El palacio de Yue Ye era una construcción de dos pisos. Comparado a los palacios nobles y lujosos localizados en el Palacio Luna Demonio, su palacio no era muy atrayente. Pero el hecho que poseía un palacio para ella en la parte interior del Castillo Luna era una amplia prueba de su posición dentro del Clan Luna.

Yue Ye calmadamente estaba de pie en la sala de estar, llevando una falda larga color purpura. Su cabello largo estaba suelto, y no tenía algún cosmético puesto en su naturalmente hermosa cara. Sin alguna joyería en ella, le dio una gentil mirada a Long Haochen que lentamente camino hacia ella.

“Su Alteza.” Long Haochen la miró, secretamente asombrado que fuera de su situación anterior, su apariencia era realmente refinada.

Yue Ye ondeó su mano y ordenó, “Pueden irse.”

“Si.” Las cuatro criadas sirviendo en las cercanías se retiraron de su cargo por el amplio pasillo, dejando solo a Long Haochen y Yue Ye.

“No esperé que vinieras tan rápido.” Yue Ye dijo con una sonrisa mientras le insinuaba que se acercará. Caminando a su asiento, se sentó antes de insinuarle a Long Haochen que hiciera lo mismo.

“Siento molestarte, Su Alteza.” Long Haochen calmadamente sonrió. En este momento, apareció bastante calmado, y no dio un solo rastro de ansiedad.

Yue Ye miró directamente su cara, preguntando en una voz suave, “Entonces, ¿ha sido la misión del Capitán Long completada?”

Los ojos de Long Haochen repentinamente centellearon con luz fría, inmediatamente revelando una mirada seria. Para él, este lugar era la guarida del tigre y no sería de fiar.

Yue Ye naturalmente entendió su pensamiento, y dijo con una sonrisa, “Capitán Long no necesitas preocuparte, solo los confidentes míos están a mi lado. Ninguno de ellos iría a chismear.”

Long Haochen deliberadamente calmó su expresión. Calmándose otra vez, dándole una réplica, “Si, no dudo de tu palabra. Considerando la habilidad del Presidente Yue Ye, creo que ella no dejaría a la gente de su lado mostrar desobediencia por una segunda vez.”

Una hosca mirada de furia apareció en la cara de Yue Ye, “¿Estás burlándote de mí?”

“No me atrevería, solo estoy hablando honestamente. No pudimos cumplir esta misión, pero no sería necesariamente para nosotros proceder con ella. Estoy planeando regresar a la Alianza, ¿podrías ayudarme?” Long Haochen no planeaba darle lata a ella, y fue directamente al punto.

Yue Ye frunció sus cejas, y replicó, “Este no es un problema. La última vez que hice un reporte a mi padre, estaba enojado, para el infortunio de los chicos en el lado de la Provincia Nareiks. Después de la orden de su Majestad para conducir completa investigación, sus tres Dioses Demonios fueron inmediatamente puestos en una prueba por nuestro Emperador Dios Demonio, privándolos de comandar a sus subordinados. Pero la cosa es que no puedo temporalmente dejar el Castillo Luna Demonio mientras todavía tengo algunos asuntos que atender aquí. Si quieres regresar, puedo arreglar un grupo mercante actuando en el nombre de nuestro Grupo Mercante Yue Ye para ti. Después de la retribución sufrida por aquellos que nos atacaron la última vez, estimo que nadie se atrevería a actuar contra nuestro grupo mercante otra vez. Por otra parte, serán capaces de irse ilesos para la Alianza del Templo.”

Long Haochen asintió en respuesta, “Muchas gracias. ¿Cuándo podemos ponernos en marcha?”

Yue Ye le dio una réplica descontenta, “No soy un dios. Necesito algo de tiempo para preparar todo esto. Tomará al menos tres días, y máximo diez días. Tengo que hacer una buena cantidad de preparaciones para esto.”

“Cierto.” Long Haochen entonces preguntó, “¿Cómo me informará Su Alteza?”

Yue Ye dijo, “Lo mejor sería mantenerte aquí por ahora, mientras que esperas que termine todas las preparaciones antes de irte. Tengo un montón de habitaciones libres donde puedes estar, y este no es un lugar donde cualquiera se atrevería a entrar precipitadamente.”

“¿Quieres que me quede aquí?” Long Haochen inmediatamente se volvió cauteloso.

