El tercer día de la Selección de la Cacería del Demonio todavía estaba en marcha, y a causa del número de personas que se quedaron disminuyó, el resultado de la Selección de los Seis Grandes Templos ya estaba cavando en la tarde.

La suerte de Li Xin claramente no era tan pobre coma la de Long Hao Chen: se enfrentó a un fuerte oponente, pero su montura era incomparable. Una vez más usando la superioridad de Rose y su ventaja como un Caballero de la Venganza, ella pasó a través de este tercer partido. Esto era algo que Ye Hua no esperó en absoluto.

Justo como todos esperaron, los tres otros caballeros del quinto paso ganaron, y Long Hao Chen se volvió el candidato principal para el sitio vacante.

En la oficina del Templo del Caballero…

Un anciano estaba sentado en frente de una mesa de negocios, calmadamente mirando la información en su mano. Este aciano tenía caballero plateado, e incluso aunque estaba sentado ahí, podía claramente ser visto que era bastante alto. Sus hombros eran especialmente anchos y su edad no afecto su digna apariencia.

Este anciano era el político más calificado en la Alianza del Templo y sus cuarteles generales dentro de la Ciudad Santa. Dentro de toda la Alianza de los Caballeros, era solo el segundo de los tres grandes Caballeros Divinos que eran los jefes santos de los caballeros. Esta persona era uno de los que estaba previamente sentado en medio de los sitios de la plataforma del Estadio de los Caballeros, rodeado por otros ancianos.

Toc, toc, toc. Alguien golpeó la puerta.

“Entra.” El Jefe de los Caballeros Santos lentamente levantó su cabeza, e indiferentemente dijo.

Abriendo la puerta, y entrando desde afuera estaba alguien con una fuerte figura con un físico fornido y cabello marrón, Han Yu. Solo que su cara no tenía lo más mínimo de su previa arrogancia, estaba solo lleno con nerviosismo, dolor y otros sentimientos melancólicos de este tipo.

Mirándolo, la complexión del Jefe de los Caballeros Santos repentinamente cambió, mientras convenientemente lanzaba los dato de los 19 competidores de hoy que él estaba leyendo en la mesa-

Bang-, El puño de Han Yu se apretó contra su propio pecho, mientras respetuosamente realizaba un saludo de caballero ante este anciano.

El Jefe de los Caballeros Santos fríamente lo miró a él, sin decir una sola palabra.

La frente de Han Yu estaba llena de sudor, mientras silenciosamente bajaba su cabeza.

“Arrodíllate.” El Jefe de los Caballero Santo ferozmente golpeó su escritorio, su cabello y su barba fueron sacudidos y una intensa presión instantáneamente llenó toda la habitación, completamente girando alrededor del aire interior.

Tragando, Han Yu se arrodilló, y su cara estaba en ese momento, extremadamente pálida.

Bajo el poder opresivo liberado por este Jefe de los Caballeros Santos que estaba parado ante él, tan fiero  como una montaña, parecía como que podía ser destruido como palillos en cualquier momento.

El Jefe de los Caballeros Santos lentamente se levantó y camino desde atrás de la mesa. Apuntó su dedo a Han Yu, “¡Estupendo! ¡Eres realmente magnifico! ¿No eres un poco demasiado vanidoso? ¿No decías que eras el mejor joven de tu generación? ¿Estas satisfecho ahora? ¡No pasaste las preliminares, y además, fuiste golpeado por un oponente en el cuarto paso! ¡Que héroe!”

Han Yu bajó su cabeza, miserablemente ceñido,, “Abuelo, estaba equivocado. Fue completamente mi error, por favor castígame adecuadamente.”

“No me llames abuelo, no tengo un nieto tan decepcionante.” El Jefe de los Caballeros Santo levantó su pierna y golpeó a Han Yu, “Incluso ahora, todavía no sabes por qué estabas equivocado. Crees que estoy molesto por el hecho de que perder el partido de hoy me hizo perder la cara, ¿cierto? Estas equivocado. Déjame decirte que yo, Han Qian, estoy molesto porque mi nieto incluso no se molestó en convocar a su montura y sin embargo perdió, completamente desacreditado. ¡Esta desgracia es algo que te trajiste!”

El Jefe de los Caballeros Santo estaba hirviendo en furia mientras gritaba, “¿Piensas que en ese entonces, en el estadio, quería expulsarte del Templo del caballero solo porque estaba enojado? ¡No! ¡Yo quería expulsarte porque incluso no estabas cerca de calificar como un caballero! El primero de las diez reglas de un caballero es modestia, pero dime, ¿hay alguna parte de tu ser sin valor que es modesto? Tu corazón esta solo lleno con arrogancia. ¿Piensas que, como un chico de 22 años que rompió a través del quinto paso, eres especial? ¿Qué eres un genio? Bien, ¿adivina qué? El niño con el que peleaste hoy solo tiene 14 años. ¡14 años! Comparado a él, eres solo un pedazo de mierda que quedó atrapado en el fondo de su zapato.”

Escuchando las dos palabras ’14 años’, la expresión de Han Yu estaba completamente en blanco, “No, eso no es posible.”

