El golpe vacío de Long Haochen fue extremadamente conveniente para el Comandante Desalmado quien estaba en el medio de su ofensiva. Su espada que estaba en un flujo ofensivo fue forzosamente retirada en medio del aire. Hizo esto debido a que se dio cuenta de que si continuaba su ataque, la espada divina de Long Haochen indudablemente lo golpearía primero. Por tanto, solo podía cambiar de planes.

Este era el uso del ‘corazón transparente de la espada’. En el siguiente instante, Long Haochen podía ser visto como una parte del Aria de la Diosa de la Luz, observando al enemigo desde el punto de vista de la espada. La razón para que su último golpe sea tan agresivo no era debido a que predijo el siguiente movimiento del enemigo, sino debido a que completamente vio a través de la intención de su espada. Este ataque parecía tan ligero como una pluma, pero era algo que el oponente tenía que bloquear no importa qué, desde que estaba en el camino de su única ruta de escape. Esto fue cómo él ganó la mano superior en un mero instante.

Regresando a entonces, incluso Ah’Bao cuya fuerza era muy superior a la de este Comandante Desalmado sufrió una gran perdida contra la intención de espada unificada de Long Haochen. Y eso fue contra el viejo Long Haochen, el actual él siendo incluso más eficiente en su entendimiento con respecto de la intención de espada.

Después de eso, Long Haochen ejecutó varias series de siete golpes de espada, cada uno llevando el mismo sentimiento vacío, mientras estaba siendo llenado con incontable energía espiritual. Estos siete golpes de espadas forzaron al Comandante Desalmado a retirarse siete veces. Cuando tropezó del último ataque, una bocanada de sangre negra fue escupida desde su boca. Solo pensar que para una potencia del octavo paso quien había resistido siete ataques en fila, dejarlo sin otra opción más que sacar su poder desde sus reservas internas, ¿cuál sería el efecto posterior infligido? De hecho, podía decirse que Long Haochen había hecho uso de su técnica en la espada para obligar al Comandante desalmado a herirse él mismo.

Y en este momento, el Comandante Desalmado finalmente se dio cuenta de la medida de la fuerza de Long Haochen. Este humano quien parecía alguien quien había a lo máximo alcanzado el séptimo paso de cultivación era una amenaza para su vida. En consecuencia, incluso consideró retirarse. Ese era un demonio de alto nivel, no uno que no tendría temor ante la muerte tal como los Demonios Espada Doble o Demonios Berserker.

Desafortunadamente, Long Haochen no lo dejaría ir. Después de los siete golpes de espada en sucesión, no solo forzó al enemigo a retirarse sin pausa, y causarle herirse él mismo en el proceso, sino también causó que su propio vigor creciera a su pico. Ahora, uno podía claramente ver que todo el cuerpo de Long Haochen estaba brillando con una luz blanca.

La habilidad de la Espada Santa de Long Haochen originalmente solo podía ser usada en un arma, pero en este momento, Long Haochen hizo uso de su comprensión hacia la intención de espada y control sobre el elemento luz como un escogido de dios, para volver todo su cuerpo en el estado de la Espada Santa. Al mismo tiempo, su mano derecha y su brazo derecho estaban brillando con incomparable transparencia, precisamente del Cuerpo Brillante.

En simples palabras, aquellos siete golpes de antes eran simplemente un podo para él cargar energía. Después de esta secuencia, lanzar al Comandante Desalmado lejos, herido, Long Haochen llegó a una ligera pausa, sin recuperar su fuerza, sino bastante lo opuesto, debido a que su estado estaba cerca a su pico, y que ahora era el momento para bloquear al oponente.

Sus dos manos agarraron el mango del Aria de la Diosa de la Luz, en el momento que la espada divina de Long Haochen fue elevada una vez más, el Comandante Desalmado repentinamente sintió como si el sol estuviera a punto de pasar a través de su cuerpo. Una afilada intención de espada fue bloqueada en él completamente, a la medida de que incluso no se atrevió a considerar escapar algo más.

