Después de llegar al campo de batalla, los cuatro Escuadrones Caza Demonios habían sido separados por una corta distancia, y todos pudieron ver la escena de Long Haochen desafiando al Demonio Luna. Muy por dentro, Yang Wenzhao siempre había estado manteniendo el mismo orgullo de Han Yu que antes había perdido con Long Haochen. La única diferencia era que parecía más serio que el Han Yu de ese momento, y lo ocultó mucho mejor que él. Sin embargo, él ahora finalmente encontró lo barato que era su orgullo. Cuando vio al Demonio Luna del octavo paso, todo lo que pensó era sobe salvar a su equipo del daño, mientras que Long Haochen lo enfrentó de frente.

Yang Wenzhao ya había estado admirando la fuerza de Long Haochen, pero solo ahora entendió que no era solo en fuerza que estaba perdiendo contra Long Haochen.

Después de los dos Escuadrones Caza Demonios de grado soldado, los siguientes en seguirles fueron aquellos del 8vo Escuadrón Caza Demonios de grado general. Ellos estaban en la misma situación que los dos Escuadrones Caza Demonios de grado soldado, simplemente estando boquiabiertos al lado de Haochen.

Luego, soldados ordinarios de los Seis Grandes Templos regresaron, pero rápidamente se unieron con aquellos cinco Escuadrones Caza Demonios. Pronto, más de mil personas estaban rodeando a Long Haochen y a Cai’er.

En el campo de batalla, ver a alguien salvar a sus compañeros en armas era un suceso frecuente. La camarería entre soldados y hermanos de armas frecuentemente aparecería, debido a la especial relación creada entre los salvadores y la persona salvada.

¿Pero qué ocurre de alguien salvando a docenas, cientos o incluso miles de compañeros de armas en el campo de batalla?

Justo después de que Long Haochen liderara al 21er y 22do Escuadrón Caza Demonios de grado genera para unirse al campo de batalla, inmediatamente se volvieron el objetivo de atención de sus compañeros. Enfrentando al enemigo con coraje y resolución, exitosamente asesinando potencias demonios del sexto y el séptimo paso, y enfrentándose a los primeros rangos del enemigo, se volvieron la vanguardia del contrataque.

Más bien, soldados ordinarios no podían entender qué tipo de poder eran, pero los oficiales de alto rango militar de la Ciudad de la Montaña Sur naturalmente podían decir que aquellos eran Cazadores de Demonios. Y de acuerdo a su edad al igual que su cultivación, deberían ser Escuadrones Caza Demonios de grado soldado o grado general.

Pero lo que hicieron estaba lejos del campo de acción de un Escuadrón Caza Demonios de bajo grado.

Si fuera una potencia del octavo paso o del noveno paso, o incluso una potencia del séptimo paso que enfrentaba al Demonio Luna, esto no habría causado semejante conmoción. Que esas potencias tuvieran que enfrentar a potencias enemigas era una de las reglas no escritas en el campo de batalla.

Sin embargo, el acto escandaloso de Long Haochen era para enfrentar a un Demonio Luna del octavo paso, cuando la fuerza de él parecía haber estado solo en el sexto paso. Y lo que los espectadores no sabían era que en realidad justo había pasado a través del cuello del cuello de botella del sexto paso.

Sexto paso vs octavo paso, ¿qué tipo de concepto era ese?

Los soldados no entendían por qué un Demonio Luna del octavo paso aparecería en el campo de batalla en el suelo, pero claramente sabían que cientos de sus compañeros murieron en manos de este Demonio Luna del octavo paso. Antes de incluso hablar de un contrataque, cuando apareció, cientos y miles de guerreros habían estado a punto de ser barridos en las manos de este enemigo. Este era el octavo paso; y uno podían igualmente imaginar qué tipo de fuerza este representaba.

Pero Long Haochen todavía escogió enfrentarlo, sin tener en cuenta todo al enfrentarse al Demonio Luna del octavo paso.

Los soldados que pelearon con coraje y determinación no sintieron algo de lo ataques del Demonio Luna alcanzándolos. Sino cuando ellos regresaron, el Demonio Luna no estaba ahí más, y el joven caballero que resistió el asalto del Demonio Luna estaba tendido en el suelo inconsciente, acostado en el regazo de su compañera.

Un oficial de la Ciudad de la Montaña Sur declaró con ojos rojos, “¡Él es un héroe! ¡Prestemos respetos a nuestro héroe!” Diciendo esto, usó su brazo sobrante para quitarse su casco, y caminó en dirección de Long Haochen, prestando respeto con un saludo de caballero.

