El color verde era para el viento, el color rojo para el fuego y el color dorado para la luz. En estos tres escudos elementales, había adicionalmente el atributo santo viniendo de [Bendición Angelical].

Long Hao Chen sostuvo sus dos espadas ante él mientras su figura instantáneamente se congeló, era [Obstrucción Divina].

Wang Yuanyuan actualmente era extremadamente rápido, y Hao Yue absolutamente no tenía modo de esquivar su ataque. Pero Long Hao Chen todavía escogió enfrentarse de frente, porque quería tratar de probar el poder ofensivo de este Gigante Escudo Divino del Alma que había alcanzado semejante nivel.

Boom-” “Boom-” “Boom-” “Dang-“

Estos cuatro sonidos sucesivos de explosión sacudieron a toda la audiencia.

Inexplicablemente, estos tres escudos elementales podían solo parar a este Gigante Escudo Divino del Alma por poco, antes de destrozarse en pedazos. En el momento final, ferozmente golpeó las dos espadas intersectadas en la parte superior de la cabeza de Long Hao Chen.

Todo el cuerpo de Long Hao Chen fue completamente sacudido por el impacto, mientras un resplandor dorado cubrió su cuerpo, era [Brillo de Venganza]. Abajo de él, Hao Yue tomó unos pasos hacia atrás, dejando profundas huellas.

La espada pesada de hierro fue completamente partida, y aunque la Espada de Fuego no se rompió, de la flexión, mirando a su estado actual, parecía que no sería muy efectiva más.

Las manos de Long Hao Chen se volvieron una especie de mancha. Su sangre estaba rodando una y otra vez, mientras evitaba ser herido. Se podría decir que incluso con su perfecta coordinación con Hao Yue, este golpe fue extremadamente duro de bloquear.

¡Tan poderoso! ¡Con semejante poder, debería exceder los 500 kg!

Cuando colisionó con este golpe, Long Hao Chen estaba indudablemente en desventaja. Sin embargo, esta desventaja llegó con una compensación. Mediante esta colisión del tipo más directo posible, comenzó a ganar algo de entendimiento con respecto al Gigante Escudo Divino del Alma de Wang Yuanyuan.

Primero, estas vibraciones llegaron de una habilidad suplementaria viniendo junto con el Gigante Escudo Divino del Alma. Sin esta habilidad, no habría sido fácil para el escudo romper a través de estos escudos elementales. Segundo, la característica más grande de este escudo era su poder. Si fuera solo comparado a su energía espiritual externa con la de Wang Yuanyuan, sería el ganador sin la más mínima duda. Esto únicamente era cuan fuerte era esta arma de ella.

Sin embargo, de su apariencia, no era un paseo en el parque para Wang Yuanyuan manejar este escudo tampoco. En el instante que ellos chocaron, su cara claramente estaba algo enrojecida. Y después, cuando ese enorme escudo repelió a Long Hao Chen hacia atrás, directamente aplastó contra el suelo, y sin dejar algún rastro en él, el poder que ella había ejercido estaba lejos de ser algo tan ligero como anteriormente, cuando solo se movió y atacó mecánicamente. Claramente, con su actual nivel de cultivación manejar el usó de este escudo no sería algo fácil.

En este momento, el dominio de un caballero claramente apareció. Los brazos de Long Hao Chen ambas se entumecieron, y sus armas fueron dañadas, ero Hao Yue no estaba herido en lo más mínimo. Y cuando Long Hao Chen usó [Obstrucción Divina] para bloquear a este Gigante Escudo Divino del Alma, el cuerpo de Hao Yue todavía estaba de pie firmemente, reforzando a Long Hao Chen al disipar una parte del poder del ataque de ella.

Obligado a elaborar unos pasos hacia atrás, Hao Yue aprovechó el hecho de que Wang Yuanyuan justamente había lanzado un ataque con su escudo, y con un movimiento de su cuerpo, inmediatamente llegó al lado de Wang Yuanyuan. Mientras su robusta cola se balanceó, apuntando directamente a las piernas de Wang Yuanyuan, simultáneamente lanzó una gran cantidad de [Bolas de Fuego] y [Cuchillas de Viento] directo a Wang Yuanyuan.

En particular, apuntó a sus dos manos que sostenían el escudo. Pequeña Luz inmediatamente después lanzó un encantamiento, era la técnica de reabastecimiento espiritual [Mundo Radiante] que liberó otra vez, reponiendo la energía espiritual de Long Hao Chen.

El consumo de Wang Yuanyuan no era poco. No era la primera vez que usaba este Gigante Escudo Divino del Alma, pero lo que olvido era que, en el pasado, cuando ella lo usó, su energía espiritual fue mucho más abundante desde el comienzo. Y después de sus repetidos enfrentamientos con Long Hao Chen, su consumo ya era enorme. Después de solo confiar en este Gigante Escudo Divino del Alma para lanzar este ataque previo, descubrió que no le había quedado suficiente energía espiritual en su actual estado para sostener un completo control del Gigante Escudo Divino del Alma. Y cuando enfrentó los ataques extremadamente rápidos de Hao Yue, fue al extremo de que ya estaba aturdida.

