Mientras estaba hablando, la mirada de Ye Hua se volvió muy gentil.

“Haochen, ¿sabes cuál es la cantidad de mi energía espiritual interna innata?” Ye Hua preguntó. En ese instante, su voz sonaba tan fría como el hielo.

Long Haochen sacudió la cabeza.

Ye Hua dijo: “Mi energía espiritual interna innata es de solo nueve.”

“¿Ah” ¿Sólo nueve? Long Haochen claramente recordó las palabras de su padre: si la energía espiritual interna innata de uno no podía incluso alcanzar los diez, sería muy difícil para él romper a través del tercer paso para entrar al cuarto paso.

Ye Hua dijo con una sonrisa, pero esta sonrisa parecía incluso más fea que una cara llorando.

“En el año de mi decimoquinto cumpleaños, completé la cultivación de mi energía espiritual externa y me volví un Caballero. El yo de ese tiempo era muy ambicioso, aclamado por todos alrededor como un genio. Sin embargo, en el día de mi Despertar Sagrado, para mí, fue como si un trueno cayera desde el claro cielo[1]: energía espiritual interna innata, nueve. La peor basura posible. Los profesores que me habían evaluado no estuvieron dispuestos a enseñarme nunca más. Incluso no me dejaron saber dónde estaba la Cordillera de los Caballeros. ¡A los 15 años no estaba dispuesto a creer eso en absoluto! Era imposible… imposible que una energía espiritual interna innata baja podía impedirme volverme un formidable caballero. ¡Realmente no estaba de dispuesto a creer eso en absoluto! Estaba convencido que, mientras yo pudiera confiar en esta dura palabra, sería capaz de romper a través y superar esta restricción del Cielo.

Como resultado, me confié en mis propias piernas para ir al Templo de Caballero para solicitar mi permiso. Y entonces, me confié en mis propias piernas para ir a la Cordillera Sagrada de los Caballeros. Todo Caballero menor de 20 años que entraba podía solamente permanecer por un mes después de entrar, y si no encontraba su oportunidad dentro de un mes, seria forzado a salir de la montaña por las autoridades del Templo.

Estaba buscando la oportunidad día tras día, persistentemente buscando día tras día. Cada vez que me encontraba con una bestia mágica, incluso si era una insignificante y basura de segundo o un tercer rango, estaba dispuesto a interactuar con él, pero incluso aquellos compañeros insignificantes y basuras no me aceptaron.

Tiempo paso día tras día. Finalmente, mientras un mes había pasado, parecía como que iba a ser ordenado a irme. Realmente estaba reacio, ¡realmente, realmente reacio! Verdaderamente estaba tan frustrado que mis amargas lágrimas fluyeron. Sabía que, si era forzado a salir de la montaña así, solo podía permanecer como una basura. Perdiendo el poco hilo de esperanza de volverme un formidable caballero que tenía, no tendría ninguna otra oportunidad más.

Sin embargo, en ese momento, lo encontré. Escuchando mis llantos y antes de notarlo, había aparecido en mi hombro. Era como si leyera y entendiera el dolor en mi corazón. Desde entonces, se volvió en mi único pariente cercano, mi mejor compañero. Estoy dispuesto a protegerlo con mi vida, porque él es como un hermano menor para mí.”

En este punto, desde el frío Ye Hua, una gota de lagrima salió mientras el Ave Animosa de Montaña suavemente giraba su cabeza, viéndolo con una gentil mirada, como si tratara de confortarlo.

Ye Hua calmadamente palmeo su espalda, “No te preocupes, viejo amigo, estoy bien.

Long Haochen, soy un huérfano. En este mundo, nunca tuve experiencia de lo que era sentir el amor familiar. En el pasado, nunca imaginario que un día sentiría semejante cosa irreal. Fue hasta que lo encontré, a este hermano menor. Y entonces, me di cuenta que el destino realmente existe. Este afecto que me dejo sentir, me animó incesablemente a probar todo tipo de métodos de entrenamiento. Y entonces, después de veinte años, de basura, conseguí, poco a poco, romper a través del dominio de un Caballero Aéreo. Sufrí incontables cuellos de botella. Tengo miedo que un pequeño genio como tú nunca seas capaz de entender este sentimiento.

Después de haber dicho tanto, hay una última cosa que este Maestro quiere decirte. Eso es que, después de poseer tu propio compañero, tienes que tratarlo bien, considéralo como un miembro de tu familia. Esta especie de oportunidad es algo que aparece una vez durante toda tu vida: tienes que agarrarla. Protégelo bien: de otro modo, cuando lo pierdas, lo lamentaras toda la vida.”

