No había error acerca del hecho que ellos reconocieron el elemento luz, pero el último usuario del elemento luz que quedaba era Long Haochen. ¿Podría qué él acaba de… tener un cambio de género?

            Viendo a ese largo y esbelto muslo, todos se sintieron paralizados. Sus ojos se abrieron mucho y sus bocas se quedaron boquiabiertas, ellos parecían a punto de gritar en total alarma.

Aun así, ese esbelto muslo afortunadamente no apareció desnudo. Después de veinte centímetros de muslo que había aparecido en el medio de esta luz verde, una ligera falda de batalla apareció y cubrió la parte restante de arriba. Esto podría al menos prevenir a todos de tener pensamientos salvajes y fantásticos.

En el medio de estas miradas sin vida, una hermosura de aspecto dulce salió de la niebla.

Totalmente crecida, ella alcazaba una altura de un metro y varios centímetros, aproximadamente el tamaño de Wang Yuanyuan, y llevaba una belleza que daba el sentimiento de ser una existencia divina.

Una falda de batalla dorada protegiendo sus lugares más importantes, pero su pecho aparte, sus brazos y muslos, daba la sensación de una gema blanca y preciosa, y en su frente estaba una gema dorada en forma de caltrop.

Esta cara elegante llevaba una sonrisa apagada, y en su mano derecha estaba un bastón de dos metros de largo, incrustado con una gema dorada emitiendo un suave resplandor.

Su hermosura daba un sentimiento sagrado sin la más mínima imperfección, y sus bellas piernas no tocaron directamente el suelo, sino que flotaba alrededor de un quinto de metro en el aire.

Sintiendo la mirada paralizada de todos, la chica tenía una sonrisa en su cara, “¿No me reconocen?”

“Tu… tu eres…” Lin Xin gritó en asombro.

El bastón en la mano derecha de la chica brilló con una luz, mientras la parte superior de su cuerpo se curvó hacia adelante. Inmediatamente después, tres pares de alas abruptamente se extendieron en su espalda, como pétalos de una flor. Cada una de las alas brillando tenían una apariencia transparente como las alas de una mariposa, pero eran mucho más grandes. En el instante que se extendieron, un halo que parecía el brillo del sol inmediatamente apareció debajo de la chica, mientras una suave niebla dorada de luz giró alrededor de su cuerpo.

“¡Yating!” Todos gritaron simultáneamente, mirando tontamente al hada.

¿Era realmente la Hada Elemental de Luz que habían robado de las manos de los demonios bajo el liderazgo de Long Haochen? ¿Esto… era real?

No era de extrañar que estuvieran en semejante estado de shock ya que la actual Yating parecía casi igual que un humano. Si ella fuera a aterrizar en el suelo y retraer sus alas, ella simplemente se vería igual que una chica humana real.

Como era ahora, ella no parecía cercana a una entidad hecha de pura energía.

Wang Yuanyuan no pudo evitar sino acercarse más y tocar la mano de Yating sintiendo la suavidad, calidez y lustros piel. Se sentía muy bien al tacto.

“¿Tu… obtuviste tu forma adulta?”

“Más precisamente hablando, debería haberse vuelto una verdadera hada, en realidad un tipo diferente de hada de la que era antes.” La voz de Long Haochen resonó, e inmediatamente después, salió de la misma niebla verde en el aire.

En comparación a los otros, parecía casi inafectado. Si verse exhausto en cualquier modo, solo dándole una mirada extraña a Yating.

La actual Yating era el resultado de la fusión de las dos estufas espirituales, y este podía ser llamado un cambio fortuito.

El Paraíso Ilusorio era indudablemente el lugar más adecuado para que un hada viva, y debido a esta coincidencia del destino, Yating había absorbido una gran cantidad de esencia vital y de luz. Todas sus heridas habían sido completamente curadas, y ella había obtenido un cuerpo corpóreo en el proceso.

Por supuesto, ella realmente no se volvió un humano. Ella todavía permanecía como una entidad hecha de luz. Sin embargo, era solo que la energía alcanzó un nivel tan alto de condensación que produjo una entidad casi física. Justo como Long Haochen dijo, ella ahora una verdadera hada y no solo un hada elemental más.

