“Si.” Todos respondieron.

Las cuatro alas en la espalda de Long Haochen lentamente se extendieron, y todos liberaron sus alas, poniéndose en formación como les instruyó.

Un brillo naranja brilló en su mano izquierda, una vez más liberando el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna. En su mano derecha apareció el Aria de la Diosa de la Luz. Este era el set más poderoso de equipamiento que Long Haochen había poseído nunca.

Un anillo dorado de luz rápidamente salió desde el cuerpo de Long Haochen. Era Halo de Fe, acompañado por el Favor del Guardián, la Bendición del Ángel y Halo de Dureza, envolviendo a todo el grupo.

El Aria de la Diosa de la Luz estaba sostenida en alto sobre su cabeza, comenzando a dejar salir un calor blanco. Sus cristales ojos claros brillaron con un aura sagrada. Desde el Aria de la Diosa de la Luz, el calor blanco salió estallando en un destello. Aleteando las alas en su espalda con fuerza, Long Haochen repentinamente se elevó en el aire, extendiéndose en el aire.

Estas no eran exactamente llamas, sino poder santo, tomando forma alrededor de él. Liberándose como oleadas de llamas en este modo, incluso si fuera a través del uso de una espada divina tal como el Aria de la Diosa de la Luz, estaba destinada a tomar un gran pago en la energía espiritual de Long Haochen.

Pero el resultado fue como se esperaba. Con su poder santo extendiéndose de tal modo, toda la niebla venenosa dentro de un rango de unos cien metros despareció.

“¡Vamos!” Long Haochen dejó salir un grito, que los otros no se atrevieron a omitir. Siguiéndolo de cerca, mientras preservaban la formación, sus alas espirituales se elevaron en el aire.

La velocidad de vuelo de Long Haochen era realmente rápida, y casi instantáneamente, alcanzó una altitud superior a los cien metros. Entonces, tomando una ligera pausa, esperó a que sus compañeros lo alcanzaran. Mientras tanto, el resplandor de su poder santo continuó ganando intensidad, rompiendo una gran porcin del veneno alrededor.

Muy rápidamente, todos se juntaron a su lado, elevándose a gran velocidad. En este momento, Long Haochen se dio cuenta de que cuando extendía sus sentidos, su percepción de los alrededores se había vuelto mucho más fuerte que antes.

Como se esperaba, la niebla venenosa en estos Pantanos de Melancolía realmente era gruesa. Incluso después de elevarse sobre los quinientos metros desde el suelo, ellos todavía tenían que dejar el rango del veneno, con el color verde oscuro todavía presente tan lejos como el ojo podía ver. Si no fuera por la iluminación del poder santo de Long Haochen, su linea de visión sería negro azabache.

“Sean cuidadosos.” Long Haochen dio un grito repentino, antes de inmediatamente dejar salir un resplandor naranja desde su mano izquierda. Todo lo que consiguieron ver fue una amplia extensión de luz naranja brillando en la mano de Long Haochen, envolviendo a todo el grupo, antes de que sus alrededores se volvieran en un mundo naranja.

¿Qué es esto? ¿La Técnica Muro de Escudo usada por los Caballeros Guardianes? ¿No puede ser? Todos estaban llenos con curiosidad y asombro. Cierto, lo que Long Haochen acababa de usar era la Técnica Muro de Escudo usada por los Caballeros Guardianes.

Por no hablar de sus compañeros, incluso el hombre, él mismo, no esperó que el poder del Muro de Escudo alcanzara tal nivel.

Ordinariamente, el Muro de Escudo de un Caballero Guardián formaría una defensa solo en una dirección, protegiendo todo el cuerpo, pero esa área no excedía los diez metros cuadrados, haciéndolo una poderosa habilidad defensiva unidireccional.

En el momento cuando Long Haochen usó el Muro de Escudo, sus pensamientos eran solo formar una defensa sobre ellos. Pero quien habría esperado que después de que su energía espiritual fuera inyectada en el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna, repentinamente dejaría salir su luz naranja. Long Haochen sintió como si sus sentidos fueran ligados a ese escudo, antes de que el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna se expandiera por él mismo. Su diámetro original de un metro inesperadamente alcanzó un masivo largo de diez metros, antes de volverse en la forma de un masivo caparazón naranja de luz envolviendo a todos. Profundamente, Long Haochen sentía que el Caracol Divino de Sol y Luna liberaba un aura similar al sol, haciendo que las fluctuaciones de energía espiritual que dejaba salir sean difícil de describir.

Esto le dio un misterioso sentimiento tranquilizador.

“Pop, pop, pop…” Una serie de golpes pudieron ser escuchados, pero en el interior del Muro de Escudo, ningún cambio pudo ser visto. Incluso su usuario Long Haochen no sintió algún impacto.

Más asombroso, el color naranja del Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna repentinamente se volvió transparente, como un cristal de hielo naranja, haciéndolos capaces de ver a través del caparazón.

Con la ayuda del Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna, Long Haochen vio que mientras la niebla venenosa alrededor se dispersaba por su poder santo a una velocidad increíblemente rápida, el peligro que sus instintos repentinamente sintieron era un grupo de insectos voladores de diez centímetros de largo. Estos insectos voladores tenían apariencias muy fieras y grandes cabezas. La mitad de su cabeza consistía de una gran boca y fieros dientes en ella. En sus espaldas estaban las alas, que continuaban dejando salir niebla venenosa verde, mientras intentaban morder a través de la defensa del Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna.

Individualmente estos insectos voladores serían nada más que una broma para el grupo de Long Haochen, ya que estos parecían ser bestias mágicas del segundo o tercer paso.

