Long Haochen puso una Píldora de Gran Recuperación en su boca, y bajó su cabeza después masticándolo ligeramente, sacando el velo cubriendo la cara de Cai’er y dejando que la píldora líquida fluyera en la boca de Cai’er.

Los labios de Cai’er verdaderamente se sentían suaves, pero en este momento, ¿cómo podría Long Haochen tener el tiempo libre para darse cuenta de eso?

Besada por los labios de Long Haochen y sintiendo su respiración familiar, el cuerpo de Cai’er tembló ligeramente.

¡Una reacción! Long Haochen aflojó su respiración, muy cuidadosamente usando su energía espiritual para dejar que la píldora líquida se esparciera dentro del cuerpo de Cai’er.

Abrazándola estrechamente, Long Haochen dejo salir relucientes lagrimas desde sus ojos, y su cuerpo no pudo resistir temblar.

“Cai’er, ¿cuáles de tus sentidos has perdido esta vez?”

Más bien fue debido a esto a la Gran Píldora de Recuperación Espiritual, pero Cai’er parecía sentir las buenas intenciones de Long Haochen esta vez, y su dedo se movió ligeramente.

Rápidamente, un gran cambio apareció en la cara de Long Haochen.

“¿Sentido del olfato, sentido de la visión, sentidos auditivo y sentido del tacto?”

Fuera de los seis sentidos, ¿en realidad perdió cuatro?

Cai’er anteriormente le dijo a Long Haochen una simple explicación del funcionamiento de la Estufa Espiritual de Samsara. Mientras más formidable era el poder ofensivo que quería sacar, más grande el precio. El hecho que perdiera cuatro sentidos ya significaba que usó la Estufa Espiritual de Samsara cerca de su poder pico.

Si… Si el enemigo era solo un poco más fuerte, y si hubiera activado los últimos dos caminos de la Estufa Espiritual de Samsara, entonces ella podría muy posiblemente nunca recuperarse de eso.

Un mes sería necesario para recuperar la pérdida de un sentido, al menos tenía una estufa espiritual que la prevendría de perder uno de sus seis sentidos en cualquier momento. Habiendo lanzado la tercera activación de su estufa espiritual, necesitaba dos meses más para recuperar su segundo sentido, y estos números superpuestos.

Por la pérdida de tres sentidos, cuatro meses más serían necesarios. Significaba que solo recuperar su audición, su vista y su tacto, ¡necesitaría incluso siete meses! Y si continuaba usando la Estufa Espiritual de Samsara durante este periodo de tiempo, necesitaría ocho meses más solo para recuperar el ultimo sentido.

Si usaba la quinta activación de la Estufa Espiritual de Samsara, que es también la última, entonces todos sus seis sentidos serian perdidos para siempre, dejándola como un zombi en un respiro. Por supuesto, si llegaba a usar ese movimiento, el poder asesino saliendo seria solo como el del Vástago de Samsara confió para herir mortalmente al Emperador Dios Demonio de ese tiempo.

Y, además, obre los siguiente siete meses, los sentidos de Cai’er no regresarían uno después de otro, sino que tendría que esperar siete meses primero antes de recuperar todo de una vez. El formidable poder destructivo venía con la incomparablemente terrorífica reacción de la Estufa Espiritual de Samsara.

En el medio de su agudo dolor, Cai’er parecía inconsciente de cómo debería tratar de consolarlo, cuando repentinamente, levantó su cabeza para mirar lejos.

En la montaña opuesta, una horda de Grandes Desalmados estaba saliendo del otro lado de la montaña, montando Caballos Pesadillas del Diablo y dirigiéndose en su dirección.

De lo que parecía, eran un total de alrededor de treinta jinetes, aunque su fuerza era en el momento desconocida.

Long Haochen gentilmente puso a Cai’er a un lado, antes de lentamente pararse, mirando a Li Xin y Han Daosi, “Los dos, protejan la cueva. Déjenme todo lo demás a mí.”

Viendo la expresión de Long Haochen, Li Xin no podía evitar sino sentirse en blanco. Dentro de los dos Escuadrones Caza Demonios, era la única que conocía a Long Haochen más tiempo, pero aparte de su lado amable, nunca había visto otra expresión de tal intensidad.

