Sin embargo, esta quietud mortal incrementó el sentido de terror grabado en los demonios. Después de todo, luego de cruzar el paso de la montaña, ellos estarían en el territorio humano, donde ellos no tendrían modo de predecir lo que ellos se encontrarían. Ellos habían originalmente pensado que se habían ocultado ellos mismos muy bien, y no esperaron que los enemigos se enteraran de ellos tan rápido. Este sentimiento de estar bajo ataque era realmente difícil de soportar. Ellos preferirían confrontar a las armadas de la Alianza del Templo de frente, en vez de confrontar a algunos enemigos desconocidos vigilándolos y que pudieran atacar en cualquier momento.

El Rey Desalmado estaba muy calmado, mostrado su trabajo como un buen comandante para esta armada. Este era un rol que solo la fuerza no era suficiente para soportar, especialmente sabiendo que en el lado demonio, potencias del noveno paso definitivamente no eran pocas. Este Rey Desalmado no mostró signos de rabia, solo calmadamente observó los alrededores, manteniendo al resto del grupo en su visión. Era el comandante de estas tropas, su cerebro.

De hecho, en caso de una batalla a gran escala, su presencia afectaría la eficiencia del equipo por al menos tres veces.

Al menos el tiempo para verter una pequeña taza de té pasó, mientras ningún signo de movimiento ocurrió a excepción por la repentina llegada de la anterior emboscada.

Un escalofrío golpeó la cara del Rey Desalmado, quien finalmente supuso lo que estaban haciendo. Aunque no estaba seguro que aquellos quienes los atacaron eran un Escuadrón Caza Demonio, los exploradores con semejante fuerza individual definitivamente no eran numerosos. Y las personas del otro lado eran definitivamente un número pequeño, tratando de ganar tiempo, para el Paso de la Montaña Exorcista y la Cordillera del Demonio Resistiendo para prepararse en alguna medida.

“Paren de defender, y marchen hacia adelante a máxima velocidad.” El Rey Desalmado dio esta orden con convicción. Entonces los exploradores restantes también regresaron, trayendo noticias que ningún gran grupo de humanos fue encontrado.

Sin la habilidad encubierta de los Enviados Demonio, ellos no tenían más obligación que continuar avanzando lentamente. La opción más sabia que quedaba sería para ellos pasar a través de la montaña a la velocidad más rápida posible. Mientras su grupo lograra infligir un golpe serio a la Alianza del Templo por aniquilar la Ciudad Exorcista, el Paso de la Cordillera del Demonio Resistiendo sería incapaz de detener el avance del resto de la armada demonio.

El resplandor negro purpura sirviendo como defensa mágica fue lentamente revocado, por el bien de preservar la energía espiritual. Pero los Demonios Infierno y los cercanos Osos Demoníacos una vez más mostraron su asombrosa coordinación. Después de terminar el hechizo, cada uno de los Demonios Infierno fue directamente al hombro de un Oso Demoníaco, dejándolos proceder hacia adelante para fácilmente pasar a través del barranco en las profundidades de la cordillera.

Justo en este momento, el Rey Desalmado repentinamente tuvo una mala premonición. Este fue su instinto natural, el cual creció con su incremento de rango. Esto no estaba relacionado a la raza de uno, ni a la fuerza de uno.

A pesar de no sentir alguna fluctuación de energía espiritual, esta era la primera vez que sentía un peligro tan fatal. Abruptamente, gritó, “¡Deténganse y concentren toda su energía en la defensa!”

Al mismo tiempo que llegó su grito, la escena cambió completamente.

Las potencias demonio que escucharon todas su orden de su comandante no pudieron evitar estar confundidos. Pero antes de que pudieran reaccionar, una masiva fuerza opresiva apareció empujándolos bajo su control.

Ellos estaban todos manteniéndose al lado de una montaña, la cual inesperadamente lentamente se desplazó hacia su dirección sin algún aviso.

Debido a que esa desplazamiento comenzó lentamente, ellos no se dieron cuenta de ese fenómeno hasta que una gran cantidad de rocas finalmente comenzaron a presentar una terrible amenaza, cuando cayeron hacia su dirección.

El amanecer todavía estaba acercándose, pero el cielo permaneció justo muy oscuro. Bajo la cortina negro azabache de la noche, el pico de una montaña incluso más grande ca a una velocidad sorprendente, viniendo con una irresistible fuerza a pesar de su lenta velocidad. Y este proceso entero solo tomó unos pocos minutos.

Si sus pocas potencias fueran a poner toda su energía en escapar ellos ciertamente serían capaces de salir de eso. Pero esta era una armada, y no un pequeño Escuadrón Removedor de Cazadores de Demonios.

Los solados se contaban en cinco mil, y un gran pico de la montaña de más de dos kilómetros de largo estaba presionándolos. Esto fue incluso más aterrador que algunos hechizos prohibidos existentes del noveno paso.

La cara inexpresiva del Rey Desalmado inmediatamente se volvió pálida. Nunca esperó que estos humanos emplearan tales métodos. Ellos en realidad habían derriba una montaña, volviéndose en una terrible arma.

No importaba el grado que su fuerza alcanzó, ¡no podía posiblemente resistir toda una montaña! Entre todos los demonios, el único que podría lograr eso era quizás el Emperador Dios Demonios.

Por tanto, solo podía dar la orden de retirada, sin escatimar costos para retirarse de este obstáculo.

Los Demonios Berserker manteniéndose en el frente escaparon a una velocidad frenética, dirigiéndose hacia atrás, seguido por los Grandes Desalmados que también no mostraron vacilación al usar sus alas para escapar de la zona de peligro.