Yue Ye era incapaz de sofocar su risa, “¿Cómo puede una persona tan sabia y previsora como el Capitán Long preguntar una pregunta tan tonta? ¿No me digas que tienes miedo de que pueda tener algunas malas intenciones hacia ti? Si esta fuera mi intención, simplemente no podría simplemente haber refutado encontrarme contigo. Pero, aun así, los métodos de tu amiga son realmente demasiado salvajes. Desde que cometer una mala acción de cualquier tipo contra ti prevendría que la restricción en mi cuerpo de ser liberada, esto sería lo mismo que preguntar por muerte. ¿Es esta la actitud que debería tener como un colaborador?”

La expresión de Long Haochen regresó a la normalidad, dándole una réplica indiferente, “¿Colaborador? Era una princesa demonio, y nuestra relación es más donde haremos uso uno del otro, nada más. Hablando de colaboración está fuera de cuestión. Si no he supuesto mal, los recursos que trajiste la última vez fueron transportado para la Ciudad Modu. ¿Puedes realmente decir que estás quedándote neutral?”

Yue Ye asintió sin alguna vacilación, “Por supuesto puedo. Este es el más importante lema que nosotros, los mercantes independientes, tenemos. Solo viste las cosas que transporté de regreso, pero no conseguiste ver lo que usualmente llevó al lado humano. Esta vez cuando sigas mi caravana de regreso a la Alianza del Templo, te lo dejaré ver.”

Long Haochen replicó, “Eso sería estupendo.”

Yue Ye le dio una ardiente mirada, repentinamente levantándose y dirigiéndose en su dirección, “Entonces, si puedo preguntar, ¿cuándo harás que tu amiga remueva la restricción que colocó en mi cuerpo? Estoy sinceramente colaborando contigo aquí. Pero teniendo esta cosa en mi cuerpo, hace que me sienta intranquila y nerviosa, y es realmente un gran dolor.”

Mientras decía eso, suavizó su cuerpo, a punto de sentarse en su regazo.

Long Haochen había estado en alerta alta desde que entró a la ciudad, así que su reacción naturalmente fue rápida. Su cuerpo centelleó, dejando su puesto, y el cuerpo flexible de Yue Ye meramente solo llego en contacto con su cosa, antes de caer en el puesto donde Long Haochen estaba anteriormente sentado.

“¿Soy tan aterradora?” Yue Ye preguntó con una amargura oculta.

La cara de Long Haochen parecía más fría, “Su Alteza, por favor compórtese con dignidad. Creo que, considerando tu posición, encontrar un lugar en Ciudad Modu para que me quede no será difícil. Después de haber preparado la caravana, puede solo enviar a alguien a notificarme.”

Yue Ye frunció sus cejas y declaró, Realmente eres una persona rígida, ¿cierto? ¿Qué lado mío no puede compararse con esa chica?”

Long Haochen indiferentemente replicó, “Manjares deliciosos no elevaran el apetito de un estomago ya lleno.”

Un cambio repentinamente apareció en los ojos de Yue Ye, “¿Es realmente así? Pero de lo que yo sé, todos los hombres, sean humanos o demonios, son en generalmente golosos y nunca satisfechos en este respecto. Mi padre tiene cientos de concubinas, que no carece de seres humanos entre ellas, en adición a un montón de mujeres hermosas de los clanes demonios. Y escuché que Su Majestad el Emperador Dios Demonio tiene más de miles. ¿No me digas que piensas que todavía no han comido hasta que fueron llenados?”

 Después de una corta pausa, Yue Ye le dio una mirada provocativa, “¿O es que tú no eres bueno es este asunto?”

Desafortunadamente, escogió al objetivo equivocado para esta provocación, y Long Haochen inmediatamente miró distraído, “¿No soy bueno con estos asuntos? ¿De qué asuntos estás hablando?”

Viendo su mirada pura, Yue Ye inmediatamente se sintió avergonzada, y no pudo evitar sino preguntar, ¿Cuánta edad tienes este año?”

Aunque Long Haochen tenía un incremento de altura y un progresivamente temperamento más estable, era después de toda todavía un joven, y su cara aún estaba llevando rastros de niñez.

“No te lo diré.” Un rechazo muy duro le fue dado a ella.

