Los más asombrados eran naturalmente los miembros del 17to Escuadrón Caza Demonios de grado rey, quienes nunca habrían esperado que un Escuadrón Caza Demonios de grado comandante ya hubiera alcanzado un nivel tan aterrador de fuerza. ¿Realmente estaban en el sexto paso? A pesar de la masiva brecha de grado, ellos en realidad no parecían afectados en lo más mínimo. ¿Cómo podría ser?

Aun así, durante la batalla en medio del aire, que era la primera batalla de cooperación entre el Escuadrón Caza Demonios de grado rey y el grupo de Long Haochen, ellos notaron que todos parecieron tener una pieza de equipamiento nivel legendario. Desde el comienzo de la batalla hasta el final, su ataque, poder y cooperación con el otro era sin fallas. Durante la duración de la batalla aérea, cuatro de los Removedores de Cazadores de Demonios fueron asesinados por el 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, ganando la mitad del mérito. Con Cai’er asesinando al Demonio Estrella, la utilidad del 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante era mayor a lo que esperaban.

De acuerdo al acuerdo entre Long Haochen y Tian Qing, los cadáveres de los demonios pertenecerían a cualquiera de los dos Escuadrones Caza Demonios que diera el golpe fatal. Los beneficios a un lado, la ficha de puntos de contribución registraría los asesinos por sí misma. Durante el ataque, los dos Escuadrones Caza Demonios lanzaron sus ataques desde dos direcciones diferentes.

Después de pasar a través de esta batalla, Tian Qing estaba ampliamente convencido que no fue suerte que el grupo de Long Haochen lograra asesinar a un Líder Jacques del octavo paso.

¿Solo qué habían logrado hacer? Long Haochen lideró su asalto, con la Hada Elemental de Luz a su lado que fue capaz de usar el poder de una Santa Estufa Espiritual para llamar la atención de cuatro de los Removedores de Cazadores de Demonios. Y con su propio poder, Long Haochen logró repeler los ataques de cuatro Removedores de Cazadores de Demonios para darle a sus compañeros la oportunidad de lanzar sus ataques desde el aire.

Y aquellos aliados suyos, ¿solo que eran esas personas? Sus técnicas y ataques fueron simplemente inauditos. Un escudo usado como un hacha de batalla, una gran bola usada para lanzar ataques aplastantes, y un miembro del escuadrón que hizo aparecer un fénix. Y el más fiero de ellos era su invocador, ¿solo qué fue lo que llamó? ¿No era un Dragón Diablo? Con su apariencia sola dejó a aquellos demonios medio muertos de terror, así que ellos incluso no pusieron resistencia. Los resultados fueron obvios, y esa terrorífica montura de cuatro cabezas de Long Haochen incluso no participó en la batalla.

Si uno pudiera decir que, durante la batalla contra los Demonios Jacques, los siete miembros del Escuadrón Caza Demonios de grado rey fueron asombrados por la fuerza del 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, entonces esta vez, ellos estaban totalmente entumecidos.

Incluso aunque Tian Qing claramente entendió que no debería preguntar acerca de los secretos de otras personas, se sentía extremadamente curioso acerca del hecho que un Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, solo alcanzando el sexto paso, igualaría a su propio Escuadrón Caza Demonios de grado rey en fuerza de pelea. Nunca antes escuchó de semejante Escuadrón Caza Demonios de grado comandante, ellos deberían haber avanzado en grado muy recientemente. Sin embargo, todavía podía ver que los compañeros de Long Haochen eran principalmente poderosos con respecto a poder explosivo y nada más, aun así, sus ataques explosivos eran realmente aterradores.

En realidad, no era de extrañar que Tian Qing encontrara esto difícil de comprender. ¿Quién habría adivinado que el equipo de Long Haochen en realidad estaba equipado completamente con estufas espirituales? Y la vasta mayoría de su grupo incluso tenía estufas espirituales fusionadas. Esta era la más importante razón por el alto nivel del poder explosivo del 64to Escuadrón Caza Demonios de grado comandante.

Los dos Escuadrones Caza Demonios rápidamente aterrizaron lejos, después de alcanzar el lugar que Tian Qing encontró de alguna manera al seguir unas marcas naturales en la tierra.

