Sheng Yue se giró, y dijo, “Yo diría que deberíamos tomar sus puntos de contribución y dejarlo ser. Una bofetada sería demasiado. Si no adivino mal, Lingxin habría querido que consiguiera algo de experiencia caminando en el campo de batalla; realmente había una probabilidad baja de un evento como el de encontrarse con los dioses demonios. Y considerando su nivel de cultivación, Lingxin debería haber sido más que suficiente para protegerlo. Es afortunado que Haochen esté bien. Vamos a resolver este asunto de este modo. SI en el futuro, viola las reglas militares una vez más, no será tarde para castigarlo severamente en ese momento.”

Gao Yingjie estaba como antes lleno de furia, pero Sheng Yue no era solo el Líder del Templo del Asesino, era al mismo tiempo el Líder Auxiliar de la Alianza del Templo. Como tal, Gao Yingjie solo podría obedecer sus instrucciones, y darle su promesa calmadamente. Pero ahora, la mirada que le dio a Long Haochen no era más tan amable como era en el pasado.

Después de mirarlo con disculpas, Long Haochen inmediatamente se giró para mirar a Sheng Yue, preguntándole, “Bisabuelo, ¿cómo está Tío Sheng? ¿Ha sido herido seriamente?”

Sheng Yue suspiró y replicó, “No está herido.”

“¿Eh?” Long Haochen lo miró con una cara confundida.

Sheng Yue dijo, “Lingxin sufre los efectos de rebote de la Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia. Heh, ese niño… Pero en ese momento, si no hubiera usado este tipo de poder, que habría sido difícil regresar vivo.”

Long Haochen declaró con una cara avergonzada, “Tengo la culpa, por haber sido una carga para el Tío Sheng.”

Gao Yingjie finalmente no pudo contenerse más, “¿Así que te das cuenta? Si no fuera por ti, considerando el poder del joven hermano Sheng, ¿qué posiblemente habría sido capaz de detenerlo si quería irse? Realmente hace que me pregunte qué es bueno en ti.”

Sheng Yue le dio a Long Haochen una profunda mirada, y declaró, “Alto; no continúes culpándolo. También fue por el bien de asesinar al enemigo que el hizo esto. Más importante, él es muy joven. ¿Piensas que es tan simple como dijo justo ahora? Desde mi entendimiento de Lingxin, el hecho que usó la Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia significa que tenía la resolución para morir, que quería dejar a Haochen a regresar sin importar qué. Y al final, él y Haochen sobrevivieron este predicamento; esta es una prueba real del impacto positivo que Haochen tuvo en esta batalla.”

“Puedo asegurar este poco.”, dijo un oficial importante con una constitución robusta, llevando una armadura negra, que era precisamente el uniforme de los Caballeros Ángeles Brillantes. La única diferencia era que, en este momento, no había el par de enormes alas doradas que estaban anteriormente presentes.

“Hermano mayor Gao, por favor no culpes a este pequeño joven. En realidad, si no fuera por este joven hermano, esta vez, nuestra armada hubiera terminado completamente aniquilada. Para mí, no hubiera privado de todos sus puntos de contribución. Debido a que reconozco que para este miembro de un Escuadrón Caza Demonios, incluso una recompensa de diez mil puntos de contribución no es suficiente.”

“¿Eh?” Escuchándolo decir eso, algo de ira de Gao Yingjie se desvaneció. El único que dijo eso era el capitán del Regimiento de los Caballeros Ángeles Brillantes, un Caballero del Templo del séptimo paso también. Pero la diferencia era que no tenía una Armadura de Mithril.

“Originalmente, no entendía por qué este joven hermano seguía al Señor General al campo de batalla. Pero después, cuando confrontamos a los Demonios Invisibles Dyke, la montura de este joven hermano probó tener una utilidad crucial. Si es posible, realmente deseo que se integrara a nuestro Regimiento de los Caballeros de Ángeles Brillantes.”

Inmediatamente, este comandante describió la hazaña de Long Haochen en el campo de batalla, especialmente sobre la continua liberación de Ojos de la Verdad de Hao Yue que logró sacarlos de esta situación desesperada una vez.

