Ahora que los efectos de la magia conjunta entre el Noveno y el Décimo Guardia Santo estaban gradualmente desapareciendo, los pantanos fueron recuperando su humedad.

Lin Xin también salió de la cueva. Viendo la mirada satisfecha en su cara, era visible que el cadáver del Dios Demonio Serpiente Diablo termino siendo guardado.

“Jefe, ¿deberíamos ir por una caza del tesoro en esta cueva?” Lin Xin sugirió con altos espíritus.

Sin embargo, él muy rápidamente se dio cuenta de que la atención de Long Haochen no estaba enfocada en los tesoros en la cueva, y que en su lugar estaba mirando al pilar dios demonio cercano.

Ese masivo pilar ya había perdido su esplendor original. Manteniéndose ahí por mucho tiempo, se veía como nada más que una estela ordinaria. Una gran serpiente con forma de escultura estaba girando alrededor, aunque la luz roja en sus ojos era mucho más tenue.

“Jefe, ¿no puedes estar pensando en intentar destruir este pilar dios demonio?” Lin Xin inconscientemente preguntó, pero para su asombro, Long Haochen en realidad asintió en confirmación.

Viendo a Long Haochen, los otros no pudieron evitar mostrar expresiones sorprendidas.

Desde la era oscura de seis mil años atrás, incontables dioses demonios murieron, pero hasta este día, ninguno de los setenta y dos pilares dioses demonios fueron destruidos. Con respecto a esto, la Alianza del Templo puso muchos esfuerzos, pero incluso con el poder de artefactos divinos, eran aun así incapaces de destruir alguno de aquellos pilares de dioses demonios.

Pero en ese preciso momento, Long Haochen en realidad estaba mostrando la intención de destruir este pilar dios demonio. Incluso si todos habían confiado y creído en él, ellos todavía tenían el sentimiento de que estaba sobrestimando sus capacidades.

¿Cómo podría Long Haochen no saber la dureza del pilar dios demonio? Después de todo personalmente vio que el resultado de la fuerza completa de ataque de la píldora interna del Rey Boa del Bosque contra él. Pero también sabía que los setenta y dos pilares dioses demonios eran los fundamentos de los dioses demonios. Mientras estos setenta y dos no fueran destruidos, querer la Alianza del Templo derrotar a la raza demonio no sería más que un sueño deseado.

Actualmente, Andromalius fue derrotados por ellos, y su pilar dios demonio expuesto en frente de sus ojos. Desde que era el último y más débil de los pilares dioses demonios, ¿cómo podría Long Haochen no estar tentado?

“Quiero intentarlo.” El tono de Long Haochen no podía ser considerado determinado, sino que parecía algo emocional. Afectado por sus emociones, todos gradualmente comenzaron a llevar miradas solemnes.

Sima Xian llevó su Bola Energética de Luz, “Jefe, déjame intentarlo primero.”

“Groaa-”

Justo en este momento, un bajo rugido llegó repentinamente, interrumpiendo la sugerencia de Sima Xian.

Ese bajo rugido vino de Haoyue.

Long Haochen miró a su viejo compañero con asombro. Claramente, el humor de Haoyue se sentía anormal.

Viendo ese masivo pilar dios demonio, la mente de Haoyue parecía algo desordenada. Long Haochen inmediatamente sintió que el humor de Haoyue estaba incluso fuera de su propio control.

Con un tipo de temeridad que sería difícil de describir, el dolor se extendió desde el corazón de Haoyue, incluso transmitiéndoselo a Long Haochen.

Sus cinco grandes cabezas fueron levantadas hacia arriba al mismo tiempo, rugiendo en rabia. Pequeño Luz, Pequeño Llama, Pequeño Verde, Pequeño Azul y Pequeño Purpura estaban compartiendo el mismo estado mental, lleno con una indescriptible rabia, llenos con una ira desesperada.

Inmediatamente, un intenso brillo purpura se extendió desde el cuerpo de Haoyue.

