Dian Yan asintió, “No te preocupes. Incluso si no puedo tratar con este pequeño chico, no actuare aturdidamente. En un tiempo muy corto, haré que pierda toda credibilidad, forzándolo a rendirse. Y entonces, la distribución de beneficios naturalmente cambiara en concordancia.”

Tres días más tarde…

Yue Ye, la más grande caravana de la Ciudad Starseeker, salió de la puerta sur de la ciudad.

La Caravana Yue Ye verdaderamente merecía ser llamada uno de los más grandes grupos de mercantes independientes. En este momento, en realidad transportó bienes en 200 enormes carruajes, despachando tropas cercanas a 2.000 personas. Esta era también la razón por la que Dian Xuan tan fácilmente reclutó al grupo de Long Haochen.

Aunque solo estaban a cargo de escoltar la caravana, el grupo de Long Haochen también llevaba ropa más común en dos capas. Todos estaban vistiendo ropas de algodón acolchado bajo un grueso abrigo. Ya estaba tempranamente en invierno, y la Ciudad Starsea estaba localizada cerca del centro del continente. Aunque no era tan fría como eran en el sur, la ruta para el territorio demonio era largo y difícil, y no serían capaces de continuar viajando si sus ropas no fueran suficientemente cálidas.

Las tareas asignadas a estos trece miembros de los dos Escuadrones Caza Demonios eran simples: transportar bienes y vigilar el transporte. No había necesidad que manejaran el carruaje desde que ya estaban conductores especializados. Cada uno de los carruajes fue empujado por cuatro grandes y altos caballos, e incluso aunque la caravana fue comprimida por muchas personas, su coordinación era perfecta.

Después de salir de la Ciudad Starseeker al sur, incluso lograron entrar al fuerte suroeste abiertamente, descansando y reorganizándose ahí por un corto tiempo. Esto podía hacer que uno se preguntara lo que significaba Cámara de Comercio de Yue Ye usaba. La siguiente noche, dejaron el fuerte, dirigiéndose directamente en la dirección del territorio demonio. En este punto el grupo de Long Haochen no pudo evitar estar enormemente emocionados, sintiendo gran curiosidad sobre estos mercantes independientes.

Era una escena nocturna tranquila; las antorchas de la caravana estaban iluminadas, pareciendo como una larga línea extendiéndose en el desierto.

El mago del 4to Escuadrón Caza Demonios de gr soldado, Feng Yijun, justo soltó esta pregunta, “¿Cómo piensan que los Mercantes Yue Ye lograron pasar desde el fuerte del sureste? Parece que pasaron con la ayuda del grupo mercante era el mejor camino que pudimos tomar. Nos evitará muchos problemas.

Luc Xi reveló una sonrisa indiferente, y replicó, ecuánime, “Es naturalmente un interés común. Incluso si la relación entre humanos y demonios incluso fuera peor, los negocios de los Mercantes Yue Ye pueden solo ser de grandes beneficios para la humanidad. Por esta razón, la Alianza naturalmente ignorará su movimiento. Si mi suposición no está mal, este grupo mercante se beneficiará del mismo tratamiento en el lado de los demonios.”

Mientras decía eso, parecía mirar inconscientemente a las personas del 21er Escuadrón Caza Demonios, buscando en particular la reacción de Long Haochen.

Incluso llevando una simple toga común, la hermosa apariencia de Long Haochen todavía era deslumbrante. La cara de Cai’er todavía estaba oculta detrás de un velo negro.

Escuchando las palabras de Luc Xi, Long Haochen reveló una ligera sonrisa, “Capitán Luc Xi está en lo cierto.”

Luc Xi se rió gentilmente, “Temó que soy el más viejo aquí, así que naturalmente tengo algo más de experiencia.”

A pesar del hecho que sus palabras eran ligeras, personas perspicaces podían todavía entender su profundo significado. Pero Luc Xi estaba disgustado sobre el hecho que parecía como si nadie en el 21er Escuadrón Caza Demonios parecía prestar atención a sus palabras.

Solo Long Haochen le asintió, pero después, a su lado, Cai’er repentinamente giró su cabeza y le dio una mirada. Tan aguda como una espada, su mirada instantáneamente causó que Luc Xi temblara inconscientemente. Un escalofrió vino desde las profundidades de su corazón fue transmitido al resto de su cuerpo. ¡Qué poderosa intención asesina! En su estado temblando, Luc Xi se mantuvo en silencio.