Yue Ye replicó con un ‘humpf’, “Que sea entonces. Mira en esta cosa, ¿sabes qué es?” Mientras decía eso, un resplandor centelló desde su mano, un palo largo de un tercio de metro apareció, que se lo paso a Long Haochen.

Inconscientemente Long Haochen estiró su mano y lo tomó. En el momento que tocó el palo, la energía espiritual en su cuerpo pareció ser estimulado, y ese pequeño palo se aligeró un poco antes de emitir un brillo purpura, condensando dos dígitos en el aire.

Viendo aquellos dos dígitos, Long Haochen y Yue Ye estaban asombrados.

“Quince.”

“¡Tú me engañaste!” Long Haochen gritó molesto. Claramente, esta pequeña vara metálica de metal era usada para medir la edad de las personas. Había sido engañado.

Yue Ye lo miró lentamente, “Tu… Tú tienes solo quince… ¡Cielos! Esto no puede ser real.”

Long Haochen resopló fríamente, “Será en un mes sin embargo”, él refunfuño, “Me engañaste… ¡Estoy confiscando esta cosa!” Mientras dijo eso, su pecho liberó una luz dorada, y la vara metálica fue succionada en el Colgante de la Melodía Eterna de un grandioso modo.

“¡Hey! ¡Esta cosa era muy cara, y es bastante rara!” Yue Ye extendió su mano, demandando su regreso.”

Long Haochen la ignoró y se giró para la salida, “Creo que, considerando tu estatus, encontrar el lugar donde me quedare no será difícil. Buscaré por una posada por mí mismo. Envíame las noticias tan pronto como puedas, o no me culpes por volverme obtuso. Desde que me atreví a venir, no temo alguno de tus trucos que puedes tener bajo tu mando.” No quería continuar estando enredado con esa chica.

“Bien, bien. Prepararé un lugar para que te quedes. ¿Qué pasa si quedas atrapado cuando estés buscando un lugar?” Yue Ye dijo con una amargura oculta. Después de semejante realización, actualmente estaba increíblemente asombrada.

Perteneciente a Long Haochen, siempre se había sentido muy curiosa. Naturalmente podía decir que Long Haochen tenía menos de veinte años, pero no esperó que sea tan joven como quince años. Humanos y demonios eran diferentes: las potencias demonios todos tenían poderosas habilidades naturales, aunque sería muy difícil para ellos cultivar. Solo unos pocos poderosos clanes eran relativamente buenos en cultivar, pero aparte de ellos, incluso un dios demonio encontraría difícil mejorar su cultivación.

Pero los humanos eran diferentes: los humanos no poseían el mismo tipo de habilidad innata, sino su capacidad de crecimiento posnatal era sin límites. Aunque estaba influenciado por su talento innato, su creatividad y crecimiento, todavía era algo que los demonios no podían compararse. De otro modo, ¿cómo podría la humanidad haber durado por tanto tiempo contra los continuos ataques de las armadas de los demonios sin caerse?

Alcanzando el quinto paso a la edad de quince – Yue Ye nunca había escuchado de semejante hazaña hasta este día. Además, Long Haochen ya era el capitán de su propio Escuadrón Caza Demonios. Dada la inteligencia de Yue Ye, podía decir que dada la edad de Long Haochen y la habilidad, su talento innato podía alcanzar el más supremo pico alcanzable por los humanos. Si suficiente tiempo le era dado para permitirle crecer, estaba destinado a volverse una gran amenaza para el lado demonio.

Sin embargo, hubo un momento donde no engaño a Long Haochen, con respecto a su inclinación personal. Independiente de qué lado – demonio o humano, ella no tenía alguna preferencia. para ella, beneficio y fuerza eran las cosas más importantes. En consecuencia, aunque descubrió el terrorífico potencial de Long Haochen, no le causó un problema mental. Solo secretamente determinó que esta era toda una razón más para que se hicieran buenos amigos con este pequeño chico.

En este preciso momento, una criada repentinamente vino de prisa, “Su Alteza, el Emperador Dios Demonio ha venido. Quiere que todos en los cuartos internos vayan a reunirse con él.”

“¿Qué?” Yue Ye estaba asombrada, y su expresión cambió enormemente.

Long Haochen incluso estaba más estresado, e inconscientemente apretó ambos puños.

“Por favor vete primero. tengo que cambiar las ropas.” Después de ser sacudido brevemente, Yue Ye ondeó su mano, ordenando a la criada retirarse.