El Clan Dragón Diablo tenía una velocidad de crecimiento increíblemente lenta. Serían capaces de dar a luz solo una vez cada cien años, y solo habría un descendiente cada vez. Quizás era debido a su estatus como demonios, pero el método de estos Dragones Negros para dar a luz era enteramente diferente del de los otros dragones. No nacían de huevos, sino como un feto, y esta era la primera razón por la que los Dragones Diablos serían tan poderosos de nacimiento. Cada vez que daban a luz, un solo Dragón Diablo nacería. Los gemelos solamente aparecerían una vez cada 1.000 años.

La fuerza de estos Dragones Negros sería juzgada simplemente mirando su tamaño. Los únicos cuyo largo era menor a 20 metros estaban en la tan llamada etapa joven, Entre los veinte y cincuenta metros, estarían en la generación adulta, correspondiendo al octavo paso. Y sobre los 50 metros de largo, estaban los subordinados directos del Emperador Dragón Diablo. Entre ellos, el Emperador Dios Demonio Feng Xiu tenía veinte Caballeros Dragón Diablo como sus subordinados, cuyos tamaños eran mayores a 80 metros, que sería según la información correspondiente a energía espiritual mayor de 30.000. De esto, la fuerza de los Dragones Diablos claramente podía ser vista.

Si no fuera por el formidable equipamiento de los Asesinos de Dioses Demonios, incluso no serían una amenaza para el Emperador Dios Demonio.

Y en este preciso momento, de la silueta masiva de un tamaño superior a 50 metros que presentó el dragón gritando un momento atrás, unos tenues destellos purpura oscuro brilló.

No tenía alguna aura despótica, sino en el momento que esta masiva figura llegó sobre el techo del carruaje y desplegó sus alas, la formación de la armada demonio fue completamente rota.

Era claramente un Dragón Negro, un soldado directo del Emperador Dios Demonio, que estaban enfrentando. Al darse cuenta, su armada de la Provincia Nareiks inmediatamente se esparció en pánico, en todas direcciones.

En los pensamientos de estos demonios, quizás incluso la más poderosa potencia humana no sería tan terrorífica. Una confrontación con la existencia más alta en la cadena alimenticia de su propia raza solo podía dejarlos en un pánico total.

Eran totalmente incapaces de suprimir su miedo, viniendo desde las profundidades de su propio cuerpo, causando que todos a parte de Leng Xiao, Yue Ye, al igual que Long Haochen y Cai’er se quedaran en blanco. Justo así, esta fortaleza natural impenetrable desapareció.

“¡Aceleren!” Long Haochen gritó ruidosamente, y abajo, Hao Yue aceleró repentinamente, llegando a la parte superior frontal junto con el Unicornio Rose de Li Xin.

Leng Xiao inconscientemente urgió a los Manes Inquebrantables con todo su poder. Ellos se apresuraron a seguir el paso de Long Haochen, empujando el carruaje flotando.

Este enorme Dragón Negro que apareció en el cielo era verdaderamente dominante. Tal como apareció, la armada de demonio fue completamente dirigida, y ninguno de los demonios tenía el coraje para lanzar un ataque.

Yue Ye le susurró a Leng Xiao a su lado, “¿Tu guardián?”

Leng Xiao negó con su cabeza con una sonrisa impotente, “Escapé para venir para esta operación, ¿cómo habría un guardián para mí? Ese… Ese parecer ser uno falso, no tiene el aura de los hombres de mi clan en su cuerpo.”

“¿Un falso?” Yue Ye estaba en blanco, pero con su inteligencia, inmediatamente asoció esta ocurrencia con el anterior grito de Long Haochen a Chen Ying’er. Mirando a este joven caballero sentado en la espalda de la bestia de tres cabezas, estaba en una perdida completa. ¿Quién es él? ¿Es realmente tan joven como parece ser?

Corriendo a máxima velocidad, lograron correr por una distancia cercana a cinco kilómetros en solo diez minutos.

Ahora que la armada de demonios ya había sido echada lejos atrás, en este momento, incluso si esa armada quería ir después de ellos, no los cogerían.

En el cielo, el intimidante e inigualable Dragón Negro desapareció sin algún presagio, y al mismo tiempo, una mota plateada de luz brilló en los ojos de Chen Ying’er.