¿Pero qué acerca de los Osos Demoníacos y los Demonios Infierno en medio de la formación? Los Demonios Infierno podían quizás confiar en impulsos mágicos para ganar algo de velocidad, pero los Osos Demoníacos, demonios con ultras poderosas defensas, claramente carecían de velocidad. Sin necesidad incluso de precisar que sus dos lados estaban llenos con otras fuerzas amigas, ellos no podían posiblemente retirarse rápidamente.

La montaña cayendo desde el cielo no esperaría por ellos, ¡y continuó cayendo independientemente de su reacción! En el tiempo en que su masivo cuerpo cayó, el Rey Desalmado del noveno paso quien confiaba en su energía espiritual superior trajo a unos pocos Osos Demoníacos afuera.

Esa ruidosa explosión cercana sacudió a toda la Cordillera del Demonio Resistiendo. Sin considerar a su raza demonio, todos los demonios en el rango de las terribles ondas sísmicas fueron enviados a volar. Bajo las furiosas ondas sísmicas, aunque ellos eran todos élites de los demonios, unas ondas sísmicas tan terribles no eran algo fácil de soportar para ellos. Solo los Grandes Desalmados, regalados con la habilidad de volar, estuvieron mejor. Pero ellos estuvieron solo mejor por un corto tiempo.

El colapso de una montaña, ¿qué aterrador era eso? La violenta explosión viniendo junta, con el masivo peso, causó deslizamientos de tierra en siete montañas alrededor. Quién sabía cuántas piedras de más de tres metros de diámetro cayeron como resultado, como si fuera la reacción del dios de la montaña, frenéticamente aplastando estos escombros sobre la armada demonio.

En el momento de la caída de la montaña, un brillo dorado estaba flotando en el cielo, manteniéndose en medio del aire ayudado por las cuatro alas en su espalda.

En debajo de la montaña derribada, un flujo amarillo de luz surgió, destellando de regreso a su pecho, y su aura desapareció instantáneamente.

¡Esta era un genuino desplazamiento de tierra! Esta era la primera vez que Long Haochen veía una escena tan abrumadora. Aunque su confianza en las capacidades del Noveno Guardia Santo era alta, no estaba esperando tanto que le sería dada una sorpresa tan placentera.

¿En realidad hizo caer toda una montaña? Para los demonios, esto no era menos que un golpe fatal.

Mientras evadía las grandes rocas en el aire, la cara de Long Haochen estaba brillando con una incontrolable sonrisa. Sin importar lo estable que es como una persona, no mostrar emoción en semejante tiempo era inconcebible. Al menos dos tercios de los Osos Demoníacos y los Demonios Infierno fueron aplastados bajo las rocas, e incluso aquellos quienes pudieron escapar de este destino por poco simplemente serían sujeto del más terrible y directo impacto de las ondas sísmicas.

La ruidosa explosión incluso propulsó al distante Long Haochen lejos, por no hablar de aquellos sufriendo el impacto en un rango cercano. Las élites demonio de esta armada podían estar todas lisiadas.

“Jaja…” Long Haochen se rió de corazón, antes de repentinamente detenerse. Con un destello de luz dorada, su figura entonces desapareció en el cielo, dirigiéndose a la Torre de la Eternidad.

Casi al mismo instante que desapareció, un destello dorado oscuro brilló ahí, en el siguiente instante el aborrecido y molesto Rey Desalmado apareció.

¿Un humano? ¿Podría este humano haber venido solo? ¡No, esto no puede ser!

El daño que ocurrió justo ahora era catastróficos en los ojos de este Rey Desalmado. Sus tropas fueron simplemente enviadas a morir antes de que el asalto principal incluso comenzara. El daño causado por esa gran montaña a su armada era simplemente indescriptible. Para una montaña tan masiva, aunque la mitad fue directamente enviada al barranco, la cantidad restante en realidad empujó a su lado. Si fuera él solo, quizás podría perforar una cueva en la montaña usando su dominante energía espiritual, pero solo él estaba en el noveno caso. Eso no era el caso para sus subordinados.

Desde que esta armada fue establecida, estaba bajo su control. Todas las potencias creándola fueron seleccionados muy cuidadosamente, y fueron a través de un estricto entrenamiento. El único al control de ellos era el Emperador Dios Demonio, pero en el momento que se integró, no era meramente un Rey Desalmado algo más, en su lugar se volvió el líder de los cuerpos de la segunda legión subordinada al Emperador Dios Demonio. Pero estos absolutos élites comandados por él fueron infligidos con perdidas fatales sin incluso acercarse a la más mínima fuerza humana. Esto estaba más allá de una mera desgracia. Esto fue un fallo incomparable. ¡La culpa de semejante perdida era simplemente insoportable!

¿Quién era el enemigo al final? ¿Cómo desapareció sin un rastro? ¿Qué tipo de habilidad podía ser esa? Sus fluctuaciones de energía espiritual eran visiblemente débiles. ¿Podría haber usado un pergamino de un hechizo prohibido? ¡Pero él era un usuario del elemento luz! Para causar el colapso de una montaña tan grande, al menos un pergamino mágico del elemento tierra en el noveno paso sería necesario.

En el momento que Long Haochen desapareció, claramente tuvo un sentimiento caliente ardiendo sobre su pecho. Eso significaba la absorción de almas poderosas en la Torre de la Eternidad a través de la Melodía Eterna. Y naturalmente eran de la armada de los demonios…

Después de aparecer sin un rastro en el primer piso de la Torre de la Eternidad, no pudo aguantar estallar en una ruidosa risa.

No importa lo fuerte que eres Rey Desalmado, y lo valiente que sea tu armada élite, vamos a ver cómo continuarás lanzando tu ataque a los humanos.

Anuncios