¡Cierto! Esto era realmente solo demasiado inconcebible, ¿sólo qué nivel la fuerza de Ah’Bao alcanzaba? Ese era el pico del octavo paso, ¡su energía espiritual interna alcazaba un terrorífico nivel de cerca de 100.000 unidades.!

Sin embargo, desde el comienzo de la batalla, Long Haochen en realidad suprimió a Ah’Bao completamente, no solo liderándolo todo el tiempo, sino también manteniendo una completa ventaja. Se podría decir que todos sus ataques predijeron las intenciones de Ah’Bao completamente. Bajo estas circunstancias, Ah’Bao claramente sufrió algunas perdidas.

En medio del aire, Long Haochen se volvió en un tornado dorado oscuro, llevando una intención de espada desbordante que también pareció llevar algo del poder de Ah’Bao.

La velocidad de su Condenatoria Espada Rotatoria era solo demasiado rápida. Incluso si Long Xingyu, el creador de la técnica Condenatoria Espada Rotatoria, estuviera aquí y suprimiera su energía espiritual interna al mismo nivel que el de Long Haochen, todavía sería incapaz de llevar una tan magnifica Condenatoria Espada Rotatoria.

La Condenatoria Espada Rotatoria de Long Xingyu también contenía intención de espada, pero la intención de espada del Aria de la Diosa de la Luz de Long Haochen estaba en un nivel superior.

La energía espiritual interna de Long Haochen era verdaderamente más baja que la de Ah’Bao, y lo mismo iba para su energía espiritual externa, pero todos sus ataques le dieron a Ah’Bao el sentimiento de ser indomable.

Ser uno con la naturaleza. Estas palabras sonaban muy simples.

¿Pero cuántos otros eran realmente capaces de lograrlo? ¡Fusionar toda la energía espiritual interna, la energía espiritual externa, estufas espirituales y equipamiento de uno no era tan simple como una adición de fuerzas! Por no hablar que uno no debería nunca olvidar que el más grande secreto de la Condenatoria Espada Rotatoria residía en pedir prestada la fuerza.

Bajo el fuerte incremento de presión, incluso el príncipe heredero Ah’Bao no tenía más opción sino retirarse una y otra vez. Su único sentimiento era que el poder de las espadas duales de Long Haochen estaban creciendo más y más fuertes, cada golpe crecía incluso más fiero. En la otra mano, perdió su propia arma e incluso no tenía la fuerza mental para controlar ese cuerno de regreso a él.

Escupiendo sangre, uno podía claramente ver que Ah’Bao trataba lo mejor posible resistir mientras instaba su energía espiritual oscura. Aunque podría resistir la espada de Long Haochen en sí misma, era incapaz de completamente resistir la terrible intención de espada, y cortes comenzaron a aparecer sobre todo su cuerpo. Cada corte se veía claro y sangre chorreaba de él.

Yue Ye miró la batalla atentamente, sintiéndose completamente en blanco. Cuando Long Haochen estaba de pie firme y sin miedo en frente de Ah’Bao, ella solo sintió que su propia mente se quedaba en blanco. Es el fin, ¡todo a acabado! ¿Cómo podría él ser un partido para Ah’Bao? ¡La fuerza del hermano Bao no está en el mismo estado suprimido que en el Paraíso Ilusorio!

Ellos van a morir, ¡y moriré también! Por alguna razón, Yue Ye no estaba en un estado de gran terror, sino que tenía un sentimiento incómodo y difícil de describir.

Sin embargo, después del comienzo real de la batalla, nada fue como imaginó, y el poderoso Ah’Bao en realidad terminó completamente suprimido por Long Haochen. La brecha de energía espiritual entre los dos lados pareció haber desaparecido, mientras la fuerza de pelea de Long Haochen exudó del pico del sexto paso le dio un poder destructivo que potencias ordinarias del octavo paso serían incapaces de compararse. Cada golpe suyo solo llevaba 10.000 unidades de energía espiritual, pero con la amplificación, de un set completo de equipamiento legendario, más esa terrorífica intención de espada, ¿cómo podría eso ser descrito como meramente 10.000 unidades de energía espiritual?

En el choque entre luz y oscuridad, la pureza de su luz trascendió a la poderosa oscuridad. Long Haochen hizo uso del dominio elemental sin restricción, promoviendo el poderoso resplandor dorado oscuro liberado de la Condenatoria Espada Rotatoria.

