Cortar en dos en un solo movimiento. Esta descripción era perfectamente adecuada para la escena. Cuando estaba cercano a su estado pico con la ayuda del Gran Hechizo Colapso Demoniaco, Andromalius fue inmediatamente cortado en dos por el Aria de la Diosa de la Luz. Ni sus habilidades ni su cuerpo lograron mantenerse de pie en frente del poderoso ataque del Aria de la Diosa de la Luz.

Era una habilidad de asesinato instantáneo. Long Haochen logró asesinar al enemigo inmediatamente. ¿Pero cómo logró eso? ¿Cómo consiguió ser tan fuerte todo repentinamente?

Solo Long Haochen entendía completamente como ocurrió esto. En este momento, sus pensamientos no pudieron evitar regresar al tiempo en que estuvo en el Templo del Guerrero, cuando llevó de regreso la intención de espada en el Aria de la Diosa de la Luz.

El líder del Templo del Guerrero, la Deidad de la Guerra Qiu Yonghao tuvo una corta charla con él, durante la cual le dijo un secreto. Este secreto había sido enterrado en el pecho de Long Haochen desde entonces.

En ese momento, Qiu Yonghao le dijo que el Aria de la Diosa de la Luz tenía un secreto. Que en ella existía un poderoso sello, marcado originalmente por el Portador de la Espada Santa Ye Wushang antes de que dejara el mundo, por el bien de ocultar el verdadero poder del Aria de la Diosa de la Luz. Esto era para evitar accidentalmente herir a las generaciones más jóvenes. Qiu Yonghao también le dijo que para deshacerse de este sello y liberar el verdadero poder del Aria de la Diosa de la Luz, la cultivación del portador necesitaría al menos alcanzar el octavo paso. Por causar un sobregiro en conjunto con el poder almacenado, podía meramente probarlo en el séptimo paso.

Luego, Qiu Yonghao le enseñó a Long Haochen el método para remover el sello. Qiu Yonghao podía ser llamado el anterior retenedor del Portador de la Espada Santa Qiu Yonghao, y también la única persona consciente de este método en el continente entero. La sinceridad que Long Haochen tuvo cuando fue a llevar de regreso su intención de espada lo conmovió y lo llevó a revelar este secreto al final. Que era debido a que también quería ver el nacimiento de un nuevo portador divino de la espada santa, capaz de heredar el legado de Ye Wushang.

Justo un momento atrás, Long Haochen retiró el apoyo del Almacenamiento de Poder para ayudar a elevar su energía espiritual a su pico, y lograr por primera vez remover el sello del Aria de la Diosa de la Luz, entonces uso el verdadero poder de esta espada divina por primera vez. Mientras que por Andromalius, se volvió la primera ofrenda para la espada divina.

La razón por la que Long Haochen había hecho esto era muy simple. Simplemente no quería darle a Andromalius la oportunidad de contraatacar, habiendo aprendido lo suficiente del Rey Boa del Bosque. Por esta razón, usó su más poderoso ataque para aplastar completamente al Rey Boa del Bosque, y completamente eliminar su alma y vida, y eliminarlo a través de la espada santa.

Una luz rojo oscura comenzó a brillar en el cadáver de Andromalius, volando de regreso afuero. Esta ocurrencia fue solo demasiado repentina, incluso sobrepasando al Décimo Guardia Santo en velocidad. Uno podía vagamente ver que esta era una corona, una corona rojo oscura que estaba goteando con sangre roja oscura.

Cuando el grupo de Long Haochen asesinó al sucesor de un dios demonio, ellos obtuvieron una Corona de Herencia. Pero el aura saliendo de esta Corona de Dios Demonio era mucho más poderosa que esa vez. Obviamente, estaba tratando de escapar y fusionarse con el pilar dios demonio de Andromalius. De este modo, muchos años más tarde, un nuevo Dios Demonio Serpiente Diablo reaparecería y comandaría a las Serpientes Diablo.

Long Haochen no lo hizo a tiempo para detenerla, mientras los otros incluidos a los dos guardias santos todavía estaban en asombro debido al ataque capaz de sacudir la tierra de Long Haochen. Cuando ellos se recuperaron del asombro, esa corona roja oscura ya estaba flotando más allá de ellos.

