“¿De qué lado están viniendo los enemigos?” Escuchando las ordenes de Long Haochen, todos los del 4to Escuadrón Caza Demonios no evitaron sentirse dudosos. Mientras que por los otros seis miembros del 21er Escuadrón Caza Demonios, ya hicieron sus preparaciones de acuerdo a la orden de Long Haochen.

Long Haochen, Wang Yuanyuan y Sima Xian estaban en el frente, Lin Xin y Chen Ying’er en el centro, Han Yu estaba en la retaguardia de la formación, y Cai’er solo desapareció en la oscuridad.

“¡Simplemente sigan las ordenes de Haochen!” Li Xin fritó antes de desenvainar su espada larga que recibió de los mercantes. Todos habían sido provistos con espadas ordinarias hechas con hierro fino.

Justo en ese momento, un brillo blanco centelleó en frente de la caravana, instantáneamente esparciéndose a través del aire. Quemando la noche formando una escena deslumbrante.

Ya que la aparición de esta luz blanca dejó a toda la caravana alarmada, los conductores inmediatamente reaccionaron.

Estos conductores claramente pasaron por un entrenamiento específico, operando rápidamente. Un corto tiempo más tarde, más de 200 carruajes formaron una enorme barricada circular de vagones.

Más de 500 guardias llevando armadura rodearon la barricada, pero el asombroso detalle era que sus armamentos emitían fluctuaciones mágicas. Estaban al menos en el Nivel Mágico.

Sin duda, las ordenes de Long Haochen ya habían sido seguidas, y sus compañeros estaban todos ocultos dentro del carruaje.

La tierra comenzó a sacudirse. Un ligero temblor primero, continuamente incrementando hasta que pronto surgió en el ruido ensordecedor de explosiones. El cielo todavía era negro azabache, pero en la escasa luz viniendo desde la luna y las antorchas de los carruajes, uno podía ligeramente ver numerosas sombras acercándose muy rápidamente.

Yue Ye calmadamente se paró en el techo de su carruaje, mostrando una fría expresión. Sobre el vehículo, su falda blanca se iluminó de blanco contra el cielo oscuro.

Con un movimiento de su mano, una luz blanca salió disparada hacia el cielo, pero esta vez, alcanzó una altitud más alta antes de explotar, construyendo la forma de una luna blanca torcida.

Pero cruzando más lejos, las sombras acercándose no reaccionaron a esta señal lanzada por la cámara de comercio de Yue Ye, manteniendo su velocidad de embestida sin mostrar disminución en lo más mínimo.

“Demonios, son demonios.” Wang Yuanyuan gritó en voz baja.

Long Haochen le dio una mirada, y ordenó, “No actúen todos ciegamente. Al menos que sea absolutamente necesario, no intervengan precipitadamente.”

Las tropas de demonios distantes ya estaban más cerca, y los guardias de la caravana inmediatamente no pudieron suprimir un cambió de sus expresiones. Solo de una evaluación visual, estas tropas de los demonios eran al menos 10.000 fuerte. En su frente estaban más de 5.000 Demonios Espadas Dobles, dirigidos por una docena de Demonios Verde Oscuros Espadas Dobles locamente corriendo hacia adelante. En su espalda estaba una gran cantidad de Sinuosos del Clan Luke que poseían sin duda el más grande peligro para su caravana. En caso de que estos enemigos lograran atacar desde el subsuelo, el daño que causarían obviamente sería tremendo.

Pero incluso una cosa más aterradora era que aparte de estas dos razas, una enorme cantidad de otros tipos de demonios estaban siguiéndolos en su retaguardia. Estaban acompañados por una fuerza aérea de cientos, pero estaba demasiado oscuro para verlos claramente todavía.

Estas tropas de demonios claramente no tenían alguna intención de negociar, solo irrumpiendo e inmediatamente masacrando su camino de paso. Los alrededores fueron llenados con intensa intención asesina.

Long Haochen estaba continuamente observando la dama que llevaba la falda blanca. Mientras ella miraba a estas fuerzas demoniacas acercándose, dos banderas repentinamente aparecieron en la mano de esta chica. Sin vacilación, blandió las banderas de color blanca y roja a la velocidad de la luz.