La Santa Estufa Espiritual era en comparación visiblemente más débil que Yating. Su habilidad de Atracción había sido similarmente absorbida por Yating, e incluso la Lluvia Azul, Hibisco de Luz rota de Long Haochen ahora fue incorporada en el cuerpo de Yating. Incluso si conseguía restaurarla en el futuro, Long Haochen necesitaría que Yating se la entregara para usarla.

En el caso que preocupó a Long Haochen todavía ocurrió, y la habilidad de atracción de la Santa Estufa Espiritual cambió en el proceso de fusión, volviéndose parte de las habilidades de Yating.

Como un todo, se podía decir que la fusión había beneficiado enteramente a Yating.

Por supuesto, Yating todavía era una estufa espiritual, y su acuerdo no cambió, pero solo solidificó la conexión directa entre sus pensamientos. La diferencia de antes era que la actual Yating era un individuo por ella misma, bendecida con la habilidad de pensar, teniendo inteligencia. Ahora, ella podía actuar como un verdadero mago de luz independiente. Era capaz de cumplir con todo lo que un mago de luz del mismo rango podía lograr, quizás incluso mejor que este último. Mientras que, por el crecimiento de su fuerza, todo dependía de Long Haochen.

Para Yating, este cambio era verdaderamente muy satisfactorio, y su vista de Long Haochen había cambiado completamente. Esta era, sim embargo, la cosa que le dio a Long Haochen el dolor más grande de cabeza. Estaba casi indispuesto a ver a Cai’er ponerse descontenta por el cambio de Yating. Él sería feliz actuando como el amigo de Yating, pero nunca podría haber algo más que eso.

“¡Que hermosa! Si ya no tuviera a Xin’er, habría realmente caído por ti.” Lin Xin declaró sin algo de vergüenza, llevando una expresión lastimera que causó que todos los otros sean incapaces de evitar revelar una sonrisa a pesar de la situación.

Long Haochen le dijo a Yating, “Por favor cambia de regreso a tu tamaño original.”

Yating puso mala cara en respuesta, “Pero maestro, esto reducirá mi fuerza.”

Long Haochen reveló una sonrisa forzada, “Debería hacerlo si tu regresar a tu tamaño anterior. En el momento que necesitemos ir con todo, solo puedes regresar a esta forma.”

La evolución de Yating le dio incluso la habilidad de hablar con humanos.

“Bien.” Yating asintió, algo insatisfecha, y bajo la mirada lamentables de los hombres, el halo de luz se desvaneció mientras ella rápidamente regresaba a su tamaño pequeño. Esta reducción de tamaño fue muy exhaustiva, al punto que ella ahora solo era de aproximadamente un tercio de metro de largo, volando al hombro de Long Haochen donde se sentó.

Aunque ya regreso a su tamaño pequeño, Long Haochen todavía se sintió un poco incómodo acerca de ella sentándose en sus hombros. Pero ya le había ordenado a Yating hacer algo que ella no quería hacer por egoísmo, así que pedir más no sería bueno.

Girándose y mirando a esa niebla verde, la mirada de Long Haochen creció frenética, mientras murmuró las palabras, “Ahora solo nos falta Cai’er.”

Verdaderamente, actualmente todos ya habían regresado con la excepción de Cai’er. Desde que Sima Xian y Chen Ying’er aparecieron seriamente heridos, no podía temporalmente preguntarles acerca de sus pruebas. La posibilidad de las estufas espirituales siendo perdidas no podía ser excluida.

Yating no permaneció ociosa y liberó hechizos de curación uno después de otro, apuntando hacia Sima Xian y Chen Ying’er. Con respecto a la curación, era mucho más confiable que Han Yu y Zhang Fangfang. Teniendo alguien que pudiera realmente curar significaba que el 21er Escuadrón Caza Demonios de grado general no carecería más de un sacerdote.

El tiempo pasó minuto después de minuto, y la mirada de Long Haochen solo se volvió más y más frenética. Inconscientemente apretando sus puños, orando sin cesar: Cai’er, ¡no puedes dejar que alto te ocurra! ¡Definitivamente tienes que ser exitosa!

