Ese día, Asura Ye vestía un equipo diferente al usual. Llevaba puesto una armadura ligera de color plata, cubriendo todo su cuerpo. Aparte del escudo que usaba cuando entrenaba con Long Haochen, estaba también una espada pesada en su espalda. Su equipaje portable fue lanzado a Long Haochen que lo colocó en su anillo espacial, ‘No-me-olvides’[1].

El atuendo de Long Haochen era muy simple comparado al de su maestro. Incluso no vestía su armadura, solo tenía una espada y un escudo, el escudo siendo el mismo Escudo Radiante que Li Xin le dio.

“Maestro, ¿no estamos yendo a la Cordillera Sagrada de los Caballeros?” Long Haochen preguntó con una mirada confundida mientras regresaba. Parecía como si estuvieran dirigiéndose a la parte trasera del Salón de Hao Yue.

“Solo sígueme.” Asura Ye dijo relajadamente.

Su respuesta fue como tal sólo porque Long Haochen fue el que preguntó. Si fuera otra persona, podía solamente haber sido desacreditado mientras era maldecido por Asura Ye.

Cuando entraron al campo de entrenamiento, los caballeros entrenando no habían empezado todavía. Muchos de ellos aún estaban probablemente desayunando en la cafetería, así que estaba realmente tranquilo adentro del campo.

Asura Ye se detuvo y como una espada de doble filo, metió su mano derecha repentinamente en el vacío. Luces brillantes doradas y tenues se reunieron para formar patrones dorados que se movían en el aire.

Long Haochen había visto esas acciones anteriormente. Li Xin los había usado aquella vez, ¿No es ese el método de invocar una montura de batalla? ¿Puede ser que este maestro también se volvió un Caballero Genuino antes de los doce años, y más tarde, visitó la Cordillera Sagrada de los Caballeros?

La luz dorada se elevó y brilló formando una puerta que brillaba con una luz incandescente. Junto con un ruidoso gritó que podía escucharse, una figura salió desde la luz dorada.

Viendo a esa figura claramente, Long Haochen no podía dejar de mirarla. Había estado entrenando con Ye Hua por dos años, pero esta era la primera vez que había visto la montura de batalla de Ye Hua.

Era un gran pájaro con todo su cuerpo de un color amarillo y reluciente. Saliendo desde la luz dorada, su altura era sobre los dos metros y medio, sus plumas tenían una forma exótica y redondeada, y su cabeza también lo era perfectamente. Su cuerpo parecía muy duro y salvaje, y parecía tener una ligera capa de elemento tierra que brillaba tenuemente y estaba emanado de él.

Durante su practica con su padre, aparte de entrenar cada día, Long Xingyu también le enseño todo tipo de conocimientos; que naturalmente incluían conocimientos sobre bestias mágicas.

Después de un breve momento de sorpresa, Long Haochen reconoció a esta rara bestia mágica voladora de elemento tierra; su nombre era el Ave Animosa de Montaña, una bestia mágica de sexto rango.

Generalmente hablando, la mayoría de las bestias mágicas voladoras pertenecían al sistema del elemento viento, pero las bestias mágicas voladoras del sistema del elemento tierra eran más raras que todas ellas. La velocidad del Ave Animosa de Montaña no podría ser muy rápida, pero ya sea en términos de límite de carga o de defensa, no había bestias mágicas voladoras del mismo rango que pudieran igualarles.

“Maestro, así que eres un Caballero Aéreo.” Long Haochen dijo con admiración.

Entre los caballeros del quinto paso, solo uno que tuviera una montura de batalla voladora podía llamarse a sí mismo como un ‘Caballero Aéreo’, de otro modo solo podían llamarse Caballero Tierra. Sin duda, dentro del mismo rango, los Caballeros Aéreos eran naturalmente los más fuertes.

Mientras Asura Ye reveló uno raros ojos gentiles, el Ave Animosa de Montaña bajo su cabeza, dejándole acariciarla un poco antes de expandir sus enormes alas, de cinco metros de ancho, y agacharse un poco.

Asura Ye jaló a Long Haochen, suavemente saltó y aterrizó en la cima de la espalda de la Ave Animosa de Montaña. Antes de que Long Haochen pudiera reaccionar, un fuerte viento se elevó, el Ave Animosa de Montaña dio un buen impulso, batiendo fuertemente sus dos alas, y entonces tomó vuelo hacia el cielo.

Esta era la primera vez para Long Haochen viajando en una bestia mágica voladora; sintiéndose un poco nervioso, se agarró subconscientemente en las plumas del Ave Animosa de Montaña.

El escenario abajo rápidamente se volvió menor, y pronto, el Ave Animosa de Montaña ya estaba en lo alto del cielo.

Una capa de esencia de tierra color amarilla fue emanada desde el cuerpo del Ave Animosa de Montaña, envolviendo a Long Haochen y Ye Hua, asegurándose de que no iban a ser arrastrados por el viento. Su par de alas aún estaba aleteando, avanzando hacia el horizonte.