El actual Long Haochen tenía los ojos muy rojos, y desde su cuerpo salía mordaz y fría intención asesina, con una esencia luz inestable siendo liberada de ella. Estos ojos agudos parecían estar actualmente llenos con sed de sangre y nada más.

Las heridas serias que Cai’er recibió de usar la Estufa Espiritual de Samsara causaron que Long Haochen completamente explotara. Necesitaba ventilar su furia, para usar la sangre de su enemigo para lavar esta ira estallando desde su corazón.

Li Xin y Han Daosi no dijeron nada, inmediatamente regresando a la entrada de la cueva para protegerla, y Long Haochen tomó la Armadura Espíritu Santo en su cuerpo.

En este preciso momento, Long Haochen tuvo un repentino sentimiento frío saliendo del Colgante de la Melodía Eterna en su pecho, como si calmara el dolor y la ira viniendo de él. En este preciso momento, Long Haochen se encontró con asombro que era como si los alrededores estuvieran llenos con alguna energía bizarra. Esta energía parecía extenderse en la Melodía Eterna, antes de desaparecer silenciosamente.

¿Qué es eso? Con sus sentidos siendo más agudos que el de las personas ordinarias, Long Haochen siguió la dirección de esta energía, encontrándose para su asombro que esta energía se originó de los fallecidos Grandes Desalmado al igual que sus monturas.

¡Energía de alma, esto es energía de alma!

El cerebro de Long Haochen llegó a este juicio casi inmediatamente. El Colgante de la Melodía Eterna estaba reponiendo a la Torre del Descanso Eterno usando el alma de los muertos.

Este conocimiento pareció fluir naturalmente desde el cerebro de Long Haochen. Cuando entraría en la Torre de la Eternidad otra vez, su futuro entrenamiento necesitaría una cantidad masiva de energía de alma para ser llevado. Aunque la Torre de la Eternidad estaba ya llena con energía masiva, si solo continuaba consumiéndola, tarde o temprano seria completamente agotada. Y como el dueño del Colgante de la Melodía Eterna, que en sí mismo es la entrada de la Torre de la Eternidad, era el único que coleccionó esta energía de alma. Como tal, cada cadáver que murió recientemente, independiente de su raza o a quién pertenecía, tendría su alma tomada por el Colgante de la Melodía Eterna.

Como el Vástago de la Luz, Long Haochen se sentía indispuesto de tener que soportar este tipo de sentimiento. Pero no tenía otra opción, debido a que la Melodía Eterna ya era una parte tan completa de él que era incapaz de deshacerse de ella. Además, esto era algo que no podía revelar precipitadamente a otros. Solo a su padre o su maestro que podría posiblemente revelar este secreto.

Después de pensar de esta solución, Long Haochen no pudo evitar fruncir sus cejas. En ese momento, no le daría algo más de pensamiento, y rápidamente removió la parte superior de su armadora, Long Haochen desgarró una parte de su atuendo marcial, enganchando la espalda de Cai’er a la suya propia, antes de ponerse su Armadura Espíritu Santo que podía cambiar de forma de acuerdo a su propietario. Eso era decir, que Cai’er ahora estaba completamente conectada con su propio cuerpo.

Long Haochen sabía que la actual Cai’er no era capaz de escucharlo, así que puso los brazos de Cai’er alrededor de su cuello, antes de usar una pieza de ropa para asegurar su agarre. Luego, escribió las siguientes palabras en su palma, “Comenzando desde ahora, hasta que te recuperes, nunca dejaras mi lado y te llevaré junto conmigo en la batalla. No quiero abandonarte ni me separaré de ti.”

La frente de Cai’er se inclinó contra el cuello de Long Haochen, mientras dos claras lagrimas lentamente cayeron.

Hoy era la primera vez que ella usó la Estufa Espiritual de Samsara a tal medida. Después de liberarla por tercera vez, asesinando al Lord Desalmado, era como si regresara a la aterradora caverna donde fue puesta durante el más terrible periodo de su vida.

Casi siendo rota por la impotencia y la soledad, además de añadir el estado débil de su cuerpo, Cai’er parecía estar sintiendo que la muerte había venido a ella. La única cosa que causó que mantuviera la esperanza era su deseo de que Long Haochen regresaría vivo.

