En ese momento, los altos mandos del Templo del Guerrero gradualmente regresaron a sus sentidos. Las expresiones de todos cambios al escuchar las palabras que Qiu Yonghao dijo a Long Haochen, ¿pero qué podían decir después de este escenario? Todos acababan de presenciar lo que Long Haochen tenía la intención de mostrarles. Si este joven realmente se volvía el líder del Templo del Guerrero, entonces, diez o veinte años en el futuro, indudablemente sería otra ilustre página para la historia del Templo del Guerrero.

El líder auxiliar que estaba de pie firme todo este tiempo caminó hacia adelante hasta que estuvo al lado de Qiu Yonghao, y justo cuando el ultimo estaba creyendo que se opondría, este anciano declaró sin vacilación, “Apoyo la decisión del Hermano Qiu. Chico, mientras estés dispuestos, serás la persona más importante en el Templo del Guerrero desde ahora en adelante.”

Si se podía decir que las palabras de Qiu Yonghao habían llevado a Long Haochen a ganar la mitad del trono del Templo del Guerrero, entonces las palabras de este veterano líder auxiliar podían asegurarle esta posición. Mientras Long Haochen consintiera, realmente se volvería el líder del Templo del Guerrero.

“Señores, realmente lo siento, pero no puedo aceptar. Soy parte del Templo del Caballero. Y además, ahora soy un Cazador de Demonios y el capitán de mi Escuadrón Caza Demonios. Como tal, soy responsable por todos mis compañeros. También, ¡no he fallado!”

Mientras este líder y líder auxiliar estaban hablando, Long Haochen finalmente recuperó algo de su fuerza física. Al menos suficiente para tener la fuerza para hablar.

¿Él en realidad rechazó? Los dos ancianos estaban aturdidos. ¿Y qué acababa de decir? ¿No falló?

Long Haochen le dio a Haoyue una señal de ojo, y su masivo cuerpo comenzó a moverse, barriendo con su cola a este meteorito celestial.

Con un ruido tembloroso, al menos un tercio del meteorito celestial cayó al suelo. El meteorito era muy pedazo y produjo un ruidoso ruido cuando chocó contra el suelo. Pero esto asombro a todos los presentes una vez más.

Todos aquí sabían lo duro que era el meteorito celestial. Dejando su todo a un lado, ¡incluso una porción de él sería incomparablemente difícil de cortar! Así que, en realidad, no falló, y logró cortar una pieza tan grande de meteorito celestial. Incluyendo a aquellas potencias en el noveno paso, ninguno de los presentes consiguió claramente ver ese golpe de Long Haochen. Cuando el golpe fue lanzado, todos alrededor habían sido engullidos en luz.

Qiu Yonghao solo pudo sentir su garganta volverse seca. Y esta vez, no sabía que decir.

Estaba sin palabras, y los mismo aplicaba para todas las potencias del Templo del Guerrero presente. Justo en ese instante, la mente de Qiu Yonghao estaba completamente en blanco.

En este corto tiempo, Long Haochen recuperó más de su fuerza física y logró pararse. Con el apoyo del brazo de Yating, lentamente avanzó en la dirección de ese meteorito celestial, y con un brillo dorado, la luz del Paraíso Eterno envolvió al meteorito celestial, y un tercio del meteorito celestial desapareció, de acuerdo al acuerdo que hicieron antes.

Debido al acuerdo con el Templo del Guerrero, Long Haochen directamente tomó las partes cortadas del meteorito celestial que fueron su recompensa por su tarea. ¿Pero el Templo del Guerrero realmente sufrió una perdida? La respuesta era no.

El bastón en las manos de Yating fue apuntado a los restantes dos tercios del meteorito celestial, y con un brillo dorado, pareció emitir un silbido. Inmediatamente, una intención de espada llena con poder floreció del corte. Esta severa intención de espada reapareció lentamente en la vista de todos, y fue finalmente dispersada dentro de un radio de tres metros alrededor del meteorito celestial. Lentamente extendiéndose, no parecía tan inquebrantable como antes, pero esta intención de espada parecía incluso más concentrada.