Una roca movida, revelando una oscura cueva. Ellos entraron después de ocultar primero todos sus rastros.

Este camino también estaba dirigido hacia la sección de equipo.

Después de que todos entraron a la sección de equipo, sus caras estaban brillando con emoción.

Una matanza segura con un ataque. Con la excepción del Oso Demoniaco, todo este escuadrón Removedor de Cazadores de Demonios había sido destruido, incluyendo incluso un Demonio Estrella del octavo paso. Uno podía imaginar bien su asombroso servicio miliar de eso solo. La muerte de un Demonio Estrella del octavo paso era una de las misiones que aceptó el grupo de Long Haochen, una que tenía grandes recompensas. Este era también lo que empujó a Cai’er a tomar riesgos apuntando por la vida del enemigo.

“Hachen, ¿dónde está tu compañera? ¿Ella está bien?” Tian Qing preguntó. En realidad, cuando Cai’er asesinó al Demonio Estrella de un golpe, su ataque incluso causó cambios en el cielo, dándoles un gran shock.

Long Haochen sacudió su cabeza, respondiendo, “Ella está bien. Vamos a descansar y reorganizarnos por ahora.” Lin Xin que usó la Estufa Espiritual del Fénix de Fuego Azul y Sima Xian que hizo uso de la Estufa Espiritual Trueno Purpura parecieron algo pálidos, claramente de los efectos secundarios de las estufas espirituales. Todos ellos necesitaban algo de descanso. Después de decir esto, se apresuró a regresar a sus compañeros a sus respectivas habitaciones, sin darle a Tian Qing el tiempo de preguntar algo más.

Viendo la figura de la espalda de Long Haochen mientras se iba, Tian Qing suspiró en secreto. Después de suprimir su curiosidad, todavía encontró que no preguntar era mucho mejor.

Cai’er había sido teletransportada a la Torre de la Eternidad por Long Haochen, y aunque él parecía más bien calmado, en realidad estaba ardiendo de ansiedad por dentro. Cai’er y él siempre habían estado juntos, es decir que ninguno podía entender a Cai’er mejor que él.

Bajo circunstancias normales, incluso usando el poder de la Estufa Espiritual de Samsara, ella no podía instantáneamente asesinar a una potencia del octavo paso, incluso si la potencia del octavo paso estaba puramente especializada en magia como un Demonio Estrella.

Este no era el primer demonio del octavo paso que Long Haochen enfrentó, y su comprensión con respecto al poder del octavo paso realmente era profundo. En particular, dado su perfecto ocultamiento cuando Cai’er lanzó su ataque, haciendo un asesinato seguro de un golpe, algo estaba destinado a haber ocurrido. En consecuencia, después de encontrar que algo estaba mal con Cai’er, Long Haochen no tuvo más opción que tomar el riesgo de exponer la Torre de la Eternidad enviándola ahí. Prefirió tomar el riesgo que mantenerla algo más en el campo de batalla, donde realmente era peligroso para ella.

Para el resto de la batalla, Long Haochen continuó yendo con todo, tomando cuidado de la batalla tan rápido como podía para regresar tan pronto como fuera posible. La razón era naturalmente examinar la condición de Cai’er, y no debido a que estaba apresurado en regresar a su habitación.

Con un brillo de luz brillante, la Melodía Eterna fue reactivada. Long Haochen se transportó él mismo a la Torre de la Eternidad muy impaciente justo después de regresar a su habitación.

Aunque ellos ya podían entrenar en el segundo piso de la Torre de la Eternidad, la entrada a la torre todavía estaba en el primero piso.

Cai’er estaba tranquilamente sentada ahí, con las piernas cruzadas, y con una mirada, la expresión de Long Haochen inmediatamente cambió. Esto era debido a que abruptamente se dio cuenta de que no podía sentir signos de vida desde el cuerpo de Cai’er, mientras ella se sentó ahí como una escultura.

“¡Cai’er!” Long Haochen llamó con ansiedad, pero aun así, no era al final una persona impetuosa que se precipitó a atreverse a tocar el cuerpo de Cai’er. Cuidadosamente acercándose, usó su gran fuerza mental para explorar la respiración de Cai’er.