Sosteniendo horizontalmente este Gigante Escudo Divino del Alma, Wang Yuanyuan trató de ocultarse detrás de su escudo, y como esperaba, ante el poder este Gigante Escudo Divino del Alma, estos hechizos ordinarios fueron absolutamente repelidos.

Ella de hecho logró hacerlo. Los poderosos hechizos mágicos de Pequeña Flama y Pequeño Verde fueron todos borrados por estas vibraciones de alta frecuencia del Gigante Escudo Divino del Alma. Sin embargo, Hao Yue era extremadamente astuto; estos hechizos fueron solo lanzados por el bien de distraer a Wang Yuanyuan. A continuación, su larga cola fue enrollada alrededor de la pierna de Wang Yuanyuan, repentinamente empujándola hacia atrás.

Aunque Wang Yuanyuan estaba bajo los efectos amplificadores de su Gigante Escudo Divino del Alma, Hao Yue no era débil de ningún modo en términos de fuerza. Más importante, usó su poder completo para arrastrarla, quién estaba, en comparación, en un estado extremadamente de pánico.

El cuerpo blando de Wang Yuanyuan fue entrenado extremadamente bien: incluso con este tirón volteó hacia atrás con un movimiento de separación extremadamente flexible, ella todavía quería arrastrar su escudo y usarlo para golpear la cola de Hao Yue. Sin embargo, Long Hao Chen no le dio esa oportunidad.

En el mismo momento que Hao Yue lanzó su movimiento, Long Hao Chen había recibido los efectos de la habilidad de Pequeña Luz, [Mundo Radiante], y mientras su energía espiritual estaba siendo restaurada a una velocidad asombrosa, el entumecimiento en sus brazos también desapareció gradualmente. Pequeña Flama y Pequeño Verde había liberado esta magia no solo para ocultar el ataque con su cola, sino también para ocultar la alta figura de Long Hao Chen.

PAM-

Long Hao Chen apareció detrás de Wang Yuanyuan, y mientras una pequeña cuchilla se quedó en su cuello, solo sintió como si la escena se hubiera vuelto oscura, e inmediatamente se desmayó. Naturalmente, no tenía manera de tirar de este Gigante Escudo Divino del Alma junto con ella.

Sosteniendo a Wang Yuanyuan que se había desmayado, Long Hao Chen todavía sentía algo de miedo persistente hacia este gran escudo ante él. Sabía que, si Wang Yuanyuan liberará más del poder de este escudo, el único que habría perdido quizás habría sido él. Después de todo, posiblemente no dejaría la vida Hao Yue en una lucha contra este escudo.

Sin embargo, al final, un elemento inanimado sigue siendo un elemento inanimado. Incluso aunque este Gigante Escudo Divino del Alma actualmente estaba cerca del nivel del equipamiento de Nivel Legendario, necesitaba a alguien para empuñarlo. Y por estas razones, la asistencia de Hao Yue que trajo a Long Hao Chen era más grande.

Las ventajas de su contrato de iguales, además a su contrato de sangre, parecía incluso más claro aquí. La conexión entre sus mentes era mucho más grande, y cada uno de ellos podía sentir todo, incluso un solo pensamiento, viniendo de la otra parte. Esto les trajo a ellos una extrema ventaja con respecto a su coordinación y combinación en medio de las peleas.

Aunque había vencido a Wang Yuanyuan, Long Hao Chen no se veía tan bien. En este partido, todo el equipamiento que poseía había sido completamente destruido. No había una sola pieza que quedara. Seguramente, en la etapa más alta de la competición, otros artículos en el nivel de este Gigante Escudo Divino del Alma iban a aparecer; este era el nivel de las formidables piezas de equipamiento que Long Hao Chen iba a confrontar durante sus peleas venideras. Sin embargo, ¡no tenía algo de dinero! ¿Cómo posiblemente podía comprar equipamiento? Después de entrar en el top 16 de la competición, con tal desventaja con respecto a su equipamiento, ¿cómo podía confrontar a los otros competidores?

A Hao Yue le había crecido una tercera cabeza, y Long Hao Chen había roto a través del quinto paso. Esto le dio bastante confianza para apuntar al top tres.

“Vencedor, Long Hao Chen.”

Long Hao Chen aplicó un [Manto Santo] que iluminó el cuerpo de Wang Yuanyuan. No la había atacado demasiado seriamente, así que después de un corto descanso, Wang Yuanyuan ya había regresado a sus sentidos.

Saltando, miró a Long Hao Chen, siendo aparentemente poco convencida, y con un resoplido, dijo: “¡Si yo hubiera usado mi Gigante Escudo Divino del Alma desde el comienzo, no habrías sido un partido para mí!” Al decir esto, recuperó las tres gemas de su escudo.

