Saliendo desde la parte de atrás del mostrador, el grupo de Long Haochen pareció muy calmado, hasta el punto que no podía decirse si ellos ganaron algo o no. Aunque los Cazadores de Demonios afuera estaban muy curiosos, nadie se aproximó a preguntar. Estas eran las reglas: nadie podía preguntar abiertamente acerca de los secretos de los otros. Además, estos Escuadrones Caza Demonios de grado comandante en realidad estaban incluso más curiosos acerca de las edades del grupo de tres de Long Haochen. Después de todo, ellos parecían muy jóvenes. Generalmente hablando, era una cosa ordinaria ver a Cazadores de Demonios elevarse al grado comandante a los treinta años de edad. Sin embargo, este grupo no parecía cerca de treinta años en absoluto y deberían en realidad estar más allá de alcanzar esa edad.

“Jefe, ¿por qué compramos dos piezas de equipamiento legendario?” Lin Xin preguntó, susurrando en los oídos de Long Haochen en voz baja. La mirada emocionada en su cara ya había desaparecido, siendo remplazada por una mirada de preocupación.

Dos piezas de equipamiento nivel legendario habían costado 570.000 puntos de contribución, y Lin Xin había gastado 320.000 puntos de contribución en solo él. A pesar de eso, Long Haochen solo había dicho antes que Wang Yuanyuan y Han Yu eran la prioridad.

Long Haochen replicó, “¿No lo has notado ya? El equipamiento legendario no puede ser comprado fácilmente. No podemos solo hacer que el equipamiento de nuestro atributo aparezca a voluntad. He buscado en algunas tiendas: el equipamiento legendario está en muy alta demanda. En realidad, es posible que, a excepción del Centro de Transacción, nadie más tenga algo para la venta. De este modo, un cambio planes era necesario para nosotros, y lo mejor sería comprar lo que podamos primero, y entonces darlo a quien lo necesite. Los puntos de contribución son solo un número, pero el equipamiento es más confiable.”

Lin Xin parecía confundido sobre eso, “Pero, ¿qué pasa acerca de Orgullo de Hielo y Nieve? No tenemos a alguien capaz de usarlo.”

A su lado, Cai’er repentinamente reprendió en voz baja, “Eres inteligente en tiempos normales, ¿pero por qué estás actuando tan tonto ahora? Solo debido que ellos están indispuestos a gastar 10.000 puntos de contribución como cuota de inspección, los Cazadores de Demonios queriendo comprar no conocen el precio del equipamiento de nivel legendario que está disponible en el mostrador. Que lo compráramos era de ningún uso para nosotros, ¿pero no me digas que ningún Cazador de Demonios puede usarlo? Solo tienes que establecer una cabina de vendedor para intercambiar el bastón por algo que necesitamos y eso es todo. Si necesitas, solo tienes que añadir algunos puntos de contribución para compensarlo, y de este modo, conseguiremos al menos la oportunidad de adquirir equipamiento legendario.”

“¡Cierto!” Lin Xin repentinamente se dio cuenta en un destello, golpeando su propia frente. Con una risa y un giro, salió corriendo, impacientemente estableciendo una cabina de vendedor.

Justo como Long Haochen predijo, los otros no encontraron el equipamiento legendario que se les adaptaba en el tercer piso, e incluso la operación de Lin Xin no fue lisa. Ellos naturalmente querían intercambiar el Orgullo de Hielo y Nieve por equipamiento de atributo de elemento espacial o luz, pero equipamiento de atributo espacial era extremadamente raro, mientras el equipamiento del atributo luz era el más solicitado por las personas. Las personas prestaron atención a Orgullo de Hielo y Nieve no eran pocos, pero nadie era capaz de hacer un trato satisfactorio.

Sin embargo, como un todo ellos consiguieron algunas cosas buenas de este viaje. Al menos, la fuerza de Lin Xin fue mejorada un paso más. Ahora con su adquirida Estufa Espiritual del Fénix de Llamas Azules y su Bastón de Cristal de Fuego llevando maldición, la utilidad de Lin Xin por el equipo solo continuó creciendo. Después de ganar las Alas del Dragón de Fuego, su fuerza incrementó, que fue un buen impulso por el equipo.

Todavía sin haber conseguido algo hasta la noche, todos regresaron a la villa. Después de cenar, Lin Xin y Sima Xian se escabulleron. Lin Xin naturalmente planeó enviar a Ye Weiyang el cristal de dragón, y Sima Xian proclamó su deseo glorificado de asegurar su seguridad, mientras su verdadero objetivo era naturalmente…

En el dormitorio, Cai’er y Long Haochen estaban sentados en frente del otro. Viendo la mirada reflexiva de Long Haochen, Cai’er preguntó, “¿Todavía estás preocupado acerca del equipamiento?”