Han Qian fríamente miró a su nieto, “¿Imposible? ¿Piensas que la prueba de edad ósea* puede estar equivocada? Personalmente he sellado la información de su edad. ¿No era tu sueño volverte un Caballero Divino? Con tu actual integridad moral, incluso si un día, obtienes ese título, aún serás nada más que un caballero corrupto. Lleno de arrogancia y satisfacción en sí mismo, considerando a todos los demás debajo de ti, aún actuando desvergonzado incluso después de haber perdido el partido. No me hiciste perder la cara, hiciste que la Alianza de los Caballeros perdiera la cara. Si no fuera por los otros ancianos que me sostuvieron esa vez, te hubiera golpeado hasta la muerte.

El cuerpo de Han Yu comenzó ligeramente a acudirse. Desde su juventud, incluso aunque era extremadamente diligente en su entrenamiento, era naturalmente un chico muy arrogante. Desde que era un niño, esta era la primera vez que él recibía una recaída. Hoy, con esta derrota, había descubierto que era demasiado orgulloso. El combo de Long Hao Chen destrozó toda su arrogancia, y repentinamente descubrió que actualmente no era tan formidable como él había imaginado.

Han Qian aún habló con una voz fría, “Tienes solo dos opciones posibles ahora. Primero, déjame sellar tu energía espiritual y te expulsaré de la Alianza de los Caballeros. Todavía eres mi nieto, así que te daré algo de dinero, para que puedas seguir una próspera vida como un hombre ordinario. Si escoges este camino, yo personalmente, de nuestra parte, apareceré ante Long Hao Chen para cancelar tu juramente. Mientras por tu segundo camino, ya lo sabes.”

El cuerpo de Han Yu repentinamente tembló, mientras lentamente levantaba su cabeza, “Abuelo, él… ¿él realmente solo tiene 14 años?”

El anterior humor molesto de Han Qian se había calmado un poco, y fuertemente asintió, respondiendo, “De estos tres días de la competencia, puedo decir que ese chico, Long Hao Chen, tiene una perseverancia de buen corazón, honesto, valiente y brava disposición. En él, puedo ver el honor de un caballero. Si te quedas junto a él, serás capaz de aprender sobre las actitudes que un caballero debería tener. No piense que volverte un caballero asistente es una perdida de cara. Mientras no muera, él definitivamente asombrara a toda la Alianza en el futuro, e incluso a las más poderosas figuras de la Raza Demonio. Acompañándolo, como su soporte, solo tendrá ventajas para tu progreso. Su no tomas esta opción, cinco años más tarde, su espalda estará absolutamente fuera de tu alcance.

Han Yu se arrodilló una vez más, enfrentando a Han Qian, golpeando su cabeza tres veces contra el suelo, “Abuelo, en cinco años, definitivamente voy a hacer que me reconozcas.”

En este punto, se levanto recto, realizando otro saludo de caballero hacia Han Qina, y con grandes zancadas se fue.

Mirando a su figura desaparecer, la furia en la cara de Han Qian repentinamente desapareció. En su lugar, cambió en una sonrisa débilmente discernible.

“Long Hao Chen, debería realmente agradecerte hoy. En realidad, he notado antes el problema del pequeño Han Yu. Solo que nunca he encontrado una buena ocasión para darle una gran lección. Yu’er es un chico muy arrogante, pero es muy determinado. Obstruirlo solo lo hará más bravo. Y estando junto con Long Hao Chen solo será ventajoso para él. Además, ellos pueden realmente volverse Caballeros Divinos juntos. Solo me pregunto quién heredó Long Hao Chen. Usó habilidades de Caballero de la Venganza, aprendió [Espada Santa], la más poderosa habilidad del quinto paso. ¡Y el nombre de su familia es Long! No me digas que…”

En este punto, la cara de Han Qian repentinamente se volvió asombrada.

La verdadera razón por la que Han Yu siguió a Long Hao Chen era que cuando perdió en la competición, había perdido la calificación para entrar en el Escuadrón de la Cacería del Demonio. Con respecto a sus logros futuros, solo podían ser descritos como un golpe fatal. Y aunque por nombre, volviéndose el caballero asistente de Long Hao Chen podía ser llamado un golpe fatal, aún permitiéndole volverse de un Escuadrón de la Cacería del Demonio. Y Han Qian tenía una muy favorable opinión de Long Hao Chen. Teniendo Han Yu que protegerlo sería definitivamente hacer que Long Hao Chen más propenso a sobrevivir estas experiencias. También, naturalmente crecería fácilmente más cerca a Long Hao Chen dentro de cinco años. Si Long Hao Chen realmente alcanzaba el nivel Divino, sería extremadamente ventajoso para su nieto ser cercano a él. ¡Este vejete estaba lleno de segundas intenciones que Ye Hua nunca podría adivinar! Naturalmente, si no fuera por la personalidad arrogante de Han Yu que era tan perjudicial para él, ¿cómo podía Han Qian dejar que su nieto, bendecido por los cielos, convertirse en asistente de otro?


* Prueba para saber la edad de alguien a través de su huesos.