Los 500 guardias que habían salido corriendo para defender la caravana inmediatamente regresaron a sus posiciones, y Long Haochen escuchó una serie de sonidos repetidos de máquinas. Cada uno de los conductores de los carruajes estaba trabajando con la máxima urgencia.

En el lado de los carruajes, un tablero fue levantado abiertamente, exponiendo los disparos de salva de artillería de misiles ligeramente brillando. Todos en el grupo de Long Haochen tenían sentidos agudos, así que sus pupilas inmediatamente se contrajeron en sucesión. Esto era debido a que descubrieron que estas flechas estaban ligeramente imbuidas con poder mágico. Eran inesperadamente flechas mágicas.

De hecho, incluso las flechas mágicas más comunes costarían más de 2.000 monedas de oro cada una. Además, eran artículos de un solo uso, y con tantos carruajes, solo una descarga de flechas consumiría más de 10.000 monedas de oro. Esta era una demostración del consumo extremadamente alto de dinero.

Yue Ye estaba de pie calmadamente en la cima del carruaje, su linda cara retrataba una mezcla de una aura pura, santa y demoniaca. Actualmente llenándose con desolación, sus ojos purpura titilaron fríamente. Junto con la bandera blanca, mantuvo la roja en alto, calmadamente mirando a las fuerzas demonios aproximándose.

Siendo una de las uniones más grandes de mercantes independientes, el Grupo Mercante Yue Ye naturalmente tenía sus propios modos de autodefensa. Su más grande desventaja caía en el hecho que no podían contratar potencias del sexto paso o más, pero todavía podían confiar en otros medios como, por ejemplo, su equipamiento.

Hush. En el momento que la bandera roja en su mano fue apuntada hacia adelante, una asombrosa escena inmediatamente tomó lugar.

Junto con una cadena de sonidos de maquinarias y el zumbido de las flechas liberándose, miles de brillantes rayos fueron disparados. Estos resplandores eran de varios colores. Once de estas flechas fueron liberadas desde los carruajes: diez más pequeñas y una más grande. Pero instantáneamente después de que fueran lanzadas, Long Haochen sintió que no solo las flechas eran mágicas; incluso las ballestas que las dispararon eran suplementadas con magia. Además, estas flechas mágicas en realidad no eran el tipo de objetos de un solo uso, y las fluctuaciones mágicas que liberaron eran poderosas, ¡comparables a ataques mágicos del segundo o tercer paso! Sobre todo, las más grandes excedían un metro en diámetro. Mientras que fueron lanzadas, fueron rodeadas por magia giratoria.

Si uno miraba a esta escena desde arriba, sentiría que esta barricada de vagones del Grupo Mercante Yue Ye se sintiera junto como el nido de una abeja: incluso si las tropas de los demonios todavía estaban a más de 500 metros de distancia, una gran cantidad de flechas mágicas ya fueron lanzadas a ellos.

La escena resultante absolutamente era espectacular: la vanguardia de la armada de demonios sorprendentemente había sido completamente aniquilada.

Independientemente de si eran ordinarios o Demonios Verde Oscuros Espadas Dobles, un bombardeo tan intenso de flechas solo los hacia parecer como niños. La magia perforó las extremidades de los demonios y soplándolos en pedazos. Esta combinación de metal y magia era absolutamente mortal, y un símbolo del terrible poder monetario que podían tener. Incluso una potencia del séptimo paso solo podría retirarse con rencor, cuando enfrentaba las muchas flechas mágicas.

Todos los carruajes se sacudieron de la extrema reacción, sin embargo, inmediatamente lanzaron otra descarga de flechas mágicas.

Este tipo de campo de batalla era solo demasiado espectacular. Aunque el grupo de Long Haochen solo podía seguir el ataque desde el carruaje estaban en el que estaban sentados, todos pudieron sentir un escalofrió bajando a su lomo.

Después de una sola ronda de flechas, estas tropas de demonios de más de diez miles fueron dejadas sin un solo Demonio Espada Doble vivo. Y los siguientes Demonio Luke mostraron una rápida respuesta, inmediatamente hundiéndose en el suelo y poco a poco escapando del segundo ataque. Pero los distantes demonios voladores, al igual que las otras especies en la retaguardia, recibieron un fuerte daño. Pero su matanza no se debilito en absoluto, la densa atmosfera sanguinaria se esparció alrededor, causando que todos sintieran nauseas.