Long Haochen relajó sus cejas, replicando con una sonrisa, “¡Si! No pensé que en realidad seriamos incapaz de intercambiar los puntos de contribución por un buen equipamiento.”

Cai’er negó con su cabeza, “En realidad, no necesitas pensar de ese modo.”

“¿Oh?” Long Haochen reveló una mirada inquisitiva.

Cai’er replicó, “¿No piensas que estás demasiado apresurado por beneficios instantáneos? Desde que nuestro Escuadrón Caza Demonios fue establecido, hemos experimentado unas situaciones bastante peligrosas y dolorosa, pero nuestro crecimiento verdaderamente alcanzó el punto de dejar a los otros asombrados. En un corto año, fuimos desde el grado solado al grado comandante. En realidad, nuestra actual necesidad no es solo mantener elevando nuestra fuerza a una velocidad tan alta. Quizás nuestra cultivación todavía es estable, pero todos están volviéndose demasiado arrogantes.”

Escuchando sus palabras, la mirada reflexiva de Long Haochen inmediatamente se aflojó, y replicó asintiendo, “Estás en lo cierto, por favor continua.”

Cai’er replicó, “En nuestro actual estado, todos tienen al menos una pieza de equipamiento nivel glorioso, y unos pocos bastantes puntos de contribución quedan. Por supuesto, el mejor escenario sería encontrar equipamiento legendario para todos nosotros, pero dada nuestra actual fuerza, no podemos ser capaces de inmediatamente usar el poderoso equipamiento. Por supuesto, intercambiar puntos de contribución por fuerza de pelea es lo mejor, pero no es el único camino. En nuestro actual estado, todavía tenemos muchos modos de fortalecernos. Creo que actualmente nuestra mayor urgencia es elevar nuestra fuerza para estar en una situación más estable. Mientras que, por el intercambio para ganar equipamiento legendario, totalmente está bien esperar hasta que alcancemos el séptimo paso para buscarlo.

Le pregunté al Abuelo Ying, y me dijo que en un Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, un equipo poseyendo una pieza de equipamiento nivel legendario ya es bastante bueno. ¿Pero que hay sobre nosotros? El nuevo artículo de Lin Xin a un lado, tienes a la Aria de la Diosa de la Luz, tengo a la Daga de Samsara, Sima está a punto de conseguir una pieza de nivel legendario del mejoramiento de la Bola Energética de Luz y el Gigantesco Escudo Divino del Alma de Yuanyuan avanzó a este nivel sin duda de conseguir otro Cristal Espacial. ¡Eso ya son cinco piezas de equipamiento de nivel legendario! Y todos nosotros tenemos estufas espirituales. Me atrevo a decir que, con nuestro equipo formado de seis personas con estufas espirituales fusionadas, si hubiera alguna competencia entre todos los Escuadrones Caza Demonios de grado comandante, probablemente seríamos los ganadores. Hoy, en realidad derrotaste a un Caballero del Templo del séptimo paso por ti mismo. En toda la batalla, Han Yu incluso no tenía algo que hacer.

Por decir esto, quiero decirte que nuestra actual fuerza ya es bastante grande. Por esta razón, no necesitas preocuparte tanto acerca de elevar la fuerza de todos.”

Long Haochen asintió en respuesta, “Entonces, ¿qué piensas que deberíamos hacer a continuación?”

Cai’er replicó, “Deberíamos proceder de acuerdo a tu plan original. Podemos continuar buscando equipamiento legendario, dejando a Lin Xin establecer una cabina de vendedor por media hora un día sería suficiente. Una pieza de equipamiento del nivel legendario como el Orgullo de Hielo y Nieve seguramente cogerá la atención pública. Mientras continúe yendo unas horas fijas cada día, algunos deseosos por intercambiarla aparecerán tarde o temprano. También podemos comenzar a hacer uso de nuestros pocos restantes cristales de dragón en nuestro lado, para comenzar a mejorar la energía espiritual externa de todos mientras tenemos a todos cultivando energía espiritual. Deberíamos en realidad esperar un poco antes de entrar a la Torre de la Eternidad. Mientras nos enfocamos en cultivar la energía espiritual interna, podemos deshacernos de nuestra actitud temeraria y volvernos más estables, paso por paso. Necesitaremos solo una corta cantidad de tiempo para recuperarnos así. Por el momento, podemos sacar algunos puntos de contribución para conseguir las habilidades que todos necesitamos. Después de alcanzar el sexto paso, necesitaremos algunas poderosas técnicas secretas para reforzarnos nosotros mismos. Este es otro modo para elevar nuestra fuerza de pelea. Y en realidad, creo que enfocarse en habilidades es incluso mejor que enfocarse en equipamiento, debido a que las habilidades pueden ser usadas siempre.”