Long Hao Chen asintió con una mirada de entendimiento, “Estas en lo cierto, sin embargo, victoria y derrota no son algo que pueda ser predicho. Mirándote, parece que no puedes completamente controlar a este escudo. Solo tiene un consumo demasiado grande para ti. Mientras puedo durar algo de tiempo, todavía sería muy difícil para ti ganar.”

Como Wang Yuanyuan sabía que estaba enteramente en lo cierto, asintió de regreso, y dijo, “Estas en lo cierto. Pero solo espera, ¡definitivamente entrare en el top 16 junto contigo!”

Mientras hablaba, esta intrépida dama se apoyó a sí misma con la ayuda de su gran escudo, mientras se dirigía de regreso a la sala, directamente mirando al mago adentro.

La actual cara de Huang Yi era una vista bastante fea. Su último oponente era precisamente Wang Yuanyuan, y el ganador sería el segundo clasificado de este grupo. Aunque el tercer lugar también tenía la posibilidad de estar en la competencia, ¡¿quién estaría bien con dejar su destino bajo el control de alguien más?! La anterior exhibición de poder de Wang Yuanyuan era una prueba de que no estaba dispuesta. Huang Yi, lleno de dolor e indignación, pensó ¡¿No puedes ser menos feroz?! El hecho de que una pieza de equipamiento en el Nivel Glorioso saliera había hecho que el resto más complicado para él. ¿Puedo realmente hacerlo? El poder de este gran escudo era suficiente para cancelar la ventaja y dominio de su estufa espiritual le traía. Después de todo, su Hada Elemental de Tierra todavía estaba en su primera evolución.

Al final de esta pelea, Long Hao Chen ya estaba oficialmente calificado. Y termino en primer lugar de su grupo, tomando la ventaja sobre los demás, mientras que entraba en el top 16.

Después de enviar a Hao Yue de regreso a la habitación de su hotel, Long Hao Chen dejó el estadio, completamente deprimido. No tengo alguna arma más, ¿qué puedo hacer acerca de esto ahora?

Sin embargo, esta preocupación rápidamente desapareció de su corazón.

“Cai’er, hoy, ¡una vez más has llegado primero!” Long Hao Chen se la encontró con una cara sonriente: todo el tiempo que la veía, inmediatamente olvidaba lo demás. Aunque Cai’er siempre estaba llevando su velo desde esa vez[1], y no le dejó ver su apariencia de nuevo, Long Hao Chen nunca planteó la pregunta para dejarle verla una vez más después de eso.

Tomando pasos rápidos y llegando al lado de Cai’er, Long Hao Chen tomó su pequeña mano muy naturalmente.

Escuchando su voz, la mirada de Cai’er, particularmente la forma de sus se cejas, se convirtieron inmediatamente y claramente suaves, mientras decía tranquilamente, “¿El partido de hoy ha ido sin problemas una vez más?”

Long Hao Chen gentilmente se rió, y replicó, “Estuvo bien, ¡pero el oponente que enfrente hoy era muy poderoso!

“Era una guerrera. Su escudo fue extremadamente difícil de tratar. Lo usó como un arma ofensiva, e incluso podía usar algunas gemas para incrementar su poder, y dijo que era alguna reliquia familiar llamada Gigante Escudo Divino del Alma.” Esta previa pelea le trajo mucha experiencia a Long Hao Chen, así que era algo emocionante que habló con ella sobre cómo llevó a cabo la lucha contra Wang Yuanyuan. Pero no planteó el tema del daño de sus armas. Era por la sola razón de que no quería hacerla preocuparse por él.

“Mientras ganes, está bien. Entonces ya eres el primer clasificado de tu grupo.” Cai’er dijo con una sonrisa.

Long Hao Chen asintió, y dijo, “¡Eso es cierto! No sé qué tipo de oponente enfrentaré en la competición eliminatoria. Cierto, nosotros nos conocemos por largo tiempo ya, pero excepto de llevarte a tu casa, no he hecho casi nada más contigo, ¿qué tal…”

En ese punto, hizo una pausa y detuvo la mano de Cai’er, mientras se inclinaba lo suficiente a Cai’er para ver su expresión facial. Si Cai’er estuviera apresurada para regresar a casa, no le preguntaría acerca de invitarla a comer.

Sin embargo, Cai’er lo malentendió. Con un sonido zumbante suave, su rostro, todavía cubierto con un velo, se tiño profundamente de rojo, ¡mientras los latidos de su corazón repentinamente se elevaron! Incluso en su capacidad como un asesino, nunca había sentido un pánico como justo ahora.

Si, ellos eran jóvenes, pero con respecto a materias entre hombres y mujeres, las chicas tienden a ser bastantes más precoces que los chicos.


 

[1] Habla del cap. cuando le dio la paliza a Yang Wenzhao y luego cuando fue en busca de Long Hao Chen se le cayó el velo a Cai’er.