Debido a que Yating ayudó a Long Haochen a exhibir el poder completo del Aria de la Diosa de la Luz, estaba en un estado debilitado y fue incapaz de incluso usar la habilidad Atracción de la Santa Estufa Espiritual. En su estado de gran asombro, Long Haochen se encontró a él mismo incapaz de detenerla.

Pero justo en este momento, apareció un agresor rapaz repentinamente en el camino de esa corona roja oscura. Esta corona de dios demonio era verdaderamente rápida, a la medida que incluso evitarla era imposible, pero solo terminó siendo completamente tragada.

Con un delgado brillo dorado, para el asombro de todos, el único que tragó la corona del dios demonio era exactamente Pequeño Luz, una de las cinco cabezas de Haoyue.

El par de ojos dorados de Pequeño Luz estaban brillando, y vagamente, su cuerpo comenzó a ondear con una intención purpura. Todos sintieron que las fluctuaciones de energía espiritual en su cuerpo comenzaron a torcerse, antes de regresar a la normalidad, como si nada ocurriera. La respuesta de Lin Xin fue la más rápida. No solo era el Hermano-tiene-drogas, sino también un tacaño entre tacaños. La primera cosa que hizo fue correr e intentar preguntarle a Haoyue, “Querido Haoyue, ¿puedes por favor escupirlo?”

Pequeño Luz descontento lo miró, y sacudió su cabeza con orgullo. Parecía decir, ¿Quieres que escupa algo que acabo de comer? ¡Estas soñando!

            “¡No seas así, Querido Haoyue! ¡Esa es una Corona de un Dios Demonio! Si esta cosa es llevada de regreso a la Alianza, la podríamos intercambiar por muchos equipamientos legendarios, ¡e incluso uno o dos equipamientos épicos sería posible! ¿Cómo puedes mantener todo para ti mismo?”

Mientras que por la dolorosa apariencia de Lin Xin, Pequeño Luz actuó como si no lo viera en absoluto y solo giró su cabeza. En ese preciso momento, el Noveno Guardia Santo y el Undécimo Guardia Santo afuera también estaban regresando.

Wang Yuanyuan dejó salir una risa, “Déjalo ser, Hermano-tiene-drogas. ¿Puedes parar de ser codicioso? Tener a Haoyue comiéndola es mucho mejor que dejarla escapar. No puedo creer que esto es real, ¡en realidad logramos asesinar a un dios demonio! Esto realmente sería increíble para cualquiera.”

Ella no era la única encontrando eso increíble. Incluso Long Haochen quien llevó el último golpe sintió como si estuviera en un sueño.

Ellos realmente lo lograron, asesinaron al Dios Serpiente Diablo Andromalius. Aunque él no era más que el último de los setenta y dos dioses demonio, ¡todavía le trajo al grupo un total de 500.000 puntos de contribución! Si ellos pudieran asesinar a uno un poco más arriba de la clasificación, la recompensa sobrepasaría a un millón de puntos.

Una luz dorada comenzó a brillar en el pecho de Long Haochen, y Chen Ying’er y Cai’er finalmente fueron invocadas. Era solo que los dos de ellos no se veían tan bien. “¿Qué te ocurrió?” Chen Ying’er se veía asombrada ante la vista de Long Haochen quien estaba pidiendo el apoyo del brazo de Han Yu, y Cai’er estaba haciendo pucheros con una expresión insatisfecha. Desde que los otros fueron invocados por Long Haochen por tanto tiempo, ellos fueron evidentemente lanzados a la batalla, pero ella no fue invocada todavía.

Con dificultad, Long Haochen le sonrió, “No es nada, estoy solo sintiéndome un poco débil. Solo necesito conseguir algo de descanso.”

Un brillo dorado fue escupido desde la boca de Pequeño Luz, envolviendo a Long Haochen, ayudándolo a recuperar algo de energía espiritual.

Después de que Haoyue evolucionará al nivel de conseguir cinco cabezas, su apoyo no era solo perteneciente al aspecto de la energía espiritual, sino incluso a su vitalidad y las capacidades latentes para ayudarlo a recuperarse. Por esta razón, después de recibir el apoyo de Pequeño Luz, la cara de Long Haochen se veía un poco mejor.