Incluso una fuerte existencia como el Comandante Desalmado del octavo paso sentiría su mente quedarse algo en blanco en este momento, debido a que era incapaz de hacer cabeza o cola de lo qué tenía que hacer en esta situación, o cómo responder al golpe ante sus ojos.

Sin embargo, tenía como cada ser vivo un instinto de supervivencia. Cuando sintió que su vida era insignificante en frente del enemigo, el Comandante Desalmado del octavo paso vino con una pronta decisión. Abruptamente mordiendo su lengua, y forzosamente cortando su parte superior, escupió una bocanada de sangre, brillando de color escarlata. Esta era la Técnica de Colapso Demoníaco solo poseída por los demonios de alto rango, que Long Haochen se había encontrado una vez contra el Dios Demonio Serpiente Diablo Andromalius.

Meramente, esta Técnica de Colapso Demoníaco se sentía algo diferente de la versión usada por el Dios Demonio Serpiente Diablo Andromalius. Andromalius usó la versión de clase dios demonio, confiriendo un gran impulso, mientras que hacía a los efectos posteriores ligeramente pequeños. Pero después de que este Comandante Desalmado hiciera uso de la Técnica de Colapso Demoníaco, incluso si no moría de eso, su cultivación al menos forzosamente caería al sexto paso. Por supuesto, comparado a la muerte, el costo de una perdida de cultivación no era mucho.

Las fluctuaciones de luz de este lado atrajo la atención de la armada demonio en el otro lado, resultando en el Rey Desalmado dando la orden de dirigirse ahí, en su mejor estado prudente. Eso era debido a que no sabía cuantos enemigos había. Desde ver el anterior hechizo de gran escala del octavo paso, llegó a creer que la fuerza humana que vino a interceptarlos era considerablemente fuerte. Mientras el comandante de esta armada élite, él no se atrevería a volverse descuidado.

En este momento, los brillos purpura oscuros de luz continuaba apareciendo desde los quinientos Demonios Infierno. Ellos estaban cantando a una rápida velocidad, y en cada una de sus manos estaban cristales rojo purpura, actuando como sus bastones. Los brillos purpura oscuros tomaron la forma de una inmensa barrera, cubriendo toda la armada demonio adentro. Esta era su mejor formación defensiva. Con los quinientos Demonios Infierno actuando en conjunto en la defensa, incluso una potencia del noveno paso posiblemente no sería capaz de destruirla sin una arma especialmente poderosa. Ahora que el Rey Desalmado sintió poderosas fluctuaciones de esencia de luz viniendo del otro lado de la montaña, no podía preocuparse acerca de la vida o muerte de sus subordinados en ese lado, comparado a la defensa de toda la armada.

Una luz rojo sangrienta brilló en su pecho, antes de que una niebla escarlata sangrienta se extendiera desde su cuerpo, cubriendo toda la armada. Este era un control del elemento que estaba cerca al nivel del dominio de un usuario del noveno paso.

Desde el otro lado de la montaña, la incomparable afilada intención de espada ya podía ser sentida, causando que el Rey Desalmado sintiera un escalofrío. No era de extrañar que su estimación fuera tan alta, desde que la intención de espada no tenía una directa conversión en grado. Aunque la intención de espada se extendía desde el Aria de la Diosa de la Luz, Long Haochen alcanzó un nivel de comprensión extremadamente cercano al portador de la espada divina Ye Wushang del pasado. ¿Cómo podría este nivel no ser amenaza para el Rey Desalmado?

No había modo de que él pudiera haber esperado que el equipo que trajo al paso de la montaña estaría en problemas tan rápidamente. En este momento, incluso sin estas potencias humanas aquí bloqueándolos, debido a la perdida de los Enviados Demonio, ellos muy rápidamente serían expuestos. En este punto, el Rey Desalmado ya comenzó a considerar retirarse. No era por la carencia de coraje, sino debido a que los demonios no podían afrontar perder tantos de sus élites.

