Long Haochen repentinamente sintió su pulso acelerarse, como si alguna fuerza inmaterial estuviera afectándolo. En frente de ellos, Tian Qing solo retransmitió el mensaje de que el enemigo solo estaba a tres kilómetros de distancia, y que ellos lanzarían un ataque en alrededor de dos minutos.

Long Haochen repentinamente giró su cabeza hacia Lin Xin y gritó, “¡Lin Xin, Ojo de Águila! Apresúrate, ¡examina si no hay algo extraño con ese escuadrón Removedor de Cazadores de Demonios!”

Lin Xin reaccionó inmediatamente, sintiendo que algo estaba mal con el comportamiento de Long Haochen. Sin atreverse a relajarse, apresuradamente ondeó su Bastón de Cristal de Fuego en su mano y liberó la técnica Ojo de Águila.

Durante este tiempo, los dos Escuadrones Caza Demonios estaban avanzando hacia adelante, todavía aproximándose hacia el enemigo.

Long Haochen preguntó ansiosamente, “¿Cómo va?”

Lin Xin frunció sus cejas, “Veo al enemigo. Es muy extraño, siento que el hombre liderándolos en muy raro. Hay un sombrero en su cabeza, cubriendo su cara, aun así, siento que él es muy familiar. También, la chica con la capa blanca detrás de él se siente muy familiar. ¡Espera! ¡Es ella!”

Lin Xin repentinamente gritó en alarma en frente de todo su equipo, y Long Haochen preguntó apresurado, “¿Quién?”

Lin Xin replicó, “¡Esa es Yue Ye! ¡La chica en su equipo es Yue Ye! ¡No es bueno! Podría ser su líder el mismo de esa vez…

Cierto, Cierto, mientras usaba Ojo de Águila para explorar, Lin Xin se enteró que la chica siendo segunda al mando de este equipo estaba removiendo su capa exponiendo su cara. Aunque solo duró por un instante, el cabello purpura alrededor de su cara y su apariencia perfecta fueron claramente vistas por Lin Xin. ¿No era esa claramente Yue Ye?

Long Haochen instantáneamente se veía sombrío, “Hemos sido engañados, ¡está es una trampa!” Él miro hacia adelante, al grupo de Tian Qing. Pero justo entonces, Tian Qing justo cruzó la colina, desapareciendo de la línea de visión de Long Haochen.

Fuertes fluctuaciones de magia instantáneamente surgieron, e incluso desde lejos, ellos podían claramente sentir la temperatura caer, mientras terribles fluctuaciones de energía se elevaban. Obviamente, el 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey iba con todo en su ataque, y para cuando Long Haochen se dio cuenta, ya era demasiado tarde.

Verdad, ese grupo dejando la Ciudad Mayor Jacques sin apuro estaba formado de Ah’Bao y su escuadrón Removedor de Cazadores de Demonios del tipo Equipo Dragón.

Después de llegar a un juicio preciso, Ah’Bao tomó tiempo para tender una red inescapable para atrapar al grupo de Long Haochen. Sus métodos fueron muy simples: primero que todo, ellos hicieron su mejor esfuerzo para mantenerse fuera del rango de detección de los Escuadrones Caza Demonios, antes de retirar a los otros escuadrones Removedores de Cazadores de Demonios uno después de otro. De este modo, ellos gradualmente hicieron que el grupo de Long Haochen relajara su vigilancia. Cuando ellos se fueron de la ciudad, su meta era naturalmente jalar a la serpiente fuera de su hueco. ¿Pero cómo podrían ellos poner el cebo para el pez sin darle al grupo de Long Haochen la oportunidad de una emboscada?

La estratagema de Ah’Bao no era algo brillante, sino más bien absolutamente simple y efectiva. Long Haochen y Tian Qing eran ambas personas inteligentes, pero algunas veces, la verdad y el engaño no eran fáciles de separar, especialmente con la absoluta confianza de Ah’Bao en su plan. Esta era también la razón por la que colocó las tropas para su emboscada muy lejos de la ciudad.

En el instante que Yue Ye se sacó su capa, Ah’Bao le lanzó una mirada disgustado. Y justo en ese momento, intensas fluctuaciones mágicas repentinamente anunciaron la aparición de un Escuadrón Caza Demonios con seis miembros, corriendo hacia ellos.