Al oír un discurso tan emotivo de Ye Hua, Long Haochen inconscientemente apretó sus puños. Estaba lleno de respeto por ambos, este maestro y su Ave Animosa de Montaña debajo de él.

Los esfuerzos personales que él hizo no eran poco, pero ¿cómo podía compararse a la de su maestro? Si tuviera el mismo talento innato como el de su maestro, ¿sería capaz, como él, de gastar unas pocas docenas de años como si fuera un simple día, para tratar de completar una meta imposible, y luchar tanto?

“Maestro, no se preocupe, entiendo. Voy a poner mi vida en juego para proteger a mi compañero.”

Ye Hua suavemente asintió, “Ese gordo bastardo, Nalan, no quiere que te lo pregunte, pero, Haochen, realmente quiero saber cuánta es tu energía espiritual interna innata. Es por el bien de buscar tu montura. Las más formidables bestias mágicas también son las más orgullosas. No he sido capaz de estimar tu talento innato hasta ahora. Durante este viaje, quizás serás capaz de mostrarle al Maestro una sorpresa realmente buena.”

“Maestro, yo…” Long Haochen miraba a Ye Hua algo vacilante. Long Xingyu claramente le dijo que su energía espiritual interna innata era algo extremadamente importante para guardar secretamente. Además, este profesor delante de él, era conocido por otros como Asura, no podía compararse con él en absoluto en términos de energía espiritual interna innata. Sin embargo, ¿realmente tenía que ocultarlo tan obstinadamente a su maestro?

Ye Hua agitó sus manos, dejando salir un pequeño suspiro: “Déjalo. Es tu asunto privado, e incluso el gordo bastardo, Nalan, no sabía. No necesitas revelarlo, no quiero parecer irritante.”

“Maestro, quiero que sepas.” Long Haochen exclamó aquellas pocas palabras. Nunca se había conmovido tan profundamente como ahora, con los ojos solitarios de Ye Hua revelando el dolor grabado profundamente en su corazón.

“¿Mh?” Los ojos de Ye Hua brillaron, viéndolo con una ardiente mirada.

Long Haochen tomó un profundo aliento y dijo: “Maestro, desde hace dos años atrás, me enseñó con devoción todo tipo de cosas relacionadas a conocimientos y habilidades de Caballeros Guardianes. Fue muy estricto, forzándome a una vida llena de palizas y regaños, pero profundamente, sabía que hizo todo eso por mi propio bien. Cuando seguía a Padre para entrenar, su orientación era completamente distinta a la suya. Sin usted, no podría haber crecido tanto. Escuche que el Maestro del Salón, Nalan, dijo que era tu único discípulo. No se contuvo con cualquiera de sus conocimientos adquiridos en sus muchos años de enseñanza a mí. ¿Cómo puede Haochen ser incapaz de reconocer sus buenas intenciones? En el corazón de Haochen, eres un padre al igual que un maestro. Para otros, mi secreto siempre permanecerá secreto, pero para usted, estoy dispuesto a revelarlo, porque usted como un padre para mí.”

Viendo a Long Haochen, los músculos faciales de Ye Hua comenzaron a relajarse mientras rápidamente sacudía su cabeza: no quería dejarle ver las brillantes lagrimas que empezaron a fluir de sus ojos. No esperó absolutamente que, en un día tan ordinario, un niño tan inteligente, usualmente silencioso pero que nunca niega el duro entrenamiento, su discípulo innatamente dotado con la apariencia de un hermoso gatito, diría esas palabras. Detrás de una apariencia tan delicada, al parecer tenía un corazón muy grande.

Tan fantásticas palabras vinieron de la boca de Long Haochen, antes de que un puro brilló dorado envolviera a Long Haochen y a Ye Hua adentro.

Manto Divino de Luz, una habilidad defensiva del tercer paso usado por Caballeros Guardianes aislándolo mientras producían efectos sonoros. Una habilidad defensiva actuando como un monómero[2]. Con la actual energía espiritual de Long Haochen, apenas podía usar Manto Divino de Luz para envolverlo completamente a él y a su maestro.

<Anterior           Siguiente>

[1] Expresión china para indicar una gran desgracia, la peor de las cosas.
[2] Según el traductor inglés es: ‘Una molécula que tras un proceso químico es capaz de multiplicarse. Utilizando eso, la luz divina se multiplica y crece para formar un manto santo (como ven la ciencia incluso está en cuentos de fantasía).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s