Entre esta armada demonio, potencias del octavo paso se numeraban en al menos trescientas. De hecho, a parte de los cinco clanes superiores, ninguna fuerza entre los demonios podía posiblemente reunir semejante armada. Si las perdidas continuaban creciendo, la rabia del Dios Demonio de la Muerte Saminaga seguramente le esperaría. Quizás sería directamente castigado por el Emperador Dios Demonio.

Una chispeante y traslucida luz blanca formó una espada de luz en el aire, dejando un rastro de llamas en el aire.

Esta luz apareció en un destello, antes de desvanecerse completamente. En el aire, la figura de Long Haochen destelló, antes de que el Aria de la Dios de la Luz regresara a su cuerpo.

Su actual cara estaba extremadamente pálida, claramente un resultado del consumo masivo de energía espiritual. Y la verdad, su energía espiritual era meramente suficiente para mantenerlo flotando. Pero su oponente estaba claramente mucho peor. Aunque el Comandante Desalmado logró mantenerse él mismo flotando, uno podía claramente ver que en su cara estaba la expresión de una persona muerta. Dejando salir un hilo de sangre desde su cabeza a sus pies, su cuerpo fue totalmente cortado por el anterior ataque de Long Haochen.

Esto era fuerza, fuerza absoluta. Su intención de espada combinada con el Aria de la Diosa de la Luz causó que el estilo imponente de Long Haochen trascendiera a su pico. Sin suficiente buen equipo, incluso una potencia del octavo paso difícilmente sería capaz de resistirlo. Y la cosa más aterradora era la experiencia de batalla de Long Haochen. Antes, hizo él mismo parecerse débil y escapó tan frenéticamente para atraer al enemigo persiguiéndolo, y no le dio al Comandante Desalmado la más mínima oportunidad de exhibir su fuerza real.

Long Haochen era ciertamente muy joven, pero su experiencia era mucho más rica que la de las otras personas de su edad. ¿Solo cuántas veces arriesgó su vida en batalla? ¿Cuántas crisis desesperada superó hasta ahora? Cada una de estas experiencias se volvió una parte de su fuerza, transformándolo. En meramente unos pocos años, ya podía compararse con tantos de sus precursores en términos de actitud y experiencia de batalla, y esto era sin mencionar todas las habilidades poderosas que adquirió de los Guardias Santos en la Torre de la Eternidad.

Aleteando sus alas con dificultad, tomó ventaja del instante antes de la muerte del Comandante Desalmado para absorberlo en la Melodía Eterna. Entonces Long Haochen cambió su postura, poniéndose al frente de los picos de la montaña. De lo que recordaba, el Noveno Guardia Santo voló desde ahí justo antes. ¿Pero por qué era que ninguna fluctuación de energía espiritual podía ser sentida desde allí hasta ahora?

Habiendo pedido prestado la fuerza de las almas de los otros tres guardias santos, se podía decir que la magia del Noveno Guardia Santo había alcanzado el pico del octavo paso ya.

Mientras miraba atentamente a la montaña en frente de sus ojos, Long Haochen rápidamente regresó al suelo, tomando una nueva Gran Píldora de recuperación, recuperando su energía espiritual rápidamente. Mientras tanto, se cambió en una túnica negra, tomando ventaja de la noche para ocultar su figura.

Al menos hasta ahora, ¡el plan había ido tranquilamente! Ahora, todo dependía de cómo el Noveno Guardia Santo lo haría. Noveno, tienes que ser más rápido, de otro modo, no seremos capaces de intimidar a estos demonios.

¡Ese es el único camino! Los demonios no son tontos tampoco; y después de este corto momento de precaución, ellos pronto notarían ningún movimiento más desde el otro lado al igual que la desaparición de la fluctuación de energía espiritual elemental, sería lo mismo que si ellos estuvieran de regreso en la situación original.