Regresando, hizo que nuevamente terminara. En este desolado lugar, Cai’er se sentía impotente. No había voz, ni tacto, ni vista, ni olor, y en medio del dolor, él regresó.

Cuando este olor familiar apareció en la percepción de Cai’er, inmediatamente tembló al darse cuenta. La esperanza que tenía profundamente dentro se volvió en un infierno, a punto de estallar de ella.

Cuando Long Haochen besó sus labios, dándole la Gran Píldora de Recuperación Espiritual, el sentimiento que recibió de la calidez de esta píldora junto con la respiración familiar de Long Haochen le trajo, la pusieron de regreso a sus memorias de aquellos días cuando fue forzada a cultivar la Estufa Espiritual de Samsara.

Y en este preciso momento, justo después de que sintiera aquellas palabras que Long Haochen había escrito en su palma, aquellos sentimientos finalmente desaparecieron del corazón de Cai’er, remplazados por un sentimiento extraordinario de felicidad.

Soy tan tonta. Mientras lo tenga, incluso si el mundo entero me abandona, todavía no estoy solo nunca más.

Hay una sola razón que podría llevar a una mujer a estar dispuesta a pagar desinteresadamente cualquier precio por un hombre, y esa razón es el amor.

Sintiendo a Cai’er presionada contra su espalda, sus piernas rodearon su pecho, Long Haochen sintió que su dolor se aligeró del sentimiento suave que tuvo. Sin embargo, cuando levantó su cabeza, mirando a la Caballería de Desalmados rápidamente aproximándose, este sentimiento de necesitar ventilar su furia apareció una vez más contra su corazón.

Son estos bastardos, son ellos. Son estos demonios que causaron que mi Cai’er necesite siete meses más antes de recuperar su estado normal.

En el medio de un silbido, Lluvia Azul, Hibisco de Luz apareció en la mano de Long Haochen, y con un flash de luz, la Espada Espíritu Santo apareció en su mano izquierda. Su cuerpo centelleó, aterrizando en la espalda de Hao Yue, y la Hada Elemental Yating permaneció leal hasta el final, todavía liberando un Halo de Reunión Espiritual para ayudarlo a recuperar su energía espiritual.

Capaz de recuperar veinte unidades de su energía espiritual por segundo, Long Haochen ya había recuperado cerca de la mitad de su energía espiritual sobre este corto periodo de tiempo.

Los enemigos estaban acercándose más y más, y dentro de la cueva, Li Xin abrió mucho sus ojos, mirando a Lin Xin.

“¿Eres nada más que una mierda? ¿No me digas que no puedes incluso poner en uso una simple Técnica de Bola de Fuego? ¿Sabes cuánta de su fuerza de vida Yi Jun agotó para confinar a ese Comandante Desalmado? Si no fuera por la pronta llegada de Haochen, todos habríamos muerto aquí hoy. ¿Realmente eres un mago del quinto paso? Claramente no eres adecuado para ser llamado un Cazador de Demonios.”

No era sorprendente que Li Xin estuviera tan furiosa. Claramente vio la anterior situación dentro de la caverna, y estaba en su camino para regresar tan rápido como sea posible. Pero en el último instante, Lin Xin solo liberó un Anillo Resistente de Fuego, enfureciendo completamente a esa resuelta y recta Caballero Vengador.

Mientras que todos los demás estaban apostando y yendo con todo, Lin Xin fue el único que no lanzó algún ataque en absoluto. Considerando su nivel de cultivación, si hubiera lanzado un poderoso hechizo de magia de fuego en ese momento, quizás habría herido a ese Comandante Desalmado seriamente.

La cara de Lin Xin estaba algo blanca, escuchando el discurso indignante de Li Xin sin decir una palabra.

“¡¿Por qué no respondes?! ¿Eres un hombre o no? Con semejante poderoso poder de control, y como un mago del quinto paso, ¿por qué no puedes liberar un solo hechizo ofensivo? Realmente estoy lamentando que no detuve a Long Haochen en ese momento.”

“Suficiente, Li Xin.” Han Yu se levantó ante él con dificultad, y Wang Yuanyuan, Sima Xian al igual que Chen Ying’er se juntaron a su lado.