Pero a pesar de su tamaño, sus números eran realmente aterradores. Todo el exterior del Muro de Escudo fue completamente llenado con estos insectos. Incluso si sus ataques fueran repelidos uno después de otro por el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna, sus números eran suficientes para hacer que la niebla venenosa afuera borrada. Este era un aterrador grupo de al menos un billón de insectos voladores venenosos.

El grupo de Long Haochen entonces entendió cuál era la especie más aterradora en estos Pantanos de Melancolía. Cuando los números alcanzaban cierto límite, estaba destinado a producir una diferencia cualitativa. Por no hablar del grupo de Long Haochen, incluso si el Dios Serpiente Diablo estuviera aquí, su única posibilidad de escapar sería regresar al suelo.

En esta situación, el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna mostró su increíble dureza. En sí mismo, no tenía alguna habilidad ofensiva que pudiera herir al enemigo, pero era capaz de rechazar a estas mariposas, y extendiendo suaves fluctuaciones de luz. Cada vez que estas fluctuaciones se extendían, una gran cantidad de estas hormigas voladoras1 serían disparadas hacia atrás, y ninguna de ellas terminaría siendo capaz de morder su parte principal.

Al mismo tiempo, Long Haochen se encontró con que la energía espiritual consumida por el Muro de Escudo era, al contrario, realmente poca. Incluso cuando el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna cubriera un área tan grande, el consumo de la energía espiritual de Long Haochen era solo un cincuenta por ciento. Considerando que su energía espiritual total era un poco más de 14.000 unidades, este pequeño consumo era casi nada. Tomaría solo unos pocos respiros para él recuperarlo a través de sus tres cavidades espirituales.

“¡Vuelen a toda velocidad para salir de aquí!” Incluso si la niebla venenosa fuera incluso más amplia, todavía tenía un final. No tendría sentido si volar fuera de ella era imposible.

Bajo la protección de ese resplandor naranja, el grupo de Long Haochen voló sobre los mil metros, antes de finalmente ver la luz otra vez.

Mientras ellos salían de este encierro, los insectos voladores venenosas que estaban rodeando el Muro de Escudo finalmente desaparecieron. Sin embargo, todos adentro del Muro de Escudo todavía estaban bañados en sudor.

El número de las locas mariposas era realmente aterrador. Así que ellos en realidad eran el origen de toda la niebla venenosa. Sobre un kilómetro de niebla venenosa, todo el espacio fue ocupado por aquellos insectos voladores. ¡Tenían que ser millones y millones de ellos para eso! Sin una increíble pieza de equipamiento defensivo unidireccional tal como el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna, incluso si una potencia del noveno paso entrara, difícilmente encontraría otro final que el de ser la comida de esas mariposas venenosas.

Mientras ellos escapaban, al alcanzar el final, el exterior del Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna se oscureció mucho, visiblemente de la corrosión de la niebla venenosa. Si tuvieran que permanecer en esa niebla venenosa algo más, Long Haochen no se atrevería a asegurar que el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna habría durado.

Y además, la cosa más aterradora era que, en la niebla venenosa, ningún otro elemento podía ser transferido. En las últimas etapas de su vuelo, Long Haochen había confiado en sus propias reservas de energía espiritual, sin un modo de recuperar la energía espiritual.

Ya era el anochecer. El crepúsculo estaba brillando sobre el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna, haciendo a su brillo naranja lechoso y remarcable.

Long Haochen detuvo el Muro de Escudo, tomando un respiro en la dirección del poner del sol. Una gran cantidad de esencia de luz inmediatamente voló hacia él, reponiendo su anterior consumo.

Justo en este momento, Long Haochen sintió un estallido de calor desde el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna. Viéndolo, tenía una apariencia algo transparente. En un destello de luz, el escudo se desvaneció gradualmente en su mano izquierda, causando que perdiera el control sobre él.

¿Cómo podría ser esto? Long Haochen fue asombrado. ¿Era el Escudo del Caracol Divino de Sol y Luna incapaz de soportar la anterior corrosión?

Intentando unas pocas veces, fue incapaz de invocar al Caracol Divino de Sol y Luna de regreso. Parecía que todavía estaba más allá de descubrir los misterios detrás de esa pieza de equipamiento épico.

Un aire fresco y limpio los llenó, todos tomaron respiros calmados justo como Long Haochen, dejando que los persistentes miedos todavía llenándolos se fueran.

Lin Xin se rió, “Jefe, ahora que destruimos un pilar dios demonio, ¿no podemos nosotros mismos llamarnos héroes de la Alianza, de la humanidad?”

Viendo su mirada emocionada, Long Haochen no pudo evitar dejar salir una risa, pero no pronunció una palabra en respuesta.

Al lado, Han Yu respondió, “Estás en lo cierto, pero fuimos héroes desde el comienzo. En el instante que nos volvimos Cazadores de Demonios, ya era el caso. Los Cazadores de Demonios es una ocupación de por vida. Este deber puede terminar en tres circunstancias. La primera por una decisión de la Alianza, la segunda es el caso de que no somos capaces de continuar peleando. Pero la más posible es por muerte en el campo de batalla. Mientras el lado demonio no se extinga, nosotros, los Cazadores de Demonios tendremos que continuar peleando contra ellos. Por el bien de la Alianza, no podemos preocuparnos acerca de nuestras propias vidas, y por la humanidad, tenemos que estar dispuestos a sacrificar nuestras propias vidas. ¿Cómo no podríamos ser héroes?”

Lin Xin extraordinariamente se quedó en silencio. Su alarde se detuvo, pero todavía no cambió el hecho de que en las caras de cada Cazador de Demonios del 64to escuadrón aparecieran sonrisas a pesar de ellos mismos.

Para pelear por el bien de las personas, por el bien de la humanidad. Para ellos, esto era solo natural.

1 En la versión en inglés dice tanto mariposas y hormigas voladoras.