¡Ruaa!

            En este tiempo de revés, Ah’Bao dejó salir un grito, viendo hacia arriba y repentinamente estallando con fluctuaciones de energía mística liberada desde su cuerpo, Poder Dragón. Ese era el Poder Dragón de los Dragones Diablo.

Rápidamente girando en el aire, Long Haochen repentinamente pareció en desorden, y la libre exhibición de la Condenatoria Espada Rotatoria finalmente llegó a un repentino alto.

Desde muy lejos, las cuatro grandes cabezas de Haoyue destellaron con luz purpura, y sus poderosas garras inconscientemente se clavaron en el suelo, pero todavía soportándolo, no lanzó algún ataque.

Tomando ventaja de la repentina pausa de Long Haochen, Ah’Bao repentinamente se retiró, e inmediatamente, un llamativo resplandor negro estalló de su cuerpo.

Este resplandor negro estaba lleno de sombras. ¿Pero por qué exudaría un sentimiento lúgubre? Eso era debido a que los pensamientos emitidos de él eran demasiado profundos y fuertes.

El resplandor negro no fue extendido más allá. Envolviendo el cuerpo de Ah’Bao adentro y no más. Uno podía ver claramente que este resplandor negro se condensó a la amenazante forma de un Dragón Negro, girando al lado de Ah’Bao. Y cuando la Condenatoria Espada Rotatoria de Long Haochen continuó, resultó que era incapaz de llegar en contacto con Ah’Bao, y solo chocó contra esa barrera negra.

Cuerpo Inmortal del Dragón Diablo, una poderosa habilidad de los Dragones Diablo.

Estando adentro de la barrera del Cuerpo Inmortal del Dragón Diablo, Ah’Bao fríamente miró los ataques giratorios de su oponente lanzados hacia él en el aire. Produciendo sonidos atronadores desde la bola dorada oscura de luz, sus ojos rojo sangre realmente estaban cerca de sangrar.

El actual Ah’Bao estaba perdiendo sangre purpura desde todo su cuerpo, y muchas de sus escamas ahora tenían grietas en ellas. Y todo esto fue hecho por los efectos de la intención la intención de espada llevada por las dos espadas en las manos de Long Haochen.

Tomando un profundo respiro, Ah’Bao tomó un paso hacia atrás con su pie derecho, y su puño derecho fue colocado en su cintura. Su mano izquierda fue colocada en frente de su pecho, formando una bizarra postura. Terrible poder fue exudado mientras su inquebrantable energía oscura instantáneamente alcanzó su pico.

Un inmenso lustre negro purpura apareció en su espalda. Uno podía ligeramente ver que este era un pilar negro purpura muy grande apareciendo desde el cielo, con un gran dragón girando alrededor. ¡¿No era este precisamente el primer pilar de dios demonios, perteneciente al Emperador Dios Demonio?!

El sofocante sentimiento del espacio siendo destrozado reapareció, pero esta vez no estaba limitado a un rango de unas docenas de kilómetros cuadrados. En realidad, alcanzó un rango suficientemente gran para que todos los presentes sintieran como si estuvieran al lado de ellos, mientras trataba de succionarlos.

El color negro purpura del cuerpo de Ah’Bao instantáneamente se volvió completamente negro, y lo mismo fue incluso para sus sangre y ojos. Y justo en ese momento, su expresión parecía completamente diferente, incomparablemente substancial, y conteniendo un incomparable poder, como si fuera la única persona real en este mundo.

Intención de puño. Cierto, si se podía decir que Long Haochen estaba usando intención de espada, entonces el actual Ah’Bao estaba estallando con la intención fundamental del puño, heredado del linaje de los Dragones Diablo.

Su cultivación era después de todo más allá a la de Long Haochen, por tanto, la explosión de su intención de puño cubrió un rango de más allá del alcance de Long Haochen.

Los dos Escuadrones Caza Demonios parecieron sorprendidos. Ah’Bao no atacó todavía con su puño, pero este terrorífico poder ya era visible a tal medida. ¡¿Pero qué ocurriría cuando realmente atacara?! ¡¿Solo que tan terrorífico nivel alcanzaría?!

Todos podían ver que Ah’Bao estaba completamente bañado de sangre, pero estos eran solo arañazos, sin algún daño substancial hecho. ¿Y cuánto Long Haochen sería capaz de mantener toda su fuerza? Eso nadie lo sabía.