En su 4to Escuadrón Caza Demonios de grado soldado, Dian Yan y Yijun tenían una excelente relación con Luc Xi. Debido a que esta formidable frialdad asesina se dibujó cerca de su lado, solo podía cerrar su boca. La razón era simple, era la presencia de Cai’er.

Mientras que por Bai Xiaomo, debido a que, durante los tres meses de prueba, había sido salvada una vez por Li Xin, y debido a que ambas eran chicas, las dos eran relativamente cercanas.

El plan de Luc Xi era como el siguiente: pero completarían la misión con relativamente altos beneficios acompañando al escuadrón de Long Haochen. A continuación, observarían algunas decisiones negligentes hechas por Long Haochen, y tratarían de hacer que afectara la relación de Long Haochen dentro del grupo. Y su esperanza oculta era tomar la posición de liderar el equipo.

Por supuesto, el 4to Escuadrón Caza Demonios de grado solado solo estaba pensando en los beneficios de su propio equipo, bajo la premisa que completarían la misión exitosamente.

En el medio de la caravana, un carruaje lujoso fue empujado por ocho finos caballos. Este carruaje parecía especial a causa de que no era solo grande, sino bastante más lujoso que los otros. El carruaje estaba adornado con ocho enormes ruedas, cada par siendo conectada. Las ruedas venían con palos de soporte, usando grandes muelles para reducir el temblor. Y esto era solo medios alternativos de transporte del carruaje. Desde el centro del carruaje, una oscura gema verde de luz fue ligeramente liberada. Era impresionantemente la Técnica de Flotación. Y esta no era magia pura, sino un efecto de solidificación en el fondo del carruaje. Eso es decir que este carruaje en sí mismo era una enorme pieza de equipamiento mágico.

Soportando semejante gran carruaje con flotación no era algo que uno o dos meros magos usando Flotación podían lograr. Venia junto con un consumo ininterrumpido de cristales mágicos. Por supuesto, sus beneficios eran obvios: incluso en los suelos irregulares encontrados en el desierto, este carruaje avanzaría justo como un suelo plano, sin la más mínima vibración.

En el carruaje estaban tablas, sillas e incluso un amplio y confortable sofá. Y en este sofá estaban tendidas dos jóvenes damas, ocasionalmente comiendo frutas logan.

Comparado al frio exterior, el carruaje era tan cálido como la primavera, y las dos damas tendidas en el sofá estaban llevando simples faldas largas.

La dama en el lado izquierdo estaba llevando una falda blanca, simple pero todavía elegante, dándole una noble apariencia. Su pura y tierna cara parecía linda. Su nariz era tan hermosa como el jaspe, y su más sorprendente rasgo era su par de ojos negros, posando un contraste al resto de sus características.

La segunda dama tendida en el sofá estaba llevando una falda roja, parecía más fiera en comparación con la otra dama de falda blanca. Su cabeza estaba descansando contra un suave colchón, parecía tener exagerados senos de copa C. La cosa más atractiva era que esta figura diabólica fue emparejada con una extremada pureza, y cara joven. Una cara completamente infantil…

“Hermana Yue, deberíamos ser capaces de sacar nuestros ojos diablo ahora. Estas cosas son realmente incomodas.” La chica llevando la falda roja, dijo con un tono protestando.

La chica con la falda blanca respondió con una sonrisa, “Sácalo entonces. Ya hemos dejado el territorio humano de cualquier modo.” Mientras decía eso, levantó su mano, y a continuación, estos ojos negros repentinamente cambiaron de color, volviéndose en un color purpura.

Este purpura parecía puro y noble, viniendo con el incentivo de una bruja. Y la aura pura y santa en su cuerpo parecía emerger con otro tipo particular de aura.

La joven fama con la falda roja hizo el mismo movimiento, y en el siguiente instante, sus pupilas negras se volvieron rosadas, dándole a su cara angelical un sentimiento lindo y coqueto.

“Hermana Yue, estos bienes definitivamente nos darán buenos beneficios.” La joven dama vestida de rojo dijo con una risa.

