Mientras Lin Xin empujaba su propio cabello largo verde oscuro a su espalda, declaró, “Ese es un asunto del hecho. Y recientemente se estado buscando hacer píldoras que puedan proveer apoyo de cultivación al sexto paso. Pero, eso es bastante difícil, necesito hacer más experimentos. Los componentes principales están viniendo de los Soldados Ojo Demoniaco de ocho ojos, así que tenemos muchos de ellos. Espero que las pruebas sean exitosas.”

Mientras el tiempo pasó, la utilidad de Lin Xin como un alquimista incrementaba incesablemente.

“Ying’er, esto es para ti.” Lin Xin le arrojó una pequeña bolsita de tela a Chen Ying’er.

Chen Ying’er la cogió, mostrando una reacción confundida, “¿Qué es? ¿Hay píldoras adentro?”

Lin Xin sacudió su cabeza, replicando, “Niña tonta, estos son cristales mágicos. Si tu cerdo no las tiene, ¿cómo tendremos fuerza de pelea? Las compré en la casa de subasta. Uno en el sexto paso, y la docena de otras están viniendo de bestias mágicas del quinto paso. Consérvalas bien, estas cosas fueron solo tan caras. La mitad del dinero que hice fue usada para estas, y el resto para comprar material.”

“Wah, gracias, gran hermano Lin.” Chen Ying’er parpadeó sus limpios ojos a Lin Xin, mirándolo con suaves ojos.

“¡Es suficiente! Así lo hice para nuestro equipo. Hermana menor, aunque eres linda, por la seguridad d mi vida, por favor no me mires con este tipo de ojos.

No quiero que este Yang Wenzhao apunte a mi vida.”

Chen Ying’er tomó los cristales mágicos con gran deleite, y reaccionó con un resoplido, “¿Qué pasa con este Yang Wenzhao, se atrevería a tratar de controlarme? No me gusta, me gusta bastante la Hermana Yuanyuan. Ya soy perfectamente compatible con la Hermana Yuanyuan, quién se preocupa por él.”

“Pf, Juju…” Sima Xian tosió violentamente unas pocas veces, lanzándole una mirada a Wang Yuanyuan, “Que perfecta compatibilidad, ¿con otra chica? ¡Eso sería un desperdicio de recursos!”

La expresión de Wang Yuanyuan permaneció igual, “¿Qué hay de bueno contigo? Humpf.”

Sima Xian miró a Lin Xin con una sonrisa significativa diciendo, “Dime, si fuera a vender nuestra información sobre lo que Ying’er te dijo a Yang Wenzhao, ¿cuántos puntos de contribución conseguiría?”

Chen Ying’er reacción sin prisa, placenteramente diciendo, “Intercámbialo por la cantidad que quieras, pero, en cualquier caso, quiero la mitad.”

Long Haochen aceptó las píldoras con una sonrisa. Su 1er escuadrón ya había sido establecido bastante tiempo atrás. Junto con la profundización de las relaciones de todos con los otros, ya cada uno mezclo sus propias características en el grupo. Y su fuerza como un todo incrementó sin obstrucción.

“¡Haochen! Rápidamente síganme a los muros de la ciudad, todos.” Justo en el momento que todos estaban conversando, la voz tensa de Gao Yingjie resonó desde afuera.

Habiendo visto la expresión seria de Gao Yingjie, todos lo siguieron apresuradamente. Ellos no pensaron mucho, simplemente asumieron que sería a lo máximo el comienzo de una nueva operación. “Sígueme.”

Long Haochen no se atrevió a aflojar, comandando a sus compañeros a seguirlo rápidamente. No sabía qué sucedía, pero definitivamente no eran buenas noticias.

El sentido del olfato de Cai’er ya se había recobrado, así que naturalmente siguió a Long Haochen fuera de los cuarteles. El grupo de siete fue dirigido a los muros de la ciudad bajo el comando de Gao Yingjie.

Pero cuando llegaron a los muros de la ciudad, Long Haochen descubrió que los muros enteros de la Ciudad Exorcista estaban asombrosamente calmados.

Los otros nueves Escuadrones Caza Demonios ya habían llegado a los muros de la ciudad y estaban a cargo de la defensa de unos cien metros de área. Viendo la llegada del grupo de Long Haochen, ellos naturalmente les dejaron manejar la defensa de un área de una docena de metros.

Long Haochen los miró cercanamente y descubrió para su asombro que algunos cambios aparecieron en los otro nueve Escuadrones Caza Demonios. Habiendo pasado a través de muchas duras pruebas, parecían mucho más constante, y menos alocados que antes. Claramente, sobre el curso de estos cincuenta días, ellos habían hecho importantes progresos. En términos de experiencia, ya sobrepasaron al 1er Escuadrón Caza Demonios.

