Las viviendas estaban tranquilas; solo había ocasionales sonidos de ráfagas de fuego y algo otro tipo de sonidos tranquilos, viniendo de la fabricación de píldoras de Lin Xin. Los otros estaban inmersos en un estado de calma de meditación.

En esta Ciudad Exorcista, las armadas de demonios podían aparecer en cualquier momento, así que todos entendían la importancia de elevar su propia fuerza. La presión era en este caso una fuerza, elevando las capacidades ocultas de uno. Era precisamente bajo este tipo de presión que todo el Escuadrón Caza Demonios #1 estaba lentamente progresando. Pero lo que Long Haochen no esperó era que el efecto secundario de las Píldoras de Explosión Espiritual solo durara seis horas más. El sentimiento débil estaba gradualmente disipándose, pero no tomó 20 horas como Lin Xin dijo. Esto debería tener que relacionado con su particular físico.

Este momento de calma durante la cultivación duró continuamente hasta la tarde. Después de comer una rica comida similar, y después de que todos regresaran a cultivar por al menos una hora, la puerta fue tocada, e inmediatamente, el ruido se asoció con una orden militar adjunta a la llamada del ejercito del Paso de la Montaña Exorcista.

Un momento más tarde, Long Haochen llevó a sus compañeros del 1er Escuadrón Caza Demonios y pasó a ver a los nueve otros recién formados Escuadrones Caza Demonios.

¿Qué estaban planeando hacer al llamar a todos estos recién formados Escuadrones Caza Demonios? Long Haochen no era el único lleno de incomprensión, sino que todos los sesenta jóvenes potencias de los Seis Grandes Templos tenían un pensamiento similar. Después de todo, no había sido algo más de un día después de que se integraron a un batallón de infantería; ¿podría ser que ya habría un cambio?

En realidad, realmente había un cambio. Y este cambio ocurrió debido a dos hechos: era primer que todo con respecto a los logros que tuvieron durante la batalla del día anterior. Estos recién formados Escuadrones Caza Demonios nunca había puesto un pie en el Paso de la Montaña Exorcista antes, y eran esta vez completos principiantes. En consecuencia, el comandante en jefe Sheng Lingxin no tenía una buena idea de cómo sería lo más apropiado para asignarlos. Como resultado, fue decidido que entrenarían y entrenarían en la posición más dura de los soldados de infantería para pulirlos.

Pero los resultados fueron más allá de las expectativas del Paso de la Montaña Exorcista; en el día de ayer, cuando los diez recién formados Escuadrones Caza Demonios fueron desplegados para defender la ciudad, ellos revelaron una fuerza de pelea que superaba por lejos a lo anteriormente estimado por el comandante en jefe: las pérdidas de estos batallones de infantería estaban por debajo de una quinta parte comparada a momentos normales, aunque cada batallón solo tenía seis personas más.

No era de extrañar que el comandante en jefe estaba tan asombrado por estos resultados: estos miembros de los recién formados Escuadrones Caza Demonios eran los más fuertes de los pasados cien años. Dejando todo a un lado, si fuera en el pasado, Yang Wenzhao, Long Haochen, Cai’er, Duan Yi y Huang Yi podrían todos ser considerados tener la fuerza de los absolutos campeones de la competencia. Y esta vez, ¡el Templo del Caballero había producido a cinco caballeros del quinto paso!

Y la otra razón era Long Haochen. Aunque la situación real perteneciente a Sheng Lingxin estaba siendo ocultada, los logros de Long Haochen en el campo de batalla habían sido vistos por todo el Regimiento de Caballeros Ángeles Brillantes al igual que por los Asesinos de la Noche Oscura. Y ahora que el líder temporal del Regimiento de los Caballeros Ángeles Brillantes remplazó a Sheng Lingxin en liderar los asuntos militares como el general del Paso de la Montaña Exorcista, quería que Long Haochen o mejor todo el equipo de Long Haochen sea transferido al lado del Regimiento de los Caballeros Ángeles Brillantes.

La noche anterior, si no fuera por los Ojos de la Verdad de Hao Yue, quizás incluso ni la mitad del Regimiento de los Caballeros Ángeles Brillantes habría regresado. En la armada, no era la fuerza individual de uno que era pagaba la mayor atención, sino las habilidades de uno para proveer asistencia a todo el ejército. Incluso si uno asesinara a muchos enemigos por sí mismo, si todos sus compañeros mueren al final, no sería considerado un asombroso soldado.