Eso es cierto, con ese golpe, Long Haochen dejó toda su intención de espada adentro de esta roca celestial. Si no fuera el caso, no estaría en un estado tan débil. Por supuesto, su propia intención de espada no despareció, y mientras se le diera tiempo para descansar, recuperaría su cuerpo. Pero esta roca celestial no se quedaría sin la intención de espada por al menos cien años. Con la estimulación de la energía espiritual de Yating, la intención de espada fue activada.

Era una cosa incomparablemente preciosa que Long Haochen dejó para el Templo del Guerrero. Cada uno de los guerreros presentes estaban asombrados.

Qiu Yonghao lentamente se aproximó a Long Haochen, y después de dejar salir un largo suspiro, declaró, “Chico, ven conmigo.” Diciendo esto, lentamente caminó hacia un lado del salón. Avanzó a una velocidad lenta, y en ese instante, pareció haber ganado mucha edad.

Seguido por las miradas atentas de las otras potencias del Templo del Guerrero, Long Haochen siguió a Qiu Yonghao mientras caminaba.

Actualmente, la mayoría de la fuerza física de Long Haochen fue restaurada. Justo antes de subir las escaleras, envió de regreso a Haoyue a la Torre de la Eternidad, antes de seguir a Qiu Yonghao.

……

Último piso del Templo del Guerrero, oficina del Líder del Templo.

Qiu Yonghao apuntó al sofá cercano, “Puedes sentarte.”

Long Haochen se sentó en la habitación del líder más alto del Templo del Guerrero, lleno de asombro. Esto era debido a que este lugar era solo demasiado plano y simple.

Adentro de la habitación no había algún ornamento. Había solo simples mesas, sillas, libreros de maderas, sofás muy simples y una cama plana. Nada más.

Aunque esta habitación era de más de doscientos metros cuadrados, estaba desprovista de cualquier cosa sentimental.

Qiu Yonghao dijo insípidamente, “En aquellos años, cuando el Comandante Ye lideró al Templo del Guerrero, esta habitación también fue decorada de este modo. Permaneció igual por más de cien años, e incluso las posiciones de los artículos no fueron cambiadas en lo más mínimo.”

Desde el momento que vio al líder del Templo del Guerrero por primera vez, Long Haochen sintió su fanática creencia en Ye Wushang.

“Piensas que es extraño apreciar las memorias del Comandante Ye tanto incluso como el líder del Templo del Guerrero, ¿no?” Qiu Yonghao le dio una mirada frustrada a Long Haochen mientras expresó esta cuestión.

Long Haochen no pronunció una palabra, solo ligeramente asintiendo.

“Esto es debido a que originalmente era chambelán del Comandante Ye, o quizás debería decir su sirviente, el compañero que creció con el Comandante Ye.” La voz de Qiu Yonghao en realidad se sofocó con emociones. La aparición del Aria de la Diosa de la Luz había despertado su extrema tristeza, pero también sus más hermosas memorias.

“El comandante Ye también tenía grandes circunstancias familiares. Su poder era un cónsul, mientras que mi familia era pobre. Cuando tenía cinco, sus padres me compraron para la casa del Comandante Ye, donde fui mantenido como un esclavo. Era dos años más joven que el Comandante Ye, en consecuencia, fui urgido a seguirlo en la mansión, como su pequeño mayordomo, y su chambelán durante toda su vida.

El Comandante Ye me trató muy bien. Desde joven, nunca me trató como alguien inferior a él. Todavía claramente recuerdo que cuando solo tenía siete, me dijo las palabras: ‘Desde ahora en adelante, eres mi hermano menor, y te protegeré’.”

En este punto de su historia, Qiu Yonghao no pudo controlar sus propias emociones. Lagrimas cayeron, y este viejo hombre, ya de más de cien años, lloró amargamente acerca de sus memorias de un tiempo de más de cien años atrás.

Mientras Long Haochen podía decir que todavía se sentía algo resentido hacia el Templo del Guerrero, después de escuchar la proposición de Qiu Yonghao para sucederle como el Líder del Templo y experimentar su prueba, este resentimiento comenzó a cambiar en simpatía.