Todos los soldados que lograron regresar con vida, incluyendo incluso a los incapacitados, siguieron el liderazgo de este oficial y cada uno de ellos pago respetos con un saludo extremadamente solemne hacia Long Haochen.

Esta escena fue extremadamente asombrosa: no había solo soldados que pagaron sus respetos, sino que también varios Escuadrones Caza Demonios, incluyendo incluso a varios Escuadrones Caza Demonios de grado comandante que corrieron de regreso. Aunque, aquellos tenían expresiones avergonzadas, debidos a que los miembros de Escuadrones Caza Demonios en el grado comandante como los suyos estaban al menos en el sexto paso. Pero contra un Demonio Luna del octavo paso, hicieron la misma opción de Yang Wenzhao, que era poner prioridad en protegerse a ellos mismos.

Un corto tiempo más tarde, una silueta dorada abruptamente apareció de la nada, con una explosión muy potente. Estaba vestido en una elegante armadura decorada de dorado oscuro, y en el momento que alcanzó el suelo, todos inmediatamente se inclinaron hacia su digna silueta.

“Apártense del camino, ¡todos ustedes!” El caballero vestido de dorado repentinamente gritó en alto, repentinamente sacándose su casco, y reveló su cara. Era precisamente el Líder Caballero Santo Han Qian.

Más bien algunos soldados externos no pudieron reconocer a Han Qian, pero, ¿cómo podían aquellos viniendo de los Escuadrones Caza Demonios no reconocer a este Líder Caballero Santo? Apresurándose a dar un paso un lado después de otro, ellos dejaron un que un camino sea formado para que él pase.

Han Qian se apresuró a ir hacia adelante, llegando ante Long Haochen. Viendo a este joven caballero inconsciente, inmediatamente tenía una mirada seria. Instantáneamente girándose, abofeteó la dura cara de Han Yu, causándole que tropezara hacia atrás de la conmoción.

“¿Cómo estás protegiendo a tu maestro como un caballero retenedor? ¿Por qué no eres el único que cayó inconsciente?” Han Qian gritó estas palabras lleno de ira, antes de apresurarse a inspeccionar la condición de Long Haochen.

Debido a que sintió la intensa aura santa de luz viniendo de él, Cai’er no lo detuvo.

Han Yu se recuperó del tropiezo causado por el golpe de su abuelo, pero no lo refutó en algún modo. Aunque la sangre todavía fluía de las esquinas de su boca, se levantó con dificultad, y se mantuvo en su anterior posición.

Un corto momento más tarde, la expresión en la cara de Han Qian se aflojó, antes de volverse muy grotesca.

Brotando de nuevo, la voz de Han Qian fue transmitida más allá, “Soy el Líder Caballero de la Alianza del Caballero, Han Qian. Cada uno de ustedes, oficiales y soldados igualmente, deberán regresar ahora para descansar y reorganizarse en sus propias barracas, en lugar de permanecer aquí. La vida de este joven caballero no está en peligro, y puedo prometérselo en el honor de la Alianza del Caballero. Definitivamente se recuperará.”

El oficial que parecía tener el rango más alto entre todos presentó un paso hacia adelante. Era el mismo hombre que le habría gritado a los otros soldados antes. Caminando hacia adelante y arrodillándose en frente de Han Qian, dijo en voz alta también, “Respetado Señor Líder Caballero Santo, le pedimos que nos diga el nombre del héroe.”

Han Qian repentinamente frunció sus labios, Viendo que los ojos de todos en sus alrededores estaban volviéndose rojos, repentinamente gritó incluso más alto en respuesta, “¡Levántate! Nadie aquí merece arrodillarse que otros se arrodillen ante él. Este caballero no es el único héroe aquí. ¿No me digan que no es lo mismo para cada soldado y oficial que dieron todo en la Ciudad de la Montaña Sur? ¡Todos son igualmente héroes!”

Con estas palabras, todos los soldados y oficiales fueron silenciados por un momento, antes de repentinamente estallar en gritos de alegría uno después de otro.

Es cierto, finalmente habían ganado esta batalla. No importa lo miserable que era esta victoria, habían repelido por fin al enemigo, y todos ellos eran héroes, héroes que protegieron a la humanidad.

Los gritos no duraron mucho, y pronto, justo como si hubiera sido planeado de antemano, los gritos gradualmente disminuyeron, antes que todas las miradas se juntasen por casualidad en Han Qian.