La última noche, Sheng Lingxin sacó la Estufa Espiritual de Regreso a la Infancia para usarla con la resolución de morir, aniquilando un gran número de enemigos antes de ser llevado lejos por Long Haochen, que salvó la vida de Sheng Lingxin de la ira de los tres grandes dioses demonios.

En ese momento, todo lo que ocurrió fue demasiado rápido. Después de regresar, los oficiales de alto rango no dijeron mucho debido a la presencia de Sheng Yue, pero más tarde, discutieron entre ellos y determinaron que Long Haochen podría decirse que rindió dos grandes méritos.

Long Haochen era el campeón de la competencia individual para formar los Escuadrones Caza Demonios, así que podría naturalmente ser considerado el representante de los formados Escuadrones Caza Demonios de este año. Su excepcional desempeño que los llevó a dar incluso más importancia a todos los Escuadrones Caza Demonios.

Teniendo a estas elites permaneciendo en batallones de infantería era solo un gasto de talento. Por tanto, un cambio fue emitido; era darles una nueva misión.

Como el capitán del 1er Escuadrón Caza Demonios, tan pronto como Long Haochen llegó, la mirada de los otros naturalmente cayó en él.

“Hola Hermano Mayor Yang.” Long Haochen tomó la iniciativa de saludar a Yang Wenzhao. Aunque estos dos tenían una relación de fieros rivales, esta competencia entre estos dos más talentosos del Templo del Caballero podría ser llamada una rivalidad positiva.

Yang Wenzhao reveló una ligera sonrisa y preguntó, “Joven Hermano Long, ¿cómo está la cosecha que tuviste ayer?”

Naturalmente, estaba preguntado por los puntos de contribución. Con una risa, Long Haochen replicó, “Bastante buena.”

Habiendo dicho eso, saludo a los capitanes de los otros Escuadrones Caza Demonios. Entre los recién formados Escuadrones Caza Demonios los únicos que estaban calificados para competir por la primera posición de la competencia de equipos con él eran solo el 2do, el 3ro y el 4to escuadrón. Los otros seis Escuadrones Caza Demonios también eran asombrosos, pero había un amplio margen entre ellos y los últimos cuatro.

El comportamiento del alto Duan Yi podría ser llamado serio, diciendo nada más después de regresarle el saludo a Long Haochen. El capitán del 4to Escuadrón Caza Demonios era ese sacerdote del quinto paso. No era familiar con Haochen, ¡pero Li Xin lo era! Ella inmediatamente fue al lado de Long Haochen, hablando con él sobre el curso de la batalla de ayer.

Era claro que, en la batalla del día anterior, el escuadrón de Long Haochen no fue el único que había mostrado un buen desempeño. El 2do, el 3er y el 4to recién formados Escuadrones Caza Demonios también mostraron fuerza asombrosa, su poder asesino incluso excedía al de Long Haochen. Después de todo, el mago y el invocador en el grupo de Long Haochen eran totales inadaptados, así que con respecto al poder matando, no eran probablemente los más fuertes entre los recién formados Escuadrones Caza Demonios.

En este momento, los diez líderes de los escuadrones llegaron juntos. Los miembros de los Escuadrones Caza Demonios inmediatamente comenzaron a calmarse, cada uno de ellos regresaron a sus respectivos grupos.

EL único que siguió a Long Haochen en la batalla de la noche anterior, que no sabía su nombre, dio un paso adelante al lado de Gao Yingjie, llegando en frente de los diez Escuadrones Caza Demonios.

“Hola a todos, soy Gu Jin, un general subordinado al comandante Sheng.

Primero de todo, al excepcional desempeño de todos en la defensa de la ciudad ayer, el Paso de la Montaña Exorcista le gustaría expresar su más grande gratitud. Los oficiales y soldados del Paso de la Montaña Exorcista siempre recordaran todo lo que hicieron por nosotros.”

Escuchando las palabras de este general Gu Jin, los jóvenes revelaron algo de emoción en sus caras. Para estas jóvenes elites por debajo de los 25 años, obtener la aprobación del ejercito era de gran importancia. Esto estaba directamente relacionado a la evaluación de su actuación, al igual que la última recompensa de puntos de contribución que cada equipo podía conseguir al final.