Long Haochen se dio cuenta para su asombro que después de que este brillo purpura apareciera, llamas comenzaron a arder por todas partes alrededor del cuerpo de Haoyue.

“Haoyue, ¡no!” Volviéndose pálido de terror, Long Haochen intentó detenerlo, debido a que sintió que Haoyue estaba encendiendo el preciso origen de su propia vida.

“Raah.”

Las cinco cabezas de Haoyue fueron todas giradas al mismo tiempo, incluso rabiando con algo de crueldad a Long Haochen. Inmediatamente, el par de masivas alas en su espalda se desplegaron, llevando su masivo cuerpo directamente hacia el pilar dios demonio.

Llamas purpuras fueron elevándose más y más, y en este momento Haoyue parecía como un niño desobediente, cuya su incomparable terquedad era algo que incluso Long Haochen no logró domar.

En el momento en que su distancia del pilar dios demonio alcanzó los veinte metros, su masivo cuerpo comenzó a pararse en el aire.

Long Haochen repentinamente tuvo una impresión, que mientras las llamas purpuras elevándose alrededor de Haoyue se acercaban más, el pilar dios demonio en realidad estaba temblando un poco.

¿Cómo podía ser eso? ¿El pilar dios demonio está sacudiéndose?

            En medio de la confusión de Long Haochen, Haoyue hizo su movimiento.

Las intensas llamas abruptamente comenzaron a juntarse sobre él. Inmediatamente, Haoyue simultáneamente rugió con sus cinco grandes cabezas, y cinco brillos aparecieron, disparados desde ellas.

Estos eran cinco bizarros cristales, algo parecido a cada uno de sus cinco cabezas. Color dorado, rojo, verde, azul y purpura, estos cinco cristales estaban flotando sobre las cinco grandes cabezas de Haoyue. Pero mientras fueron liberadas, aquellas llamas purpuras estaban frenéticamente yendo hacia el frente, como si siguieran su intención.

Los cinco cristales estaban lentamente volando, formando una formación circular. Cada uno de los cinco fueron en una dirección, mientras el fuego purpura se juntó en el medio del área formada por los cristales.

Las anteriores masivas llamas purpuras rápidamente se contrajeron al tamaño de un puño, pero brillaron con una intensa luz purpura dorada.

Gradualmente, esta bola purpura dorada de luz se expandió, tomando la forma de una flecha.

Las cinco grandes cabezas de Haoyue rugieron simultáneamente, después de eso, la flecha fue enviada casi inmediatamente hacia el pilar dios demonio. Mientras fue lanzada, el masivo cuerpo de Haoyue despareció, y los cinco grandes cristales regresaron adentro de él. Uno podía claramente ver que cada una de las cinco cabezas de Haoyue estaban dejando salir sangre, su cuerpo fluctuaba con energía espiritual mientras tanto.

Long Haochen siempre había estado manteniendo la mirada sobre la situación de Haoyue, y algo de su energía espiritual ya habiéndose recuperado, inmediatamente corrió hacia él, los cuatro guardias santos lo siguieron de cerca. Solo el Décimo Guardia Santa superó a Long Haochen, inmediatamente dirigiéndose hacia Haoyue, tratando de soportar su peso.

Sin embargo, Haoyue era verdaderamente masivo. Mientras que por su enorme peso, mientras que por el especialista de viento, el Décimo Guardia Santo, parecía incapaz de soportarlo, especialmente cuando llegó en contacto con la intención purpura diseminada desde él, debilitándolo.

Esta vez, una luz amarilla brilló sobre Haoyue, enormemente reduciendo su peso. Long Haochen dejó al resto juntarse y vigilar a Haoyue.

Mientras tanto, la flecha dorada purpura había precisamente golpeado el pilar dios demonio. Bajo la mirada de todos, se volvió en un rayo brillante que hizo su camino hacia el interior del pilar dios demonio, todavía inmóvil.