Long Haochen sabía que la montura, la bestia mágica, estaba conectada espiritualmente con su maestro, así que esta Ave Animosa de Montaña naturalmente sabía dónde tenían que dirigirse.

Tan rápido, la ciudad de Hao Yue se estaba volviendo gradualmente más pequeña debajo de ellos mientras el Ave Animosa de Montaña se elevaba en el aire hasta alcanzar una altitud cercana a un kilómetro, la altura para volar. Estar sentado en su amplia espalda dio un sentimiento inesperadamente suave.

Después de todo, Long Haochen no tenía catorce años todavía, era la primera vez que conseguía ver semejante escena fantástica. Esta Ave Animosa de Montaña era claramente una bestia mágica completamente crecida, ¡el sentimiento cuando volaba en su espalda era verdaderamente maravilloso! ¡Cuando lleguemos a la Cordillera Sagrada de los Caballeros, sería impresionante si pudiera conseguir esta bestia mágica!

Ye Hua reaccionó: “¿Tanta envidia?”

Long Haochen asintió sin la más mínima restricción.

Ye Hua dijo: “Todavía tienes la oportunidad. Te voy a decir acerca del lugar en la Cordillera Sagrada de los Caballeros donde puedes buscar una bestia mágica como compañero, tienes que recordar lo que diga.”

“Si.”

Ye Hua continuó: “La Cordillera Sagrada de los Caballeros es la tierra mágica en la que se estableció nuestro Templo del Caballero. Esta sierra es una piedra angular que varias generaciones establecieron después de grandes esfuerzos. Más precisamente, la Cordillera Sagrada de los Caballeros es, en sí misma, una enorme formación mágica. Adentro de su rango, todas las bestias mágicas se vuelven amigos con los humanos, mientras su poder es restringido.

En la Cordillera Sagrada de los Caballeros, la más vieja bestia mágica puede incluso comunicarse mentalmente. Cada humano que entra en la montaña tiene que tener menos de 20 años, su energía espiritual debe alcanzar al menos el nivel 200, debe haber realizado el Despertar Sagrado, y también debe tener la aprobación del Templo del Caballero para conseguir acercarse bastante a aquellas bestias mágicas.

Tienes que tener en mente que, ahí, lo que buscaras es un compañero de por vida, no simplemente una montura. Será tu más leal amigo y, al menos que mueras, te acompañará por toda la vida. Incluso más confiable que los compañeros futuros que tendrás.

Cuando busques una montura en la Cordillera Sagrada de los Caballeros, un factor importante es la suerte. Por casualidad, tal vez encuentres tu montura después de tu primer paso. Pero si no tienes esa casualidad, temó que incluso si esperas por diez años o unos cientos de años, no habrá bestias mágicas que te presten atención. Por consecuencia, entrando a la Cordillera Sagrada, en cierto sentido, es un proceso que consiste en buscar una oportunidad.”

Escuchando esta parte, Long Haochen preguntó: “Maestro, ¿cómo puedo conseguir esa oportunidad?”

Ye Hua dejo salir un suspiro, gentilmente acaricio las alas en la espalda de su compañero, “Cada uno tiene un destino diferente. En ese tiempo, cuando encontré a mi Ave Animosa de Montaña, no estaba a un tercio de mi altura todavía, y aun así la primera vez que la vi, mi corazón tuve un intenso sentimiento de intimidad con él.

La vasta mayoría de las bestias mágicas en la Cordillera Sagrada de los Caballeros no acostumbran atacar humanos, pero están algunas con un temperamento violento que te percatan tan pronto como des un paso en su territorio. Si te encuentras con ese tipo de bestias mágicas, la ficha proporcionada por el Templo te informará en cierta medida. No entres temerariamente en el rango de su territorio. Si ambos de ustedes están destinados a estar juntos, será natural que se encuentren. Estos tipos de bestias mágicas son relativamente a menudo, existencias muy poderosas en la Cordillera Sagrada de los Caballeros.”

Long Haochen guardó en su mente los puntos de Ye Hua: no podía atreverse a dar el más mínimo descuido. Un compañero, Maestro está en lo cierto, en el futuro tendré mi propia montura compañero. ¿Pero qué clase de montura será?

“Maestro, ¿será la especie de montura a la que estoy destinado a domar, relacionada con mi potencial innato?” Long Haochen preguntó curiosamente.

Ye Hua asintió y contesto: “Por supuesto estará relacionado. Diciéndolo simplemente, para una montura, admitiéndote es algo así como el reconocimiento de tu potencial innato. La más formidable de las bestias mágicas, será más exigente respecto a las habilidades de su compañero. Sobre ese asunto, mi suerte fue muy buena en ese momento.”

<Anterior          Siguiente>

[1] Es el nombre del anillo que le dio Cai’er a Long Haochen, en inglés sería ‘Forget-MeNot’.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s