Para los Escuadrones Caza Demonios, los puntos de contribución eran en verdad de máxima importancia. Teniendo suficiente de ellos significaba que uno podría aprender incluso técnicas secretas más poderosas o intercambiarlos por asombrosos equipos. Naturalmente, también significaba que serían capaces de tomar más y mejores recompensas de misiones, incesantemente compartiéndolas entre ellos.

Gu Jin declaró, “Hemos estado contando por su gran fuerza individual y sus logros sobresalientes, y por esta razón, el Paso de la Montaña Exorcista decidió expedir misiones para cada uno de ustedes.”

Mientras decía esto, un soldado sacó un mapa militar desde su espalda.

El cielo estaba volviéndose más tenue comparado a la noche anterior. El ataque de los demonios se había debilitado mucho: fundamentalmente, ningún otro formidable demonio fue despachado para participar en la ofensiva, y solo los cañones estaban corriendo hacia adelante. Aunque ellos podían infligir algo de daño a la Cordillera Exorcista, estaban lejos de ser una amenaza a su actual estado.

Bajo la cubierta de la noche oscura, la puerta del Fuerte Defensivo de la Montaña Exorcista había sido ligeramente abierta, e inmediatamente después, una silueta apareció después de otra avanzando sigilosamente, ágilmente escapando y dejando la ciudad, cubiertos por la oscura noche. No eran muchos; todos juntos, todavía eran menos de cien. Entonces, la puerta de la ciudad fue cerrada una vez más, como si nada pasó.

Naturalmente, estos eran los diez recién formados Escuadrones Caza Demonios que habían recibidos la misión de venir desde el Paso de la Montaña Exorcista. Estas jóvenes elites de los Seis Grande Templos formaron este pequeño grupo, con Long Haochen, capitán del 1er Escuadrón Caza Demonios, como el líder del equipo y Yang Wenzhao al igual Duan Yi como sub-lideres. Ellos estaban a cargo de comandar a los otros.

La actual misión no era compleja en absoluto, para atacar a los suministros de reposición de los demonios. De acuerdo al mensaje de un explorador, un grupo de transporte enviaría suministros a el ejercito de los demonios en el siguiente día, en el amanecer. Su misión era precisamente deshacerse de estos suministros destruyéndolos en el sitio.

Fuera del Paso de la Montaña Exorcista, considerando el terreno y el relieve, formado principalmente de colinas, no era difícil ocultar un semejantemente pequeño grupo de sesenta y una personas en absoluto. Y precisamente debido a que el relieve era excesivamente formado de espacios abiertos, era imposible para la armada de demonios completamente bloquear su camino de regreso. Después de todo, la Ciudad Exorcista raramente despacharía tropas para atacar el equipo logístico de los demonios y, en consecuencia, esta vez ellos no estarían preparados.

Haciendo uso de la oscuridad de la noche, los sesenta y uno avanzaron sin hacer ruido al lado de la Ciudad Exorcista. Ellos descendieron a lo largo hasta alcanzar su fondo antes de dirigirse al norte, hacia el cuartel de los demonios que podían verlo desde lejos.

Todos se cambiaron en ropas negras, y estaban llevando una ropa sencilla desde la parte superior a la inferior. E incluso los magos no eran tan lentos, debido a la asistencia de la Técnica Flotante. Los invocadores y los sacerdotes también obtuvieron la asistencia de Flotación de los magos

Después de una media hora, ya estaban a 10 kilómetros de distancia de la armada de los demonios. Sobre los siguiente cinco kilómetros, los sacerdotes usaron ininterrumpidamente Ojos de la Verdad para explorar los alrededores, así como para asegurarse que no fueran descubiertos por demonios cercanos. Los caballeros invocaron sus respectivas monturas, y los invocadores llamaron a bestias mágicas y los 61 hombres avanzaron a toda velocidad, dirigiéndose a la retaguardia del lado de los cuarteles de los demonios.

Long Haochen y su 1er Escuadrón Caza Demonios estaban en el frente; Long Haochen, Cai’er, Chen Ying’er y Lin Xin estaban todos sentados en la espalda de Hao Yue; después de todo, nada se podía hacer sobre el hecho que Chen Ying’er era incapaz de invocar, sin tener modo de llamar una montura capaz. Sin embargo, Hao Yue tenía una altura de cuatro metros así que con cuatro personas no se sentiría lleno en esta situación.

Anuncios