No es esa persona. Esta fue la primera sentencia de Ah’Bao. Pero no importa qué, todavía era un Escuadrón Caza Demonios. Y además, para que un Escuadrón Caza Demonios tuviera el coraje para atacarlo, debería ser al menos un Escuadrón Caza Demonios de grado rey, en consecuencia, deshacerse de ellos ya sería un logro bastante grande.

Una severa sonrisa escapó de la boca de Ah’Bao, y con un frío grito, ordenó, “Formación defensiva.” Justo después de decir eso, ondeó su mano derecha y lanzó una bola negra purpura en el cielo, que explotó con una intensa luz.

Esta era la señal, la señal lanzada para la emboscada.

El inmenso Oso Demoniaco caminó con grandes pasos hacia adelante, y justo entonces, poderosa magia surgió.

Tormenta de Hielo, un hechizo de hielo de gran escala del séptimo paso.

El 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey solo tenía un total de tres piezas de equipamiento legendario: el escudo en la mano de Tian Qing, la Bola Plateada de Cristal de su invocador y el bastón de su mago. Este era el patrón óptimo de asignación que la mayoría de los Escuadrones Caza Demonios escogerían, asegurando mejor la supervivencia y poder de ataque de los Escuadrones Caza Demonios. Sin duda, el mago era su atacante más poderoso.

Tormenta de Hielo era un hechizo de gran alcance, por el cual incluso un mago del séptimo paso necesitaría al menos un minuto para lanzarlo. Pero incluso así, este hechizo era el más poderoso del elemento hielo para todo el séptimo paso.

Además, el mago del 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey estaba cantando lentamente, demorando el uso de su magia para incrementar la condensación del poder mágico incluso más.

Copos de nieves fluyeron desde el cielo, produciendo un sentimiento frío y abrumador. Además, ellos estaban acompañados por zumbidos insuperables. Cada copo de nieve era tan destructivo como una espada filosa, cortando el aire, y cortando todo en su camino. En medio de los terribles zumbidos, los copos de nieve estaban acelerando, y el Escuadrón Caza Demonios de grado rey continuó, avanzando con una velocidad abrumadora.

Tormenta de Hielo no era un hechizo puro del elemento agua, sino también incluía al elemento viento. El bastón del mago del 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey era también de un tipo raramente visto de elemento dual viento y hielo, dándole a este hechizo un poder incluso más grande. Cuando se usaba correctamente, claramente llevaba el poder y potencia de un hechizo de fuego.

Uno podía ver que, durante el uso del hechizo, la cara del mago gradualmente se volvió más pálida. De esto, uno podía imaginar bien lo masiva que era la carga en él.

Este era un hechizo absolutamente inevitable, cubriendo una escala de varios kilómetros cuadrados. Ah’Bao y sus aliados demonios rápidamente se juntaron, mientras el Oso Demoniaco entrelazó sus dedos y se paró firme y audaz. Uno podía observar que todos sus cabellos se endurecían, y algunas ondas negras purpura cubrieron su cuerpo. Estaba de pie como un escudo protector, apunto de resistir el poderoso ataque llegando.

Los dos jóvenes vestidos de negro lentamente se pusieron de pie detrás de él, emitiendo un profundo resplandor purpura desde sus manos, y para el asombro de uno, un bastón apareció en las manos de cada uno de ellos. Además, ellos irradiaban fluctuaciones mágicas muy poderosas. Aunque no alcanzaban el nivel legendario, eran unas existencias en el pico del nivel glorioso. De hecho, los magos demonios raramente usarían bastones. Bastones del elemento oscuro podían solo ser hechos por los mismos demonios, ¡dado que la Alianza del Templo nunca haría bastones de este elemento! De la apariencia de los dos de ellos, el nivel de poder de este escuadrón Removedor de Cazadores de Demonios podía fácilmente ser discernido. Incluso sin la presencia de Ah’Bao, la fuerza de este escuadrón Removedor de Cazadores de Demonios ya era superior al grupo que el equipo de Long Haochen se encontró antes.