“Cuando el Comandante Ye estaba entrenando en las artes de la espada, me dejó acompañarlo durante su entrenamiento. Entonces, cuando se unió al Templo del Guerrero, me dejó seguirlo también. Incluso justo antes de su batalla decisiva contra el Emperador Dios Demonio, todavía no olvidó advertirme que cultivara bien. Sin el apoyo del Comandante Ye, no habría estado aquí hoy, y habría simplemente vivido como un mayordomo, liderando una vida mediocre. Realmente no esperé que vería el resplandor del Comandante Ye reaparecer en frente de mis ojos otra vez más. Sé que no puedo posiblemente hacerte regresar la espada divina al Templo del Guerrero. Estabas completamente correcto, solo en tus manos es que esta espada divina puede recuperar el esplendor que tuvo aquellos años mientras estaba en la posesión del Comandante Ye. Sin embargo, deseo que no actúes tan impetuoso como el Comandante Ye lo hizo en sus días. Antes de que tus alas se extiendan completamente, tienes que colocar tu seguridad como máxima prioridad. La razón es que ya no perteneces solo a ti mismo, sino a la Alianza, como la esperanza de la humanidad entera.”

“Si.” Long Haochen se levantó, dándole su acuerdo con respeto.

Qiu Yonghao dejó salir un suspiro, “¡Realmente envidio al Templo del Caballero! Mi invitación siempre será válida. Las puertas del Templo del Guerrero estarán abiertas para ti en cualquier momento.”

Después de alcanzar este punto, sus ojos repentinamente se iluminaron, teniendo fugazmente un pensamiento, “Haochen, ¿qué te parece permanecer en el Templo del Caballero mientras sostienes el puesto del líder del Templo del Guerrero? ¿Qué piensas acerca de cómo suena la idea?”

“¿Qué?” Long Haochen fue asombrado, “Líder del Templo, estás sobrevalorando a este junior.”

Qiu Yonghao continuó con una risa gentil, “Esto no es posible. No es que estoy sobrevalorándote, sino que la habilidad que mostraste hoy simplemente creó el prerrequisito para que cualquiera te valorada. Definitivamente tienes que mantenerte vivo. Escuché de Xu Zhongliang que viniste al Templo del Guerrero para manejar tres asuntos.

El más importante ya está manejado. ¿Qué hay acerca de los otros dos?”

Long Haochen dijo, “Justo he aceptado algunas Misiones de Masacre con mis compañeros y estoy preparado para seguir a la Caravana Yue Ye al territorio demonio. Pero nuestra cultivación ya excede el sexto paso. Así que temó que no seamos capaces de cruzar la inspección cuando dejemos el Fuerte Sureste.”

Qiu Yonghao replicó, “Esto será simple. Solo tendré a alguien diciéndole una palabra a la persona a cargo. ¿Y qué pasa con lo otro?”

Long Haochen murmuró para él mismo sin saber qué hacer, antes de decirle la historia simple de lo que ocurrió en la Ciudad Starseeker. Con ninguna adición de más, solo diciendo la verdad.

“Los soldados en el frente están bañados en sangre y en peleas fieras, mientras este tipo de cosas ocurren en la retaguardia. ¿Puedo por favor tener al Maestro del Salón prestándole atención a esto?”

Qiu Yonghao frunció sus cejas, “Lo tengo. Veré que estos asuntos sean resueltos. ¿Hay algo más que necesites ayuda del Templo del Guerrero?”

Long Haochen negó con su cabeza.

Qiu Yonghao entonces reveló una sonrisa, “En ese caso, por favor déjame ofrecerte un regalo.”

“¿Qué?” Long Haochen declino apresurado, “Señor, no hay necesidad. El Templo del Guerrero ya me ha dado mucho. El hecho que me permitieron usar el Aria de la Luz ya es el más grande regalo que podría desear, por no hablar que ya tomé una pieza de meteorito celestial.”

Qiu Yonghao reveló una sonrisa algo misteriosa, “Esto es en realidad un secreto acerca de ti mismo. Sin embargo, en este mundo, soy el único que lo sabe.”

Long Haochen miró curiosamente a este viejo Líder del Templo.

Anuncios