Esta situación que surgió de coincidencia después de coincidencia le llevó a ser incapaz de explicárselo a Cai’er. Después de escoger a Lin Xin, inmediatamente fue agarrado por Ying Suifeng y no tuvo la ocasión de declarar el hecho de que quería renunciar a su oportunidad de conseguir una estufa espiritual.

Restringiendo la luz dorada y retirando su Trono Divino de la Protección y la Misericordia, yang Haohan se giró y miró a Long Haochen, que todavía estaba detrás de la plataforma. Entonces, con un quejido lleno de furia, levantó su mano derecha, liberando con su agarre el manto de luz. Inmediatamente, todo el estadio se sacudió violentamente mientras este manto de luz se desvanecía.

“Cierto, la formación de escuadrones, usando la ruleta, será escogida mañana. Todos los contendientes regresaran y descansaran. Todos los maestros de los salones permanezcan, y Long Haochen, espera.”

Escuchando las instrucciones de Yang Haohan, Long Haochen giró su cabeza; en realidad no miró a Yang Haohan, sino hacia Cai’er.

“Cai’er.” Viendo su apariencia exterior y su cara pálida, Long Haochen sintió como si fuera golpeado por una espada. Incluso no tomó en cuenta del extremadamente poderoso anciano Yang, que siguió a Cai’er.

“¡Lárgate!” Sheng Yue bramó de rabia, y con un movimiento de su mano, una irresistible presión fue aplicada en el cuerpo de Long Haochen, que fue enviado a volar de regreso al centro del pódium.

Esta vez Yang Haohan no intervino en detener su ataque. Cualquiera podía decirlo, Long Haochen fue quien hirió los sentimientos de la bisnieta de Sheng Yue. Si esta vez, no hubiera dejado a Sheng Yue sacar su furia, definitivamente no dejaría este asunto irse. Además, ya le había dicho a Sheng Yue anteriormente sobre la constitución de Long Haochen del Vástago de la Luz, así que creyó que Sheng Yue actuaria con moderación.

En este momento, un fiero resplandor rojo brilló, al igual que un tipo de estufa, a un lado, apunto debajo del cuerpo de Long Haochen. Controlado precisamente, con un brillo circulando, suavemente aplicándose y liberándose, tenía un efecto inesperado de empujar a Long Haochen de regreso con un gran impulso, ayudando a Long Haochen a caer en el medio del pódium más firme.

“Noble señor, señorita Cai’er, no le culpen. Este es mi completo error.”

Todos los ojos giraron hacia el joven con un elegante cabello verde oscuro. Era Lin Xin, avanzando a un gran paso hacia Long Haochen y el poderoso Sheng Yue.

El actualmente parecía mucho menos ostentoso que antes, pareciendo mucho más firme y calmado.

Enfrentando a Sheng Yue, él se tiró de rodillas, “Noble señor, si quiere castigar a alguien, por favor castígueme a mi. Por la vez que Long Haochen llegó a la Ciudad Santa, yo ya me lo había encontrado anteriormente en Ciudad Aimei, y le engañe, haciéndole darme su palabra.”

La mirada de los ojos de Sheng Yue tenía un brillo muy gélido, “Habla.”

El Santo Tutor Mágico le dio una mirada discreta a Lin Xin, repentinamente teniendo un susto. Todavía, el no detuvo a este nieto suyo. Este asunto envolvía poderosas potencias del noveno paso y los hizo tomar acción personalmente, así que incluso con su estatus, no había modo para él de intervenir en esto.

Lin Xin se arrodillo con una mirada muy sincera, “Ese día, en Ciudad Aimei, le di tres botellas de píldoras como intercambio de la promesa de que si Long Haochen fuera en el futuro adquiriera un puesto en el top tres, me escogería como su compañero de equipo en el escuadrón. Sin embargo, cuando hice que hiciera esta promesa para mí, le oculté el hecho de que en realidad soy incapaz de usar cualquier magia ofensiva. Como ahora, ya debería saber sobre este asunto, pero incluso después de volverse el campeón de esta competencia, todavía no retrajo sus palabras, y me escogió. Pienso que también espera que el hombre de su bisnieta será alguien que honra sus palabras. Este asunto es mi propio error, así que soy el que lo engañó. Deseo ser el único en tomar la responsabilidad por el asunto de hoy. Quiero nulificar la promesa que hicimos esa vez; no necesito unirme a su escuadrón así que por favor de este honor a la señorita Cai’er.”

Sheng Yue resopló de furia, “¿Así que ahora permiso es necesario para que Cai’er esté en el escuadrón de alguien de alguien más?”