En una distancia tan cercana, Long Haochen finalmente logró con dificultad sentir los rastros de las fluctuaciones de energía espirituales de Cai’er. El sentimiento de intranquilidad en él gradualmente se volvió en sorpresa. La respiración de Cai’er todavía estaba presente, pero era muy débil. Y la energía espiritual en ella pareció haberse mezclado con el ambiente alrededor, como si ella se volviera una parte de la Torre de la Eternidad. Desde que nada de su habitual intención asesina fue emitida, ella daba la sensación de ser una con el mundo.

¿Podría ser que Cai’er está teniendo su despertar como un escogido de dios? Long Haochen no estaba seguro, pero sintió ligeramente que el actual estado de Cai’er no podía ser descrito como bueno, no era uno peligroso tampoco.

“Que chica tonta eres, para actuar tan precipitadamente.” Long Haochen suspiró ligeramente, pero tenía una mirada indulgente hacia Cai’er. Sentándose cerca de ella, su mirada no se movió de ella, sintiendo algunos cambios en su aura. Antes de que Cai’er despertara, absolutamente no podía dejarla.

Como Long Haochen supuso, obviamente no era por usar su fuerza normal que Cai’er logró asesinar a Xing Suo de un golpe.

De acuerdo a los planes de Long Haochen y Tian Qing, el asesino de su Escuadrón Caza Demonios de grado rey se suponía que trataría de asesinar al Demonio Estrella.

Su asesino era una potencia del séptimo paso, y un asesino del séptimo paso tenía ciertamente alguna oportunidad de exitosamente matar a un mago del octavo paso. Basado en sus planes originales, ellos no tenían las esperanzas extravagantes de exitosamente asesinar al Demonio Estrella, y solo esperaron infligir algo de daño serio. No familiar con la fuerza de Cai’er, Tian Qing le dio la misión de asistir en el asesino de forma secundaria.

Sin embargo, la primera vez que los sentidos del Demonio Estrella lo salvaron, el asesino del séptimo paso fue encontrado más rápido de lo esperado. Aunque le dio su ataque con todo, solo infligió una ligera herida en el Demonio Estrella y nada más. Sin embargo, la intervención del asesino del séptimo paso atrajo sin duda la atención de todos los Removedores de Cazadores de Demonios. Y justo en ese momento, Cai’er, que estaba usando el Collar de Invisibilidad en combinación con su propia habilidad del sexto paso, Invisibilidad, continuó flotando a una distancia de cien metros del suelo, esperando por una oportunidad.

Cai’er entendió muy claramente que para deshacerse de este escuadrón Removedor de Cazadores de Demonios dentro del periodo de tiempo más corto posible, lo más importante era suprimir el poder de pelea del Demonio Estrella actuando como su líder. De otro modo, dado el gran poder de los Demonios Estrella y esa indetenible Técnica de la Gran Profecía, cuando trataran su mejor esfuerzo contra ellos, algunas casualidades muy posiblemente ocurrirían.

En consecuencia, justo en ese momento, Cai’er solo tuvo un pensamiento, y ese era intentar de hacer su mejor esfuerzo contra ese Demonio Estrella. Mientras que por cuánto sería capaz de hacerlo, ella no le dio mucho pensamiento ya que sabía que Long Haochen definitivamente vendría a salvarla en caso de peligro mortal.

Justo entonces, los ojos y mente de Cai’er estaban solamente enfocados en su objetivo, como si nada más a excepción de ese Demonio Estrella y ella misma existiera en el mundo. Mientras tenía un enfoque absoluto, desvaneciéndose completamente, y liberando sus sentidos a su más alto nivel, Cai’er desapareció enteramente. Justo como Long Haochen sintió antes, en su anterior ataque, ella se volvió como una nube en el cielo, una ráfaga de viento entre las nubes. Incluso el Demonio Estrella del octavo paso no tenía modo de sentir su existencia.

Bajo estas circunstancias, la Daga de Samsara y la Estufa Espiritual de Samsara produjeron un poder destructivo sin precedentes que apareció en la mente de Cai’er. Justo en ese momento, ella sintió a sus propios sentidos fusionarse uno con el otro, sacando todo su poder desde sus instintos. Ella misma incluso no entendió como lanzó tal golpe.