“Li Xin, deberías saber que Lin Xin es un alquimista. ¿Por qué piensas que logramos resistir mucho más que Dian Yan, resistiendo por tanto tiempo? Fue debido a que tomamos las píldoras que Lin Xin nos ofreció. Lin Xin no puede atacar, pero si no fuera por él, no habríamos durado lo suficiente para que Haochen consiguiera regresar. Lin Xin es una parte importante de nuestro Escuadrón Caza Demonios de grado general. Su inversión es clara para todos nosotros, y es una parte de nuestro equipo que no puede separarse. Todos tienen su propia debilidad, ¿así que por qué no debería ser lo mismo para él?

Li Xin furiosamente replicó, “Si, todos tienen debilidades, pero el ataque es el deber de un mago. Como un mago elemental de fuego extremadamente destructivo, ¿cómo podría ser incapaz de lanzar una sola bola de fuego, por qué es así? Solo espero para que me dé una explicación clara de eso. Si un día, Haochen no puede resistir los ataques de un enemigo y finalmente tiene que confiar en sus ataques para disponer del enemigo, ¿qué sucederá? ¿Por qué tiene que ser tan fuerte si no es capaz de incrementar su fuerza a tal medida? No deseo que mi pequeño hermano se rinda de toda esperanza al verlo.”

“Bien, te lo diré.” Lin Xin gritó en respuesta.

Tomando un rápido paso hacia adelante, llego al lado de Han Yu. Su cuerpo estaba temblando violentamente, y originalmente cara pálida se volvió totalmente enrojecida.

“Soy un mago que no puede atacar, uno que no puedo hacerlo en absoluto. Estas completamente en lo cierto, mi situación es completamente diferente de la de Sima. Es incapaz de aprender magia de curación, pero no es como si no fuera capaz de aprenderla. Mientras estuviera dispuesto, podría aprender a usar magia elemental de fuego sin límites, pero no la aprendí. No podría atreverme a aprenderla.”

Llegando a una pausa, Lin Xin ya estaba mojado en lágrimas.

“En aquellos tiempos, mi madre era incluso un genio más grande del Templo del Mago que yo. En el momento que tenía treinta, ya rompió a través del sexto paso al séptimo, aclamada como la más grande genio de su generación. Mi padre era un experto usando magia ofensiva, y gastó su vida entra estudiando el más poderosos hechizo de fuego, pero un día, hizo un error. Su error causó que su propio cuerpo ardiera con un fuego masivo, y en ese momento, mi madre me llevó a verlo. Y para protegerme, madre usó su propio cuerpo para bloquear esa terrorífica fuerza de explosión, encontrándose con una violenta muerte junto con mi padre. Aunque tenía solo cinco años en ese momento, nunca seré capaz de olvidar esa terrible explosión de fuego. Si no fuera por la magia ofensiva, ¿cómo habría perdido a mi madre? Si no fuera por la magia ofensiva, todavía tendría una familia bendecida.

No puedo aprender magia ofensiva, y nunca daré un paso para cruzarla en mi vida. No deseo ver a mis compañeros o parientes muertos por mis propias manos, debido a mi magia. Desde ese día en adelante, no importa cuánto mi abuelo trató de forzarme, nunca estuve de acuerdo en aprender cualquier magia ofensiva, hasta ahora. Pero no soy una mierda, estoy usando todo lo que puedo para ayudar a mi equipo. Si un día, esta situación realmente se eleva, entonces definitivamente seré el primero de todos en morir, ¡y usaré mi cuerpo para probar todo lo que dije!”

Hecho con sus palabras, Lin Xin estaba silenciosamente llorando, y Han Yu dejó salir un suspiro, ligeramente palmeando su hombro, diciéndole a Li Xin, “Puedo comprender tu estado de mente, ¿pero realmente tienes que dejar que sus cicatrices salgan de su corazón? Si no fuera por alguna extraordinaria razón de este tipo, ¿por qué sería incapaz de aprender hechizos ofensivos? No fue debido a que nos preocupamos sobre estos asuntos que nunca le preguntamos hasta ahora, sino debido a que escogimos confiar en nuestros compañeros. Lin Xin siempre permanecerá como una parte de nuestro Escuadrón Caza Demonios.”

 

Anuncios