En ese momento, después de haber ido al lado de Lin Xin, Long Haochen se arrojó en sus rodillas. En la capacidad como Sheng Yue como el bisabuelo biológico de Cai’er, se merecía este acto de arrodillarse.

Sus ojos estaban llenos con una mirada firme mientras dijo en voz grave, “Honorable señor, este fue un intercambio justo y no creó que hice un error por acordarlo. Mi error fue dejar a Cai’er con el corazón roto. Sin embargo, no puede interferir en esta opción mía, mucho menos castigar a Lin Xin. Es verdad, Lin Xin ocultó el hecho de que él es un mago que no puede usar cualquier magia ofensiva de mí. Sin embargo, me dio, como un presente, tres botellas de píldoras, conteniendo un total de 30 treinta pastillas del cuarto nivel[1]. Si no fuera por este hecho, ¿cómo puedo ser tan generoso hacia él? Desde que escogí aceptar estas píldoras, también acepté lo otro, dudoso, parte del trato.

Así, incluso si usted me deja hacer esta opción una vez más, todavía lo escogeré. Por el bien de Cai’er, puedo sacrificar mi vida, pero como esta promesa fue algo que yo ya había dado anteriormente, tengo que respetarla.”

Mientras hablaba, Long Haochen tiró a Lin Xin a su lado, e inesperadamente se paró con él.

Aunque Yang Haohan ya había dado la orden a los otros competidores de irse, estos jóvenes inconscientemente detuvieron sus movimientos cuando Lin Xin hizo su aparición.

Estas palabras previas de Long Haochen eran absolutamente categóricas. Incluso en frente de Sheng Yue, no se volvió hacia atrás en lo más mínimo.

Por no hablar de estos jóvenes participantes en esta misma competición, incluso los seis maestros auxiliares de los salones fueron completamente asombrados.

Este chico se atrevió a ir en contra del único conocido por tener el peor temperamento en toda la Alianza, ¡Sheng Yue! Además, ¡lo hizo en frente de tantas personas! El mal temperamento de Sheng Yue era algo bien conocido a través de la Alianza entera, así que este asunto desafortunadamente era muy probable que tuviera extremas repercusiones.

Sheng Yue miró a Long Haochen con una clara expresión atónita. No sabía cuánto tiempo había sida desde que alguien, incluso del mismo estatus, se atrevió a contradecirlo, sin hablar de los más bajos.

Yang Haohan ya había inconscientemente deslizado al lado de Long Haochen. Aunque se sentía triste mirando esta escena, Long Haochen no solo era el Vástago de la Luz, sino también el único hijo del quién poseía el Trono Divino de la Perdición y la Masacre, el Abdicador de la Alianza del Caballero, ¡el Caballero Divino Long Xingyu! Si Sheng Yue realmente lanzara un ataque por el impulso del momento, si algo fuera a ocurrir, tenía que proteger a Long Haochen. Más importante, muy profundamente, sentía que Long Haochen no dijo algo mal.

“¡Cállate!” Cai’er repentinamente gritó, su silueta se volvió difuminada, embistiendo a Long Haochen. Su mano derecha llevaba una daga color dorado oscuro, directamente apuntando al pecho de Long Haochen.

Ella entendía, solo demasiado bien, el temperamento de su bisabuelo, y realmente temía que pudiera realmente actuar personalmente en este asunto. Incluso si Yang Haohan, el Divino Caballero de la Defensa y la Estrategia y el líder de la Alianza, estuviera aquí, este bisabuelo suyo estaba realmente enfurecido por Long Haochen. ¿Cómo podría ella permitir que Long Haochen permaneciera con él?

Cuando todo ocurrió, ella calmadamente escucho todo el tiempo. Llegó a entender que todo esto era un mero malentendido. En su corazón, no culpó mal a Long Haochen en lo más mínimo, incluso aunque ella estaba en tanto dolor interior un poco antes. A la única que culpaba era a ella misma por no haber sido capaz de confiar en él y esperar por su explicación. Si no fuera por el hecho de que ella había escupido sangre, por qué su abuelo se hubiera mostrado, violado las reglas de la competencia.

Mientras ella fue la primera en lanzar un ataque, su bisabuelo naturalmente no consiguió su propia oportunidad de hacerlo también. Todo ocurrió en un corto segundo. Considerando el nivel de cultivación de Long Haochen, quizás su bisabuelo se enfriaría después de que recibiera unos pocos golpes de ella.

Sin embargo, lo que Cai’er no espero en lo más mínimo era que, en frente de su ataque, Long Haochen simplemente se paró ahí, sin la mínima reacción a parte de mover su muñeca e instantáneamente retirar su Armadura Espíritu Santo.