“Si no fuera por todo lo que este joven hermano ha hecho para ayudarnos a tratar con estos Demonios Invisibles Dyke, que estaban dispuestos a hacerse cargo de nuestro grupo rápidamente, y hubieran esperado por nosotros para recibir algo de daño antes de lanzar sus ataques, no hubiéramos logrado regresar de verdad, especialmente contra los destructivos ataques simultáneos de estos miles Demonios Invisibles. Y destruyó sus planes originales, dejando a estos tres grandes dioses demonios sin otra opción sino aparecer en un estado poco preparado, cambiando su aparición unos momentos antes de lanzar su ataque. Este acto nos dio la oportunidad de regresar vivos. Y por habernos permitido lograr regresar con vida, a parte del General y su enorme sacrificio, el segundo que mantuvo este crédito es el joven hermano.”

Escuchando estas palabras de su comandante, Gao Yingjie se giró con una cara transformada, dándole a Haochen una mirada, sin decir nada.

Long Haochen apresuradamente declaró, “¿Cómo podría aceptar estos puntos de contribución? Violé las reglas. Solo deseó que me permita tener otra oportunidad, para que yo y mis compañeros mantengamos nuestro estatus de un Escuadrón Caza Demonios en entrenamiento. Y no necesito alguna recompensa. Bisabuelo, ¿qué era este Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia que acabas de decir? ¿Cuándo Tío Sheng despertará?”

Ahora estaba ansioso por la actual situación de Sheng Yue. Las palabras que Sheng Lingxin le dijo en el último momento resonaban continuamente en su mente. Ahora, deseaba ayudar a este padre y su hija para mejorar su relación.

Sheng Yue dijo con un suspiro, “La Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia es conocida como la estufa espiritual clasificada en el sexto lugar que puede ser usada por un asesino, y una estufa espiritual exclusiva de nosotros. Su uso es solo para atacar, y en términos de poder ofensivo, esta Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia está entre los tres primeros clasificados sin ninguna vacilación. La clasificación que mantiene es debido a su efecto secundario que es demasiado grande.”

Mirando a Sheng Lingxin, en un estado de profundo sueño, Sheng Yue continuó hablando, “El efecto rebote es tan fuerte como el poder de esta Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia. Activándola, la Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia puede permitirle a uno lograr que toda su fuerza estalle, mezclando la energía espiritual en su cuerpo con su fuerza vital usando un peculiar método explosivo, subiendo el poder de fuego excediendo su propio nivel de cultivación. La evolución de la Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia también es muy particular; mejora junto con el nivel de cultivación de su usuario y su edad. Pero mientras más grande la edad, más significativo es el poder que produce, y más serios son los efectos posteriores.

Es un milagro que Lingxin regresara vivo. Entre todos los asesinos que usaron esta Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia, es el único que logró regresar vivo del campo de batalla.

Pase lo que pase, esta Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia puede solo ser usada una vez, logrando que el cuerpo del usuario se hunda en una condición extremadamente débil.

Sin algo de fuerza de pelea queda, caerá en un coma después de un corto lapso de tiempo. Este como durará por siete días. Y después de siete días, en el momento que recupere la consciencia, permanecerá en un estado de debilidad, por el tiempo de su edad actual. El uso de la energía espiritual será completamente olvidado por él, y cada día, recordará un año de memorias, y un año de experiencia de cultivación. Basado en la actual edad de Lingxin, necesitará más de treinta días para que su energía espiritual sea completamente restaurada. Además, añadiendo los siete días de coma, le tomará un poco más de cuarenta días.”

Escuchando las palabras de Sheng Yue, Long Haochen no pudo suspirar de alivio. La estufa espiritual con el más grande efecto posterior que conocía era la Estufa Espiritual de Samsara de Cai’er, ¡pero parecía que el efecto secundario de esta Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia perteneciente a Lingxin era de ningún modo menor! Su consciencia al igual que sus memorias habían sido afectadas por su influencia. Por una duración de cuarenta días, no sería capaz de regresar a la normalidad. Este era realmente un movimiento que necesitaría que su usuario esté listo para tomar todo para usarlo.

Sheng Yue declaró, “Listo, regresen a sus propias viviendas todos ahora. Haochen, tú también, ve y descansa. Viendo que Lingxin en realidad te dio este libro de la Elevación de Flores en los Arboles, debo decirte que entrenes también con eso después de que regreses. Elevación de Flores en los Árboles es una técnica, y mejorará junto con tu nivel de cultivación, fortaleciéndose con el tiempo. E incluso en mi Familia Sheng, esta técnica no se transmitirá. Después de que la aprendas, enséñasela a Cai’er. En el pasado, ella nunca había estado dispuesta a aprender la habilidad propia creada por nuestra Familia Sheng de mí. Eres el único que puede hacer que acepte aprenderla.”

