Long Hao Chen agarró la caña de bambú de Cai’er y regreso a sentarse en el lugar donde estaba anteriormente sentado, dejándole un sitio en el lugar vacío siguiente al de Li Xin, y ayudo a Cai’er a sentarse.

Lin Xin estaba bastante curioso; después de todo, no había sabido de Long Hao Chen por un largo tiempo, pero Li Xin parecía completamente asombrada.

“Hermano menor, ¿esta persona es?” Long Hao Chen comenzó a ruborizarse, mientras respondía, “Esta es Cai’er, es mi amiga.”

Li Xin lo miró, antes de mirar a Cai’er, ante su cara comenzó a exhibir una sonrisa grotesca, “Jeje, así que es tu noviecita. Señorita Cai’er, hola, soy Li Xin, la hermana mayor jurada de Hao Chen.”

“Hola.” Cai’er dijo en voz baja, pero se mantuvo en silencio después de decir esto.

Long Hao Chen dijo en voz baja para que ella escuchara, “Cai’er, ¿vienes a participar en la competencia también?

“Mh.” Cai’er asintió en aprobación.

Long Hao Chen no pudo evitar decirle inmediatamente, “Pero nunca me has dicho sobre eso ante.”

Cai’er respondió, “También tu nunca preguntaste por qué llegue a la Ciudad Santa.”

Long Hao Chen rascó su cabeza. Si, parece que nunca se lo había preguntado antes

Li Xin dijo, “Señorita Cai’er, viendo tu mascara negra, debes ser del Templo del Asesino, ¿cierto?”

Cai’er calmadamente asintió. Al lado, Lin Xin también estaba sorprendido, ¿una asesina ciega? Pero por lo que él sabía, no parecía muy convincente. Naturalmente, no expresó su opinión para parecer cortes; incluso aunque estaba asombrado, todavía planteó la pregunta.

En el segundo piso del salón de asuntos oficiales, carios hombres vestidos de negro que llevaban velos negros miraron hacia abajo; desde sus pelos negros, podía verse que ellos no eran jóvenes.

“¿Así que es esta pequeña chica? ¿Cómo llegó él a familiarizarse con la Chica Santa?” Un anciano vestido de negro no pudo evitar preguntar.

“Es desconocido. De nuestra investigación, parece que la Chica Santa no conocía de esta persona en el pasado.”

“¿No conocía? ¿Cómo puede alguien que ella no conozca conseguir que hiera al nieto del viejo Yang del Templo del Caballero? Hey, tu del clan Falcon, estas seguro que investigaste esto, ¿bien?”

“Viejo Ying, no te enfades. Deberías saber del temperamento de esta Chica Santa y su percepción. A ella no le gusta ser supervisada por nosotros.”

“Hmpf.” Estando en el centro del salón estaba un viejo vestido de negro que también era el vice maestro del salón del Templo del Asesino, el heroico y magnifico maestro Ying Suifeng. No importaba cómo se viera él, no veía a Long Hao Chen favorablemente. Se atrevió a ‘usar’ a la Hija Santa de Samsara. Fue suerte de que este objeto antiguo, Han Qian, fue el enviado para reclamarme. Pero el único que se quejara debería ser yo. Alguien de su Templo del Caballero se atrevió a ‘usar’ a nuestra Cai’er. Cuanto más Ying Suifeng pensó acerca de esto, más se ponía molesto. Sus ojos no podían evitar llenarse con un intenso espíritu asesino. Mientras Cai’er estaba actualmente abajo, gozosamente charlo con Long Hao Chen, este último sintió un escalofrío cubriendo todo su cuerpo, e instantáneamente, la sangre en su cuerpo se elevó. Una luz dorada al instante brotó de su cuerpo, al instante esparciéndose, y volviéndose extremadamente condensada. Sobre la cabeza de Long Hao Chen, una tenue forma dorada condensada en una espada apareció, “¿Eeh?”

Ying Suifeng, completamente asombrado, dijo en voz baja, “¿Quinto paso? ¿No cuarto? Viejo Águila, ¿cómo condujiste la investigación?”

“¿Huh? ¡Pero la información dicha de que era un cuarto paso no puede estar equivocada!” Los ancianos de pie a su lado tenían miradas llenas de dudas, “Al menos que… Al menos que haya roto a través de él durante estos últimos días.” Ying Suifeng instantáneamente parecía estar de mal humor: “¿Qué debería hacer? ¿Dime qué debería hacer? ¡Este pequeño mocoso de tu Templo del Caballero quiere se… secuestrar a nuestra Cai’er!” Casi dejo salir las dos salir las dos palabras ‘Chica Santa’.