Originalmente aún había algo de esperanza, las expresiones en la cara de los otros se oscurecieron inmediatamente. ¡Cierto! Incluso si Haoyue es poderoso, ¿cómo podría dañar el pilar dios demonio? Es casi una maravilla el por qué ellos estaban tan ilusionados.

Pero mientras todos estaban sintiendo la tristeza de Haoyue, Long Haochen repentinamente gritó en alarma en frente del pilar dios demonio atormentado por los ataques, “Tomen una mirada.”

La percepción de Long Haochen era más allá a la de los demás, y mientras el brillo purpura de luz desapareció, también creyó que el ataque de Haoyue se volvió inefectivo. Pero rápidamente, sus sentimientos cambiaron.

Eso era debido a que sintió el masivo temblor del pilar dios demonio antes, remplazado por la quietud de la muerte, como si estuviera a punto de colapsar. El aura saliendo de él estaba lleno de desesperación.

Una luz purpura reapareció, extendiéndose desde el interior hacia el exterior. Al comienzo, esa luz purpura era muy débil, solo ondeando débilmente en este pilar dios demonio. Pero mientras el tiempo pasó, comenzó a ganar poder, y pequeñas grietas comenzaron a aparecer en ese masivo pilar dios demonio.

Sima Xian gritó locamente, violentamente balanceando su Bola Energética de Luz. Las alas espirituales en su espalda se extendieron, y avanzaron hacia ese masivo pilar dios demonio a completa velocidad.

Un tremendo sonido metálico salió junto con cortos silbidos, estallando ruidosamente mientras se aplastaba contra el pilar dios demonio.

¡Temblores!

El área golpeada por la Gigantesca Bola de Luz en realidad fue destruida, e incontables brillos verde oscuras salpicaron alrededor. Un color dorado purpura comenzó a estallar desde adentro a una velocidad monstruosa.

Vagamente, uno podía escuchar innumerables gritos saliendo de ese pilar dios demonio, como si muchas almas fueran juntadas con la masiva destrucción.

“Bang-Bang-Bang-Bang-Bang…” Con ruidosas explosiones ocurriendo, la substancia energética, luz roja oscura que parecía formar el pilar dios demonio comenzó a dispersarse alrededor, y todo los Pantanos de Melancolía se sacudieron de eso.

Un zumbido resonó en todas las provincias de los demonios, especialmente aquellas juntadas en la frontera. Parecía que todos los pilares dioses demonios estaban pronunciando llamadas tristes de la destrucción de uno, e incluso el Pilar Dios Demonio Dragón perteneciente al Emperador Dios Demonio no era la excepción.

Cierto, en la historia compartida de la humanidad y los demonios, un pilar dios demonio fue finalmente destruido completamente este día. En otras palabras, ningún otro Dios Demonio Serpiente Diablo aparecería en todo el continente.

Long Haochen y su sexagésimo cuarto Escuadrón Caza Demonios de grado comandante trajo una nueva marea, como si simbolizara el giro de la batalla entre los humanos y el lado demonio que hasta ahora mantenían la paridad.

Mirando en blanco a ese pilar dios demonio destruido, todos estaban en un particular estado de mental. La mayoría no estaban emocionados, sino conmovidos. Podía decirse que el odio que todos ellos tenían por los demonios estaba profundamente arraigado. La ocurrencia de la destrucción de uno de los más alto símbolos de los demonios mantenía incluso más significado que su posible futuro rompiendo hacia el noveno paso.

Muchas potencias del noveno paso aparecieron en la historia, ¡pero esta era la primera vez que uno de los pilares dioses demonios fue destruido! Una incomparablemente preciosa primera vez, los setenta y dos pilares de dioses demonios solo se volvieron setenta y uno.

En algún sentido, la cosa más importante era que Long Haochen y su equipo probaron que los setenta y dos pilares dioses demonios no eran indestructibles. Destruirlos era posible, y esta información era solo incomparablemente importante para la Alianza.