Viendo la gran cantidad de cadáveres de las Serpientes Diablo más allá, Chen Ying’er y Cai’er estaban estupefactas.

Chen Ying’er tenía una mirada dudosa mientras preguntaba, “¿No me digas que la batalla ya terminó? ¡Oh mi dios! ¿Es ese un pilar dios demonio? ¿Y qué pasa con el Dios Demonio Serpiente Diablo Andromalius? ¿Escapó?”

Con una risa, “¿Escapó? ¿Dónde piensas que él escaparía? Él está justo ahí, aunque solo carne picada quedó de él. Aun así, ¡esas son todas cosas buenas! Tengo que empacarlo todo más tarde.”

Wang Yuanyuan exclamó sin reservas, “Hermano-tiene-drogas, ¿no pararás de mostrar más y más arrogancia?”

Escuchando que el Dios Demonio Serpiente Diablo murió, Cai’er todavía estaba mejor, desde que ella estaba después de todo amnésica, pero Chen Ying’er estaba de pie asombrada, “¿Estás diciendo que el Dios Demonio Serpiente Diablo fue asesinado por ustedes? ¡Mi dios! ¿Cómo es eso incluso posible?” Un brillo dorado de luz fue emitido por el cuerpo de Han Yu, envolviendo a todos adentro. Ese era el poder de la Estufa Espiritual Bendición de Luz, tremendamente acelerando la recuperación de la energía espiritual de todos adentro de su rango. Incluso los efectos posteriores de la Estufa Espiritual del Divino Trueno Purpura afectando a Sima Xian comenzaron a aligerarse.

Long Haochen dejó salir una sonrisa, “Nada es imposible, ¿no acabamos de lograrlo? Aunque la suerte jugo una gran parte, todavía lo logramos. Y con esto hemos terminado todas las misiones que tomamos esta vez.”

En este punto, comenzó claramente a mostrar algo de orgullo. Pero después de mirar a Cai’er, su alegría se aligeró mucho. Cierto, no importa cuántas ganancias tuvieron esta vez, comparado a las memorias de Cai’er, no era incluso merecedor de mencionar. Si tuviera la opción, no habría escogido este viaje en el territorio demonio, así que Cai’er no habría terminado en este estado.

“¡Todavía no estas confiando en mí!” Cai’er mostró un lado gruñón, pero no dijo nada más que eso, debido a que vio la mirada triste en la cara de Long Haochen, conteniendo algo de lamento. Por alguna razón, cada vez que ella veía a Long Haochen así, los sentimientos depresivos en su corazón desaparecían involuntariamente, mientras sentía pegada su garganta.

Los otros cerraron sus bocas subconscientemente. En esta extraña atmosfera, ellos se recuperaron mientras se bañaron en la Bendición de Luz.

Muy rápidamente, todos aparte de Long Haochen quienes fueron más allá de sus límites y Sima Xian quien estaba sufriendo de los efectos posteriores se recuperó, regresaron a su estado pico. Incluso los cuatro guardias santos no fueron la excepción, y de eso, el poder más grande de la Estufa Espiritual Bendición de Luz podía ser visto.

Long Haochen declaró, “Es tiempo para barrer a través del campo de batalla, todos.”  Y tomó el liderazgo para dirigirse a por el cadáver del Rey Boa del Bosque.

En el campo de batalla, el Rey Bosque aparte, había cadáveres de seis o siete Boas del Bosque ordinarias. Después de exterminar a las Serpientes Diablo, las Boas del Bosque que fueron capaces de irse fueron realmente pocas. Pero esto solo fue un inconveniente para el grupo de Long Haochen.

Long Haochen cuidadosamente recuperó el cadáver del Rey Boa del Bosque en su Melodía Eterna. Todavía podía sentir el calor emitido por la Melodía Eterna, visiblemente absorbiendo el poder del alma persistente en este campo de batalla.

Las elites Serpientes Diablo pagaron un precio bastante alto, por no decir nada de los cristales mágicos que ellos tienen. La capacidad de almacenamiento de la Melodía Eterna de Long Haochen siendo cercana al infinito, tomó un momento para ellos llevar todo lo recuperable aquí, haciendo al campo de batalla mucho más limpio.

Anuncios