Gao Yingjie se quedó al lado de Long Haochen, señalando y diciendo en voz profunda, “Mira.”

Mirando la situación afuera de los muros, Long Haochen que anteriormente parecía relajado inmediatamente se puso sorprendido.

No era solo el Paso de la Montaña Exorcista que estaba calmada, sino el exterior también estaba extremadamente calmado. Pero no era debido a las fuerzas principales de los demonios que estaban retirándose, todo lo contrario: las fuerzas principales de los demonios en realidad estaban bien ordenados en la entrada del Paso de la Montaña Exorcista. En silencio, una enorme masa sombría y desolada estaba avanzando continuamente, cargando hacia la dirección del Paso de la Montaña Exorcista.

Hoy, los demonios fueron contra todas expectaciones bien organizados. Justo en el frente, los Demonios Espadas Dobles formaron docenas de formaciones cuadradas, y de lo que parecía, sus números excedían al menos los 5.000.

Detrás de estos Demonios Espadas Dobles estaban diez grupos de quinientos Solados Ojo Demoniaco. Y mientras la formación avanzaba en profundidad, demonios de tribus más fuertes estaban presentes. Lejos en la retaguardia, Long Haochen ligeramente vio docena de colosales de pie en silencio. Incluso con tanta distancia del Paso de la Montaña Exorcista, estas grandes siluetas de demonios podían vagamente ser vista, su altura en realidad sobrepasaba los cincuenta metros.

Los demonios reunidos no solo estaban limitados al suelo, sino al mismo tiempo estaban en el cielo.

La reunión de los aéreos de una gran cantidad de demonios de la fuerza aérea formó una nube negra cubriendo el cielo y haciendo sombra a la tierra. Pero estaban tan calmados como sus pares. Aves Mágicas, Águilas Demoniacas, Águilas Demoniacas de Doble Cabeza, Demonios Voladores Beta al igual que muchos otros tipos de demonios voladores estaban organizados y separados por razas. Pareciendo como si estuvieran listos para atacar en cualquier tiempo, una vez que recibieran la orden.

Justo en medio de la fuerza aérea de los demonios estaban diez siluetas con una altura sobre los treinta metros. De un modo loco, eran dragones gigantes negros.

Viendo semejante escena, el grupo de Long Haochen no pudo evitar tomar un profundo respiro. ¿Qué estaban estos demonios planeando? ¿Por qué todos los montones de demonios salieron? Más importante, había muchos demonios poderosos que nunca habían aparecido en el campo de batalla antes. En otras palabras, esta era la fuerza principal de los demonios.

La atmosfera tensa rodeó el Paso de la Montaña Exorcista. A pesar del hecho que la defensa del paso de la montaña duró por miles de años, la formación de batalla de la armada principal de los demonios esta vez era poderosa y sin precedentes. En caso de que iniciaran el asalto, una sanguinaria batalla estaba destinada a ocurrir. Todos apretaron sus manos alrededor de sus armas, silenciosamente esperando para que se aproximen.

El grupo de Long Haochen no se atrevió a aflojar, y se organizaron en una formación defensiva adecuada.

En este gran campo de batalla, su fuerza individual parecía insignificante, pero, de todos modos, harían lo mejor que pudieran para asesinar muchos demonios. Esta no era una cuestión de puntos de contribución, o al menos no algo más. Defender la Montaña Exorcista era extremadamente importante, envolviendo a la humanidad entera.

La atmosfera no era solo tensa en los muros de la ciudad, sino incluso en la alta torre de la puerta de la ciudad.

Sheng Lingxin que ya recuperó todas sus memorias, calmadamente miró a la escena desde arriba. A su lado estaban los oficiales militares de alto rango. Todos ellos tenían expresiones serias: esta vez el lado opositor de la armada de demonios era formidablemente sin precedentes, obviamente no solo estaban viniendo para adquirir comida para su población.

Sheng Lingxin reveló algo de duda en sus ojos, “¿Se han llegado las fuerzas demoniacas a volverse locos? ¿Cómo podrían ellos juntar tantas fuerzas armadas? Incluso los soldados personales del Emperador Dios Demonio, los Dragones Negros, aparecieron. ¿Han hecho sus preparaciones para ir con todo y destruirnos a cualquier costo?”