Han Qian dijo, lleno de furia, “¿Que ‘secuestro’? Con el consentimiento mutuo de ambos. Es visible un amor elevándose por sí mismo, ¿estas entendiendo?”

Ying Suifeng no se rindió en lo más mínimo, mientras continuaba, todavía molesto, “¡Amor que se eleva por sí mismo, mi culo! ¡Nuestra Cai’er solo tiene 14 años, tu Long Hao Chen es claramente es una vieja vaca comiendo pasto joven!”

Han Qian dijo en furia: “¡Tu culo lleno con pedos, quieres decir! ¡Eres el único que debería llamarse vieja vaca comiendo hierba joven! Nuestro Long Hao Chen todavía tiene 14 años en este año, que es al menos mayor que ella por unos pocos meses.”

“¡¿Qué?! ¡¿Todavía 14 años?!”

Una ligera sonrisa apreció en la cara de Ying Suifeng, “Un caballero del quinto paso a la edad de 14 años, esta es una verdad terrible.”

Han Qian apretó sus puños agresivamente, porque Ying Suifeng repentinamente liberó hacia Long Hao Chen algo de intención asesina; Han Qian aún estaba extremadamente resentido hacia el Templo del Asesino por haber herido a un joven con alto estatus. Si Long Hao Chen fuera el problema, la relación que había sido construida por muchos años entre los dos Templos realmente podría ser desestabilizada hasta cierto punto. Pero Ying Suifeng no espero lo que dijo justo después, “Mi error, tiene 24 años.”

Han Qian inmediatamente se calmó y junto con su furia desvaneciéndose, calmadamente dijo esto. Ying Suifeng camino hacia adelante, y con una carcajada, le dio una palmadita en su hombro, “Cierto, 24 años, entiendo, entiendo. Ahora dime la verdad, de tu boca a mi oído. Después de todo, ¿cuál es nuestra relación? Definitivamente mantendré esa información confidencial. Al igual que tu mantendrás el secreto para nosotros. ¿No es esta una buena manera de mantener a nuestros dos Templos en una relación familiar?”

Han Qian estaba en ese momento en una lucha interna. Mirando a Ying Suifeng con una cara sombría, fríamente resopló.

“Ustedes dos viejos bastardos están conspirando, ¿qué tipo de acto vergonzoso están preparando juntos?” En ese preciso momento, una voz vieja resonó. Este anciano tenía una toga dorada, su cara dudosa miraba a estas dos personas paradas. Han Qian levantó su mano, dispersando y aislando luz, “No es nada, Ying Suifeng estaba solo teniendo, estoy manteniendo un ojo sobre él.”

Ying Suifeng convenientemente asintió en acuerdo, pareciendo de buen humor, “Eso es cierto, solo tenía un espasmo, pero ya está todo bien. Viejo Lin, el sorteo está a punto de empezar. Escuche que este joven de tu familia entró a estas finales también, ¿cierto?”

La complexión de este viejo mago instantáneamente cambió, “Humpf, no traigan a este pequeño bastardo, solo pensando en él me hace enfurecer.”

Ying Suifeng casi se cayó de la risa, y dijo, “Cálmate. En realidad, ¿no estas extremadamente orgulloso de él? ¿No es este nieto tuyo con grandes logros en la alquimia una gran fuente de admiración dentro de tu Templo?”

El viejo mago abrió mucho sus ojos, y replicó, “El logro de este pequeño bastardo con respecto a la alquimia es muy bueno, pero incluso no sabe por sí mismo cuál es la razón por la que quiere unirse a un Escuadrón de la Cacería del Demonio.”

Han Qian dijo, “Aún es mucho mejor que este mocoso de mi familia; arrogante más allá de los límites, pero no pudo incluso pasar las preliminares.”

“¿Eh? ¿No que el joven Han Yu rompió a través del quinto paso? ¿Entonces cómo es que no pudo incluso conseguir pasar estas preliminares?”

El viejo mago lo miró extremadamente curioso, pero incluso no ocultó la cara burlona que llevaba, “Lin Chen, viejo estúpido, ¿es divertido reírse de la desgracia de otras personas? ¡Humpf!”

Han Qian repentinamente se puso de mal humor. Lin Chen tenía una gran sonrisa, antes de responder, “¿Cómo puedo reírme de la desgracia de otra persona? Solo pensé que el pequeño bastardo de mi familia era solo una fuente de pérdida de prestigio, pero resulta que él tuyo también es el mismo caso. Esto me hace realmente sentirme a gusto; al menos, el mocoso de mi familia llegó a través estas eliminatorias.”

