció rápidamente en su rostro. Todavía mirando el contenido de la carta, reveló una mirada llena de incredulidad mientras veía a Long Haochen: “Tú, ¿tú eres realmente el hijo del Señor Xingyu? Pero, ¿por qué el Señor Xingyu te permitiría estudiar habilidades usadas por Caballeros Guardianes junto con nosotros? ¿Por qué no es el camino de un Caballero Vengador? ¡El Señor Xingyu es el Caballero Vengador número uno de la Alianza de los Caballeros!”

Long Haochen dijo: “Maestro del Salón Nalan, Padre no quiere que revele todo, tan solo no puedo decirle algo que no fuera escrito en esa carta.”

Nalan Shu tomó un profundo aliento y, mientras ponía la carta lejos con gran cuidado, dijo: “Bien. Independientemente de las razones, no puedo desobedecer las instrucciones del Señor Xingyu. Desde ahora en adelante, te volverás un miembro genuino del Salón de Hao Yue. Te daré mi mejor entrenamiento. En su carta, el Señor Xingyu explica que quiere que tu participes en la selección de Cazadores de Demonios.”

Em, seguiré su guía.” Long Haochen enderezó su postura y enfrentó a Nalan Shu con un saludo básico de caballero.

Nalan Shu palmeó sus hombros y dijo: “En el futuro, serás como Xin’er, tan solo llámame Tío Nalan. Honestamente, las habilidades de caballeros que te pasaré son, desde mi honesto punto de vista, más bien imperfectas; pero creo que, en un futuro próximo, definitivamente serás capaz de convertirte en la mayor gloria del Salón de Hao Yue. Ven, te llevaré a un lugar cercano que te tengo preparado para que te quedes.”

“Gracias, Tío Nalan.”

El Salón de Hao Yue ocupaba una enorme área. Definitivamente no se limitaba a lo que Long Haochen podía ver: desde atrás del salón, estaba también una gran región. Entre las tres partes principales, estaba una donde los caballeros podían descansar, así como una plaza pública donde podían practicar como caballeros y transmitir el conocimiento y las habilidades pertenecientes al Salón del Caballero.

En el centro de la Ciudad Hao Yue, la llegada programada del grupo de Caballeros Escuderos de la villas y grandes pueblos al Salón de Hao Yue para sus examinaciones debía ocurrir en tres años. Aquellos que lo lograban se convertían en Caballeros Estándar que podrían ser capaces de permanecer en el Salón de Hao Yue para estudiar y practicar. Si ellos podían romper a través del tercer paso dentro de cinco años, podían volverse genuinos miembros del Salón de Hao Yue al igual que miembros genuinos del Salón del Caballero. Si ellos no podían, la alternativa para aquellos Caballeros Estándar debía ser trabajar en la armada o tomar otra especie de ocupación en el Templo del Caballero.

Actualmente, lo que Long Haochen vio fue solo la fachada del Salón de Hao Yue. El verdadero Salón de Hao Yue estaba actualmente oculto detrás de esta fachada; 100 Caballeros Genuinos y 1.000 Caballeros Estándar vivían ahí, pero conforme a la presentación de Nalan Shu, además de su experiencia externa, el Salón de Hao Yue actualmente también tenía a un Caballero Tierra (quinto paso), así como también a siete Grandes Caballeros (cuarto paso) que tarde o temprano dejaran el Templo del Caballero para comenzar un nuevo viaje.

Junto con los diferentes rangos, las condiciones de vida también varían. Los Caballeros Estándar tenía que compartir una habitación entre cuatro personas, pero cada Caballero Genuino tenía su propia habitación.

Nalan Shu organizó la habitación de Long Haochen para estar al lado de la habitación de Li Xin, y después de comer, Nalan Shu le dijo a Long Haochen que descansara el resto del día. El próximo día, debía volver para practicar.

Cuando las personas alcanzaban el tercer paso, no importa de qué Templo vengan, ellos debían ser tratados bien porque son la mayor fuerza contra la raza demonio en batalla.

La habitación de Long Haochen estaba actualmente dentro de un monasterio de tres pisos reservado a los Caballeros Genuinos. Era una suite. Ahí estaba un dormitorio, una sala de meditación para practicar, y un baño para higiene personal. Dentro de la sala de meditación, estaba un sencillo Círculo Mágico rodeado por unos pocos cristales mágicos de luz. Desde que la afinidad del elemento luz dentro de la habitación era mucho mayor que afuera, tenía un efecto suplementario cuando se practicaba adentro.

Inalterable por el generoso recibimiento, Long Haochen solo tomó su ropa del anillo espacial antes de ordenarse un poco y entró a la sala de meditación para practicar.

Practicar hizo que el tiempo pasara bastante rápido. Antes de que la noche cayera, un golpe claro y tranquilo sonó en la puerta.

“¿Quién es?” Long Haochen recuperó la consciencia de su tranquila práctica.

“Hermano menor, soy yo.”

Long Haochen abrió la puerta y vio a Li Xin esperando en la entrada. En ese momento, no vestía su armadura ligera, sino que se había cambiado por un vestido blanco, pareciendo que acababa de tomar un baño. Su cabello color rosado que caía sobre el nivel de sus hombros aún estaba algo húmedo. Su apariencia actual se veía bastante menos heroica y mucho más encantadora.

“Ven conmigo, Tío Nalan quiere que tengas tu prueba de energía espiritual, pero antes de que te lleve ahí, vamos a tener una buena cena.”

<Anterior          Siguiente>

[1] Como dicen por mis lados, ‘un asalta cuna’ = alguien que le gusta los jóvenes.
Anuncios

Un comentario sobre “La Santa Estufa Espiritual III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s