En este preciso momento, una voz de edad sonó en la espalda de Sheng Lingxin, “Solo pueden ser dos razones por la que las fuerzas de los demonios lo hicieron. La primera posibilidad es como tu adivinaste, que los planes de los demonios de ir con todo a traces de nuestro Paso de la Montaña Exorcista. Si las cosas son así, solo dejémoslo venir. Desde que nuestro Paso de la Montaña Exorcista pudo durar por miles de años, protegida por nuestro Templo del Asesino, no me atreveré a decir que seguramente detendremos la ofensiva con todo de los demonios, pero estarán destinados a pagar un precio extremadamente desastroso.”

Sheng Yue camino hacia adelante sin apuro, llegando al lado de Sheng Lingxin. Viendo su apariencia, la expresión nerviosa de los oficiales de alto rango claramente se calmó. Teniendo una potencia del noveno paso vigilando la ciudad les dio, al igual que los solados, un gran impulso de autoconfianza.

Sheng Lingxin no hizo sus saludos a su abuelo: ahora era el oficial de mayor rango en la ciudad, y haría todo lo posible para asumir su deber.

“¿Qué pasa sobre la segunda posibilidad?” Lingxin preguntó.

Sheng Yue replicó, “Mientras que, por la segunda posibilidad, es que los altos mandos de los demonios vinieron. Cada vez que tienen asuntos importantes que discutir con nosotros en el pasado, asumirían este tipo de formación para aterrarnos con su poder militar e incrementar las probabilidades de éxito de sus negociaciones.”

Escuchando las palabras de su abuelo, Sheng Lingxin inmediatamente tuvo un flash de entendimiento, “Desde que este es el caso, debería haber más altas probabilidad por el segundo. De acuerdo a toda la inteligencia que juntamos, los demonios no mostraron algunos signos de hacer operaciones a grandes escalas. Si realmente fueran con todo para lanzarse una guerra, entonces la presión seguramente no se volvería solo a nuestro Paso de la Montaña Exorcista.”

Sheng Yue asintió su cabeza con orgullo, “Es cierto, desde que este es el caso, solo no sabemos por ahora a qué están apuntando estos demonios. Habiendo traído innumerables fuerzas para lanzar un ataque sorpresa, dejemos que las traigan. Solo me preocupa más quién venga esta vez. De mi estimación, es al menos un dios demonios clasificado dentro del top diez. De otro modo, no serían capaces de organizar semejante formación.”

Sheng Lingxin repentinamente comentó, “Señor Heroico, sobre el Templo del Asesino por ahí…”

Sheng Yue asintió su cabeza, dándole una respuesta, “Descansa tranquilo, ya hicimos preparaciones. Si realmente vinieron para un ataque con todo, mi Templo del Asesino no terminará diezmado.”

Sheng Lingxin calmó su respiración, “Ahora, todo lo que queda es esperar.”

En el momento que su nieto habló, repentinamente, lejos en la retaguardia a de la formación de batalla, tres pilares de luz masivos salieron disparados hacia el cielo, trayendo fuertes resplandores y erupciones de energía espiritual. Incluso si estaban a bastante distancia de la ciudad, todos pudieron aún verlo. El resplandor de los pilares de los dioses demonios.

“Hou, hou, hou.”

En el instante en que estos tres resplandores surgieron de los tres pilare de los dioses demonios, las anteriores tropas silenciosas inmediatamente bramaron.

¡Esa era una gran armada de cientos de miles! Con estos rugidos simultáneos, en el Paso de la Montaña Exorcista, la tierra se sacudió y el suelo tembló.

Incluso cien generales solo serían capaces de cambiar expresiones en frente de semejantes fuerzas masivas. Pero su diferencia a personas ordinarias era que el ultimo caería débilmente al suelo mientras el primero peleaba. Estos soldados que fueron a través de cientos de batallas solo sostenían sus armas estrechamente, su sangre bullía en frente de tales feroces enemigos.

Estos tres dioses demonios eran precisamente el Ardiente León Demoniaco Allocer, el Alado Toro Loco Demoniaco Zagan, al igual que septuagésimo dios demonio, el Malvado Jinete Demonio Seere.

Anteriormente, estos tres dioses demonios vinieron para intentar manejar al Regimiento de Caballeros Ángel Brillante, así que Long Haochen naturalmente los reconoció en una mirada.

¡Ellos verdaderamente merecían ser llamados dioses demonios! Su aura era inesperadamente capaz de causar que cientos de miles estén en semejante estado de emoción.

Esto era el modo de pensar de Long Haochen. Pero en la torre de la ciudad, la cara del Asesino Heroico Sheng Yue cambió.

“No es bueno… No me digas… No me digas que él vino…”

Anuncios