Gao Yingjie dijo con una voz grave, “… Todos ustedes, regresen a descansar, Long Haochen, si una situación como la de hoy sucede de nuevo, disolveré tu Escuadrón Caza Demonios, ¿entendido?”

Long Haochen se apresuró a pararse firme, realizando un saludo del caballero dirigido a él.

En el momento actual, solo Sheng Yue, Lan Yanyu y el inconsciente Sheng Lingxin se quedaron en la habitación.

Cuando todos se fueron, y la cara de Sheng Yue inmediatamente pareció volverse más fría. “Cómo podría ser… este viejo comía mucha más sal que tu incluso nunca has comido. Aunque Haochen ha estado cubriéndolos, este chico solo no sabe cómo mentir. Mientras ha estado hablando, incluso no se atrevió a mirarme a los ojos.”

Lan Yanyu bajo su cabeza, mirando a su esposo acostado en la cama, llena de preocupación. “Hoy, vi a Long Haochen y Cai’er compartiendo la cama y… Después Lingxin se enteró sobre eso, decidió probar a la habilidad de este Long Haochen, y darle una buena lección, para detenerlo de irse por la borda…”

“¡Sinvergüenza!” Sheng Yue originalmente no tenía un buen temperamento, pero escuchando su explicación, instantáneamente se volvió más furioso.

“¿Qué mierda hay en sus cerebros? ¿Podría ser que no sabían que este viejo ha estado personalmente escoltando a Cai’er para participar en la Selección Caza Demonios? Si no lograba la aprobación de este viejo, y si no fuera por su inteligente plan, iría tan lejos como para causar una disputa entre nuestros dos grandes Templos, él no habría sido capaz de estar al su lado hoy. Déjame decirte, la importancia de Long Haochen para el Templo del Caballero es comparable a la importancia de Cai’er para el nuestro Templo del Asesino. Y justo ahora, este chico me dijo que él es el hijo de Long Xingyu. ¿Deberías saber quién es Long Xingyu? Lingxin siempre ha estado tratando a ese Long Xingyu como su ídolo.

¿Qué bueno hay en ustedes dos? Es afortunado que no ocurrió un accidente esta vez. Si algo sucedía, no solo habrían lamentado toda su vida, sino que, además, comenzaría una tormenta en toda la Alianza.”

Escuchando las palabras de Sheng Yue, no pudo evitar quedarse en blanco, “Pero… ¡Pero compartía una cama con Cai’er! Y es tan joven.”

Sheng Yue dijo fríamente, “¿Qué pasa con que compartan una cama? ¿No es un asunto que estaba obligado a suceder tarde o temprano? ¿Y tu habías estado esperando por el día de la boda para dormir junto con este hijo de puta? En la Alianza entera, excepto de Long Haochen, ¿quién podría tener la calificación para estar con Cai’er de mi familia? Más importante, Cai’er ya lo ha aceptado. ¿No conoces el temperamento de Cai’er? Sea tu o yo, todos hemos sido excluidos de su corazón. Pero Long Haochen ha logrado conseguir un lugar en él, ya sobrepaso toda expectativas. Ahora que perdí mis ojos en Cai’er por dos meros días, ustedes dos casi han causado problema mayor.”

Lan Yanyu sonó afligida, “Abuelo, ¡soy su madre! No me digas que incluso como su madre, ¿no debería haber hecho algo cuando veo a mi pequeña hija tan cerca de un chico? Comenzando desde los tres años, no he tenido alguna oportunidad de cuidar de Cai’er, mi única hija, e incluso fui tratado por ella como un extraño.”

La mirada de Sheng Yue gradualmente se volvió más gentil, y con un suspiró declaró, “Cada ganancia viene con una perdida. De todas formas, desde que este asunto no termino tan mal, vamos a dejarlo de lado. Solo toma un buen cuidado de Lingxin.”

Habiendo dicho eso, este héroe del noveno paso se volteó y se fue. Después irse de la vista de Lan Yanyu, una expresión impotente, llena de miseria, apareció en este omnipotente viejo. ¡Ella era después de todo su bisnieta! Pero no tenia opción.

Detrás de la vivienda.

En el momento, el cielo ya era oscuro. El amanecer no había llegado todavía.

Regresando a su casa temporal, Long Haochen no era capaz de decir algo, inmediatamente cayó dormido en el abrazo de Cai’er.

Todo lo que Cai’er originalmente quería preguntar permaneció sin respuesta.