El cuerpo de Ah’Bao lentamente se enderezó, de pie en el centro de su equipo. En frente de la abrumadora Tormenta de Hielo, sus ojos repentinamente se iluminaron, y de repente se sacó su sombrero, antes de lanzar un poderoso puñetazo hacia el cielo.

Justo cuando este puño estalló en el cielo, rasgó el espacio, y aquellos copos de nieves fueron repentinamente aplastados, derretidos incapaces de alcanzarlos.

Poderosa magia y poderosa fuerza. Justo como este choque ocurrió, el más dominante evento en el campo de batalla fue el sonido ensordecedor, y la tempestad de hielo y nieve gradualmente se juntaron en el centro después de cubrir un área de un kilómetro cuadrado. Gradualmente, un masivo tornado de nieve y hielo se formó, golpeando a las diez potencias demonios.

Este hechizo era la carta trampa del 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey, al igual que el ataque más grande que este mago podía usar. Del mismo modo como el Fénix de Fuego Azul de Lin Xin, el uso de este ataque drenaba toda la energía de él y lo hacía perder toda su fuerza de una vez.

Mientras la Tormenta de Hielo se extendió los otros del 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey naturalmente no se quedaron inactivos, sino que se precipitaron hacia adelante en una asombrosa felicidad. Su sacerdote ya liberó las habilidades de curación para ayudar al mago a recuperar su energía espiritual. El invocador también comenzó a cantar rápidamente, invocando una bestia mágica del sexto paso una después de otro, apuntando directamente a los Removedores de Cazadores de Demonios. Tian Qing levantó su espada por encima de su cabeza, frenéticamente encontrándose al Oso Demoniaco de frente, mientras su asesino se volvía invisible, y el guerrero sacaba una gigantesca hacha.

La principal razón por la que Tian Qing estaba confiando en su habilidad para emboscar a este escuadrón Removedor de Cazadores de Demonio era fundamentalmente debido a su poderoso hechizo de Tormenta de Hielo. Tenía una inmensa confianza en su mago. De acuerdo a sus cálculos, este hechizo al menos sería capaz de debilitar a las fuerzas enemigos por un tercio, enormemente afectando a sus tropas, mientras que, al mismo tiempo, cuidaba una pérdida de velocidad en su lado debido al hielo y a la temperatura congelante. Así, el resto de la batalla naturalmente iría a su paso, y Tian Qing estaba confiado en ser capaz de terminar esta batalla en corto tiempo, antes de escapar instantáneamente. Planeó regresar a la misma sección de equipo como antes para descansar y reorganizarse. Mientras esto funcionara, incluso mantenerse ocultos por tres meses mas no era problema para ellos, y ellos luego se irían de este lugar para completar otras misiones.

En el instante que la Tormenta de Hielo cubrió a todos sus enemigos, Tian Qing pareció pensar que esta misión ya fue completada. Sin embargo, cuando estaba a cien metros de distancia de los enemigos, su cara cambió enormemente una vez más.

Él anticipó la resistencia del Oso Demoniaco, desde que después de todo, los Osos Demoniacos eran bien conocidos por sus defensas. Sin embargo, la defensa de su centro y su retaguardia fueron en contra de sus expectativas. Con Tormenta de Hielo siendo un ataque omnidireccional, tener fuerte defensa en solo un lado era insuficiente. Aun así, los enemigos lograron defenderse contra ella desde todos lados.

Los dos demonios en la retaguardia produjeron una inmensa barrera, constantemente repeliendo los ataques de la Tormenta de Hielo, y aunque soportarla era agotador y los forzó a lanzar hechizos uno después de otro, ellos todavía se mantenían bien contra ella. Lo más importante, ese joven vestido de negro flotando en el aire, aniquiló la gran mayoría del poder de la Tormenta de Hielo con sus puños, aligerando el poder de su hechizo por al menos la mitad. Aunque ellos todavía fueron afectados por el frío, al menos hasta ahora, no había signos de verdaderas heridas entre las personas de sus filas. De hecho, ese mago del 17mo Escuadrón Caza Demonios de grado rey no podía mantener este hechizo por mucho tiempo, debido a que después de todo, su poder mágico era limitado.

Anuncios