El Atesorado Cerdo de la Imagen del Espejo Mítico apareció en el pecho de Chen Ying’er con una apariencia perezosa, pareciendo totalmente cansado. Cerró sus dos ojos y comenzó a roncar ruidosamente, y en su suave piel, ligeros trazos de luz plateada estaban esparcidos alrededor, causando un cambió apareciera en su aura.

El método de este Atesorado Cerdo de la Imagen del Espejo Mítico era completamente diferente del de las otras bestias mágicas. Su cristal mágico en sí mismo era incapaz de evolucionar; solo capaz de acumular energía en su cuerpo. Solo cuando iba a través del uso de su imitación y causando terror a sus enemigos podía hacer algún avance correspondiente a la naturaleza de esta energía. Este proceso de evolución era extremadamente complejo, pero claramente, lo que experimentó justo ahora era una fuerza de impulso para su proceso de evolución. Mientras que por cuánto tomaría para completar una evolución completa, era difícil de decir.

Chen Ying’er claramente parecía cansada también, directamente sentándose en el piso del carruaje en una posición de pierna cruzadas.

Después de que hubieran personalmente presenciado la condensación de este cerdo de aspecto inofensivo en un dragón tan terrorífico, todos empezaron a mirarla con ojos diferentes.

Esta invocadora que la invocadora que los miembros del 4to Escuadrón Caza Demonio habían tomado como una persona inútil ya se había vuelto inesperadamente tan poderosa. Este simple hecho hizo que su ultimo sentimiento de superioridad se desvaneciera completamente.

El Atesorado Cerdo de la Imagen del Espejo Mítico era capaz de imitar cualquiera de las bestias mágicas que se encontrara previamente, en intercambio por el consumo de su propia energía espiritual. Justo ahora, había usado la habilidad Imitación, y no la Copia de la Imagen del Espejo. Y en esta situación, en realidad tenía una gran debilidad: no tenía el aura de un Dragón Negro en su cuerpo en absoluto. Este Dragón Negro que imitó era el único que apareció junto con el Emperador Dios Demonio en frente de las puertas de la Ciudad Exorcista.

Pero la armada de demonio de la Provincia Nareiks ya había sido aterrada por el anterior hechizo prohibido. Habiendo experimentado esto, ¿cómo podía su línea defensiva no colapsar cuando corrían hacia la existencia pico del aspecto de su cadena alimenticia? ¿Cómo podían ellos posiblemente ser capaces de mantener su calma y prestar atención al aura del Dragón Negro? Y no tenían a alguien que fuera capaz de detectar el aura real de un Dragón Negro entre ellos.

Sin embargo, incluso si fuera solo la apariencia externa de un Dragón Negro que había sido imitado, esto todavía venía con un masivo consumo de energía espiritual. Para suplementar la energía del Atesorado Cerdo de la Imagen del Espejo Mítico, un cristal mágico del quinto paso solo había sido consumido. De otro modo, no sería capaz de producir semejante tremenda ilusión. ¡Esa era la abrumadora apariencia de un Dragón Negro del noveno paso!

Algunos miraron a la bestia contratada de Chen Ying’er, que en realidad manejaba un poder tan formidable, pero unos pocos admiraron en su lugar a Long Haochen por su precaución, la increíble ventaja que tenía en sus preparaciones.

Anterior a esto, ya que estaban defendiendo el carruaje, no había dejado a Chen Ying’er intervenir en absoluto. Si el Dragón Negro hubiera aparecido en ese momento, definitivamente hubieran ganado una importante cantidad de tiempo. Incluso si hubieran visto a través de eso, todavía hubieran tenido un tiempo mucho más fácil para defender el carruaje.

Pero si Chen Ying’er hubiera escogido ese momento para actuar, ¿cómo hubiera salido del cerco sin complicaciones? Una habilidad ilusoria a menudo solo tendría grandes efectos durante sus primeros usos, cuando no sería fácil ver a través de ella, ero cuando se usaba múltiples veces contra el mismo oponente, solo podía parecer como una broma nada más.

Dándole a Long Haochen una última profunda mirada, Yue Ye finalmente colapsó en el seno de Leng Xiao, hundiéndose en un estado inconsciente.