Si uno fuera a preguntarle a Long Haochen por su reacción en la anterior batalla, habría una sola respuesta, formada con las pocas palabras, Es tan grandioso que lograra regresar vivo.

Campamento de la Armada Demonio.

Diferente del sistema humano, los demonios estaban agrupados con sus parientes del mismo nivel, un claro sistema de clasificación por poder. Pero el aspecto de la supervisión no era meticulosamente cuidado en absoluto.

Una armada de ciento de miles estaba reunida en un área plana. Debido a que la mayoría de los demonios no hacían algo productivo para mejorar su estilo de vida, solo las potencias demonios del cuarto paso o superior tenían la calificación para tener un hogar. Incluso así, sus viviendas parecían obviamente en muy mal estado en la mayor parte.

Seis mil años atrás, los setenta y dos dioses demonios repentinamente aparecieron, infectando a muchas personas en el continente y causando una guerra de invasión. Los tan llamados clanes todos tenían la misma posición adoptando la común idea de matanza y el saqueo durante su camino mientras ignoraban las consecuencias.

Junto con esta guerra que duró más de un milenio, la Alianza del Templo se estableció para que la humanidad gradualmente ganara un punto de apoyo, confiando en las barreras naturales para funcionar como frontera del reino demonio. En ese momento, el lado demonio llegó a descubrir su tema principal.

Entre los demonios, mientras más alto era su nivel, más baja se volvía su velocidad de reproducción. Cómo un asunto de la cuestión, los demonios de bajo rango como los Demonios de Espadas Dobles se multiplicaban a una velocidad extraordinaria, casi similar a la de los humanos. Y estos Demonios de Espadas Dobles necesitaban más de tres años para crecer a la adultez.

Los demonios habían masacrado a muchos humanos, y a parte de los humanos, había, además unas pocas otras especies que estaban cerca de la extinción en Shengmo Dalu. En tales circunstancias, después de su posición en el continente se estabilizó, los demonios estaban en una perdida cuando descubrieron que sus recursos de comida no durarían.

En un estado de impotencia, los demonios solo podían reunir a los humanos supervivientes junto, con el fin de criarlos como comida, como animales de granja. Para sobrevivir, cualquier raza necesitaría primero que todo llenar su estómago. De otro modo, ellos estarían destinados a ser condenados.

Pero, aunque el territorio de los demonios era enorme, ellos habían al final asesinado a demasiados humanos, la gran mayoría de ellos había corrido a la Alianza. Los humanos que lograron encontrar era demasiado pocos, así que no tenían otra solución sino renunciar a sus otros campos de desarrollos, con el fin de concentrarse en la comida.

Ahora, la posición que los humanos mantienen comparado a los demonios era completamente diferente del pasado, a la medida que ahora eran incluso más importantes que la parte de gama baja de su propia raza. Fue al extremo que habían conseguido la calificación para ser ordenados en la clasificación media de los demonios, para asistirlos en la producción de materia prima.

Entonces, los demonios entraron en un estado de incesante guerra contra la Alianza del Templo, con dos metas principales. La primera era saquear a los humanos tan lejos como fuera posible, y a otra era reducir su población. Pero por los pasados seis mil años, los humanos ya habían logrado perfectamente apoyarse firmemente, y aunque ellos parecían alfo en desventaja contra los setenta y dos dioses demonios, confiaban en su ventaja de terreno, y en superior conocimiento en creación de armas formidables, resistiéndose a los ataques de los demonios uno después de otro. Los demonios odiaban a las armas mágicas defensivas de tipo cañón que les dejaban sin un modo de confrontarlos. Mientras que, por ellos, no tenían la habilidad de producir este tipo de arma. Si no fuera por el formidable poder militar de los setenta y dos dioses demonios, la fuerza militar de los humanos y demonios se cancelarían entré sí.

No obstante, hasta el último momento, los demonios siempre habían estado llevando el sartén por el mango. Los humanos no se atrevieron a lanzar su ofensiva al este, para tratar de recuperar el territorio perdido. Si ellos fueran a perder sus protecciones naturales, los humanos no serían partido contra los demonios.

En el centro de las armadas principales de los demonios estaban tres enormes campamentos. Cada uno era de diez metros de alto, teniendo un diámetro de al menos treinta metros. Entre los demonios, solo la residencia de los dioses demonios podría ser considerara lujosa.

En este momento, la atmosfera en la tienda del medio era extremadamente pesada.

El Ardiente León Allocer estaba sentado en el puesto del medio, y a sus dos lados estaban el Alado Toro Loco Demoniaco Zagan y el Malvado Jinete Demonios Seere.