Ya estaba llenándose con remordimientos, arrepintiéndose que añadió una estufa espiritual más para que Cai’er la tomara. Si hubiera sido solo sobre fusionar la Estufa Espiritual de Samsara y la Estufa Espiritual de Mil Golpe, la prueba habría sido más fácil para ella.

Mientras Long Haochen estaba lleno con remordimientos, una dulce voz resonó en su mente, “Gran tonto, ¿el que está preocupado no eres tú? Sírvete bien. Te llevaré a su lado, ella ya está totalmente imponente, y necesito que la traigas de regreso.”

¡Esta era la voz de Ye Xiaolei! Long Haochen se regocijó de esta aclaración y se apresuró a asentir en respuesta.

En un destello de luz verde, torció su propio cuerpo nuevamente, e inmediatamente después, Long Haochen desapareció en la luz verde. Sin embargo, Yating fue repelida por la luz verde y no fue capaz de entrar junto con Long Haochen.

Cuando su vista se aclaró nuevamente, se encontró a él mismo en la misma piscina verde donde la fusión de estufas espirituales tomaba lugar. El agua aquí en realidad no era tan profunda, y puramente estaba hecha de energía vital. Independientemente de la situación, solo se sentía tan acogedor como cuando se bañaba en esta profunda agua.

De acuerdo a las palabras de Ye Xiaolei, este no era el mismo lugar donde había estado, sino el lugar donde la fusión de Cai’er de las estufas espirituales tomó lugar. Pero ¿solo dónde estaba Cai’er?

Aunque Long Haochen se sentía agitado profundamente, todavía se calmó, y no buscó a ciegas. Lentamente cerrando sus ojos, confió en su fuerza mental para fortalecer su propia percepción, buscando trazos de la presencia de Cai’er.

Este profundo espacio verde parecía sin fin, pero Long Haochen muy rápidamente encontró trazos de ella con su gran fuerza mental. Inmediatamente, una débil energía de vida fue sentida por él.

Sin la más mínima vacilación, abrió sus ojos y se dirigió hacia el lugar donde sus sentidos le llevaron, hacia esa presencia viva.

¡Era Cai’er!

Acercándose, Long Haochen descubrió a Cai’er con una mera mirada. En su actual estado, su cuerpo fue completamente bañado en el líquido verde, con solo su cara flotando sobre el agua, viéndose pálida a un grado amenazador. Si no fuera por el débil pulso de vida que todavía permanecía, ella quizás se vería como un cadáver flotando sobre el agua.

“¡Cai’er!” Long Haochen la llamó a regañadientes, y se apresuró a lanzarse hacia ella, dándole un abrazo.

Este abrazo no fue algo serio, ya que inmediatamente parecía lento.

Entrando en contacto con su delicada piel, incluso con la presencia del profundo líquido verde, claramente sintió esta tierna sensación táctil. Sus exquisitas curvas y todas las partes de ellas estaban desnudas. Bajo este toque, Long Haochen sintió algo similar a un shock eléctrico.

Aunque Cai’er y él habían estado juntos por bastante tiempo ahora, los dos eran después de todos jóvenes e ignorantes con respecto a las cosas entre hombres y mujeres. Con el medio de herirla, Long Haochen había estado manteniéndose reservado y solo le dio a lo máximo besos y abrazos. Pero nunca había directamente tocado su piel como de este modo.

En este preciso momento, aunque incluso no llevó a Cai’er fuera del agua, podía sentir cada una de las partes de su cuerpo. Esta era la primera vez que había tenido un tipo de ‘sentimiento de cercanía’.

Sin embargo, la lentitud de Long Haochen solo duró por un corto momento y a pesar de los intensos cambios en su corazón y su vergüenza, la seguridad de Cai’er importaba más que él.

Se mordió la punta de su propia lengua que le causó un dolor agudo, para despertar a su propia mente y lentamente derramando su propia suave energía espiritual santa en el cuerpo de Cai’er.

Anuncios