“Si, bisabuelo.” Long Haochen respetuosamente le respondió.

Entrando en un estado de pensamientos profundos, fue a encontrarse con Hao Yue. Este salvador de Sheng Lingxin y él mismo estaba ahora arrastrándose en un lado. Solo, el actual Hao Yue no tena una débil apariencia en absoluto, en su lugar se veía en perfecta forma. Mirándolo, parecía como si su fuerza fuera inagotable.

Long Haochen naturalmente no sabía que antes de que Sheng Lingxin y él fuera llevados de regreso después de caer en coma, Hao Yue había barrido a través del campo de batalla a su máxima velocidad; Demonios Verde Oscuros de Espadas Dobles, Águilas Demoniacas de Doble Cabeza o Diablos Ardientes eran todos bestias mágicas poseyendo cristales mágicos, así que Hao Yue había conseguido festejar con ellos. En ese momento, al menos unos cien cristales mágicos estaban siendo digeridos en su estómago, y esta digestión tomaría algo de tiempo. Y solo él se atrevería a comer tanto. Si fuera en lugar de otra bestia mágica que hubiera devorado tanta cantidad de diferentes tipos de cristales mágicos, solo hubieran estado llenos al punto de estallar.

Dirigiendo a Hao Yue a la puerta, Long Haochen tenía una mirada agobiada; al final, la situación podría ser considerada estar resuelta.

¡¿Cómo podría haber dicho la verdad en ese momento?! Esto habría totalmente destruido la relación entre estos dos grandes Templos. Long Haochen sabía de su propia posición dentro del Templo del Caballero, así que mirando a Gao Yingjie igual que a las otras pocas caras de los Caballeros de Mithril, entendió que incluso una potencia del noveno paso como Sheng Yue no tendría modo de proteger a la pareja de Sheng Lingxin y Lan Yanyu de ser castigados, criticados, etc.

Incluso si ellos no fueran padres de Cai’er, Long Haochen no habría dicho la verdad en tal situación, debido a que la cosa más importante era preservar la relación de los dos grandes Templos.

Después de irse, Long Haochen descubrió que seguido del lugar que habían estado defendiendo, en el Paso de la Montaña Exorcista, curadores especializados de alto rango estaban tomando cuidado de los heridos.

“¿A qué sección perteneces? No deberías pasar sin permiso; los infractores serán castigados por la ley.”

“Fuera del camino.” Una voz muy fría estalló.

Escuchando esta voz, Long Haochen fue instantáneamente sacudido, se apresuró a gritar, “Cai’er, estoy aquí.”

En ese momento, ya había visto que, en la dirección del ruido, sus compañeros del primer Escuadrón Caza Demonios estaban siendo detenido por un grupo de soldados en patrulla.

Escuchando la voz de Long Haochen, Cai’er, que estaba originalmente llena de espíritu asesino, se giró, tocando el suelo con la caña azul en su mano, y llegó en frente de Long Haochen con unos pocos pasos.

“Haochen, ¿estás bien?” Cai’er inmediatamente agarró la mano de Long Haochen y rápidamente tocó su cuerpo en varias partes.

Los otros se habían juntado y subido, y mirando a Long Haochen y Hao Yue, sus caras parecieron relajarse.

Regresando entonces, después de que Long Haochen no regresara por un largo tiempo después de ser llamado por orden militar, Cai’er sintió que algo estaba mal cuando pensó en la situación que ocurrió durante el día con su madre. Al final, no pudo soportarlo, los otros naturalmente no le dejaron ir por sí misma y la siguieron.

“Estoy bien, estoy bien. Me siento muy bien.” Long Haochen se rió.

Cai’er sintió que, aunque Long Haochen parecía estar en un estado débil, no había sido herido. Entonces, la atmosfera fría alrededor de su cuerpo finalmente se alivió mientras ella sostenía la mano de Long Haochen firmemente, indispuesta a dejarlo ir, y dijo en voz baja, “Vamos a regresar entonces.”

Long Haochen calmadamente asintió, volteando su cuerpo hacia Gao Yingjie.