Mirando a Cai’er, Long Haochen mostró una sonrisa, “Estás en lo cierto. ¡Deberías haberme dicho todo esto antes!”

Cai’er negó con su cabeza ligeramente, “Tus decisiones y tus planes no eran erróneos de cualquier modo. Y además, eres el capitán de nuestro 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante. Vamos a continuar nuestras conversaciones privadas entre nosotros; no necesitas decirles acerca de mi ayuda para alcanzar estas conclusiones. Un excelente capitán debería mejor tener una sola voz, incluso para nosotros…”

Alcanzando este punto, su encantadora cara se sonrojó ligeramente pero no continuó hablando más.

Long Haochen tomó la mano de Cai’er, y declaró en un tono tranquilo, “Eres realmente mi buena esposa. ¿Puedo darte un abrazo?”

“No quiero.” Cai’er replicó alarmada, lanzándose ella misma al suelo. Desde el momento intimo entre los dos de ellos después de la fusión de las estufas espirituales en el Paraíso Ilusorio, parecía mucho más avergonzada que en el pasado, en realidad indispuesta a dejar a Long Haochen aproximarse a ella ligeramente.

Long Haochen rascó su cabeza en impotencia, “No corras lejos. ¿No me digas que piensas que te forzaría?”

Cai’er se rió, “¡Fastidioso! ¿Solo quién es tu buena esposa? ¿Cómo podrías ya ser tan pervertido a los quince años?”

Long Haochen sonrió en respuesta, “Solo no sé quién insistió en dormir en la misma cama que yo. Pareciendo para mí que esta persona era más joven que yo.”

“Tu…”

……

En la mañana.

Long Haochen, Cai’er y sus compañeros se sentaron en un círculo como solían hacer, compartiendo su desayuno.

Sima Xian sostenía un gran cuenco de arroz en sus manos, comiendo su parte en un destello.

Chen Ying’er no pudo evitar preocuparse por la mesa, “Calvo, presta atención a tu imagen, ¿lo harás?”

Lin Xin reveló una sonrisa burlona, “Ignóralo, realmente está depresivo ahora.”

Long Haochen dijo a continuación, “Oh cierto, ¿qué dijo la Señorita Weiyang cuando fuiste a ofrecerle un cristal de dragón? ¿Y qué paso con Sima?”

Lin Xin replicó, “La Señorita Ye no aceptó nuestro cristal de dragón. Dijo que estaban en lo cierto: una espada divina no es algo que pueda ser considerado encima del dinero. Desde que podías hacer a su luz reaparecer en el mundo, la Señorita Ye ya está satisfecha. Dice que, si realmente queremos compensar, podemos apoyarla en caso de que necesite ayuda en el futuro.”

Long Haochen frunció sus cejas. En realidad, habría preferido pagar el costo de un cristal de dragón por encima de tener una deuda hacia el otro lado. Después de un corto tiempo de reflexión, le dio una réplica, “Entonces regresa para encontrarla hoy, y dile que ayudarla está bien, pero esto será limitado a mi solamente, y no puede involucrar a todo nuestro equipo.”

“Bien.” Lin Xin dio su acuerdo.

Long Haochen estudió a Sima Xian que estaba comiendo con gran concentración, y le dio a Lin Xin una mirada inquisitiva.

Lin Xin se rió duro, “Ha sido golpeado duro. Cuando vio a esa pura belleza, directamente le dijo, ‘no me gustan los calvos, y no me gustan absolutamente los sacerdotes calvos más.’ Entonces ella se fue, sin darle una sola mirada. Y ahora, está tratando de reducir su agravio con comida.”

Chen Ying’er se rió a un lado, “Sima, no puedes solo rendirte justo así, ¡¿sabes?! ¡Atrapar a una chica después de todo no es tan fácil como lo vez! Sin embargo, solo siento que no deberías esperar mucho cuando persigas a esa pura belleza. Es la bella y la bestia, el contraste es demasiado grande, jajaja.”