Entendiendo sus pensamientos, Han Qian asintió, “Al único que todos ustedes llaman héroe es llamado Long Haochen, capitán del 21er Escuadrón Caza Demonios de grado general. ¡Recuerden este nombre! Como el líder auxiliar de la Alianza del Templo, este es el tipo de caballero que respeto.”

“¡Long Haochen! ¡Long Haochen! ¡Long Haochen!” Los gritos comenzaron una vez más, pero en este momento, solo un nombre resonó alrededor.

Para la Ciudad de la Montaña Sur, el anterior curso de los eventos no podía incluso ser llamado una batalla, sino más bien una total calamidad.  Como las puertas de entrada estratégicas de la Alianza, la fuerza defensiva de la Ciudad de la Montaña Sur no cayó corta en comparación al de la Ciudad Exorcista. Solo que esta vez, el ejercito de demonios había sido especialmente formidable, y una gran parte del poder de la Ciudad de la Montaña Sur fue perdida durante el calvario.

En este momento, aunque el enemigo se retiró, limpiar los restos del campo de batalla aún era extremadamente desafiante. Muchas casas privadas tuvieron que ser usadas como enfermería para que las personas heridas recibieran tratamiento. Comuneros gradualmente se juntaron para limpiar las secuelas, su primera misión siendo eliminar las carcasas de los demonios con fuego.

Después de tres días enteros, la Ciudad de la Montaña Sur fue completamente limpiada, y todos los rastros de la batalla enteramente se quemaron. Por casualidad, los demonios no regresaron para lanzar otros ataques por estos tres días. Después de recibir un daño tan severo mientras acosaban la ciudad, sus pérdidas eran incluso más graves que la Ciudad de la Montaña Sur.

Por estos tres días, Long Haochen, aclamado como héroe, recibió el mejor tratamiento de la Ciudad de la Montaña Sur. De hecho, un importante detalle era que esta ciudad era la localización de los cuarteles principales del Templo del Sacerdote. Sobre el curso de esta guerra, más bien la ciudad carecía en números de potencias, pero no estaban cortos en sacerdotes de alto rango.

El Santo que usó un hechizo prohibido durante los últimos momentos de la batalla incluso trató a Long Haochen personalmente, mientras elevaba su cultivación por un amplio margen.

Después de permanecer en coma por dos días y dos noches, Long Haochen finalmente se despertó, encontrándose él mismo en una habitación dentro de los cuarteles centrales del Templo del Sacerdote.

Como los cuarteles centrales del Templo del Sacerdote, este había sido el primer objetivo del ejercito de demonios. Por casualidad, habían tenido suficientes defensas, meramente logrando evitar una catastrófica destrucción. Pero el lado del Palacio de Oficina no fue tan afortunado, y ya se había vuelto un gran grupo de muros rotos.

Sentándose en su cama con las piernas cruzadas, Long Haochen calmadamente comenzó a cultivar. Cai’er no estaba lejos de él, pero actualmente ella parecía totalmente indiferente. En lugar de estar en la cama, estaba sentada con las piernas cruzadas en una silla cercana.

Con su serio exceso de consumo y las varias heridas graves que recibió, Long Haochen podía fácilmente ser llamado uno de los más severamente heridos sobrevivientes caballeros en este momento. Sin embargo, con su constitución como el Vástago de la Luz, también era el único que ganó los mayores beneficios de esta batalla.

Primero que todo, la abrumadora presión de enfrentarse al Demonio Luna del octavo paso causó que el rompiera a través del sexto paso, volviéndose el Caballero Radiante más joven de la historia entera del Templo del Caballero, en la edad de quince.

Junto con la formación de sus cavidades espirituales, la Santa Estufa Espiritual evolucionó una vez más. Después de esta batalla, Haoyue regresó a un profundo suelo, antes de regresar en algún momento a su propio mundo sin consultar. Esta parecía una buena oportunidad para su siguiente evolución.

No solo eso, debido al desarrollo de Long Haochen en el campo de batalla, le permitió ganar amplio reconocimiento del Templo del Sacerdote, el Santo del noveno paso no solo curó sus heridas externas, sino también lo ayudó a mejorar el sistema de operación de su energía espiritual, dándole algo bueno de este revés. Su energía espiritual externa incrementó por al menos doscientas unidades estos dos días, y su energía espiritual interna también incrementó por más de cien unidades.

Anuncios