Entre la barricada, el único carruaje inmóvil era en el que Yue Ye estaba de pie. Justo como antes, su mano estaba blandiendo las banderas sin parar. Mientras los demonios distantes estaban continuamente siendo masacrados, no parecía mostrar alguna preocupación. En algún punto, ya había hecho uso de sus ojos mágicos, que ahora había recuperado su usual color negro. Pero en medio de la profunda noche, ¿quién les prestaría atención a tan pequeños detalles?

Mientras la bandera bajaba, los carruajes detuvieron de sacudirse, y Long Haochen descubrió a través de la observación atenta que su suplemento de flechas mágicas estaba lejos de ser ilimitada: cada dispositivo solo tenía la habilidad de lanzar dos rondas. Pero los varios cientos de carruajes fueron cargados con varios cientos de estas formidables armas mágicas, así que incluso si había solo dos rondas cada una, el poder penetrante de estas flechas era suficiente para volver a la mayoría de las tropas de los demonios en cadáveres.

Justo en ese momento, Yue Ye, todavía de pie en el carruaje, levantó su mano derecha, inscribiendo un pergamino blanco. El pergamino se extendió, liberando una luz blanca que inmediatamente salió disparada a través del cielo e iluminando a todos los carruajes. Pronto, envolvió la barricada completamente, y en un instante, el suelo debajo de sus pies se volvió blanco.

Con un rápido movimiento Yue Ye insertó la bandera roja en el suelo en frente del carruaje. Long Haochen inmediatamente escuchó al conductor a su lado gritar, “Empujen sus armas en el suelo, para herir a los Sinuosos del Clan Luke.”

Long Haochen había sentido desde mucho tiempo que los Sinuosos viniendo desde abajo estaban logrando acercarse más. Esa chica vestida de blanco, parecía responsable del liderazgo, reaccionando calmadamente, y aunque su pergamino blanco emitía un luminoso brillo blanco, no era del elemento luz. Sin embargo, su poder defensivo y el alcance del efecto eran extremadamente asombrosos. Los Sinuosos del Clan Luke no solo no podían tratar de emerger desde el suelo, sino que no tenían modo de romper a través de la obstrucción del brillo blanco. En la otra mano, las espadas largas del grupo de Long Haochen fueron clavadas en el duelo no fueron afectadas en absoluto.

Los dos Escuadrones Caza Demonios naturalmente no dejarían tan buena oportunidad escaparse lejos. Su percepción era mucho mejor que la de las personas ordinarias. Sentían el paradero de los Sinuosos e ininterrumpidamente los perforaron mientras usaban su energía espiritual interna para proveer a estas finas espadas de hierro con un excelente poder destructivo. Rápidamente, los hombres del Clan Luke atacando fueron todos eliminados.

Después de estos ataques, las tropas de demonios aproximándose ya habían sido reducidas al menos de un tercio de su tamaño anterior, mientras solo la mitad de sus tropas aéreas permanecían. Su asalto se detuvo temporalmente, mostrando vacilación. Claramente, no esperaban la respuesta del Grupo Mercante Yue Ye sea tan fiera.

Demonios también eran criaturas vivientes, y viendo a su propio parentesco siendo asesinado miserablemente, sentía algo sin valor. Pero los demonios que se quedaron no escaparon, en su lugar calmadamente se detuvieron a una distancia de más de un kilómetro, justo afuera del rango de las flechas mágicas.

De pie en el carruaje, Yue Ye surcó sus cejas. Era después de todo una mercante, no un soldado. El poder de las caravanas ya había sido ampliamente exhibido, y ya usaron la mayoría de sus flechas mágicas. Si los demonios que permanecían había insistido en atacar, la caravana seguramente habría sufrido algunas perdidas. No solo una perdida monetaria, sino una pérdida de vidas humanas.

Una silueta roja rápidamente se montó en el techo, uniéndose con Yue Ye. “Hermana Ye, ¿qué está pasando? ¿Por qué estos bastardos no se están retirando?”

Justo como Yue Ye, Leng Xiao poseía ojos que eran capaces de cambiar de colores.

 

Anuncios