Aunque estos tres dioses demonios no estaban clasificados sobre el rango cincuenta, ellos todavía mantenían posiciones importantes dentro de los demonios. Solo, que ellos ahora estaban teniendo caras extremadamente serias.

El Alado Toro Loco Demoniaco Zagan ferozmente golpeó una mesa de hierro, dejando salir un ruidoso sonido, “En ese momento, realmente fuimos estúpidos. Deberíamos haberlo agarrado y tomarlo de regreso con nosotros. Si los hubiéramos enviado al palacio de Su Majestad, ¿todo no se habría resuelto?”

“¿Agarrarlo? Deberías haberlo hecho tú mismo, ¿o querías que yo lo hiciera? ¿O el León Demoniaco?” La hermosa cara del Malvado Jinete Demonio Seere resopló fríamente.

Escuchándolo, la mirada insolente de Zagan cayó en silencio, miedo centelleaba a través de sus ojos.

Allocer ondeó su mano, diciendo, “Bien, bien, ¿qué utilidad hay en decir esto? Esta pieza de noticias es solo demasiado asombrosa. Si eso realmente llegó a este mundo, incluso si nunca recupera su fuerza original, no deberíamos actuar precipitadamente contra él. Pero realmente espero que viéramos mal. Después de todo, eso debería ser incapaz de cruzar a través de dimensiones…”

En este punto, el mismo tipo de miedo apareció en sus ojos.

Zagan se le cortó el aliento como reacción, “Entonces, ¿qué podemos hacer sobre eso?”

El Ardiente León Demoniaco repentinamente se levantó, “No habría resultado si mantenemos una discusión tan infructuosa. Vamos hacer esto, ustedes dos manténganse aquí para liderar las tropas y para seguir lanzando ataques, despachen tropas por debajo del tercer paso. Pero no lancen ataques importantes, y tengan en cuenta reforzar las defensas de nuestros cuarteles. Inmediatamente regresare a donde Su Majestad el Emperador Demonio para que tome una decisión.”

El Malvado Jinete Demonio Seere asintió y dijo, “Si, supongo que este es el único camino.”

Un corto momento más tarde, un trueno estalló desde los cuarteles de los demonios, y una bola roja avanzó, dirigiéndose al este.

En la mañana.

A pesar de los eventos del día anterior, los miembros del 1er Escuadrón Caza Demonios no pudieron dormir solo por esta razón. En su nivel de entrenamiento, descansar era sobre meditar con atención estática y teniendo solo una o dos horas de sueño. En el caso de que no sufrieran heridas, esto sería suficiente para que se recuperaran.

En el momento en que todos se despertaron y se dirigieron al baño en sucesión, el único que le dio a Long Haochen esa orden militar del día anterior vino. Solo que esta vez no era sobre darle una orden militar, sino para llevarles su desayuno.

“Ai, ¿es el tratamiento militar tan bueno? Incluso enviaron nuestro desayuno a nuestras propias habitaciones.” Lin Xin comentó curiosamente.

El soldado que estaba llevándoles su comida sonrió mientras empujaba sus platos, “En vista de la excepcional actuación que exhibieron ayer en el campo de batalla, los altos mandos decidieron proveerle a cada miembro su comida de acuerdo a la base sacerdotal.” Habiendo dicho eso, se volteó y se fue.

Las diferentes vocaciones dentro de la Alianza del Templo también comían diferentes tipos de comida. Esto no era sobre discriminación, sino el punto principal de esta distinción venia del hecho que sus personas tenían diferentes topos de constituciones. Por ejemplo, los guerreros y asesinos no podían comer exactamente el mismo tipo de comida. Los guerreros necesitaban poder y resistencia mientras los guerreros no podían comer exceso de grasa, en consecuencia, evitaban los alimentos con almidón. Y luego, los magos e invocadores comían comidas más ricas, debido que consumían una gran cantidad de poder mental, e incluso teniendo más requerimiento nutricional que los otros. Mientras que, por los sacerdotes, ellos comían el mejor tipo de comida, debido a que, generalmente hablando, las condiciones de sus cuerpos parecían más débiles.

Naturalmente, había una excepción de todo. Por ejemplo, la situación que estaba sucediendo justo ahora podría ser llamada una excepción.

Pero naturalmente, nadie se quejó de tener una buena comida para comer. Después de lavarse, inmediatamente se sentaron y comieron sinceramente juntos.

 

Anuncios