La chica vestida de blanco suspiró ligeramente, “Detente de soñar, ¿cómo podría ser tan fácil? Los bienes de esta vez son principalmente especies, aceite, algodón, ropas, metal, seda de los humanos, raros tipos de maderas y demás. Y lo más importante esta la gran cantidad de comida. Pero los otros vehículos son solo una fachada: la verdadera cosa está aquí.” Mientras dijo eso, mostró el anillo color rubí en su mano derecha.

La dama de rojo preguntó, confundida, “¿No es cosa muy buena para nuestro lado demonio? No es comida lo que nos hace más falta.”

La dama de blanco replicó, “Es precisamente por esa razón que es inconveniente. Esta escasez no solo existe en uno o dos lugares. Estas cosas van a ser demandadas para cualquiera de las tribus. ¿Crees que simplemente se comporten y nos dejen transportar estas cosas a la provincia central? Su Majestad el Emperador Dios Demonio no se preocupa por estos humildes asuntos. Temo que este viaje no sea tan pacifico. Y lo más problemático es que no podemos emplear guardias en el sexto paso o más.”

La joven dama con la falda roja parecía alarmada, y preguntó, “Hermana Yue, ¿piensas que algunos grupos trataran de saquearnos? ¡¿Se atreverían?! Hermana Yue, eres la princesa del clan demonio Yue, la Bruja Yue Ye de esta generación, ¡llevando el nombre de Yue Ye! ¿No temen la relación con el Clan Yue?”

La joven dama vestido de blanco reveló una sonrisa, “Mi tonta hermana menor, ¿piensas que nuestra especia se preocuparía sobre cosas como humanos? Sin suficiente comida, ¡sus hombres de clan solo morirán de hambre! En comparación, la relación de nuestro Clan Yue no será tan amenazada inmediatamente. La ofensiva de esta caída no ira tan suave, y la escasez de alimentos es critica. Bajo tales circunstancias, mi caravana solo paree como una mina de otro. Dejándolo a parte yo, Yue Ye, incluso si les digo tu identidad como Leng Xiao, todavía no prestaran mucha atención.”

Esta chica vestida de rojo, Leng Xiao, hizo un puchero y preguntó, “¿Qué deberíamos hacer entonces? ¿No me digas que realmente deberíamos dejar que nos roben?”

Los ojos de Yue Ye centellearon, mientras le daba la respuesta, “No hay modo que les dejemos ir tan fácil. Ya notifiqué a nuestros hombres del clan para que vengan a rescatarnos. En más de cinco días, mis personas se unirán a nosotros. Ahora, solo espero que los clanes de la frontera no reaccionen demasiado rápido.”

Leng Xiao preguntó, confundida, “Entonces, ¿por qué no esperamos unos pocos días más antes de continuar?”

Yue Ye replicó con una sonrisa, “La zona fronteriza es monitoreada estrechamente en el lado humano. Si dejamos que los humanos vean nuestros masivos demonios de refuerzos cerca desde el otro lado, ¿qué pensarían sobre eso? Nuestro estatus como mercantes había sido cuidadosamente alimentado por un largo tiempo.”

Leng Xiao sonrió felizmente y respondió, “Hermana Yue, parece que estaba en lo cierto al escogerte acompañarte para conseguir algo de experiencia. Ciertamente aprendí bastantes cosas.”

La sonrisa de Yue Ye se desvaneció repentinamente, y repentinamente regresó a su postura sentada, “¡Ya están viniendo!”

Leng Xiao todavía estaba recostada, pero su expresión cambió rápidamente, “¿Cómo pueden ser tan rápidos! ¿Es posible que hicieran sus preparaciones para emboscarnos tiempo atrás?”

Los ojos de Yue Ye centellearon con frialdad, “La única explicación sería que hay un traidor en la cámara de comercio. No dejes el carruaje, me encargaré yo misma.” Mientras hablaba, así, su figura centelleó, dejando el carruaje.

En este momento, Long Haochen, que estaba avanzando en conjunto con los otros, repentinamente levantó su cabeza, mirando hacia el cielo de la noche en una particular dirección.

“¡Enemigos! Hagan sus preparativos, todos. Traten tan lejos como sea posible refrenarse de usar sus habilidades específicas. No usen habilidades de curación de sacerdote al menos que sea absolutamente esencial. Y nadie deje fluir su energía espiritual. Nos defenderemos nosotros mismos apoyándonos en los carruajes.”

Esta serie de ordenes fueron inmediatamente transmitidas a los miembros de los dos Escuadrones Caza Demonios.