Justo en este momento, la originalmente frenética rotación de Long Haochen golpeó la barrera una vez más, y su cuerpo repentinamente llegó a un alto. Liberando las cuatro alas de su espalda, permaneció en medio del aire, las cuatro alas en su espalda repentinamente apuntaron sus puntas hacia adelante, mientras el Aria de la Diosa de la Luz comenzó a producir unas ligeras vibraciones. Justo en este momento, Long Haochen flotó en medio del aire, cerrando sus ojos, y su cuerpo entero se hundió en un tipo de estado místico.

Con una fría mirada, Ah’Bao miró a Long Haochen atentamente. Viendo esta escena, él no pudo evitar temblar ligeramente. La razón era simple: este estado de Long Haochen era precisamente el uno en el que estaba en el momento que rompió su cuerno.

La Luz Ondulante una vez más desapareció, está adentro de la Melodía Eterna. Sosteniendo el Aria de la Diosa de la Luz con sus dos manos, Long Haochen miró ligeramente hacia arriba mientras el deslumbrante color dorado cubrió su cuerpo. Ese color dorado parecía como un tipo de fuego, encendiendo toda la luz en el cielo.

Un tipo de bizarro canto, parecido a zumbidos, sonó en el aire, y en la espalda de Long Haochen, todo el sentimiento del espacio retorciéndose desapareció. Un suave resplandor dorado se elevó tranquilamente sobre sus hombros, y en medio de ese canto místico, un lustre dorado que parecía irreal apareció.

Ese lustre se veía muy ilusorio, coloreado completamente en un tenue color dorado, solo podía ser descrito con la apariencia de la forma humana. Alrededor de esta forma, la amplia área de oro en realidad no tenía alguna substancia.

En las manos de Long Haochen, el Aria de la Diosa de la Luz exudó un tipo de brilló fantástico. La originalmente espada pesada con punta roma en ese instante ganó una punta extremadamente filosa. Más aterrador, ese filo dio el sentimiento completamente opuesto a su anterior gentileza.

Los humanos y los demonios tenían impresiones completamente diferentes. Todos los Cazadores de Demonios sintieron una respiración de la naturaleza de este color dorado. Y aquellos miembros del 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey que acababan de encender sus llamadas de vida, sintieron una confortable calidez, llena con un indescriptible confort, como si su poder de vida estuviera tranquilamente siendo restaurado.

Un fantástico resplandor apareció en la cara de Long Haochen. Justo entonces, dio un sentimiento trascendental, todavía tenía una mirada diferente que en el momento que estuvieron en el Paraíso Ilusorio.

Cargando hacia adelante, la intención del puño de los Dragones Diablo instantáneamente estalló. Como el príncipe heredero, podía pedir apoyo del poder del primer pilar de dios demonio en alguna medida, mostrando que Ah’Bao ya estaba comenzando a suceder al primer dios demonio como su sucesor. Esa terrorífica intención de puño completamente perforó el cielo, reproduciendo un negro sin fin, justo como un agujero negro enfrentando a Long Haochen. Era como si su cuerpo estuviera a punto de ser enteramente tragado.

Justo en este instante, Long Haochen golpeó en una trayectoria oblicua tan ligero como una pluma. El color dorado oscuro en la espada ahora ser volvió un brillante dorado, pero este era un excepcionalmente hermoso color dorado, llevando todos los siete colores del arcoíris: rojo, naranja, amarillo, verde, índigo, azul y purpura, completamente pareciendo fusionarse con ese color dorado de su espada. Desde el primero color dorado rojizo al último color dorado purpura, la variación fue rápidamente cambiando, pero el sentimiento que dio fue ese de un magnifico arcoíris, producido por la iluminación del sol.

Cuando la espada llegó en contacto con el ataque de Ah’Bao en el aire, ninguna explosión instantánea ocurrió, pero como si se adhirieran, hubo un corto momento de estancamiento.

Era también justo en este momento que Long Haochen abrió sus ojos. Ellos parecían estar llenos con un suave resplandor blanco completamente en contraste con el par de ojos negros de Ah’Bao. Los ojos de uno estaban llenos de desenfreno, y los ojos del otro con gentileza, y ambos produjeron chispas incomparables al colisionar.

En el siguiente instante, el sonido de una explosión finalmente golpeó.

Anuncios