 

“Tu…” Han Qian echó una mirada de enojo a Lin Chen, “¿Qué paso contigo? ¿Estás buscando pelea? ¡Entonces ven! Soy el más cercano a romper a través del noveno paso, después de haber estudiado un hechizo prohibido como un medio para entrenar. Aún no está completo todavía, pero puedo tratar de sacarlo, si es que lo quieres.” Lin Chen no tenía el más mínimo tirón de miedo.

“Bien, bien. Ustedes dos, no comiencen una pelea de gallos tan pronto como se encuentren uno al otro. ¿Está bien con que sean tratados como payasos por los otros?” Una suave voz femenina resonó, y una mujer de mediana edad vestida con una toga blanca se aproximó. Su cabello dorado cubría sus hombros desde atrás, y mientras bordados cubiertos con místicos personajes dorados que avanzaban estaban dibujados. Ella no era joven, pero su encanto y sus hermosos rasgos todavía permanecían. Mirándola, Han Qian y Lin Chen volvieron lentos. Cada parte se quejó antes de detenerse. Ying Suifeng ligeramente sonrió, asintiendo a esta mujer vestida con toga blanca, y dijo, “Saludos, Cardenal Ruoshui”.

Cualquiera que pudiera oír cómo ella fue dirigida, sin duda, estaría escandalizado. Esta mujer vestida de blanco que se veía en sus cuarenta era en realidad una Cardenal del Templo del Sacerdote, ¡el octavo paso de la vocación! Y mirando el comportamiento de Han Qian y Lin Chen, era claro que ellos estaban dando la cara. Ruishui asintió, llevando una sonrisa, mientras dijo, en retorno, “Saludos, Maestro del Salón Ying.”

Con un leve suspiró, continuó, “Acerca de la situación que estaban hablando, durante la clasificación, un pequeño monstruo también a aparecido en nuestro Templo del Sacerdote.”

“¿Eh?” Las otras tres personas bajaron simultáneamente su mirada. Los Seis Grandes Templos tenían una relación competitiva, y la Selecciones de la Cacería del Demonio eran uno de los varios medios a través de los cuales ellos competían entre ellos mismos. Así, las clasificaciones de los otros Templos era algo que ellos no perdían de vista. Actualmente, Ruishui se miraba como si estuviera teniendo un dolor de cabeza. Naturalmente, los otros estaban bastante curiosos. Ruishui suspiró ligeramente, antes de decir, “Durante las siguientes clasificaciones, temó que nosotros tendremos que cambiar las reglas de esta competencia.” Al mismo tiempo mientras ella hablaba, su mirada fue dirigida a un chico calvo hacia abajo.

En el salón de asuntos oficiales, Long Hao Chen usó repentinamente su luz santa atrayendo la atención de todos los otros competidores. Sin embargo, esta previa intensión asesina había rápidamente desaparecido, así que Long Hao Chen rápidamente regreso a su estado normal. Solo, en su espalda, algo de sudor frío quedó. La mirada de Cai’er estaba lleno con hostilidad; ya que anteriormente, Long Hao Chen había sentido esa intensa intención asesina. Su mano izquierda ya había sido levantada, pero justo después desapareció, rápidamente bajando su mano.

“¿Qué está pasando?” Li Xin sospechosamente hizo esta pregunta. Long Hao Chen sacudió su cabeza, y respondió, “La culpa es mía, por una fracción de segundo, pensé que sentí que la atención de alguien se enfocó en mí, lleva con una intensa intención asesina.”

La cara de Lin Xin parecía indiferente mientras le respondía, “No importa, son estas personas que te están probando, ¿los ves? En el segundo puso, los altos mandos de los Seis Grandes Templos están asistiendo a un ritual antes del sorteo. Lo que sentiste definitivamente vino de la dirección de estos viejos chicos aburridos. Después de todo, ¿quién se atrevería a causar problemas en nuestro palacio de oficina de la Alianza?”

Justo en ese momento, un anciano vestido con una armadura de ligero color dorado apareció en la terraza de la sala de los asuntos oficiales.

Este anciano tenía una estatura alta y robusta, y se sentía incluso más robusto que el chico calvo. Su canoso pelo corto estaba levantado, y a pesar de su edad, no se veía en lo más mínimo débil. Sus músculos, tan robustos como el granito, estaban cubiertos por una imponente armadura. Esta armadura color dorado estaba lleno con un increíble prestigio. Mientras aparecía, su imponente presencia naturalmente atrajo la atención de todos los competidores que estaban actualmente presente.

Anuncios