La daga dorado oscuro se detuvo a un metro del pecho de Long Haochen, mientras la voz de Cai’er temblaba violentamente, “Tu… ¿Por qué no estas esquivando mi ataque?”

Long Haochen miró la cara pálida de Cai’er y levantó su mano, lentamente levantando su pelo. Con una sola mirada, él había visto algunos remanentes de sangre en el velo, y en ese instante, sintió su corazón oprimirse como si estuviera bajo una gran presión.

Long Haochen dijo con una voz gentil, “Prometí que estaría a tu lado y no tengo nada que lamentar sobre eso. No violé las reglas de la competencia también. Sin embargo, te debo una explicación. Por haber permitido que fueras heridas, yo fui injusto. Por esta razón, tengo que ser castigado.”

Una luz blanca fue disparada desde el pecho de Long Haochen, instantáneamente apuntando a la daga dorada oscuro en la mano derecha de Cai’er.

Habilidad mejorada de la Santa Estufa Espiritual, [Halar].

En un rango tan cerrado y con una sincronización tan repentina, incluso una potencia del noveno tango posiblemente no podría parar esto.

Aipi.

La daga dorado oscuro en la mano de Cai’er fue instantáneamente halada, penetrando el pecho de Long Haochen hasta que solo el mango podía ser visto. La punta de esta daga salió desde la espalda de Long Haochen, y sangre instantáneamente se esparció desde su pecho y su espalda, cubriendo su chaqueta entera.

Sin embargo, Long Haochen parecía como si no sintiera esta apuñalada. Extendiendo sus dos brazos, los junto para sostener a Cai’er en sus brazos y dijo en voz suave, “Este es el abrazo que me debes.”

“¡Haochen!” Cai’er gritó de tristeza, tratando de sacar su daga de él. Sin embargo, en el estrecho abrazo de Long Haochen, no podía sacarlo.

La cara del Heroico Sheng Yue fue desde su estado atónito a asombrado, mientras murmuraba para él mismo, “Una puñalada por una boca llena de sangre, parece que nosotros no salimos perdiendo.”

Yang Haohan frunció sus cejas, mirándolo.

Sheng Yue dijo, sin la más mínima restricción, “¿Qué en la Tierra estoy haciendo aquí? Eres el líder de la Alianza, así que maneja la situación como te plazca, voy a regresar a dormir. Realmente no puedo molestado con los negocios de pequeños niños.”

Yang Haohan estaba bastante sorprendido y frunció sus cejas incluso con más fuerza.

Sin embargo, los labios de Sheng Yue se movieron una vez más, pareciendo decirle algo, instantáneamente haciendo que la cara de este Caballero Divino de la Defensa y la Estrategia pareciera extremadamente sombría.

Con una centella de brillo negro, tomó un paso hacia adelante. Justo con eso, el heroico Sheng Yue desapareció instantáneamente.

Las esquinas de los labios de Yang Haohan le dio una contracción nerviosa a su vez, mientras las palabras de Sheng Yue resonaron una vez más en sus oídos, “Este chico es muy bueno, tiene un gran temperamento, mucho mejor que el de este astuto viejo mierda.”

Quizás incluso Long Haochen no esperó que ganó, en este instante, la aprobación de Sheng Yue. Obviamente, esta puñalada que recibió de la daga de Cai’er dejó a Sheng Yue calmado. El Vástago de la Luz seguro hacia un perfecto partido con esta bisnieta suya en su capacidad como la Santa Hija de Samsara.

“Haochen, déjame ir rápidamente.” Cai’er ansiosamente gritó en voz baja, todavía en el pecho de Long Haochen. ¡Esta era una herida profunda” ¿Cómo no podría saber sobre el poder de su propia arma? Esta daga incluso tenía el efecto suplementario de succionar su fuerza de vida.

Long Haochen sostuvo su suave cuerpo en sus brazos, y aunque su cara se estaba volviendo gradualmente pálida, poco a poco reveló una expresión de alivio mientras veía al heroico Sheng Yue irse.

“Cai’er, lo siento, es enteramente mi error. ¿Estas dispuesta a perdonarme?” Long Haochen movió su cabeza sobre el hombro de ella, sus oídos se tocaron uno al otro. Un aroma fragante salió de su cuerpo. En ese momento, parecía como si no pudiera sentir el más mínimo dolor desde la herida.


 

[1] En la traducción dice treinta, pero si mi memoria no me falla deberían ser 9 pastillas, tres por cada botella, pero como no estoy seguro lo dejo igual.