Apresurados en su viaje, no se detuvieron por una duración total de dos horas. El peligro todavía estaba presente, e incluso bajo el liderazgo de Long Haochen, solo podían correr lejos en una dirección dada. Incluso con la resistencia de los Manes Inquebrantables, después de correr con semejante prisa por una duración completa de dos horas, su velocidad claramente decreció.

Dentro del carruaje, todos aprovecharon el momento para conseguir algo de descanso, ya que no sabía lo distante que estaba el peligro.

Luc Xi originalmente liberó magia en Long Haochen y Li Xin, al igual que en sus monturas. Ahora claramente no era el momento para descansar.

Después de mirar a un amplio bosque, Long Haochen finalmente dejó a Hao Yue reducir su velocidad, haciendo su camino en el carruaje.

Después de que Hao Yue se detuviera, los exhaustos Manes Inquebrantables detrás de él hicieron lo mismo. Aunque el cuerpo de Leng Xiao no fue herido, después de haber pasado a través de semejante batalla y escapar, estaba extremadamente cansaba también, apoyándose en el carruaje detrás de su espalda y sin aliento.

“Vamos a descansar ahí. Después de una hora, procederemos con nuestro viaje. Conseguiremos algo de comida para todos.” Después de que Yue Ye perdió la consciencia, era como si se hubiera vuelto el comandante aquí.

Sin necesidad de la orden de Long Haochen, los miembros de los dos Escuadrones Caza Demonios ya se habían sentado en sucesión, juntándose en frente de Long Haochen.

Barriendo su mirada a través de ellos, preguntó, “¿Todos ya se recuperaron en alguna medida?”

Todos asintieron en sucesión. Aunque el interior del carruaje estaba lleno de gente, todavía estaba suficientemente tranquilo para que todos tuvieran un amplio descanso durante el escape de dos horas. Durante la anterior batalla, no habían confrontado algunos de los más poderosos enemigos, y solo tuvieron heridas menores. Con la curación de Luc Xi y Han Yu, ya se habían recuperado bastante importante.

Long Haochen miró a Dian Yan, pareciendo lleno de aflicción, declarando en voz baja, “Mi pésame.”

Como el jefe de guardia de la caravana, el tío de Dian Yan, Dian Xuan, había ciertamente sido sumergido por la armada demonio. En ese momento de intenso calvario, nadie tenía la habilidad para salvarlo.

Dian Yan no pronunció una palabra, solo bajó su cabeza, sus ojos llenos con claros sentimiento de odio.

Sima Xian se puso a su lado, levantando su gran mano para palmear su hombro. En este momento, fuertes ráfagas de odio instantáneamente salieron de muchos de los miembros de los dos Escuadrones Caza Demonios. Entre ellos, también muchos habían perdidos a sus parientes en las manos de los demonios.

“Capitán Long, ¿está bien? En la anterior batalla, tu consumo realmente fue demasiado grande. Temo que no serás capaz de recuperarte en un tiempo suficientemente corto.” Luc Xi le preguntó a Long Haochen con algo de preocupación.

Long Haochen asintió con una sonrisa, “Todavía puedo seguir adelante, muchas gracias por tu curación, Capitán Luc.”

Luc Xi sacudió su cabeza ligeramente, “No hay necesidad de llamarme capitán. Comenzando desde ahora, solo deberíamos tener un solo capitán. Esperamos que actuar como los subordinados del 21er Escuadrón Caza Demonios de grado general. Decidimos abandonar todas nuestras recompensas al igual que los puntos de contribución te préstamos.”

Long Haochen lo miró distraído, “Capitán Luc, tu…”

Luc Xi forzó una sonrisa, “Si continúas llamándome capitán, no tendré algo de cara que dejar para nosotros mismos. Fue nuestra idea seguir a los mercantes independientes para entrar al territorio demonio, causando que todo el equipo sea expuesto a semejante peligro. No podemos esquivar responsabilidades. De hecho, todos hemos vistos tus habilidades de comando al igual que tu fuerza individual, Capitán Long. Con toda la experiencia que ganaremos de la participación de esta misión a tu lado, ¿cómo podríamos atrevernos a continuar haciendo demandas tan extravagantes?”

Esta gran batalla ya dejó una profunda impresión en Luc Xi al igual que a los miembros del 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado. Quizás podían compararse con los otros miembros de este ex-1er Escuadrón Caza Demonio en alguna medida, pero ya mantenían a su capitán Long Haochen en una estima incomparable.